domingo, 13 de diciembre de 2015

Nacho Villa

El artista antes conocido como "Ignacio Villa".

Luego, en la tele, pasado el tiempo, ya pasó a ser Nacho. Y ahora vuelve a estar de moda por el revuelo de su gestión en el ente público de Castilla - La Mancha, que es donde encontró acomodo después de estar en la COPE.

Tras trabajar en la Cadena COPE creó la Cadena Cospe. 

Nacho Villa se hizo cargo de las mañanas de la COPE después de la época Federica. Sustituir a Federico era una empresa complicada porque, ideologías coincidentes y circunstancias aparte, había que tener un sentido de lo radiofónico... del que carecía completamente.

Federico sería lo que fuera -que échatelo al cuerpo, porque tela...-, pero el jodido tiene gracia. A veces -casi siempre-, gracia malévola y destructiva, pero la realidad es que Federico tenía un algo que Nacho Villa no. [¿Por qué hablo de Federico en pasado?] Y esto es casi indiscutible. Nunca entendí que le dieran las mañanas de la COPE. Demasiado programa para él. 

Nacho Villa era "de la COPE de siempre", pero empezó en la radio pública (RNE). Fue a inicios de los años 90 cuando pasó a estar en la emisora episcopal. En la COPE se fue de corresponsal unos cuantos años y luego estuvo en el equipo de Antonio Herrero. Fue en 2004 cuando pasó a ser jefazo de informativos de la cadena. 

Villa era parte de ese "núcleo duro federiquiano". En antena cada vez era más duro y tajante. Yo alucinaba porque una persona de informativos "puros", es decir, de "noticiario", se permitía el lujo de ir a saco, Paco. Era de la época en la que Federico decía siempre que estaba feliz y contento de poder escuchar "su cadena" a cualquier hora del día, porque la línea informativa era la misma. 

La única vez que la COPE se ha cargado el "Mediodía COPE" o "Informativo Mediodía" y le ha puesto otro nombre -y lo ha alargado en duración- ha sido cuando le dieron a Ignacio Villa "La Palestra". En aquel programa daba a diestro y sobre todo a siniestro. 

[Me estaba mirando yo la Wikipedia y ahí se asegura que "La Palestra" se convirtió en el informativo de mediodía más escuchado de España. Bueno... eso es trolaca total. Pero total, total. Del tamaño de Dumbo con paperas. El informativo de mediodía de la COPE, ya fuera el de Nacho Villa o cualquier otro, siempre ha estado lejos del "Hora 14", al menos en los últimos 15 años, como poco.]

Cuando la cosa se le empezó a poner fea a Federico, Nacho Villa empezó a aflojar. De repente, ese estilo totalmente identificado con el de Teruel quedó aparte, y las diferencias entre ambos ya eran claras en antena. No en lo ideológico... Era una cuestión de supervivencia. Sobre todo en antena Federico lo dejaba clarinete. Siempre iba en plan "cuando Nacho Villa asalte las mañanas..." Le daba tiritos en plena antena. Un espectáculo. 

Así que, efectivamente, y no sé exactamente a qué criterios radiofónicos obedeció la decisión, Nacho Villa comenzó "La Mañana" de la COPE. Además de las consabidas campanas del averno que eligió como sintonía, comenzó el programa con la consigna de explicar a todos los oyentes de que la COPE federica era igual que la COPE sin Federico, pero con mejor gusto y maneras. Radiochip villano, de cuando empezó "La Mañana" de la COPE:



Este comienzo de "La Mañana" de Nacho Villa podría llamarse "bofetada tras bofetada a Federico". Analicemos:

- Señas de identidad de siempre.
- "La Mañana" de la COPE "va a estar donde siempre ha estado" -ahí suponíamos que se refería a antes de Federico-.
- Referencia a una independencia que no tengo tan claro que se refiriese al poder sino a "las empresas"... Supongo que a Libertad Digital. Pero igual es que soy muy malpensado. 
- Referncia a "las buenas maneras", que si no le gustaban las guerras... Nada de afrentas. Para que no le gustasen las afrentas, este discurso era su primera revancha con Federico. 
- Saludo a "sus colegas de las cadenas nacionales", que obviamente eran todos menos Federico. 
- Recuerdo a Antonio Herrero, que convirtió a "La Mañana" en el referente de la radio española. ¡Sí, hombre! Más que nada, porque el tramo informativo de "La Mañana", como tal, fue cosa de Antonio Herrero, luego de Luis Herrero, y luego... solo quedaba Federico. Si nos ponemos exquisitos, las mañanas de la COPE -en general- nacieron cuando ficharon a Luis del Olmo. 

Estos discursos inciales tan "así" me dan una rabia... 

Ahí estaba Nacho Villa, garante de las buenas maneras, la moralidad y del modelo a seguir que representa un ideario, que era el de la COPE. [Como diría Amanda de GH 16, "ris-sa". "Ansiedá".]

Pero al final... ni eso, ni buena audiencia, ni nada. Y sentido radiofónico... el justo. Bueno, menos. Quizá haya sido el peor conductor de las mañanas radiofónicas de los últimos 10 años, como poco. Peor que Buruaga y Manolo H. H, y no estoy exagerando. No tenía sentido de lo radiofónico, no tenía carisma, no tenía gracia, no tenía voz, no tenía gancho... Pero sí supo hacerse sucesor de Federico. Supo llegar, pero nunca estuvo preparado para permanecer. 

Se trataba de hacer radio, no solo de "laminar" a Federico. 

4 comentarios:

  1. Expósito te manda un jamón por no haberle nombrado xd
    La verdad es que tampoco es tan manta, pero la suequización le ha sentado fatal

    ResponderEliminar
  2. Para mí es un misterio que este tío haya llegado tan alto, y no me refiero solo a La Mañana, sino a "La Cabestra" (© Grupo Risa), un tío sin carisma, plomizo, con planta de funcionario sin sangre de ciudad pequeña, de los que te dicen "vuelva usted mañana" y te sueltan un bostezo en mitad de la frase.

    ResponderEliminar
  3. Vamos a decirlo: además de todo, Nacho Villa es feo. xd

    ResponderEliminar
  4. "Tras trabajar en la Cadena COPE creó la Cadena Cospe."

    Festival del humor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...