viernes, 14 de octubre de 2016

lo de Bob Dylan

Ayer mucha gente se sorprendió de que le dieran el Nobel a Bob Dylan. A mí y a muchos otros radioadictos, no. La radio nos puso en la pista hace muchos años. Bueno... Unos cuantos.

Pero antes de hablar de eso, vamos a ver una cinta de radio. ¿Os acordáis de cuando hablé del «paleo-podcast de Onda Cero»? Pues un lector me mandó una foto de cómo eran aquellas cintas que enviaba Onda Cero como podcast previo pago de mil pelas. Y era la siguiente cinta:





















Hace 20 años y 12 días de aquel gabinete: «Bob Dylan a por el Nobel». Años más tarde le escribí para pedirle si me podía pasar esta misma foto pero con mejor resolución —es una foto que pongo en el libro—, y de paso, si no era mucho pedir, que me pasase esa cinta a mp3. Pero me quedé sin foto y sin radiochip: Esa dirección de correo ya no existía. Pero bueno... ayer el tema del Gabinete de Julia fue precisamente el Nobel de Bob Dylan... una vez conseguido. Pasará a la historia este gabinete por pillar a Elisa Beni sin la lección aprendida antes de empezar.

Yo supe que se rumoreaba lo del Nobel a Bob Dylan escuchando «La Gramola», a finales de los años 90. Siempre que ponían una canción larga suya —antes se podían poner canciones largas en la radio—, Joaquín Guzmán solía comentar la riqueza de sus letras, que si habían pensado en él para el Nobel de literatura... ¿Cómo no quedarse con la copla cuando te cuentan eso por la radio?

El radiochip de hoy va precisamente de eso. De sus letras. ¿Cómo saber qué decían sus letras en aquellos años? Pues gracias a la radio. En «La Gramola» te llevaban al «Café de Versión Original». Allí, Rosa Márquez leía las letras en español de canciones en otros idiomas. Alguna vez tocó, obviamente, Bob Dylan. Así nos enterábamos de qué decían las letras. Radiochip panderetero:



Así que el señor de la pandereta era un camello... O eso parece. ¿Os habéis fijado? Entre letra y canción al final casi son 8 minutos de programa. Eso antes se podía. La radio nocturna yo creo que se lo podía permitir... La radio nocturna y musical incluso se puede permitir que me cuenten que si Dylan suena para un Nobel, o cosas del estilo. Actualmente parece más importante conocerse anécdotas chorras de los cantantes, o tener un locutor que diga tal o cual lema de la cadena tantas veces al principio o al final de su locución. Por suerte empieza a haber excepciones.

Muchos años antes de que le dieran el Nobel, la posibilidad de que se lo dieran no era ningún secreto. La radio nos lo recordaba. 

2 comentarios:

  1. En el programa 'pioneros' de radio3 le dedicaron una serie de doce capítulos. Veo que a finales de julio del 97.

    ResponderEliminar
  2. Bob Dylan molaba más cuando no era comercial

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...