miércoles, 19 de febrero de 2014

la vuelta a "la normalidad"

Ayer volvió a la radio Paco González. En realidad, cuando ocurrieron los acontecimientos que todos conocemos, poco había que decir. Simplemente alucinamos, y muchos se expresaron por las -como dice Pepe Domingo- "diferentes vías de cariño" interneteras. 

Anunciaron que a las 20.15 h. de ayer comenzaría el programa de la Champions, y era imposible no quedarse a escuchar qué iba a decir. Y cuando Paco habló de que la radio no es para que el que hablara se quedara a gusto sino que era para que el oyente se sintiera a gusto... Pues me quedé pensando. Los oyentes solemos ser los que nos manifestemos por el método que sea para contar cosas por la radio. Pero eso de que el de la radio tenga la necesidad de contarnos algo a los oyentes... Supongo que no nos paramos a pensar en eso. Y supongo que ahí es donde se nota el famoso vínculo del que tanto hablo siempre. 

El radiochip del agradecimiento, estaba claro, es lo que hoy tocaba:


No hay mucho más que comentar. El radiochip de hoy son 12 minutos que me dejaron quieto escuchando. Y pensé que no podía ser que esto no "pasara" por el blog, simplemente eso.

3 comentarios:

  1. Fuera del tema de la entrada (un bratzo) y como profesionaL que he podido hacer algo de radio hay veces que te gustaría contarles cosas a los oyentes. Primero por no estarda sólo pero sobre ttodo por que después de hablarles días y días te apetece contarles cosas. Tenía una entrada del programa genial preparada pero se fue la luz y me cagó en to, tal personaje no lo puedo traer por que no me dejan, en esa representación de tteatro actúa mi mejor amiga... No sé, cosas. Pero claro no puedes, el panadero no te cuenta sus penas

    ResponderEliminar
  2. Lo he escuchado tres veces: primero en directo y luego en podcast, y luego en una repetición en nomeacuerdoqué programa. La primera pensé "vaya mierda de discursito tan mediocre como attentionwhore", la segunda pensé "joder" y a la tercera, lo escuchaba en el coche, llegué a mi destino, aparqué, y me quedé allí sentando hasta que terminara. Y luego apagué la radio y me quedé un rato pensando.

    El tema es que esto mismo me pasó cuando se fueron a la COPE. Paco González tiene una habilidad radiofónica que supera su voz, su ritmo, su gusto y su manera de ser. Tiene alma de radio. Me rindo al tipo que decidió que un chaval de 25 años debía presentar Carrusel Deportivo, pero la clavó con más fortuna que Iniesta en la final del mundial.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...