martes, 18 de febrero de 2014

ruiditos

Lo reconozco. Soy de esas personas a las que les saca de quicio ese tío que se pasa media hora dándole vueltas al café con la cucharilla, el viejo que está media hora doblando una bolsa de plástico en el autobús, que la gente lleve tintineando las llaves todo el día para ir a cualquier sitio, el otro señor que se toma la cerveza de pie mientras juega con las monedicas en el bolsillo todo el rato, y lo que peor llevo es la gente que hace ruiditos con la boca. Incluso a veces me saca de quicio ese señor que se te sienta al lado en el cine y que no es que respire mal, es que tienes hasta miedo de girarte y que te aparezca el casco de Darth Vader. 

Vale, soy un tiquismiquis para esas cosas. Y en la radio hay tres cosas de este tipo que me sacan mucho de quicio, así que me vengan a bote pronto a la cabeza. Una, lo de que suenen los guasaps en las tertulias y que hagan como si nada; otra, lo de la gente que habla con la boca chiclosa (que no se si habla o chapotea su lengua en la boca); y... buf... lo de los carraspeos y gente que se piensa que cuando no está hablando no se le escucha. Peor aún (y le hice una entrada) el ejemplo de De la Morena que incluso alguna vez anunciaba en antena que iba a echar un esputo para toda España

Y esto viene porque desde hace semanas y semanas, cuando uno escucha el gabinete de Julia Otero y está presente el general Monzón... ¡Ag! ¡Qué ascazo! De verdad, es que en cuanto uno se entera de que el señor general está presente, uno sabe que le espera rato y rato de guarricidades en antena. Pero ascazo puro, señora. De esto que esperas escuchar al señor general no tanto por lo que dice (que sí, que es muy interesante siempre) pero que es más porque sabes que mientras está hablando, nadie está moviendo y removiendo flemas en su garganta. 

Es el festival de la lisozima, la orgía de las mucosas, el éxtasis del gel del epitelio alveolar, la rave proteolítica, el sumum de la expectoración y la oda al esputo.

Julia, de manera muy educada, de vez en cuando va dejando caer de vez en cuando que se alejen del micrófono para que la gente haga sus ruiditos guturales. Lo más fuerte de todo es que el señor general Monzón se pasa las recomendaciones por el arco del santísimo triunfo, y sigue jugando a los ascensores con sus viscosos gargajos. Hasta el punto que, nada más empezar el gabinete el otro día, escuchamos ya la advertencia desde el minuto 1 y poco; radiochip del japo:



Es divertido ver en Twitter lo que va diciendo sobre esto... La gente es educada, pero digamos que está sacadica de quicio. De hecho, alguna vez al terminar el programa han dado cuenta en antena de ello, como ya digo. De hecho, si escuchas el programa en compañía, terminas muerto de risa. Y me mola eso de que le llamen "carraspeo", por no decir jugar con los ñardos.

Querido general Monzón,
deje de jugar con flemas 
que me da asco mogollón
y no atiendo a los temas.

Ni los lloros en "la Gemio"
ni Juan Cruz con sus sermones
me ponen de tan mal genio
y me tocan los arbustos.

Sé que no estoy solo en esto. Hagamos fuerza. Consigamos que el general, cuando no hable, se quede a la misma distancia del micrófono que en la foto. Para hacerse la foto si que se aleja, el jodido. 

5 comentarios:

  1. Me encantaba el ruidito de las pulseritas de Silvia Tarragona :P

    No aguanto el programa de Carlos Herrera cuando se pone a hablar con prosa cervantina y hace los editoriales a modo de romancero gitano.

    Me saca de quicio el compadreo que el "nuevo" de Radio Nacional se trae con los oyentes, con la Mariló, con Martínez el del 24 horas... Y ya para rematar, 2 horas con Capitán y los perroflautas.

    Tengo que decirlo YA: no aguanto a Maribel Sánchez de Haro. Es redicha, relamida, repipi... ¿No podría volver a ocupar su lugar Meritxell Planella, casi desterrada, o Marc Sala, desterrado del todo? ¿Qué pinta Pepa Sastre? ¿No había gente suficiente en RNE?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta razón con Maribel Sánchez de Haro, yo creo que debían ponerla con Pepa Fernández, que es donde hablan redicho. Yo la mandaría con Silvia Tarragona... Y es verdad que el Menéndez se pasa en sentido contrario.

      Eliminar
  2. recomendable leerlo con Keith Jarrett haciendo ruido durante sus sesiones http://www.youtube.com/watch?v=KPgEoDt_Duc

    ResponderEliminar
  3. Hola .Yo no puedo aguantar al locutor que cuando lee un boleto,se como el micro,y le escuchamos cada respiración que toma.Primero por darme en todo el tímpano cuando habla si llevo auriculares.Y,segundo,existe una cosa llamdado volumen o potenciómetro en la mesa,para regular intensidad.Lo del general Monzón...no tiene nombre.Procuro no tener en la boca nada pues me produce un asco increíble escuchar la flema bailarina.en Onda Cero ignoro si existe,pero en otras,en el micrófono se ven dos o tres botones.Uno es para dar llamada al control,y el otra para cortar sonido en caso de tos.Además,es que lo pone así "TOS".Estimado general,dirá cosas muy interesantes,pero cuando una flema asome a su gargante,pulse 'tos',o retírese del micrófono para no darnos el día.
    Muy buena y genial la entrada de hoy Pacman.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, cuando he visto la foto del general y el titulo ruiditos no he necesitado más para saber lo que ibas a decir,yo me he dado cuenta desde haces dos o tres semanas, no sabia que ya era cosa de meses, la verdad lo veo un fallo grave de Julia, es que es un ruido muy muy evidente, no es algo que solo escuches si pones muchísima atención. Descentra mucho la atención de las otras personas cuando están hablando. Yo creo que en la auditoria algo de esto va a salir.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...