martes, 28 de marzo de 2017

historia del troleo

No, esto no va de El Tekila, que ganó «Got Talent» contra pronóstico...

Da la sensación de que eso del troleo empezó con internet, con Forocoches o algo así. No. Me dan ganas de decir que eso del troleo empezó desde que el hombre es hombre, pero lo único que sé es que para que un troleo tenga sentido, tiene que haber un medio que le haga tener público. 

Parece que lo de trolear es una cosa de jóvenes ninis que pasan sus horas pajeándose, mirando internet y jugando a la consola. Pero me da a mí que no. La de programas de tele de estos de llamadas que se han hecho famosos gracias a las llamadas de los trolls que pasaban de ganar ningún premio. Les bastaba ese medio minuto de éxito aunque se hubieran gastado 5 euros. Y en la radio... ¡Madre mía! La de gente que ha llamado a la radio sólo para meter mal. Lo bueno es que ahora internet —y la localización de números de teléfono— han hecho que la radio se vea casi "libre de trolls". O... no tanto. 

Todos hemos escuchado esas anécdotas de gente que llama a Pumares para llamarle de todo, todos hemos escuchado esas llamadas al "Hablar por Hablar" en las que se inventaban historias y luego no podían aguantar la risa... La noche, los programas de llamadas, han sido el caldo de cultivo para este tipo de anécdotas. 

El radiochip de hoy es la historia de un troleo hecha por un camionero hace muchos, muchos años. Esta anécdota es muy conocida y además aparece trascrita en el libro "Estupidiario" de G. Zumeta, Luis del Val y R. Gabilondo. En el libro aparece referida al programa de tarde "Directamente Encarna". Sin embargo, Petón, en su programa Guadiana, lo refiere a "Encarna de Noche". Y además lo enmarca escuchado y reproducido por Luis del Olmo en "Protagonistas" en tiempos de la COPE. 

Yo reproduzco lo del "Estupidiario"... Y vosotros podéis comparar con la anécdota que comenta Petón en este radiochip del casino: 



-Encarna: Recibimos la llamada de un ¡camionero de España! que requiere charlar con nosotros...
-Camionero: ¿Encarna?
-E.: ¿Sí? Dime, dime. 
-C.: Te agradezco que me desla oportunidad de hablar en tu programa. Siempre es de agradecer, sobre todo cuando estás trabajando en tu camión por las carreteras...
-E.: ¿Desde dónde llamas?
-C.: Estoy en una localidad de Madrid, Torre...
-E,: ¡Torrelodones!
-C.: ¡¡Tócame los cojones!!

Y la siguiente llamada, al rato, señalando que estaba arrepentido: 

-E.: Me comunican que tenemos de nuevo en línea al camionero que ha intervenido hace unos minutos en el programa, que quiere disculpar su comportamiento, ¿no es así?
-C.: Sí, Encarna, así es. En primer lugar quiero pedirte disculpas a ti y a los oyentes por mis palabras de hace un rato, por si he molestado a alguien. 
-E.: ¡¡Camionero de España!! No te preocupes. Todos entendemos la presión a la que estáis sometidos en la carretera...
-C.: Te agradezco que entiendas tan bien nuestra problemática, pero comprende que al haber hecho muchísimos kilómetros, tener el camión averiado y la carga a punto de estropearse, uno no puede estar tranquilo. 
-E.: ¿Qué carga llevas?
-C.: Fruta. Y se está estropeando. Peras, manzanas, plátanos, melo... melo... melo...
-E.: ¡Melocotones!
-C.: ¡¡Vuelve a tocarme los cojones!!

Así que como veis, en la versión de Petón el gran altavoz fue "Protagonistas" reproduciendo el programa de Encarna, y no se produjo en el programa de tardes. En la versión de Petón es el camionero el que se disculpa con la excusa de que era una apuesta, y no cuestión del nerviosismo y todo eso. En la anécdota de Petón, en la primera llamada el hombre llevaba bidones, y lo de Torrelodones es justo al final, cuando Encarna incluso le invitaba a ir a la radio. 

¡Es genial! En realidad es la misma anécdota explicada con dos versiones distintas, pero muy parecidas. Garci y Pepe Domingo ponían en duda la anécdota, pero visto lo visto debió de ocurrir. De hecho, hay quien dice que tiene esa grabación. Sería acojonante que alguien tuviera la grabación de aquellas dos llamadas de esa tarde... o esa noche. La historia de un troleo en aquellos tiempos, cuando era mucho más difícil... y tenía mucha más repercusión. 

3 comentarios:

  1. Qué quieres que te diga, como diría Rajoy. También lo de la mermelada lo oyó todo el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prometo radiochip de mermelada, nocilla o lo que fuera.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...