jueves, 4 de septiembre de 2014

las historias de Josemi

Josemi Rodríguez Sieiro es... a ver... A ver cómo me explico... Es... Histriónicamente... algo. A ver, que no sé cómo explicarme. A ver...

Si me lo encontrara en un autobús, diría: "este hombre, qué raro es, que no se acerque". Si me lo encontrara en un autobús hablando con alguien tal y como habla él, pensaría "por favor, este hombre está loco, que no se acerque". Si me lo encontrara en un autobús hablando con el conductor... Eso no podría ocurrir, porque el conductor le echa del bus. Para y le echa. Si a Josemi le oigo por la radio, que sabes que ya le tienes lejos, te partes y te quedas escuchando sus historias sin moverte de la radio. 

Josemi (y punto, que no hace falta luego los apellidos), es el típico colaborador que no puede compartir programa más que con gente con Herrera. No me lo imagino con Francino o con Macarena Berlín, ni con Buruaga ni nadie... Es un colaborador que pega con Herrera. Aunque en realidad comenzó hablando del mundo del corazón en el programa de Miguel Ángel Gª-Juez, en Antena 3 Radio. Y, con el tiempo, lo vimos en la tele con la Campos, y los madrileños le vieron con la Tárrega. 

Desde 2004 está colaborando con Herrera, con sus historias y sus cosas... Es el rato de Josemi, en las últimas horas de programa, sobre todo al final, en los minutos de la basura, es... genial. Si le pillas, no puedes estar sin terminar de escuchar cómo se resuelven (si es que se resuelven) sus historias, contadas siempre de manera airada, y desde el punto de vista del señoritingo que es. 

¿Cuál he elegido de radiochip? Pues un día en Sevilla, cuando Josemi comenta su historia de la mili.


Me maravilla incluso que hasta haga publicidad en el programa. O sea, que es que está metido hasta el tuétano. Si te metes en las secciones del programa, ves que incluso tiene pestaña propia, titulada, cómo no, "Josemi". Yo incluso trabajaba con un chaval que, cuando estábamos en el laboratorio, siempre que pillábamos el rato de Josemi, nos poníamos a imitarle con su voz ronca, en plan "dónde están las capas finas", o "sabes si queda hexano", o "dónde está el metanol" pero forzando la voz, que ni creyéndonos Mila Ximénez. Una cosa de dejarte la garganta.

Todo culpa de Josemi. 

2 comentarios:

  1. Partamos de que nunca te lo encontrarías en un autobús, jaja.

    ResponderEliminar
  2. Como diría mi esposa: "¡Primero muerto que bañado en sangre!"

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...