martes, 8 de octubre de 2013

yo he venido aquí a hablar de su libro

No me he equivocado... "su" libro y no "mi" libro. Últimamente no sé qué pasa con algunos invitados, que se les va la flapa hasta no sabemos qué dimensión. 

El otro día, María Guerra, en "La Script", entrevistó a Antonio de la Torre, el prota de la peli "Caníbal". Bueno, y ya que esto esto va de radio, hay que dar el dato frikón de que antes de actor, como es periodista, comenzó trabajando en Canal Sur Radio.

Resulta que María y Pepa Blanes le grabaron una entrevista para el programa. ¿Qué ocurrió? Que durante un buen rato a Antonio no sé si estaba una entrevista promocionando su película o guardándose para sí mismo unas setas alucinógenas.

La pobre María pasó del buen rollo al "tío, estate quieto y responde", hasta que se normalizaron un poco las cosas. Sumad las setas al guayismo y a la actitud de las modelos cuando responden las preguntas al jurado (sea embajador de Rusia, Ansón o derivados), y de aquí sale el radiochip caníbal (gracias a @KingCros por la sugerencia) :



La cosa bordeaba lo cómico y lo inexplicable, pero terminó el el limbo de lo histriónico, no sé si para bien o para mal. Igual moló, porque mira, al final apetecía comentarlo; aunque no sé si sirvió mucho para promocionar la peli. Por eso hubo un momento en el que María Guerra cae en la cuenta de que no tenía sentido que el que quiera hablar "del libro", y que el entrevistado pasase.

Umbral a la inversa.

¿Qué les pasa últimamente a los invitados de los programas? 

3 comentarios:

  1. ¡Qué vergüenza! Yo la verdad pienso en la productora que se ha gastado la pasta para contratarlo, concede una entrevista donde no quiere hablar de la película. Manda webs! Luego dicen que la gente no va a al cine... desde luego yo a ver Caníbal no voy a ir pero porque en toda la entrevista no me he enterado ni de qué va la cosa.

    ResponderEliminar
  2. Es lo que tienen las entrevistas promocionales: cuando son "normales", se hacen un tostón al cabo de 5 minutos, por muy bien que te caiga el entrevistado (que a algunos ya se les nota que están hartos de ir de programa en programa con la cantinela de "vengan a ver mi peli/concierto/loquesea). Ahora, si encima al susodicho lo pillas en malas horas (por la mañana, si es de los que trasnocha, por ejemplo), pues apaga y vámonos, empanamiento total suyo y de la audiencia. Y ya el summum es cuando tiene que ir a un programa que considera que está por debajo de su nivel de mega estrella y "se le caen los anillos"; a algunos se les nota escocidos porque les entrevistan en el ámbito local, no nacional, o porque "nos han traido aquí, donde las marujas". Hace muchos años Constantino Romero entrevistó en RNE por las mañanas a un grupo que creo que se llamaba Los Tahúres o algo así, y todavía me acuerdo de la vergüenza ajena que daban aquellos imbéciles yendo de jovenzanos molonguis y dejando escapar risitas mientras Constantino les preguntaba. Cuanta pose y cuanta tontería hay que oir.
    Por cierto, no he escuchado el radiochip, lo siento, pero es que todo lo que huela a promoción en la radio me da dentera. Que contraten publicidad y la paguen, así los oyentes ya sabemos lo que hay. Y los de la radio que espabilen un poco, que para hacer publiprogramas con entrevistas promocionales tamaño king size no hace falta tanta historia ni tanto bombo.

    ResponderEliminar
  3. Yo oí la entrevista y, madre mía, decir vergüenza ajena es poco. Y mira que el tipo es buen actor, pero a saber qué había desayunado o ingerido

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...