martes, 9 de junio de 2015

el desierto vespertino de la COPE (7): Ramón García

La noticia: La COPE se ha cargado a Ramontxu por las tardes para la próxima temporada, y el sustituto que van a poner en esa franja a partir de septiembre es... Ángel Expósito.

Quedaría raro que el hombre al que le han hecho más publicidad que a nadie este año de repente se lo cargasen del todo. Y al que cortan la cabeza es al pobre Ramontxu, que se ha limitado a hacer lo que estaba preestablecido. Ahora le tocará a Expósito hacer esa franja, y veremos si será con su "rollo cercano impostado".

¿Sabéis qué? Que para no ir de ventajista, tenía planeado hacer la entrada que vais a leer a continuación antes del EGM de julio. Pero... los acontecimientos han hecho que venga a cuento ahora. La séptima entrega del "desierto vespertino de la COPE", tal y como estaba escrita, es la siguiente... Qué cosas, ¿eh? Antes se terminan cargando a los periodistas que a la consultora que dicta qué debe hacer ese periodista o a los que confían en esa consultora.

Que no me enrollo más. He aquí la entrada tal y como estaba escrita para dentro de tres semanas... sin mover una sola coma. El final de la entrada me gusta. Y ahora, visto lo visto, más aún.


el desierto vespertino de la COPE (7): Ramón García

Llevaba tiempo queriendo escribir esta séptima entrada sobre las tardes de la COPE desde que murió Encarna. Desde su muerte en 1996 hasta hoy las tardes de la cadena episcopal jamás han vuelto a ver tanto esplendor. Jamás. 

Y en esta serie de entradas fuimos viendo qué se hizo en cada momento, si fueron muy tristes los datos o llegaron a ser "pasables", que también ha habido datos no tan malísimos como de costumbre... Y nos habíamos quedado en César Lumbreras. Ese hombre de radio que le mola a los oyentes los sábados por la mañana pero no les molaba tanto por la tarde. La COPE pensó que lo mejor era probar para la tarde a Ramón García, que se lo habían traído y estaba haciendo las desconexiones locales de Madrid a mediodía. 

Ramón García ya había probado las tardes en Punto Radio. No era un novato en ese horario. Qué mejor para la COPE que un rostro familiar, simpático, que caiga bien a todos, que encaje en los valores tradicionales, que no chirríe, que tenga cierta experiencia en ese horario... Todo parecían ventajas. 

Los programas de Ramón García en la radio siempre tenían su sello. Del rollo niños, familiar, que si merendar, que si padres, no meterse en política de lleno... Bueno, un estilo propio. Que igual cuajaba más o no tanto, o quizá poco, pero el estilo propio es el estilo propio. Cuando lo ficharon para la tarde yo pensaba que iba a dar ese tipo de producto. Pero como todos sabemos, le impusieron un modelo. El modelo del que he hablado tantas veces... Esa mezcla entre Radio 5 y una fábrica de salchichas. Entre el estilo desenfadado y la superficialidad. El pasar el rato y el intentar cubrir los intereses de gente vaya en coche de un sitio a otro durante 8 minutos. 

De hecho el radiochip de hoy es muy simpático. Me lo sugirió un amigo del blog, Alberto Plaza. Resulta que estaban "actualizando la información" con Blanca Mª Pol. Se ponen a hablar de las noticias... y atención al comentario de Ramontxu en el minuto 1. Radiochip banderolo:



Ay, esas referencias a los suecos... Así, a lo tonto. Pero el guiño estaba claro, clarinete.

Vamos a ver en un gráfico cómo le ha estado yendo a Ramón García con sus audiencias en la tarde de la COPE. Pero no veréis los datos oficiales... Vais a ver los datos referidos de 16 h. a 19 h. Los que son "de la tarde de verdad", comparables con el resto de emisoras y con el mismo horario de la COPE en otros años... Vemos lo siguiente:






















Pues ronda los 200.000 oyentes. Lo cual está algo mejor que la media de Lumbreras, pero por debajo de Cristina, que estaba asentada en sus cifras, siempre mayores que las que vemos ahí. En ocasiones, Ramón García se ha situado como la quinta opción vespertina gneralista de toda España. Mi pregunta es: ¿Cómo le habría ido a Ramón García en estos tres años casi en el caso de que hubiera hecho el programa que le hubiera salido de las narices? No lo sabemos. Pero sí sabemos que él por sí mismo hubiera hecho otro tipo de programa.

No sé si el año que viene seguirá Ramón García o cambiarán de cara para la tarde, que suena por ahí que es posible. Lo que me sorprendería es que tuvieran tan claro que el problema fuera Ramón García... y no el sistema "suecopístico" para repartidores del Opus. ¿Por qué no probar con Ramón García haciendo otra cosa? Ahí lo dejo. Y veremos que pasa en el EGM en julio, que igual es su última medida vespertina. O mucho cambia esto o seguirá el desierto. 

4 comentarios:

  1. Que gusto le ha cogido la COPE a Exposito. Sinceramente, no creo que mejore a Ramón Garcia. Sus datos en las mañanas son los que son. Discretos, siendo hasta amables.

    ResponderEliminar
  2. Me pregunto qué se han tomado en la COPE, porque esto no es solo cosa de los suecos. ¿Van a seguir apostando por un programa a lo sueco? (me encanta la definición "una mezcla entre Radio 5 y una fábrica de salchichas"). Y Carlos Herrera, ¿estará de acuerdo con este desaguisado? Afortunadamente, siempre (de momento) nos quedará el otro García. Que, por cierto, estará encantado con el cambio de nombres.

    ResponderEliminar
  3. Es una pena que Ramón García no haya hecho el tipo de programas que hacía en Punto Radio. Lo escuché alguna vez y me gustaba y, como dices, pegaba mucho en la COPE.

    ResponderEliminar
  4. Si la cosa consiste en que el sistema condiciona el éxito de la emisora (ya se que no, pero me sirve para colar la coña), que cambien la suecope por la rac1ope.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...