domingo, 22 de septiembre de 2013

promos geniales (2) y el día de las series

El 22 de septiembre de 2004 comenzó a emitirse una de mis series favoritas: "Perdidos". El 22 de septiembre de 1999 comenzó a emitirse "El Ala Oeste de la Casa Blanca". 

Me he pasado todo el verano escuchando cómo en muchos programas descubrían ahora las series como uno de los contenidos estrella para "rellenar". Digo para rellenar, porque hablaban de las series en muchas ocasiones (salvo honrosas excepciones) como "esa cosa friki pero que tiene muchos adeptos". Y desde el desconocimiento del presentador, y desde el "nos queremos acercar a una realidad nueva", pero en plan "objeto de frikismo colectivo". 

Señores, bajen al mundo real. No quiero escuchar "qué serie te gusta más" y que la gente mande mensajitos; quiero que el presentador opine, se moje, le dé igual o le importe tres pitos que haya visto yo o no la serie, porque si me sabe contar el contenido, ya me está divirtiendo lo que me cuenta por la radio. No me sean mojigatos, señores presentadores de los programas, menos hablar de series como si fueran extraterrestres, y digan qué les ha parecido la que se han visto, comenten con el colaborador de turno si es más de True Blood o de Crónicas Vampíricas, o si ambas les parecen una mierda... 

Flipo mogollón cuando en los programas se pasan horas y horas, secciones y secciones, hablando sobre libros (muy buenos, muy sesudos y muy todo) y comentando durante media hora sus pequeñeces, siendo que me juego dinero a que casi nadie de los que escuchan la radio se han leído el libro previamente. Pero son cultos, guays, y tal... Sin embargo, son tan gilis que les da corte hablar de series "no vaya a ser que el oyente no la haya visto". ¿Perdón? 

Las series forman parte de nuestro día a día. No son un contenido friki. Series, videojuegos... No forman parte del lenguaje o del imaginario de muchos programas. Un craso error. Son cosas que parece que no están consideradas "cultura"... y forman parte de la cultura de hoy como muchísimas otras cosas. 

Así pues, una referencia en antena de Juan Cruz a un artículo de no sé qué periódico del año 1978 que no se ha leído nadie, o un libro que no se ha leído ni él, queda como culto. Una referencia a "Lost", o a "Dexter", o "House", que las hemos visto mogollón de gente, queda como "friki". De nuevo... ¿Perdón? Toquen calle, señores.

No me hablen de series como una cosa friki de un día en el programa, para rellenar una sección... Tienen dos opciones en 2013: ¡ups! Tres opciones: la primera, tener una sección sobre series habitualmente, igual que la tienen sobre libros que conoce menos gente. La segunda, utilizar las series como un elemento más de nuestro imaginario cultural, e incorporarlo a un relato (igual que se hace con los personajes de los libros) o que sirvan de guía para explicar otra cosa (que algún ejemplo he puesto en el blog), y la tercera, que me gana totalmente, es simplemente considerar que el oyente es lo suficientemente listo como para que, sin explicarle nada, poder utilizar las series igual que se emplean películas o libros para meterlas, por ejemplo, en una promo. 

Resulta que estaba escuchando "La Brújula" el primer día de la nueva temporada, y de repente escucho esta promo del programa... y me dije: "la radio así, sí". Radiochip perdido:



¿Veis qué bien pillado? Al principio decía que un 22 de septiembre también empezó la otra serie de la que hablaba... y claro, también venía al pelo hacer otra promo con esta serie; segundo radiochip perdido:



"Si voy a hablar de ello toda la semana, creo que será mejor que entienda de lo que hablo". ¿No es genial utilizar estos cortes para explicar cuál es el objetivo del programa que estás escuchando? Usar las series para ilustrar, promocionar o adornar programas no debe ser un recurso prohibido ni friki: es un recurso más, y que nos acerca a la radio, porque estas cosas forman parte de nuestra vida en 2013. Es así. Además, estoy convencido de que la competencia (en general) tendría ciertos reparos en utilizar estos recursos... Así que lo valoro más.

No sé si hoy, 22 de septiembre, estará naciendo alguna serie que en el futuro forme parte de nuestras charletas de relaxing cafés con leche, pero lo que está claro es que todo lo que forma parte de nuestra vida debería formar parte de la radio. La cultura actual son también las series. Lo bien hechas y la pasta que se gastan, y los guionistas tan buenos que tienen... Venga, que no pasa nada... consideradlos cultura, como el cine. Que pasen por la radio con toda la normalidad, no como frikeces de relleno. 

12 comentarios:

  1. Estas fotos merecen una entrada. Algunos son completamente ridículos. Mírelas detenidamente.

    http://www.cope.es/detalle/El-Grupo-COPE-presenta-su-programacion-2013-14.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor, suba la línea sonora actual de COPE incluida las horarias largas

      Eliminar
    2. tonto es poco este anónimo.

      Eliminar
    3. Las fotos de la presentación de la COPE parecen una boda mala. De esas en las que los invitados son un unos paletos con boina y cinturón de cuerda.

      Eliminar
    4. Falta el cura de la boda: Antonio Herrero, jajaja. Y de monaguillo Federico!!!!!!

      Eliminar
    5. El curita ya lo tienen. Es uno al que condenaron por mentir. Ese era el mote que tenía en la SER. El monaguillo está por las mañanas.

      Eliminar
    6. Algunos no sabrán quien es el difamador. A modo de recordatorio, aquí tienen su historial.

      http://www.elconfidencialdigital.com/medios/077708/juan-antonio-alcala-cope-emigra-a-estados-unidos-pasara-un-ano-sabatico-fuera-de-espana-para-desestresarse-tras-la-demanda-del-bara-por-acusaciones-de-dopaje

      Eliminar
  2. Esto de las series es una moda terrible, desde que se han convertido en cultura y hay que presumir de verlas todas. Pues si hablan de ellas en la radio, a mí que me las cuenten, que yo no voy a estar las horas muertas viendo capítulos y capítulos. Yo me quedo con el comentario de ayer de Pepe Domingo Castaño: "¿Cómo podéis tener tantas series descargadas en el ordenador?"

    Y, por cierto, qué pesados últimamente los anónimos con la COPE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cambia "series" por "pelis" o "libros", por ejemplo.

      Y sí, un poco pesaditos.

      Eliminar
  3. No he escuchado esa sección todavía, pero tengo entendido que Carles Mesa ha introducido en su programa Gente despierta, uno de los que ha estrenado RNE esta temporada, una sección semanal dedicada a series de la que se ocupa el periodista de TVE Carlos del Amor, y en la que las series se tratan con total dignidad. Si ando despistado, por favor, que algún oyente del programa me corrija. Por cierto, aprovecho para recomendar ese programa, al menos lo que he oído me ha gustado. Lo malo es que se emite de 3,00 a 6,00 horas de la madrugada.
    Es el primer comentario que escribo en este blog, pero lo consulto con frecuencia desde que mi amigo Jorge me lo recomendó, así que enhorabuena a su autor.

    ResponderEliminar
  4. Me acuerdo de cuando Arús comentaba Dallas, o culebrones, en el Arús con leche. Y sin que nadie le dijera que tenía que hablar de estas sin destriparlas, porque todo el mundo lo veía en la tele cuando tocaba (videos a parte).

    ResponderEliminar
  5. El verdadero delito lo tienen los presentadoes de programas de cine que meten contenido de series,por ejemplo la Guerra que habla de las series como si fuera mierda.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...