viernes, 28 de marzo de 2014

recordando a Joaquín Luqui

Hace hoy 9 años de la muerte de Luqui. Todavía no había dedicado un radiochip a Luqui... y en realidad hoy tampoco es el día de hablar de qué recuerdos nos evoca, porque eso, mejor cuando se cumplan 10 años. O bueno, un poco sí.

La excusa hoy es que han sacado un libro sobre Joaquín Luqui y estuvieron hablando de él en el "Hoy por Hoy" el otro día. Pusieron un montón de grabaciones suyas y hablaron mucho sobre él... Y tenía que pasar por el blog. Escuchad el radiochip lucky:


"Requeterritmo" y "Discofilia" fueron los programas que presentó en la SER de Pamplona. El primer programa era un juego de palabras, porque esa emisora se llamaba entonces Radio Requeté. Y de ahí se fue en 1969 a Madrid, a estar en Los 40 Principales. Y de ahí, El Gran Musical, "JL en FM", "Banda Sonora" (que tendrá un radiochip en los próximos días), y ya más en mi época, "3, 2 ó 1" y el "Fan Club". De hecho, cuando hablé de ese programa, Tony Aguilar me regañó un poco por Twitter diciendo que no podía ser que hablara de ese programa sin hablar largo y tendido de Luqui... Y no seré yo el que le discuta que tenga mucha razón. Pero claro, es que Luqui tendrá sus entradas aparte.

Dentro del "Anda Ya" con Juanma Ortega hacía "los mundos de Luqui", y ya en sus últimos años colaboraba en "La Ventana" de Gemma Nierga. De hecho, Gemma se acordaba en el programa del programa de la plaza del Pilar de Zaragoza en el que se supo que nos llevábamos la Expo. Y yo me acuerdo de que lo escuché por la radio... y que no había podido ir. ¡Qué rabia!

Joquín Luqui tendrá más entradas en el blog, porque es un temazo en sí mismo... Cuando ahora se habla de que los locutores tienen que ser jóvenes para enganchar al público joven... Pues no necesariamente. Yo me acuerdo de cuando era un crío y veía en la tele al señor ése de pelos blancos que hablaba de música. Era un señor viejo que me hacía estar escuchar la radio y quedarme viendo la tele. ¿Dónde estaba el secreto? El secreto estaba, yo creo, en el mismo sitio que Rodríguez de la Fuente o Iker Jiménez... En la facilidad y en la capacidad de transmitir pasión por lo que se está contando. Ni animales ni misterio o historia... en el caso de Luqui era música. Como decía Luis Merino en el radiochip, él era el que buscaba qué podía ser éxito sin necesidad de "inventos externos".

Luqui era "el fans de los fans", y si bien tampoco inventó el fenómeno -que es tan viejo como la existencia de los artistas- sí fue el primero que reivindicó "la dignidad" de este fenómeno. A partir de ahí, lo que queramos.

Otro día en el blog hablamos del "3, 2 ó 1", de su manera de hablar, de algún momento más de radio... e incluso de cómo terminó en la radio. De esa sensación que teníamos muchos oyentes de que "no sabían muy bien qué hacer con él". Una sensación que tristemente tengo la sensación que medio me han confirmado. Tengo el triste convencimiento de que con Luqui hay un poco "fenómeno Suárez", que ahora todos hablan de él como si fueran sus compañeros del alma, pero que en los últimos años le habían dejado un poco de lado en la radio y los de la dirección no le habían sabido buscar un hueco digno, o que no supieron aprovechar su figura.

Recuerdo incluso de manera un poco amarga un día que De la Morena le invitó a "El Larguero" para hablar de no me acuerdo muy bien qué, pero José Ramón se estaba pasando de choteo, Luqui hablaba en serio de la música, y aquello quedó fatal. Sentí vergüenza escuchando la radio, porque Luqui se estaba tomando muy en serio aquello que le estaban preguntando (y Luqui ya no tenía muchos minutos de radio, y lo estaba "dando todo"), y De la Morena le estaba dejando de frikón. Me sentí un poco regular, sinceramente. Cómo sería que no me acuerdo de qué hablaron, pero me acuerdo de qué sensación más mala me quedó.

Vaya... Esta entrada iba de recordar a Luqui y todo los buenos recuerdos que nos trae a la memoria y está terminando con las "muescas" que me quedaron al escucharlo en sus últimos años en la radio... Claro, porque cuando yo era crío sabía que le escuchaba, reconocía sus pelos, su voz... pero no prestaba atención a todo. Supongo que, en este caso, serán los más mayores que lean el blog los que pongan recuerdos al Luqui de los 70 u 80, por ejemplo.

Y sí, qué buenos recuerdos de infancia... 

20 comentarios:

  1. Esto... ¿seguro que nunca le habías dedicado un post a Luqui?

    Imperdonable... y extraño...

    ResponderEliminar
  2. Esa triste sensación que cuentas... yo también la sentí. Durante años viví al lado de la SER y a veces veía a JL caminar solo por los callejones detrás de la Gran Vía. Pensaba: "pobrecillo, no tiene compañeros con los que ir a desayunar". Luego le escuchaba cada día colaborando un minuto y grabado y confirmaba esa impresión de jarrón chino, de "es una momia de la radio, no pertenece a los 'nuevos tiempos', no sabemos qué hacer con él y le damos un minuto para que se contente".

    Otro caso de desaprovechar el Talento (en este caso en Mayúsculas) en la SER, para variar.

    ResponderEliminar
  3. POSTDATA: no funciona publicar comentarios con cuenta de google usando chrome :S !!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo, por edad, no llegué a escuchar a Luqui en la radio. Pero hablando con gente que trabajó con él y/o tuvo la suerte de estar con él, tengo las sensación de que hubiese disfrutado mucho escuchándole.

    ResponderEliminar
  5. Lo de Luqui fue una pena. No entiendo por qué la SER no le dio un programa con cara y ojos. No me refiero a una hora residual los domingos de 22 a 23 horas. Me refiero a quizás un programa diario o semanal pero en un buen horario. Tenían la suerte de contar con él en la plantilla y no le sacaron ningún partido.

    Tienen la erronea idea de que una radio para jóvenes la tienen que hacer jóvenes. Deberían haber aprovechado primero la enorme cultura musical de Luqui y después que era un locutor que conectaba con jóvenes y mayores. Pero no, prefirieron meterlo con calzador en pequeñas participaciones en programas que a veces no cuadraba demasiado. Yo creo que fueron muy injustos con él.

    Luqui sabía de música antigua y actual un montón y eso solo se consigue si adoras la música. Te podía hablar de Rolling Stones y de Britney Spears, sabía de todo porque le interesaba todo.

    Recuerdo que por el 2001 aprox. Frank Blanco me invitó un domingo a ver los estudios de Radio Madrid. Y allí estaba Luqui, en una mesa recortando diarios. Me lo presentó Frank y me dijo con una gran sonrisa: BENVINGUT. Me dio un buen rollo enorme aquel tipo, era simpático y cercano. Una lástima su pérdida.

    ResponderEliminar
  6. Cierto que le interesaba de todo. Era curioso escuchar el "No Cambié" de Tamara en su programa.

    Contaba Juan de Dios Rodríguez en su blog, que un día de los años 70 el equipo de los 40 se desplazó a Londres para seguir el concierto de un grupo X. En el avión de vuelta, Mariscal Romero, Diego Manrique y toda esa banda de sabios pero intransigentes, abordaron a Luqui para hablar de música con la pretensión de ridiculizarlo y humillarlo. Cual fue la sorpresa de estos que les dio sopas honda. Pensaban que no sabía más allá de la música comercial de los 40 y realmente estaba informado como el que más. Las dos Españas, que también existen en la radio musical, pero a su manera. Siempre estará presente Luqui como una figura entrañable.

    Saludos Bloggeros.

    ResponderEliminar
  7. Yo también tengo la sensación de que en los últimos años no sabían qué hacer con él. Una pena.

    ResponderEliminar
  8. Yo, con todos los respetos para Luqui, no tengo tan claro que supiera tanto de música. Pero bueno, es que yo me fío mucho de Manrique, que decía esto en Jotdown:

    Joaquín Luqui.

    Era una persona encantadora en el trato, y que yo sospecho que no le gustaba tanto la música como el cine u otro tipo de entretenimientos. Hay una historia fabulosa de Luqui cuando hacía el Gran Musical, lo hacía con público, en discoteca, trayéndole los últimos éxitos de Inglaterra. Le trajeron el Enola Gay de OMD, y dijo Luqui “aquí os traemos el último número uno de Inglaterra. ¡Un número uno instrumental por Orchestral Manoeuvres…!” Y empieza a sonar Enooolaa Gaaaay…y dice Luqui “Bueno, un instrumental cantado” (Risas). Era una persona muy tierna con muchos secretos. Me acompañaba en Londres, en tiendas de Discos, apenas diez minutos, y luego se iba a otro tipo de tiendas donde se iba a buscar lo que a él le interesaba.

    http://www.jotdown.es/2012/02/diego-manrique-en-espana-las-descargas-jamas-seran-rentables/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calumnia que algo queda, ¡que horror!. No seas ingenuo. También el otro iba a buscar lo que a él le interesaba. No hablemos del contenido de las maletas de los invitados al regreso de esos viajes promocionales porque la calumnia es muy mala y todos somos pecadores. Incluso hay quien pecaba allí mismo aunque llenara también la maleta. ¡Cómo pueden escribirse cosas tan indignas!. Marca habitual de la casa, por lo demás.

      Eliminar
    2. Hombre, yo más que calumnia lo he entendido como curiosidad. No veo mala intención, aunque tú lo sabrás mejor, José Miguel..

      Eliminar
    3. Pues esa anecdota no hace más que refrendarme en la idea que tengo de toda esa "troupe" de periolistos musicales. Cierto es que saben un huevo que y los admiro mucho. De hecho yo soy el primero que le gustaba oír por ejemplo "El Ambigú". Pero esa vivencia de El Gran Musical busca dejar quedar mal a Luqui con el tipico sambenito de siempre y no me parece bien. Es la constante burla del indie al mainstream. Que mala es la falta de humildad. Aún tendrá razón Ramón Trecet cuando calificó con sorna a Manrique (probablemente desde el resentimiento) como el hombre empeñado en pasar a la historia como el que más sabe de música.

      En fin, no puedo con esos aires de prepotencia con el que muchos periodistas musicales desde su club selecto de música independiente miran por encima del hombro a los circuitos comerciales. Menos mal que siempre hay gente accesible como José Miguel López con el que es un placer coincidir en este blog.

      Por cierto, ayer me di cuenta que se me olvidó felicitar a Pacman su cumpleaños. Así que, Feliz Cumpleaños paisano ;)

      Saludos Bloggeros

      Eliminar
    4. Bueno, Trecet, otro que tal baila. En realidad en el mundo musiquero, en concreto en el radiotresero, abundan los egos. Unos más justificados que otros (el de Manrique es el más justificado a mi juicio, además suele reírse también de sí mismo, aunque últimamente está un poco más quemado).

      Seguramente Luqui y José Miguel López (que musicalmente me interesan menos, aunque los respeto) sean excepciones en ese mundo de egos.

      Eliminar
  9. Axwell y demás. Conocí a Joaquín Luqui a finales de 1969 cuando él estaba recién llegado a Madrid. Venía con carta de recomendación de Radio Requete de Navarra. No le había oído en la radio anteriormente por los temas de cobertura. Pero Luqui era para mi un ídolo como periodista del semanario Disco Express que yo consumía ávidamente. Era el no va mas de la música progresiva. Costaba 6 pesetas que para mi significaban pasar de metro e irme andando a todos los sitios. Pura devoción. Yo todavía no había entrado en la Facultad (entre otras cosas porque no había, se inauguró en 1971 y fui de la primera promoción) Luqui nunca termino carrera, ni en la Escuela de Pamplona ni después convalidó nada. Pero era el que mas sabía de música progresiva. Nos encontramos por primera vez en Gran Via 32 en el verano de 1970. Le recuerdo ensimismado pero prestándome atención porque sabia que el y yo sabíamos lo que teníamos entre manos. Me hizo un encargo super especial: que le preparara un informe sobre la música que se escuchaba en las peluquerías madrileñas, tanto masculinas como femeninas. No le hice ni caso entre otras cosas porque no me iba a pagar y en el supuesto de que hiciera ese informe tampoco lo iba a firmar. Con el paso de los años nos fuimos encontrando una docena de veces y a veces nos reímos mucho de ese encargo tan friki. El respeto fue mutuo. También soy testigo ya como profesional de viajes promocionales conjuntos a diversas ciudades, Y efectivamente había quien le miraba por encima del hombro, pero no solo a él sino a todos los demás. No entraré ahora ahí. Luquí era muy peculiar. Valoro mucho mas su carrera escrita que la radiofónica pero en Disco Express era jefe y en los cuarenta era subordinado con jefes diversos y el último al final no le trató nada bien. Da igual, su legado está ahí. Me extraña que en el libro los artistas españoles solo salgan en las fotos pero nada en texto escrito. Es muy raro, ¿no escribió sobre ellos? o ¿no se ha encontrado ese material?. El manuscrito publicado es de 1992-93 y Luquí nunca destacó por análisis de los próximos sino que prefirió hablar de las estrellas. Creo que se confundió cuando cambió a Jimi Hendrix o Canned Heat por Berlín o Gloria Estefan. Es decir cuando cambió papel escrito por locución, aunque siguiera haciendo cosillas en la revista de EGM; ahí todo el bacalao estaba vendido previamente. Pero ganó mas dinero que es a lo que vino a Madrid. Recuerdo una comida en el Palace junto al aludido grupo Berlin donde pretendió hacernos comulgar con ruedas de molino tratando de convencernos de las bondades de los guaperas. ¿Se acuerda hoy alguien de ellos?. Por eso apostaba a tiro fijo: Rolling Stones, el Boss, Mickael Jackson y sobre todo The Beatles. Gran locutor, excelente comunicador...Se merece ese busto en Gran Vía 32.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante lo que dice José Miguel López, nada más que añadir. Solo resaltar eso de que lo que consiguió en la radio Luqui fue pasta, mayormente. Así que seguramente sabía, o podría haber sabido, más de música de lo que aparentaba o quería aparentar.

      Eliminar
  10. A partir de los 90 escuchar sus intervenciones eran ridículas, como hablaba casi exclusivamente de lo que estaba de moda podía pasar de poner por las nubes "Ten" de Pearl Jam a, en el mismo minuto, "uoooooh y aquí lo nuevo de Alenjaaaandro Saaaaanz, tres, dos o uno" puaj!

    No soy nadie para negar sus conocimientos y todos los monstruos que ha conocido, pero José Miguel López lo ha clavado, pretendía hacer comulgar a la gente con ruedas de molino y nos quiso colar muchas medianías que símplemente vendían en ese momento.

    ResponderEliminar
  11. Joaquín Luqui,luego de su muerte,tuvo un programa de tlevisión en la " de TVE donde hablaba de la música.Creo,que fue lo último de televisión que hizo.Yo también comparto la sensación extraña que tuvimos todos los oyentes,a Luqui no sabían donde ponerlo en la radio.Reconozco en él,su grandes conocimientos musicales y la forma tan apasionada en la que hablaba.Vivía el fenómeno fans y lo dirigía como nadie al oyente.Me viene a la memoria los programas aquellos esppeciales dedicados a la presentación de los nuevos discos remasterizados de The Beatles,el Rojo y el Azul.La pasión que ponía al hablar d elso Beatles y sus recuerdos con ellos...no tiene precio.(si alguien guarda o tiene alguna grabación del momento,por favor comparte con el personal el audio).Desconozco los otros aspectos,los personales ,de Luqui,tampoco me interesan para nada,me quedo con los momentos vibrantes de radio y todos esos minutos que nos aportó ante los micrófonos.Fue un grande que llevaron o intentaron llevarlo al olvido.

    ResponderEliminar
  12. Axwell: eso que cuentas de Luqui en un viaje a Londres NO ES CIERTO. Coincidimos en Londres a veces los dos juntos, otras en grupos más numerosos. Joaquín era un tipo muy cálido y nadie le quería mal. Lo de hacer concursos de sapiencia musical es absurdo y supone desconocer la idiosincrasia de los locutores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no lo cuento yo, lo cuenta Juan de Dios Rodriguez: "Contaba Juan de Dios Rodríguez en su blog...."

      Saludos Bloggeros.

      Eliminar
  13. De acuerdo, Aswell. Pero sigue siendo una MENTIRA, por lo menos en los abundantes viajes que compartí con Joaquín.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...