miércoles, 10 de agosto de 2016

sabor a verano

No me voy a referir al programa aquel que hacían los veranos en Antena 3 de tele. No. ¿O sí? A ver... ¿Os habéis dado cuenta? Empiezo por el tema de tele, porque seguro que os vais a dar cuenta rápido.... 

Antiguamente, los programas de verano eran... De verano. Presentadora con ropa de lino, presentador con ojos guiñados, que le está dando el sol, gente de público vacacional, mucho rollo playa, rollo piscinas, esas sillas de mimbre que parecían de gigante, ese cambio de sintonías... Todo eso. Te suena, ¿no? 

Pues de eso ya no hay en la tele. 

En la radio pasaba lo mismo. Los temas de verano abundaban. Que si «La Radio al Sol», que si irnos de una playa a otra, que si a dónde se van ustedes de vacaciones, efectos de piscina en las cortinillas, la gente hacía sus fotos de verano... La radio sonaba a vacaciones. Que si «Carrusel de Verano», «La Ventana del Verano»... 

Venga, vamos a retrotraernos a 1997. En «La Ventana del Verano» —que por entonces se ponía artículo determinado en los nombres— en el programa que por entonces presentaba ¡oh, cielos! Roberto Sánchez, cambiaban la sintonía, la estructura del programa al completo, de la época de invierno no quedaba ni Cristo, y era... Un programa completamente distinto. Sí, antiguamente los programas de verano podían permitirse el lujo de ser programas distintos. Y en la sección de humor —que por entonces iba a las 18 h.— que la hacía en su totalidad con Manuel Acedo, había incluso un «coleccionable del verano». Todos los días había unos testimonios imposibles de cosas a veces muy veraniegas. Cada día, un personaje. 

Por ejemplo, las cosas que ponemos encima de la tele (los recuerdos de la playa), un cubito de hielo... Yo qué sé. Cosas de verano. Porque era radio de verano. Dos radiochips tocan hoy. De los souvenirs y de la crema solar. Radiochips lorenzo: 

     

Ahora los programas de verano son programas de invierno en pequeñito. Que no se note que es verano. Lo de las vacaciones ya no es una cosa que se le presupone a todos los que oyen la radio. Se habla de los que se van de vacaciones como gente que obviamente no está escuchando la radio. Bueno, de vez en cuando dicen: «nos puedes escuchar desde la playa». Pero no sé por qué razón ya no se da por hecho que la gente que está escuchando está tostándose, sino que son sufridores en casa. ¿No os parece?

Por cierto... La imagen que veis es una caricatura ochentera. El de la izquierda del todo es Roberto Sánchez y el de la derecha es Manuel Acedo, que es el que ponía voz a los testimonios de los radiochips de hoy. El otro no sé quién será... Pero vamos, que como vemos, unos 10 años después de esta caricatura se hicieron estos radiochips de hoy. Hoy Roberto sigue en el mismo micro, aunque Manuel Acedo... Misterio. 

Volviendo al tema de hoy... La radio de verano antes era radio de verano. Ahora parece que la radio de verano tiene que parecer de invierno, no sé exactamente por qué razón. Me gusta que el verano no suene a verano. Por los temas, no por boletines hechos por becarios, o por hacer versiones reducidas o con menos medios que en invierno. No por la emisión de cutredades o por el relleno enlatado. Quiero que suene a verano porque estoy en verano. Quiero que suene a vacaciones. 

¿Por qué hemos pasado tanto en radio como en tele del «exhibir verano» a «esconder verano»? Es mi pregunta. 

13 comentarios:

  1. Ahora el único que suena a verano y no le entra complejo de que aquí sea, es el esto me suena de RNE y el Versió RAC1. el resto, soporífero.

    hoy se lo comentaba a alguien: me gustan los programas en que los directores se lo hacen suyos y por no repetirme, me gusta el estilo de Aimar bretos por la mañana, porque hace que no eche nada de menos a la titular.

    Roberto no me suena a Roberto, sino que es un Francino en verano, al que ya no le permiten que sea su espacio. el año pasado aún contaba con David Muñoz.

    lejos de probar, innovar, crear, arriesgar, aburren y cansan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David Muñoz sigue saliendo en La Ventana de verano, a partir de las 19:05.

      Eliminar
  2. La programación de verano salvo excepciones aburre a las ovejas. Todavía la SER en el fin de semana encuentras algo interesante que oír, el Hoy por Hoy el tramo de Aimar es mucho mejor que con Pepa y, Hora 25 con Pedro es también magnífico. ¿Qué pasa con las magazines? Para mi gusto son horribles y aburridos. La Ventana porque si con Francino no lo aguanto, saber que Roberto Sánchez sigue la misma línea no pierdo el tiempo y el Hoy por Hoy de Macarena, me agota, lo siento.

    Menos mal que gracias a Radio 3 siempre encontramos cosas interesantes con las que ir matando el tiempo de verano para aquellos que no nos podemos ir de vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la oferta de verano de la SER me quedo con dos programas: Radio Paradiso y En el calor de la noche.

      Eliminar
    2. Es que Aimar hace radio y hace periodismo; la otra señora ni hace radio ni hace periodismo. Hace sectarismo puro y duro con esa desagradable voz de fumadora. Pero su perpetuidad en el cargo obedece a criterios políticos y a la afinidad de PRISA con el núcleo más rancio del PSOE, el felipista. Mientras no cambie eso, tenemos Bueno para rato. Ojalá la supere Herrera Carlos a ver si así se acuerdan en las altas instancias de Gran Vía 32 de cómo se hacía la radio.

      Eliminar
  3. ¿veis? me aburre tanto la ventana actual, que desconocía el dato que ha apuntado Sergio.

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No será que la oyes en Catalunya, y a las 19 hay programación local?

      Eliminar
  4. Es decir, os gusta Aimar Bretos y lo que está haciendo este verano, porque le ha dado su estilo al "Hoy por hoy" y os gusta Roberto Sánchez, pero no lo que está haciendo porque la "pérfida" Cadena SER no le deja hacer otra cosa. ¡Sois tan maravillosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada tiene que ver una cosa con la otra. Desde que se fue Gemma, a La Ventana no le veo la gracia. Tanto Aimar como Pedro Blamco mantienen la estructura original de sus titulares, pero ciertamente, el toque personal de ellos en muchos casos mejora el producto. No dudo que Roberto Sánchez también lo haga, pero que lo disfruten quien le gusta esta Ventana.

      Eliminar
    2. Si es que no voy por ahí. Es que os gusta Roberto Sánchez pero no "La ventana" que está haciendo y le echáis la culpa a la Cadena SER y no a él, es que tenéis los huevos cuadrados.

      Eliminar
    3. En principio, la parte informativa de Hoy por hoy no tiene un esquema de secciones como La ventana: son noticias. Sin oír ni un programa ni otro, entiendo que se pueda notar más, relativamente, el tono de Aimar que el de Roberto. En todo caso, Roberto Sánchez tiene el cielo ganado por aguantar todo el año a Francino.

      Eliminar
    4. Nos gusta que nos guste Roberto Sánchez, creo yo, que es un titán y sabemos que puede hacer radio de primer nivel.

      Eliminar
  5. Me parece que Roberto Sánchez ya tiene asumido que en "La ventana" es un número 2 de libro, como lo es Carmen Juan con Julia Otero o lo fue en su día Agustín Castellote con García, de estos que está bien oír en algún día suelto, pero que no pondrías toda una temporada un programa en el que quisieras rascar audiencia.

    Yo he escuchado su "ventana veraniega" los dos anteriores años y ni fu ni fa, funciona a ratos. Está bien que meta a Carlos Marañón para hablar de cine, en lugar de a un Boyero cada vez más fósil y con el piloto automático, que muchos miércoles roza el "dejá vu" hablando de los mismos temas una y otra vez con "carraspeos" Francino (¿por qué alguien con su experiencia en el medio, de Francino hablo, pierde el fuelle de la voz tan rápido?). Pero el sustituto humorístico de Todo por la radio, que lo llaman "El recreo", es bastante mediocre, de radio local en los años 90, que consistía en cortes chuscos de la tele e imitaciones de Arturo Fernández, Punset, el Rey Juan Carlos y otros personajes de "rabiosa actualidad" (faltaba Julio Iglesias), que por mal metidas de ritmo te hacían casi un dibujo pormenorizado del guión de la hora que tendrían sobre la mesa del estudio, se escuchaba toda la carpintería. Yo lo escuchaba a falta de algo mejor que oír/hacer, pero deseando casi que volviera Julia Otero para llevarme algo más a la boca (Francino con su buenismo de postureo y cierta tendencia al cuñadismo es un NO).

    Este año, gracias a Dios, me han salido otras ocupaciones y estoy escuchando muy poca radio veraniega, pero lo que he oído de Sánchez en "La ventana" sigue por lo trillado, de contertulio del día, comentario de algún que otro tema con llamada a un protagonista/experto (muy sueco todo, muy limpito y muy aburrido) y "El recreo" parece que ya no tiene imitaciones y ahora salen unos hablando de esas cosas que han de interesar al joven urbano de hoy (pero bien filtrado de incorreciones políticas, es decir, bostezo sumo). Total, que he decidido poner el programa los miércoles a las 6 para la sección de cine con Marañón y a correr

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...