sábado, 11 de enero de 2014

¿andestoy? (2)

Si el otro día hablaba de la monja que no se enteraba de si estaba en la COPE o en Radio María, ahora va cuando el invitado no se entera de si está en Onda Cero... o en la COPE. Mola, porque al final lo que se demuestra es que el invitado ni oye el programa al que va, ni en realidad le importa lo más mínimo. 

Entraba la Gemio toda ufana, tras hacer tiempo mientras a Joaquín Torres -el arquitecto éste que sale en Sálvame- estaba en la puerta de Onda Cero identificándose porque se había dejado el DNI en casa. Un poco de "yo soy Joaquín Torres", quizá. Así que pasado un ratillo, y sin nervios, la mujer le saluda con toda confianza... "No vengan a la COPE". ¡Chan, chan! La verdad es que por una vez, tendré decir que la Gemio supo capear la situación y hasta quedó bien. Radiochip copístico:

Ahora, que luego... "¿Cómo te imaginas la casa de Bárcenas?" Chico, pues está forrado. Seguro que te la imaginas recubierta de billetes de 500 €. "¿Cómo te imaginas la casa de Corina?" La mujer sabe capear una situación adversa, pero las entrevistas las inicia de puta pena. Luego que me venga con que ella habla de trabajo y tal... Hombre... Imaginaos que va un urólogo al programa. "¿Cómo te imaginas la polla del rey?" o "¿Cómo te imaginas los huevos de Marichalar?" Ahora que lo pienso, nos echaríamos unas risas todos.

El mundo de los invitados felices. Mola que quizá en su mente ir a la radio es "ir a la COPE", que igual es lo que más le suena "de toda la vida". Y oye, aunque se haya pasado media hora enseñando sus credenciales en la puerta con un logo gigante de Onda Cero, aunque en su micro sea verde como la hierba, el tío va "a la COPE". Y luego que si es imposible que la gente no se entere cuando le hacen el EGM... Si es que lo digo siempre... 

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...