domingo, 16 de agosto de 2015

dónde estará la gente

Quien haga radio hoy debe estar pensando eso mismo. Los que curren hoy tendrán, seguramente, complejo de último mono. Que me lo digan a mí... que me tiré unos cuantos años viendo cómo este puente curraba yo y los de la panadería de al lado. 

Precisamente por eso, estos días son especialmente buenos para hacer guiños al oyente, salirse del guión, estar más relajado... Conectar. Es el tiempo perfecto. El oyente de radio durante estos días, el que se tiene que levantar por la mañana, y lo digo por experiencia, también tiene ganas de sentir que al menos tiene la suerte de escuchar algo distinto a lo normal. El poder decir: "pues a pesar de tener que ir a currar, qué majo tal..." Sentir que hacen algo "especial por vacaciones" y no "de menor calidad, por ser vacaciones". Se entiende el matiz, ¿no? Lo cambia todo. 

Y cuando se comienzan las vacaciones, o cuando hay un puente, existe un tipo de oyente especial: el oyente despistado de la vida. ¿Nunca os ha pasado? Un día tenéis fiesta y al punto de la mañana os suena el despertador. Os despertáis diciendo: "hostia puta, no he quitado la alarma". O mucho peor: "¡El sueño que tengo y a trabajar!" Cuando en realidad... es fiesta. 

El radiochip de hoy es de uno de esos días de fiesta... Del 1 de mayo. Alfredo Menéndez, en RNE, tuvo a bien empezar de una manera que seguro que os recuerda a más de una mañana en vuestra vida en la que habéis nombrado maldito a vuestro radiodespertador, que no entiende de los días de guardar por sí mismo. Radiochip del librar:


En días como hoy [chiste] se agradece que quien está al otro lado se "mimetice" con el oyente. Muchas veces echo de menos que los que están al otro lado, cuando es fiesta o es verano, se tienen que dar cuenta de que hoy, por ejemplo, no es un día cualquiera [chiste]. Mola que el que te da los buenos días "juegue" a estar de vacaciones... A ser laxo. A jugar al chascarrillo o a salirse un poquito del guión. Escuchar la radio en pleno agosto y que suene a 24 de noviembre... eso queda raruno. 

Quiero decir... que incluso los que están dando las noticias podrían ser un poco menos robots. Bueno... todo el año, pero sobre todo en esta época. 

Hablando de programas mañaneros, de vacaciones y todo esto... Desde aquí pido a un vecino misterioso que tengo muy fan de la SER que por favor, baje el volumen de la radio. Me despierto todos los días de agosto con Aimar Bretos en la radio... Pero en la radio del vecino. Cuando me suena a mí el despertador tengo a 2 aimares bretos contándome lo mismo con unos milisegundos de desfase. Cuando además pongo la radio del baño, ya hay 3 aimares. Demasiados aimares. Cuando llegue septiembre puede que ya no coincidamos en lo que nos ponemos por las mañanas... Y tendremos un problemita gordo. Espero que para entonces haga frío y ambos cerremos nuestras ventanas.  

Porque esto es otro tema de radio del verano... Cuando te abres del todo y toda la noche la ventana o la puerta de la habitación. Cuando se te cuela lo que el vecino ve... u oye. 

¿Alguna vez habéis descubierto un programa de radio porque lo ponía un vecino? Por preguntar... 

1 comentario:

  1. Yo noto que es verano, y más concretamente agosto, porque hay becarios en las noticias. El número de fallos aumenta exponencialmente entre los que cuentan las noticias normales y la velocidad de los de deportes es mayor que de costumbre.
    Además, este verano tenemos, en radio Barcelona, a cuatro chavales haciendo la sustitución en las mañanas del fin de semana, ahí se nota un montón que es verano... Y que me gustán más que Rosa Badia y sus manías.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...