martes, 22 de septiembre de 2015

publicidades parasitarias

Un día, hace no mucho, vi un tuit de un periodista de la SER que comentaba otro tuit de un oyente que decía que escuchar la publicidad de Canalcar en el "Hoy por Hoy" le "destruía las neuronas". 

Si no eres de Madrid pero has pillado alguna vez la radio por internet, y si has escuchado también Onda Cero o alguna otra emisora emitiendo la publicidad de lo que viene siendo los Madriles, habrás descubierto la siguiente publicidad... Radiochip canalcárico: 



En la  presentación del libro, en Madrid, hablé de que había un capítulo de publicidad... Y comentando ese tema, salió lo de Canalcar. Alguien dijo: "que sí, que es horrible... pero que en Canalcar compramos tu coche". 

Es una publicidad parasitaria. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que de repente toma toda la atención del oyente, le chupa la sangre, le estruja las meninges... Cumple su función a las mil maravillas, pero debilita a la radio. Es decir... El oyente llega incluso a cambiar de cadena solo para no escuchar el anuncio. "Mata al oyente", o "mata la sintonía de radio". Sin embargo, el objetivo del parásito está conseguido. "En Canalcar compramos tu coche". 

Es paradójico. En realidad, estas publicidades parasitarias consiguen su objetivo como nadie. Ponen pasta. Hacen que el oyente quite la radio, pero a la vez son empresas que ponen mucha pasta. Son empresas que le dan vida a la radio, porque la pagan. Así que... a consumirla, señora. 

Los oyentes de Onda Cero están muy experimentados en este tipo de publicidad. No porque Onda Cero ponga publicidad hasta decir basta -que se note que son de Antena 3, que se note-, sino porque, tradicionalmente siempre han sido muy de abusar de publicidades machaconas. Voy a poner dos ejemplillos más... Como por ejemplo, la del Decorman, en este segundo radiochip canalcárico:



"Aprovecha las ventajas que te dan..." La muerte. Qué horror. 20 segundos. "En 3D, antes lo ves". ¡Que alguien quite esa cantinela de mi mente! ¡Por favor! ¡No puedo con la vida! Pero... Si yo soy de Zaragoza... Si yo no vivo en Madrid... Si vivo a 600 Km, ¿cómo puede ser que este anuncio se me haya metido en la cabeza? ¿Será cuando me bajo un podcast de la app? ¿Será que lo oigo por internet y no elijo provincia? ¡Cómo puede ser, si Madrid me es tan lejano! 

Pero ojo... Porque si yo os digo "los Fernández", todo Dios me respondería "son muy amables". Esto es matemático. Ojo al último radiochip canalcárico: 

Ese tono raruno de Los Fernández... Ese rollo... viejuno a la par que señorial, a la vez que... extraño. Que sí, que los Fernández son muy amables, y nos quedamos con eso. Que te dan ganas de ir sin alfombras ni nada. Te dan ganas de ir a ver si es verdad que son tan amables que llegas y te invitan a una mirinda y unas pastitas. ¿Hay derecho a que nos taladren con todo esto? Pues sí, sí hay derecho. 

No está penado por la ley, no. Que yo a final de año soy capaz de votar al que sea que me ofrezca la moderación de este tipo de anuncios en la radio. Quizá los de otros lugares de España no estén tan familiarizados con estos anuncios, pero ya digo que siendo de fuera, viviendo fuera, y no yendo a Madrid casi jamás, conozco estos anuncios. 

Claro... si nos vamos a Barcelona... ¿Alguno conoce los productos Mercedes? ¿No? Bueno... Exijo a los catalanes un poquito de contención al comentar esto de los productos Mercedes. Porque eso tiene tanto comentario que necesitará una entrada del blog aparte. Es otra publicidad parasitaria... cuando sale "el momento Mercedes", yo cambio rápido de cadena. O no. 

Publicidades parasitarias. Seguro que tendréis muchas en vuestra memoria. Grabadas a fuego. Esperando a que Google invente la papelera de reciclaje cerebral.

Ahora que lo pienso... En realidad, gracias a estas publicidades, la radio tiene pasta. Sí, efectivamente, debería llamar a la entrada "publicidades simbióticas", o algo así. Pero no, la rabia me hace llamarlas "parasitarias".

Hasta han parasitado el blog... He hablado de ellas, y gratis.  Qué horror. 

11 comentarios:

  1. Cada vez que veo pasar la furgoneta de Los Fernández, le saco una foto. Hace tiempo ya que no. La furgoneta tiene el escudo pintado en los laterales con todo el detalle posible, juraría que está a pincel y no a spray -y ni de coña a vinilo, claro.

    El escudo:

    http://s.libertaddigital.com/club/p/370/283/fernandez.jpg

    ResponderEliminar
  2. Cada hora en punto se oye en un punto del dial...

    Soy diferente. Soy exigente. Soy crítica. Soy activa. Soy única. Soy joven. Soy Radio 3.

    Eres lo que escuchas, ¡trucha!

    Y recuerda, que luego a las 11, Siglo 21, en Radio 3.

    Eres lo que escuchas, ¡trucha! Radio 3.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con lo que dices. Pero me ha hecho gracia lo de productos Mercedes porque yo también he oído esa publicidad,publireportaje más bien porque es largo de narices, en Madrid creo recordar que en Onda Madrid.
    Y no lo mencionas pero falta Ramiro López y públipunto,que merece y creo tiene ya su propio Radiochip. Es una publicidad larguísima y en todas las cadenas y al menos a mí me resulta tan cansino que casi me obliga a saltar de emisora.
    Buen trabajo sigue así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún no... PROMETO UN RADIOCHIP DE PUBLIPUNTO Y RAMIRO LÓPEZ.

      No será merecedor de Ondas. Pero un premio de la academia de radio de estos tan divertidos al menos...

      Eliminar
    2. Uff publipunto..... Es oir su voz y apagar la radio o cambiar de dial, la promo es eterna, la ponen durante años (o a mi me lo parecen) y no tiene la más mínima gracia. Le tengo una manía... el último que escuché era el de detector de radares (¿tanto ganan vendiéndolos?) y anteriormente creo que anunciaba ¿coplas? ¿música americana de los 60, 70 y 80?... gracias a Dios van despareciendo de mi mente...

      Eliminar
  4. Lo peor del caso es que Canalcar tiene diferentes tipos de anuncios. En unos cantan y luego está el taladrador, que es insoportable. Y precisamente, este último, es el que mas suena en la SER. Incomprensible.

    ResponderEliminar
  5. A Valencia creo que también llegan los anuncios de "Productos Mercedes" y sinó, ¿qué me decís de "Maxi Cal"? Si compras dos "Maxicales" te los llevas por el precio de uno, más un economizador electrónico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aqualimpia, vete a saber si se escribe así, también de Mercedes que no deja de ser una especie de vaporeta pero que te lo explican con un lujo de detalles impresionante y que hace la publicidad difícil de aguantar.

      Eliminar
  6. Pues anda que los de Sevilla con cancioncitas y todo, y el anuncio de Quitasol que tras 20 años se sigue diciendo, el de Tecafil, los de ABR Talleres en su día, etc... con ponerse Dial o Radiolé Sevilla un rato cada semana o dos semanas salen nuevos

    ResponderEliminar
  7. Falta el de Decorman (cancioncilla horrible) y los recopilatorios de coplas, años 60, etc de los fines de semana.
    A rescatar Ramiro López y el agua imantada...jaja

    ResponderEliminar
  8. Hubo una temporada en Onda Cero que empezaron a echar anuncios en los que "una mujer" le preguntaba a "un doctor" sobre como mejorar la vista, las articulaciones... etc llegué a escucharlo tantas veces durante tantas semanas, que empecé a deprimirme, podías estar escuchando el programa que quisieras, y estar de buen humor, que cuando llegaban los anuncios, Onda Cero te decía: te vas a morir, todo tu organismo se está desintegrando... no se pueden poner tantos anuncios de enfermedades tan seguidos...
    Creo, pero no estoy seguro, que estos anuncios los primeros días, el lugar de "la chica preguntadora / periodista" lo ocuparon Carlos Herrera o Julia Otero en sus programas, pero era muy chocante y supongo que vergonzante y pusieron a esta chica para preguntar al "doctor"

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...