lunes, 24 de octubre de 2016

el análisis de un minuto

«La firma de Iñaki Gabilondo» en «Hoy por Hoy» a las 9 h. de la mañana dura un minuto. Va a toda piña. Y como él dice, un minuto es un minuto. 60 segundos. A la vez, él tiene un videoblog que se llama «La Voz de Iñaki» en donde se puede explayar un poco más. 

La versión corta es en radio —no pasaría nada por que fueran 90 segundos o 120— y la algo más larga, en la web. La de radio la podéis escuchar en el radiochip futurólogo de hoy. La de vídeo la voy a transcribir palabra por palabra. 

Viajemos al 30 de mayo de 2016. Antes de las elecciones, antes de la campaña... antes de todo. 



«Lo que va a pasar.

Sí, ya sé que por puro rigor intelectual y por decencia democrática, no puede darse nada por hecho hasta que los ciudadanos votemos. Pero... Después de lo que dijo Pedro Sánchez en Sitges —si alguien tenía alguna duda, ha quedado disipada a mi juicio— todo está disipado a mi juicio. Porque está claro todo lo que va a pasar. ¿Qué va a pasar?

Va a pasar que el PP va a ser el partido más votado. Va a pasar que C's, que tal vez pierda votos, va a apoyar al PP para hacer posible la gobernación. Va a pasar que el PSOE con sorpasso o sin sorpasso no va a acordar un pacto de gobierno con Podemos. Va a pasar que el PSOE con Sánchez o sin Sánchez va a permitir que el PP gobierne vía abstención. Va a pasar que el PSOE y C's harán alguna finta pidiendo la dimisión de Rajoy, luego lo dejarán anulado, y se consolarán con un par de reformitas de juguete. Pasará que Podemos se convertirá en un contrapoder de verdad que en la próxima legislatura deberá confirmar si es una alternativa de verdad, maciza, o si se va desaguando con ferocidad. Pasará que el PSOE, que de manera temeraria se ha colocado a sí mismo el listón en un punto imposible (la victoria), se abrirá en canal por enésima vez. Y pasará que el PP, con los mercados tranquilizados, volverá a esa, su manera de gobernar, ésa del mal doctor, que se ocupa de los síntomas y no cura ninguna enfermedad. 


Y nos volveremos a preguntar una vez más con Tomás de Iriarte, si tantas idas y venidas, tantas vueltas y revueltas, fueron de alguna utilidad.»


Quizá contase con que sorpasso mediante, Pedro Sánchez quizá se marcharía. Pero lo que es cierto es que la opción que se ha terminado imponiendo él la veía clara. Clara y lógica. A pesar de Sánchez y del sorpasso. [Recordemos que todo esto parte de que Sánchez aseguró que no habría terceras elecciones.] Desligaba Iñaki esta decisión futura tanto del resultado electoral como de quién dirigiera el partido. No estamos hablando de «lo que Iñaki opina que debería ser», no estamos hablando de una columna de opinión de «el PSOE debería hacer tal o cual porque si no, lo otro», sino que nos expresa un análisis de la lógica del momento: lo que cree que va a ocurrir. Esto creo que es lo que debe ofrecernos la radio. No solo opinión, también análisis.

O quizá expresar que tal opción es lógica sea también opinar... Se puede opinar también sobre esto.

[Ahora pensad qué radios nos ofrecen análisis y qué radios tienen presentadores mañaneros que les importa todo esto tres pepinos y fundamentalmente tienen contertulios que opinan desde el higadillo. Paraos a pensar.]

Vemos cómo desde radio algunas de estas posiciones eran ya contempladas como simple lógica a la vista de lo que podía suceder según la visión de Iñaki, y no fruto de una batalla mediática o de manos negras. Antes de las elecciones y de la campaña. 

10 comentarios:

  1. Pedro Sánchez decía una cosa y la contraria, según fuera su público.

    http://www.elconfidencialdigital.com/blogs/la_espana_profunda/pillada-empresarios-Pedro-Sanchez_7_2720797894.html

    No se le puede culpar: todos los políticos lo hacen. Pero que vaya de adalid de las bases a estas alturas...

    ResponderEliminar
  2. Yo he escuchado en programas de radio afines al partido más votado (y con líneas editoriales que parecen dictados del gabinete de comunicación de Moncloa) que la abstención del PSOE iba a tener lugar en la segunda ronda del debate de investidura. Y supongo que Gabilondo, por el olfato que da la experiencia y por los contactos que pueda tener donde se manejan las cosas, también tenía claro el final de la comedia. Lo que pasó es que Pedro Sánchez, quizá haciendo bueno aquello del "para lo que me queda en el convento..." se puso farruco y quiso morir de pie, en lo que el consideraba un gesto digno de resistencia, en lugar de hacerlo de rodillas y después de tragarse todos los sapos, porque su suerte estaba echada, como se ha visto después en la puñaladas que le han caído dentro de su partido.

    Y ahora están preparando una nueva entrega del teatrillo, para que tras una pantomima se dé el sí al gobierno en segunda votación, en un acuerdo que quizá al PSOE le cueste muchos votos futuros. Aunque muchos siguen apostando por el PP a pesar de los casos flagrantes de corrupción, ya se sabe que todos somos más indulgentes con nuestra basura que con la del vecino. Y que de todos modos, como nos ha enseñado el caso de Grecia, el gobierno real está en otra parte, más arriba de estos teatrillos

    ResponderEliminar
  3. Y dicho esto, yo defiendo el análisis en la radio y que los programas sean plurales, pero con un debate que enseñe cosas, que tenga cierta altura intelectual, no con rebuznos de periodistillas muertos de hambre que hablan por la voz de su amo, para ganarse su miserable mendrugo de pan. Lástima que de estos espectáculos vamos sobrados, especialmente en la televisión y en esos programas que duran como el "Sálvame", porque eso es lo que son. Otro teatrillo

    ResponderEliminar
  4. "Esto creo que es lo que debe ofrecernos la radio. No solo opinión, también análisis."
    Ahora tendría uqe aparecer aquel comentarista que comparaba radio y periódicos. Lo que pides ya lo hace la prensa escrita... Que, a lo mejor, lo que quieres es que la radio sea el medio de comunicación total, y no.

    ResponderEliminar
  5. Como si la prensa escrita no tuviera páginas enteras de opinión, su editorial y todo. Hasta pasatiempos tiene. Y suplementos del cotilleo, económicos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he explicado mal. Eso es lo que quiero decir. Que la prensa escrita tiene opinión y análisis para dar y vender, en un mismo periódico.
      Una emisora de radio es más como un kiosko con ideología, y cada programa sería un tipo de publicación, donde tienes un montón de programas/publicaciones para eligir, pero ninguno va a desviarse más de la cuenta de la linea editorial del kiosko.

      (espero no haberlo liado más)

      Eliminar
    2. Creo que el comentario de Pacman se puede aplicar a la prensa también. Los periódicos también son kioskos ideológicos, salvo raras excepciones (y nunca locamente plurales). Bueno, ahora con internet puedes picar de aquí y de allá. Y hay opciones de pago que te permiten también picar.

      En realidad Pacman quería lanzar un piropo a Alsina, sin nombrarle, que luego le acusan de alsiniever

      Eliminar
  6. Hola, Pacman

    Creo que la «gran coalición» era la opción más clara desde hacía meses, y que alguien iba a levantar un teléfono en el tiempo de descuento, entiéndase la metáfora con lo que dijo Felipe en la SER. Quiero decir, que las cosas funcionan así. Y celebro que Iñaki lo viera, pero era tan de cajón que parece que lo pintamos como gurú. ¿Tan en la inopia vive la peña?

    Sin acritud,vaya por delanten

    Abogado Antena 3 Radio

    ResponderEliminar
  7. Hola, Pacman

    Creo que la «gran coalición» era la opción más clara desde hacía meses, y que alguien iba a levantar un teléfono en el tiempo de descuento, entiéndase la metáfora con lo que dijo Felipe en la SER. Quiero decir, que las cosas funcionan así. Y celebro que Iñaki lo viera, pero era tan de cajón que parece que lo pintamos como gurú. ¿Tan en la inopia vive la peña?

    Sin acritud,vaya por delanten

    Abogado Antena 3 Radio

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...