martes, 15 de octubre de 2013

bluelight

Continuamos con el tablero de Monopoly... Llegamos a la primera esquina, que es donde está la cárcel. Por fuera, ya se sabe, no pierdes los tres turnos ni nada. O si te mandan a la cárcel y pagas, ya sabes... te vas fuera. O te indultan, como le pasó a García. La cárcel tenía que ser la de Valedemoro o la de Carabanchel (en tiempos de Sardá), y como tuvieron su radiochip... pasamos a la siguiente casilla. 

Ya veis las calles que vienen... la tercera de las violetas os la podéis imaginar. Pero antes de llegar a comentarlas, hoy toca hablar de la bombilla, que en vez de ser amarilla la he puesto azul: "Bluelight". Podía hablar de "Enciende la Noche" o de "Bluelight", pero para el tablero, mejor esta última... 

¿Por qué "Bluelight"? Mirad, fue un programa que pasó sin pena ni gloria por la parrilla de M80. Fue el año que terminaba a las 23 h. "La Gramola", luego iba aquel programa de Santi Alcanda (infumabilísimo), y luego, a medianoche, el "Bluelight". ¿Por qué ponerlo aqui? Porque en algún momento tienen que estar representadas esas voces que son... a ver... Pues mira, como Arboleda en el caso del "Enciende..." El clásico programa nocturno de voz seductora. 

Las noches, amigüitos, muchas veces pide voces. Grandes voces, y sugerentes. Parece que en cuanto llega cierta hora, es necesario que te susurren y/o te pongan pinocho y te cuenten cosas... ¡Todo un clásico! ¿Cómo no iba a haber una casilla para esto? La radio de madrugada en plan íntimo... Desde la chica de la radio, a los programas musicales con susurros, a Yolanda Valencia contando sus idas de olla y enamorando a media España, Ayanta ahora contando historias de amor, programas de buscar con quién arrimar cebolleta... Pero ojo, no me estoy olvidando del "Hablar por Hablar" como icono de las noches con esta entrada. De hecho, hablar de "Bluelight" es, implícitamente, hablar del programa que comenzó Gemma. ¿Que por qué? Aquí va el radiochip de aquel programa, y premio para el que lo adivine... Radiochip de la luz azul:



¿No caéis? ¿Y si os imagináis con la misma voz eso de "93 412 51 61"? O si dijera esa misma voz: "después de las noticias, continuamos hablando por hablar" con el preludio de "La Traviata" de fondo? Efectivamente, premio (imaginario, que esto es un blog paupérrimo) para el que se haya dado cuenta de que era la misma voz.

¿Quién era? Tomi Salau, que por cierto, lo habréis escuchado por ahí quizás en alguna peli, porque es doblador.

De todas formas, como decía Guzmán siempre, "si la voz de la radio te enamora, no te pases por la emisora". A saber si todas estas chicas de la radio, estas voces profundas y nocturnas que hacen soñar al personal, luego resulta que son auténticos adefesios... Ahora chungo que no se sepa con tanta fotito por ahí suelta, pero en los tiempos en que no furrulaba internet seguro que idealizabais aquellas voces. Guarros. 

4 comentarios:

  1. Creo recordar que Tomi Salau trabajó en la tristemente desaparecida Radio Club 25 antes de cambiarse a la SER en Ràdio Barcelona para grabar publi y hacer el Bluelight.

    Por el año 93 o 94 yo trabajaba de técnico de sonido en una emisora municipal y un día, una compañera me dijo: "Te presento a Tomi Salau, viene a grabarme unos cortes de voz". Su aspecto era normalito, un chaval de mediana altura, delgado... me dio la mano, abrió la boca y dijo "Molt de gust Francesc". Madre mía, aquella voz parecía que salió de ultratumba. Qué pedazo de vozarrón. No le pegaba nada con el aspecto físico. Era una pasada, no había oído nada tan grave. Flipé en colores. Me contó que de adolescente, cuando le cambió la voz, la gente alucinaba.
    Supongo que el programa era de esos que son para lucir voz. Ya no se estilan, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  2. Es verdad que este programa iba los sábados, después del infumable Delicatessen, y que duraba 2 horas. Pero fue en septiembre de 2004 hasta final de año, cuando Bluelight se emitió a diario después de La Gramola. Qué gusto acostarse a medianoche con este programa, su selección musical y aquella voz!!! Todo desapareció en Navidad, cuando surgió la actual M80 que, me atrevo a decir que NADIE quiere, salvo los jefes.

    ResponderEliminar
  3. Hasta hace poco, Tommy Salau siguió haciendo por su cuenta un programa con el mismo formato de radiofórmula nocturna de "Bluenight": canciones cálidas con estilo, mucho soul, y presentaciones de seductor. "Le Club", se llamaba. Se emitía en la malograda Pròxima FM.

    Dice la leyenda que se operó de las cuerdas vocales, porque un vozarrón así es increíble.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...