viernes, 18 de noviembre de 2016

hola

Sabéis que me gusta mucho contaros cosas de RAC1 porque me parece que tienen programas imaginativos, ágiles, currados... Está muy bien la cadena, y nadie es líder de audiencia por casualidad. Por muy importante que sea la línea política en la radio, nadie elige tal emisora si es un soberano coñazo. Hasta aquí todo correcto. 

La novedad de este año en RAC1 es que se ha incorporado Albert Om para hacer el programa de 19 h a 20.30 h, que se llama «Islàndia». No había escuchado aún el programa, y decidí ayer cotillear a ver qué tal. Vaya sorpresa. Estuve a punto de cambiar pasado medio minuto. Pero luego pensé: «Esto tiene pinta de radiochip. A ver cuánto tiempo duran leyendo mensajitos insulsos.» 

Sorteaban unas entradas para ver al Barça. Pero es que se pusieron a leer mensajitos que estuvieron clasificando y teorizando sobre ellos. Incluso se pusieron a comentar algunos de los mensajes que, sinceramente, podríamos clasificar —esta taxonomía no se les ocurrió— como «mensajes de mierda». Ya no es que vuelva al tema de la twitterdependencia, que por suerte es un asunto que se empieza a moderar por fin... Es que llenar tantos minutos comentando mensajes vacíos en antena es casi para decir al día siguiente: «La radio vecinal es cuatro calles más allá. Mañana hagan desde ahí el programa.» El presentador se puede llamar Albert Om o Papa de Roma. Hay cosas que son antirradio, las hiciera Iñaki o mis vecinos del 7º D, que por cierto, son sordomudos. 

Se pusieron a leer esos tuits vacíos y a teorizar sobre ellos, se pusieron a darse autobombo nada más comenzar el programa, como si eso fuera un contenido interesante. ¿Se ponen en el papel del oyente? Om dice que son mensajes divertidísimos. Ya, en serio... Venga, va... 

Vamos a escuchar el inicio de programa pasados dos o tres minutos de careta y típicos saludos. Radiochip salutativo: 



Más o menos pasados los 5 minutos y medio del radiochip comentan los mensajes que le dan título a esta entrada. Comentan que les han mandado algunos mensajes que dicen: 

«Bona tarda»

«Bon dia»

«Hola»

«Bona nit»

¡Pero qué cojones hacen comentando mensajes que les dicen hola, buenas tardes o buenos días! Y los meten en la sección de «mensajes educados». Y lo comentan. Creen que es un contenido. ¡Pero cómo pueden hacer perder el tiempo a los oyentes —a los que escuchan— con semejante mierdaca! 

No me jodas. ¡No me jodas!

Casi 10 minutos escuchando eso. Y luego el «reto matemático» es el equivalente de «haz clic aquí y descubrirás cuántas playas hay en Cataluña». Pues mira... no voy a hacer clic. Si quieres me lo cascas rápido, y si no... me cambio de emisora. Tenemos internet y podemos buscar. 

¡Eh, venga! Fue ponerme el programa y no dar crédito. Quiero pensar que no son así todos los programas. No lo sé. No sé si volveré a probar... Supongo que ni de coña. Es que fue escuchar este trocito de radio y pensar en cómo es posible que no gasten dinero en gente que escriba algo. O peor aún: ¿El propio Albert Om no puede prepararse algo original un ratito que tenga libre en el día para su programa, ya que está en una radio líder? Y si es un señor muy ocupado y que tiene otras obligaciones... Que pongan haciendo al programa a alguien que tenga la generosidad de ganarse el sueldo haciendo radio.

Muchas veces tengo la sensación de que se fichan a ciertos presentadores de radio que están ahí por ser quienes son, y que a lo mejor piensan que «como el nombre ya lo tengo hecho, ahora puedo pasar de todo.» Pues a los oyentes nos da igual todo. Si haces un relleno mierdero... Pues... ¿De verdad que en 10 minutos no se le ocurrió que podría aburrir a los oyentes de manera soberana? 

En fin. Que no perdono la desidia. Y no es solo Om... Van unos cuantos que se piensan que se les escucha no sé por qué razón. Si curran en la radio, hagan radio. Que gasten parte de su preciado tiempo en currarse ellos algo. Que no cobren y vean la vida pasar. Que se preocupen por su propio producto. De verdad que dan la sensación de que todo les da igual. ¿Algún nombre o programa que añadir a la lista de desidiosos? 

6 comentarios:

  1. Creo que es exactamente lo que quiere hacer.

    "Ponga ejemplos del tipo de historias que quiere contarnos.

    “¿Cómo os conocisteis?”, le preguntaremos a parejas de la calle. “¿En qué consiste tu trabajo y cuánto ganas?”, también. ¡Serán como fotografías en prensa! Y, cada tarde, a las 8, la sección “Podéis saludar”.

    ¿Saludar?

    Sí, cada día una persona podrá saludar a un ser querido y dedicarle una canción, como antes. Y cada día tendremos un final feliz."

    http://www.lavanguardia.com/lacontra/20160905/41111385205/quiero-hacer-en-islandia-una-radio-muy-calida.html

    ResponderEliminar
  2. y para qué tocar lo que les funcionaba, como era primer toc... Ganas de marear la perdiz si el producto que ofreces es de pésima calidad.

    ResponderEliminar
  3. A mi, por lo que he escuchado no me parece mal programa. Tratan de temas durante mucho rato con un invitado con libro, reportajes sobre gente mayor, o una chica que se quedó ciega. No es para mi, pero no me parece mal programa. La aparente desídia de On es un clásico.

    ResponderEliminar
  4. Albert Om hace programas para tietas, desde siempre. Y como está en RAC1 a las tietas les añade cumbas y chavales de esplai (neo-hippies para los que no lo pillen). Lo que, Om, lleva haciendo años son programas de buen rollo soso, muy soso.

    Si hasta han hecho coña de su programa los de 'la segona hora'. Que se ganan la vida tocando los c*j*n*s al personal. (son compañeros de la misma emisora)

    ResponderEliminar
  5. Yo lo he escuchado varias veces, y su propia definición del programa es "radio cálida" (cálida, no calidad)

    El Eufemismo "Radio Cálida" vale para meter cualquier mierda que se le ocurra, pero siempre en plan buenrollista/filosófico de programa de marujas.

    Realmente la mayoria de dias es super cansino y muy empalagoso, como un polvoron recubierto de miel. Un dia entrevistan a una ciega que te deja entusiasmado (siempre con ese tono de sus entrevistas que cada vez potencia más..) y otro dia a una puta que se paga la carrera que no tienes bien claro si es real o es una entrevista de estas de "codigo nuevo" "vice" o estas mierdas digitales que abundan actualmente.

    Pero lo que esta claro es que el tio se está haciendo mayor, y su radio cada vez es mas antigua (aunque lean tuits)

    Realmente yo si pensaba que RAC1 necesitaba otro programa por la tarde, porque era una saturación deportiva absurda. Deportes por la mañana, deportes al mediodia, deportes en el programa de tarde, un programa deportivo de dos horas y otro programa deportivo nocturno. Pero la verdad es que ese programa, despues del Versio RAC1 es como tirar del freno de mano en mitad de la autopista.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Creo que la parrilla al completo de RAC1 de esta temporada merece un post: están haciendo grandes esfuerzos para perder oyentes. "Islàndia" es un pinchazo en toda regla y, por si fuera poco, va seguido por el "No ho sé". En total , es un tramo de 19h a 22:30 de calidad bajísima, con dos locutores empalagosos que llenan sus programas de "naderías" como las que explicas en el post. La mejor definición que he encontrado en Internet del programa de Pou es que es "como si le hubieran dado a Jean Paul Desgrava de La Competència el horario de máxima audiencia". Por desgracia, ambos tramos lo parecen.

    A eso hay que sumar el cambio brutal del "Tu diràs", un programa que ha perdido toda la personalidad que tenía. Es lógico, tras cargarse a Senabre, Gelmà y Costa de un plumazo. No me quiero olvidar de otra pérdida en deportes, de la temporada anterior, como fue la de Gerard Romero. Costa y Gelmà en Catalunya Ràdio y Gerard Romero en SER Catalunya están haciendo programas y/o colaboraciones con estilo RAC1 que les acabará haciendo bastante daño. Senabre, que se metió en un jardín pero tenía parte de razón, colabora con Deportes COPE y algún oyente rascará al insulso programa nocturno de RAC1.

    Y, por si fuera poco, Jordi Basté, que me parece un hombre de radio sobresaliente, lleva toda la temporada subido en una torre de marfil. Está logrando que uno de sus puntos fuertes, la personalidad que impregna en "El Món", se convierta en un lastre total del programa: lo está llenando de ego, opiniones muy sesgadas y tertulias que se van de madre. Desde que el año pasado comenzó a hacer especiales a cada evento, se ha creado una burbuja y está perdiendo el norte.

    Ya lo dejo, pero es que como oyente y fan de la radio "el tema RAC1" esta temporada me parece muy fuerte. Menos mal que siguen teniendo a La Competència, La Segona Hora y Versió RAC1, para mí el auténtico emblema de la emisora.

    ¡Enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...