lunes, 11 de julio de 2016

2ª ola EGM 2016: perdedores (1)

La que más ha bajado en este último EGM de la temporada ha sido la SER. Como indicaba el otro día, es una bajada que se produce después de unos subidones bastante importantes. O sea... que las gallinas que entraron extra por las que se han ido. Un mucho de cansancio político sí que podemos adivinar.

Y como siempre, hay que recordar que por mucho que esté metidida en el capitulo de «perdedores», esto es muy relativo porque ser la más escuchada con diferencia es casi incompatible al 100% con ser perdedor. Pero la felicidad depende de la primera derivada... [Esto, para los que entiendan de matemáticas.]

Así que la SER ha vuelto más o menos a sus niveles habituales. Cuando estas cosas suceden, siempre nos queda la duda de si es un hecho puntual o es el comienzo de alguna tendencia. Como ha sido un resultado explicable, podemos hacer esta interpretación y quedarnos tan anchos, o rebuscar a ver si podemos rascar algo más. Vamos a hacernos preguntas y respondernos con los datos. 

- ¿Ha habido algún programa «gordo» cuya bajada haya sido tan grande que le haya hecho bajar mucho más de lo que cabría esperar?

No. Ninguno. Aunque algún programa haya dado algún dato parecido a algún mínimo de hace algunos años... Nada fuera de lo normal. 

- ¿Vemos algún programa de la SER en claro desgaste, y que quizá pudiera ser objeto de algún análisis? 

Sí. Por ejemplo, «El Larguero». Seguía una línea descendente de libro. Es que ni hecho a posta te salen unas audiencias tan fáciles de interpretar. El único ejemplo equiparable que se me venga a la cabeza —en tamaño, tipo de audiencia, etc.— es el caso de García, hace muchos años. Y sabemos que el programa se va a renovar. Y también la repetición de «El Larguero». Esto fue un tema del blog que podría volver a repetir con la misma tesis. Y el «Hablar por Hablar» lleva quemado... ni se sabe. Líder. Pero a la baja. Las madrugadas... regulín. 

- ¿Qué tal los programas nuevos de la SER?

La SER innova. Es líder e innova. Esto es así. Sin embargo, algunos de los nuevos programas, por muy buena pinta que tengan, no han funcionado. Un día hablaré de por qué creo que no termina del chutar el «Oh! My LOL». [¿Molaría ese programa de 21 a 22 h.?] No se identifican con un presentador, un nombre difícil, algún programa que está hecho sin un diseño definido... Y una responsabilidad de éxito compartida. Eso es lo peor que le puede pasar a un programa. Pero vamos... que esto, para otro día. La cuestión es que tenemos que añadir que sustituir a Iker es casi imposible. Ponen productos buenísimos... Pero luego la audiencia igual no cuaja. Pero habrá que darles tiempo. 

En los últimos años, la SER es un poco «rollo Telecinco», en el sentido de que tienen unos cuantos presentadores estrella y que se reparten el pastel pase lo que pase. [Nunca mejor dicho.] En los programas gordos es difícil cambiar a un presentador o hacer cosas muy diferentes. Toda la innovación y el riesgo va en programas «secundarios». Pero yo sigo diciendo que hace 15 años yo era un crío que escuchaba la SER y no me parecía una radio «de gente mayor» y 15 años más tarde me siento como un crío escuchando algunos programas. ¿Alguien me lo explica? 

- Una frikada que tenía ganas de preguntarme... ¿El cargarse una hora de emisión regional los fines de semana les ha perjudicado o beneficiado? 

Pues lo vamos a ver con el «Nadie Sabe Nada» de Berto y Buenafuente —en doradete—. Pillamos la hora que ocupan (de 13 h. a 14 h.) y nos da lo siguiente: 






















Vaya estabilidad, ¿eh? Podemos sacarle pelos a la calavera. Podemos ver que tienen la misma audiencia que las emisiones regionales de la SER, que les va igual de bien a pesar de que el «A Vivir...» está en niveles de audiencia altísimos, y que aún les iría mejor manteniendo lo regional, o vete tú a saber. Y sí, es un poquito triste pensar que una hora de dos personas en un teatro enlatadas tienen la misma audiencia que un montón de curro en las emisoras de cabecera. Pero la vida es así. Nos puede gustar más o menos, pero ahí están los datos. En realidad... nadie sabe nada. 

Radiochip romerafuente: 



Convendremos que viendo las descargas en ivoox, es un programa al que no le va mal precisamente. O sea... que ha sido un acierto.

17 comentarios:

  1. Lo raro no es que ahora hayan perdido tantos oyentes, lo raro es que la Ser siga siendo líder por las mañanas con alguien tan limitada para la radio como Pepa Bueno. Supongo que por ideología, porque hay gente de izquierdas que no quiere escuchar a Herrera ni por asomo y no empatizan con Alsina. Pero escuchas los respectivos programas de ambos o el de Alfredo en RNE, y te llevas las manos a la cabeza comparándolo con el telediario radiado que hace esta señora en la Ser. A veces, se viene arriba con algún suceso y nos hace la versión radiada del Gente. Pero vamos, en cualquier caso, muy lamentable.

    ResponderEliminar
  2. Yo llevaba años escuchando Hoy por Hoy, sintonizándolo en cuanto me levantaba. Pero hace semanas que, me parece todo tan negativo, que lo he dejado.

    ResponderEliminar
  3. El Larguero y el Hablar por hablar han conseguido que me pase a la Cope por las noches. En cuanto al Hoy por Hoy me da igual Pepa Bueno, Francino o Gabilondo, a mí lo que me interesa es Radio Zaragoza a nivel local.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la clave de la audiencia de la Ser: las emisoras locales.

      Eliminar
  4. En Navarra, en lo que se refiere a información local, ONDA CERO tiene los mejores informativos. Las noticias locales de SER Pamplona son un titular cada 5 anuncios. Por la mañana casi todo el mundo va enchufado a Onda Cero aunque luego los estudios de medición de audiencia dan amplia ventaja a la SER.

    ResponderEliminar
  5. La SER es líder porque su programación es variada y, lo más importante, transmite curro detrás de cada uno de los programas. Siento decir que esto no me pasa con los programas de Onda Cero o con los de Cope, salvo los gordos. El resto de programas del día, tienen un tufo a rellenemos como sea y con el menor coste que a mí me espanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ahora en verano la programación de relleno de Onda Cero o Cope pues es que no hay por donde cogerla.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este pasado fin de semana ya se ha podido notar que ha comenzado el páramo veraniego, que promete ser más yermo y falto de vida que los de "Mad Max". Hay reuniones de vecinos en la piscina de debajo de mi casa más interesantes que lo que tuve la oportunidad de sufrir, menos mal que hubo consuelo con la final de la Eurocopa. Y hoy me he puesto a escuchar los deportes de COPE a las 8.30 y parecía aquello un programa de Radio Complutense, con 40 becarios por metro cuadrado, con más voluntad que acierto, he aguantado 10 minutos. Yo creo que desconecto hasta dentro de un mes

      Eliminar
  6. Marlboro, eso es lo que me pasa a mí. Por eso, cuando no me gusta lo que estoy oyendo en la SER, apago la radio sin buscar emisora alternativa.

    ResponderEliminar
  7. Me gustaría que recuperaran las 2 horas del A vivir regional. "Nadie sabe nada" no me parece un programa apropiado para la radio y en caso de serlo, de relleno en verano. El resto de la temporada, sobra. Y "Acento Robinson" lo acortaría y lo convertiría en una sección de "Carrusel" o "El larguero." Y una versión más amplia para cadenaser.com

    Actualmente las madrugadas de la SER dejan bastante que desear. Y las mañanas, con sus aciertos y errores, lo cierto es que tiene la oferta informativa más plural y completa, le pese a quien le pese. Sobre todo me quedo con la programación local de la SER. Ojala sigan apostando por ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, depende de lo que entendamos por pluralidad. Repetir como loros las consignas que marcan El País, Cebrián y, en su defecto, el PSOE, a mí no me parece una oferta informativa plural y completa. Me parece puro sectarismo.

      Eliminar
    2. A mí la relativa calidad de los contenidos informativos deja de importarme cuando la presentación es infumable, le pese a quien le pese. Aparte, tengo una manía personal: los vozarrones de fumadora me desagradan profundamente.

      Eliminar
  8. Yo veo a la SER en un estado de ensimismamiento como el de que tiene depresión y aún no lo sabe, de que va tirando como puede pero sin chispa alguna, algo muy evidente en ciertos programas que siguen siendo líderes de su franja porque hay gente que no quiere oír otras emisoras y prefiere quedarse con lo malo conocido.

    Por ejemplo, "La ventana" de Francino me parece que se ha instalado en una inocuidad tremenda, que la mayoría de secciones me dan igual y las que podrían tener potencial las han "suecado" de una manera muy triste. Con una sección de cine que se ha reducido a cosas del tipo "esta semana estrena Spielberg una película, repasemos por 50 vez las películas que ha hecho Spielberg, aprovechando los anteriores cortes de audio de músicas y pelis para que un aburrido Boyero nos diga lo mismo de siempre y los oyentes hagan lo propio". Hasta "Todo por la radio" se ha contagiado de la mediocridad, he estado dos semanas sin oírlo porque me estaba cansando de esa sensación de "reunión de cubatas entre amigos en la que no entro" que está tomando y no lo he echado de menos lo más mínimo, yo lo reduciría en tiempo, que quedara para Toni Martínez y los Especialistas Secundarios, porque casi todos los demás (la locutora superchachi de Cadena Dial Patricia Imaz, Coronas tirando de tópicos sin dar un palo al agua o los siempre prescindibles Yuyu e Iturriaga) me sobran

    ResponderEliminar
  9. Y a "Oh my LOL" le pasa lo mismo que al "Yu" de Dani Mateo en Los 40, que ambos necesitan de alguien que dirija un poco el cotarro, que le de un poco de unidad y limite un poco ese rollo de "programa que nos hemos hecho los colegas porque somos muy graciosos, aunque a veces cueste creerlo"

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...