miércoles, 7 de enero de 2015

American Horror Story

Estoy contento. Hoy por fin, después del parón navideño, emiten el penúltimo capítulo de "American Horror Story", en su cuarta temporada. Una obra de arte. Estas navidades he aprovechado la mínima para decirles a mis amigos que vieran la serie, que estaba genial, y todo eso. 

Cada temporada tiene una temática y una historia independientes de las otras temporadas. Así que son historias de 13 capítulos que a mí y a unos compañeros de piso, cuando vivía en Italia, nos tuvieron más de una semana sentados en el sofá, interrumpiendo solo los capítulos para dormir y para pedir las pizzas. Tanto era el furor que desató esa serie en mi casa, que estuve a punto hace 2 años de dedicar un post a Jessica Lange. Un post de radio, sí. De radio española, claro. Lo haré. 

Total... que estaba yo tan tranquilo el sábado, que estábamos haciendo un día de esos de relax total, que una cosa es salir mucho y otra salir todos los días. En medio de una partida retro de Hero Quest van y me llegan unos wasaps de dos amigos que me decían que iban a hablar en "Milenio 3" de la serie. Que me lo pusiera en plan "no te lo puedes perder". 

Por si no sabéis de qué va esta 4ª temporada, el tema es un circo "freak show". La mujer barbuda, un focomelo, una mujer enana, otra sin piernas, unas siamesas, un payaso loco... Lo típico. Pero la historia es nueva e inquietante. ¿Y en qué se han basado para muchos de estos personajes? Pues en personajes de la vida real: en la historia, muchos circos "de freaks" han contratado a gente con deformidades para hacer su propio circo. Y eso que a día de hoy nos parece impensable, lejano en el tiempo y raro, en los tiempos antiguos no era poco frecuente. 

Ir más allá de la serie. Que cojan Iker, Carmen Porter y compañía, y en tiempo de síndrome de abstinencia me dieran mi ración de serie... Me encantó. Qué interesante el irse adentrando en las historias de gente que realmente existió y alucinar, incluso que te entren escalofríos, escuchando esas biografías reales que causan tristeza, emoción y cierto desgarro al mismo tiempo. Escuchad el radiochip del horror americano:



Ya sé que cuesta creerlo, pero con todas historias no solo han hecho una serie. Han hecho una obra de arte estéticamente impresionante. De verdad. La realidad siempre supera a la ficción. 

Las series son las nuevas novelas de nuestro tiempo. Hay programas que de vez en cuando hablan de series como un tema "de Twitter", y hay otros programas que invitan a ver una serie, llenan sus contenidos de algo relacionado, o usan esas mismas series para ilustrar otros temas. Yo soy muy de estos últimos grupos de programas de radio. Y supongo que ya sabéis por dónde voy... (Son 3 enlaces, y eso que me falta aún de hablar de una sección en el blog; en serie os lo digo). 

Igual que se hace referencia a los libros, a las pelis o a los programas de tele, no pasa nada por hablar de series de tele con igual normalidad. No como tema en sí, sino como referencia cultural. No solo se puede hablar de la serie, sino de lo que te sugiere una serie, o ir más allá de ella. Es un contenido cultural más, y por cierto, cada vez más importante. Y por tanto, también tiene que pasar por la radio. 

Me encantó el "Milenio 3" de esta semana. Me quitó un poco el mono. Por cierto... Escucharéis en el radiochip que llevan 1000 semanas... No es así, que no salen las cuentas. En todo caso llevarán 1000 programas. En ese caso... ¿No nos merecemos un programa especial o algo? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...