domingo, 1 de noviembre de 2015

todos los santos (existentes)

Claro, porque no es cuestión de celebrar los santos inexistentes... Y resulta que sí que los hay. O sea... hay santos que se celebran que no lo son. 

Me hace gracia, porque eso del santoral es una cosa que nos recuerdan en muchos programas por las mañanas. Por eso de contar historietas curiosas, por eso de pronunciar esos nombracos horribles... Incluso en la SER hubo una sección de santos en "La Ventana". Igual un día hablo de esa sección, que era muy curiosa. 

Resulta que esto de la vida de los santos es todo un mundo. San Valentín, San Cristóbal, Santa Bárbara... Nada. Que no. Todo son suposiciones. Y todo esto lo aprendí escuchando "La Rosa de los Vientos", hace algunos años. Radiochip santuario:



El mito de San Jorge es el caso típico. Era de Capadocia, que eso ahora es Turquía. Y ahí lo tenemos... en la bandera de Inglaterra, en las enseñas de todo lo que fue la Corona de Aragón... Cruces de San Jorge a cholón. Dar por hecho que existieron dragones es creíble con altas dosis lisérgicas. 

En Semana Santa, Todos los Santos y las navidades, las radios no católicas suelen tocar temas de catolicismo, y siempre, para mí, son emisiones interesantes. La religión tiene tanta historia y se toca tan poco, que estos temas en la radio "me triunfan". Al final, es una manera como otra más de hablar de historia. 

Y que estas tertulias de mogollón de "ces", pues... Era algo que me encantaba escuchar. Y no me resistía a traer un monográfico al blog.

3 comentarios:

  1. Sobre la entrada de hoy, decir que hay tanto "paletismo" con el tema de la religión. Verás tú como antes que después veremos que no se toca en ninguno de sus sentidos en colegios e institutos "porque España es un estado aconfesional". Que por cierto, a toda esa gente le diría que aconfesional no significa laico... La religión es parte importantísima de la historia de la humanidad, se crea en lo que se crea.

    Pero yo venía a hablar de otra cosa. Estoy cansado de que los oyentes opinen en la radio porque es casi siempre taaaan previsibles sus opiniones. Me explico inventándome los temas: ¿Qué va a opinar un oyente de la SER si le preguntan por la política social del Partido Popular? ¿Qué es maravillosa? ¿Y un oyente de la COPE si le preguntan que le parecería un gobierno presidido por Pablo Iglesias? Es que cosas semejantes las tenemos cada momento y es absurdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso molan los oyentes de Julia, que le meten una caña que no veas. A veces parece que solo la oyen fachas que quieren echarla de la cadena.
      También tiene oyentes rojeras, pero esos se enrollan menos, o Julia les da menos bola, que le va la marcha.

      Eliminar
    2. Pues mira, estoy con los dos, claro.

      Porque si un oyente interviene, yo espero de él que aporte algo. O un dato, que apostille algo, que añada una pincelada, o que cree polémica. Que me hagan pensar o que interaccione con los del programa o contertulios. Si no, para mí, es tiempo perdido.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...