lunes, 26 de octubre de 2015

tartamudez

El radiochip de hoy es tenso. Ya aviso. Ocurrió este último sábado. Antes de escucharlo tenía en Twitter 3 opiniones: 

1. Que era un momentazo y que fue divertido.
2. Que la pregunta del entrevistador fue impertinente e inoportuna.
3. Que no fue tanto la pregunta sino el tono de la pregunta, y que la respuesta fue aún más desafortunada.

Hace unos cuantos días, RTVE colgó el programa del 20 cumpleaños del "Un, Dos, Tres... Responda Otra Vez". Yo era un crío cuando aquello se emitió y creo que fue de las primeras cosas que grabé en vídeo. Así que recordaba desde el primer momento del programa hasta el último. 

Enseñándole el programa a una amiga, un poco así por encima, le dije que se fijara en dos personajes que a día de hoy serían impensables. Por un lado, la Loli, que era el personaje de Beatriz Carvajal... Una puta tartamuda. Y luego le dije que se acordara de Arévalo haciendo sus típicos chistes. 

El personaje de la Carvajal consistía en que, al ser tartamuda, siempre parecía que iba a decir algo guarro... pero luego no. Jugaba con el doble sentido en plan chistes verdes, pero... ¡uy! Luego nunca era lo que te esperabas. Más o menos como cuando a un tartamudo le terminan una frase antes de tiempo... que no siempre lo que te dicen era lo que uno podría pensar. 

Esto mismo es lo que explicaban el otro día en "No es un Día Cualquiera". Sí, ha tocado dos días seguidos hablar del mismo programa. 

¿Qué pasó? Pues que en un momento dado del debate, José María Íñigo intervino diciendo que, igual que pedían respeto cuando la gente terminaba sus palabras y todo eso... Que también tuvieran ellos paciencia con toda esa gente que lo hacía. Y como la mejor defensa es un ataque -gratuito en este caso-, ocurrió el siguiente radiochip tartamudo que pilló en directo @PeterFallowBlog: 



Uy... No sé yo si la pregunta estaba tan mal planteada o el tono era tan incorrecto. Yo lo que he visto fuera de lugar ha sido la contestación del señor tartamudo... Que eso fue un ataque gratuito totalmente. Eso sí... cuando uno empieza diciendo que cualquier cosa que diga "va con cariño y comprensión", a continuación viene algo que no va a agradar al entrevistado. 

Al final del radiochip, como podéis escuchar, el entrevistado le pide perdón un par de veces a Íñigo, porque... se había pasado un poco. Hombre... fue un momento muy "¡wala! lo que le ha dicho". Esas cosas que nunca se sabe que pueden pasar en la radio. 

Debajo de la Loli, por cierto, verás que aparece el triángulo de Pascal. A mí en el cole me lo enseñaron como "triángulo de Tartaglia", en honor al algebrista Niccolo Fontana (1499-1557), alias "Tartaglia" porque era su mote: el tartamudo. 

Y una de las aportaciones más conocidas de Tartaglia fue el estudio matemático de las trayectorias que seguían los proyectiles... es decir, tratados sobre balística. Y, como hemos escuchado en el radiochip, sigue siendo objeto de estudio en 2015. Íñigo puede dar fe. 

5 comentarios:

  1. El momento fue histórico porque en No es un día cualquiera nunca pasa nada imprevisto, está todo medido al milímetro (y por eso es tan aburrido). En A vivir que son dos días pasa algo parecido (aunque el otro día alguno dijo "andé" en lugar de "anduve").

    Los programas buenos buenos son los que están currados pero admiten la improvisación. O sea: La radio de Julia, La ventana de Sardá, Tiempo de juego... Por eso El cine, o el A vivir, por mucho talento que tengan y muy currados que estén, siempre me dejan algo frío.

    ResponderEliminar
  2. Por completar la parte televisiva de la entrada, hay que decir que en su día, años 80, ya hubo quejas de que Beatriz Carvajal hiciera de tartamudo y entonces cambió el personaje. Supongo que lo resucitó en el especial 20 aniversario porque era su personaje más conocido. Programa que por cierto vi con 9 años y volví a ver hace poco en YouTube, donde está además de en la web de RTVE como decías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que volvió también en 1986, después de la polémica de 1983. Chicho recuperaba personajes ¡y repetía guiones! https://www.youtube.com/watch?v=gMntAWqlZAM

      Eliminar
  3. Justicia social, versión 2015:
    "Como discapacitadx capilar (rechazo la palabra "calvx" por discriminatoria) me siento terriblemente ofendidx por las intolerables declaraciones del portavoz de la comunidad tartamuda. Lxs discapacitadxs capilarxs tenemos los mismos derechos que los que tienen greñas y podemos realizar contribuciones igual de válidas a la comunidad, por ello pedimos al portavoz (que seguro que tiene pelo y es por tanto un opresor) que emita inmediatamente un comunicado de disculpa"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aplausos. "Calvo" es de los pocos insultos que aún no han sido desterrados por lo políticamente correcto, y a mucha honra

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...