sábado, 30 de julio de 2016

¡memo!: «la COPE, la iglesia y la audiencia»

Hace 5 añacos me dio por reflexionar sobre esto mismo. La COPE es propiedad de la conferencia episcopal en su mayoría, y su misión, según es de suponer, es difundir los valores católicos y estar al servicio de la iglesia. Por otra parte, es un negocio, y su misión también es ganar dinero. Ganar dinero «difundiendo la palabra»... Dicho así, no suena muy atractivo. Así que tienen que llegar a un compromiso de búsqueda de la audiencia y su rédito publicitario, y además colar el mensaje católico al mayor número de personas. 

Y lo interesante es este compromiso de no ser muy pesado con los temas de la iglesia para no perder oyentes e ingresos, pero a la vez de no ser lo suficientemente transmisor de esos valores para que tener la COPE no les suponga simplemente un negocio como el que podría ser tener una pescadería. Tienen una radio para poder transmitir un mensaje. Eso es parte de «su rentabilidad».

Todo esto venía a cuento de que, por ejemplo, emitieron una hora entera de especial desde Roma sobre la beatificación de Juan Pablo II. No sé si funcionará en enlace, pero aquí estaba el radiochip romano: 



Obviamente, comerse un coñazo de canonización... Solo es apto para los muy católicos. Obviamente, todos sabemos que la audiencia de la radio en ese momento caería. Obviamente, si la COPE no retransmite este tipo de cosas... ¿Para qué querría una radio? A esto del compromiso me refería. Que tiene que ser complicado buscar la audiencia y dar servicio de iglesia al mismo tiempo.

La gente decía cosas interesantes. Por ejemplo, un anónimo decía:

«[...] En mi opinión existe un punto medio entre ser una cadena exclusivamente cristiana (tipo Radio María) y ser una con vocación comercial como Onda Cero o la SER. [...] Es cierto que en la actualidad la gente es menos religiosa que hace unos años, pero en mi opinión, y lo dice un católico, siempre habrá una cantidad a tener en cuenta. [...]Me imagino que la religiosidad de la gente bajará hasta un punto y luego subirá, como baja y sube todo. [...]»

No sé si todo lo que baja sube, y que todo lo que sube baja. Estas cosas no siguen las leyes de la gravedad. Pero sí hacía énfasis en que, aunque haya menos católicos, haberlos, haylos, y se cuentan por millones. Y Alfonso, a raíz de esto, decía: 

«[...] no se nos tiene que alejar de la vista el hecho de que ahora mismo la COPE tiene una audiencia baja para lo que ha sido y eso no tiene nada que ver con el mensaje cristiano. Tampoco es que dejar de hablar de la Iglesia o hacerlo moderadamente, como ahora, te asegure oyentes. [...]»

Y claro... teníamos que tener en cuenta de que lo que le dio vidilla a la COPE en plena crisis fueron los deportes. Y por eso Miki decía:

«[...] Eso de que a los que nos hemos venido con los deportes "nos repele" el mensaje apostólico romano, me parece muy cierto. A mí me dejan perplejo unos anuncios que ponen después de EP12 sobre las jornadas de la juventud [...] Estos anuncios más que animarte a interesarte por el mensaje cristiano te dan un repelús terrible, te hace sentir que la COPE y sus publicistas no viven en el mismo mundo que los demás [...] ¿En qué cabeza que a los jóvenes que venimos a escuchar a Paco y Joseba nos van a captar con anuncios en primera persona, de tono juvenil, que dan vergüenza ajena? [...] ¿Alguien sabe dónde se pueden escuchar todos esos anuncios/testimonios para las jornadas de la juventud (que parece que el Papa es Mick Jagger...)?»

Entonces... además de todo esto, pongamos de manera explícita el tema político. Logos decía:

«Una cosa es hacer proselitismo y otra es decir que un buen cristiano sólo puede votar al PP como anunció la cúpula de la Iglesia antes de unas elecciones no hace mucho tiempo. [...] No he entendido jamás porque religión debe ir acompañado de un aire conservador, tradicional..Se nota mucho que la cúpula de la Iglesia está en contacto con el poder y no con su base.»

Y Álvaro SDP añadía:

«Yo tampoco entiendo porque se identifica religión y conservadurismo. Hay mucha gente creyente y que va a misa todos los domingos que vota al PSOE. Gente, que por otra parte, no escucha la COPE porque le repelen sus tertulias y presentadores. ¿Vaya contradicción no? [...]»

Así que tenía que salir a colación el tema de los de esRadio:

«En el caso de la COPE, la necesidad de elegir entre más audiencia o más "coherencia cristiana" es bastante clara. Algo parecido sucedió hace algunos años, antes de la marcha de Losantos, Vidal y compañía a esRadio [...] el estilo de ambos se alejaba bastante de la doctrina de la Iglesia, [...]»

Los comentarios seguían, y uno se declaraba cristiano y de centro-derecha. Y decía:

«Yo llevo siendo oyente de la COPE (como católico y conservador que soy)desde los tiempos de Federico y César , y pese a que ahora la linea editoral de la COPE se haya moderado , estoy seguro que el 90% de los oyentes de COPE son personas católicas y de centro-derecha que no les gusta que una cadena católica y que ha sido el referente de la derecha durante muchos años se ponga ahora estilo Cadena SER . [...] La gente que escucha la SER ( que es progre) jamás eschará la COPE , en cambio muchos decepcionados con la nueva COPE pueden volver si vuelven al estilo de libertad y claridad. *Lo dice un oyente de verdad de la COPE.»

Bueno... Hubo más comentarios, pero me quedo aquí. Me molaría saber si el que escribió este último comentario siguió en la COPE, o si se fue... Y si ha vuelto o no. Misterio total. Pero lo cierto es que me apetecía rescatar este tema. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...