lunes, 8 de febrero de 2016

11 8 88 (1)

Lo de hoy no va de radio de mediados de agosto de 1988.

Hace dos o tres meses estuve hablando con una amiga de cosas antiguas. Y le dije: "¿Te acuerdas de cuando tenías que llamar a alguien y encontrabas su teléfono buscando en el listín?" Mi sorpresa fue cuando a esta amiga no se le ocurría qué narices era "un listín". Hombre... Una cosa es que no los hayamos usado mucho, y otra es que no supiera qué era un listín de teléfonos. 

A casa te llegaba el listín y las Páginas Amarillas. [Bueno, aún llegan, pero no me fastidiéis la entrada.] Se supone que si tenías que recurrir a cualquier tipo de servicio, en vez de buscar en Google -que es lo que hacemos todos ahora- te ibas a las Páginas Amarillas y buscabas... ¡Dios! Me siento mónguer explicando lo que me parece tan evidente, pero claro... No todo el mundo ha buscado ahí. 

El radiochip de hoy tiene 15 añacos. ¡15 años! Que no es tantísimo. Se trata de un servicio que sacó Telefónica en 1999, pero el anuncio que vamos a escuchar como radiochip amarillo es del año 2001. No era un anuncio de Páginas Amarillas... Era de Páginas Amarillas Habladas. 



Este anuncio sonaba en "Gomaespuma" en el año 2001. Es decir, tú llamabas al 906 365 024, y ahí encontrabas todo lo que te podía ofrecer Páginas Amarillas. Y en vez de buscar gratis en papel, y en vez de buscar en internet -que en aquel momento no "estaba todo" ni Google era el Gran Hermano-, pagabas un pastizal, y te daban el número del servicio que quisieras. En 1999, con este negocio se sacaron más de 400 milllones de pesetas. Casi 50.000 clientes. 

¿En qué se terminó convirtiendo esto tiempo más tarde? ¡En los pelochos! 11888. Ya es una cosa independiente y todo eso... 

Cuando veas un pelocho, acuérdate de esos kilos de papel que llegaban a cada casa. Acuérdate del "3x4" cuando tenían que buscar y llamar en los listines de España. 

Algunos anuncios que pasaban inadvertidos hace 15 años en la radio sirven para abrirnos ventanitas al pasado. Así que si tienes publicidad de radio grabada, aunque te parezca chorras a más no poder... pues envía. Porque la publicidad en la radio también es radio. Y tienen sus premios Ondas, y sus AMPE, y su todo. 

1 comentario:

  1. Es que, como decías de pasada, lo que es sorprendente es que se sigan editando en papel las páginas Amarillas. El otro día las vi por mi barrio.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...