miércoles, 18 de julio de 2018

agridulce

El blog ha llegado a los 5.000.000 de visitas. Esto mola. Es la parte dulce. Una de las reglas del blog es que uno no es nunca protagonista, y otra de las reglas es que en ocasiones especiales hay que hacer cosas especiales. 

Resulta que ha coincidido lo de llegar a los 5.000.000 de visitas al blog con el último día después de tres años pasando ratos en Onda Cero Tarragona. Y me lo he pasado muy bien. Es triste cuando las cosas acaban... Pero tienen que acabar. 

Me habían ofrecido alguna vez hacer alguna cosa en la radio. Hace tres años también (y además cobrando pastuqui), pero... A ver... Por un lado, el horario no me venía bien por el trabajo. Por otro lado... ¡qué vergüenza! Así que ambas circunstancias siempre terminaban haciendo que me negase. La vida es así. 

Me llamó Pablo Alcaraz (que presenta «La Ciutat» en Onda Cero Tarragona) para hablar del libro del blog. Yo fui para hablar de mi libro. Como Umbral, pero sin insultar al público. Unos meses más tarde, coincidiendo con el principio de temporada, me llamó para ver si quería estar en el programa. Dije que sí. «Ya me imaginé que dirías que sí», me dijo. Se equivocaba: mi tendencia natural era responder un «que no, que no, que me da vergüenza». No sé por qué dije que sí.

El radiochip de hoy es todo el programa de hoy... Normalmente, antes de la sección de radio iba la sección de los romanos (que en Tarragona es obligatorio), que es la sección que realmente valía de los miércoles. Radiochip del final desorganizado: 


No sabía que a lo tonto habíamos grabado (sí, grabado) 118 secciones. ¡118! Un día estuvimos jugando a decir que si eso estaba grabado o en directo. No sé si se entendió, pero creo que sí. Y entre tanta sección, pues... Mucho corte que puse regulín, mucha pelea «yo vs. el mando del aire acondicionado», muchas tardes de antes de licuar las meninges para saber de qué tema hablar y que fuera original...  Mucho gesto de pinzas con los dedos, porque siempre programaba más cortes que tiempo teníamos, mucha historieta para no dormir.... Política, anecdotario, chorradas de radio, deportes, más chorradas de radio, Encarna Sánchez y García, mucho Pumares, un poco de chorradas de Tarragona, anuncios de la radio,  más chorradas de radio... Lo que es el blog, pero en radio. 

Y momentos inquietantes, como cuando hablando de programas de misterio, en un momento dado, hablando del más allá, se nos fue la luz. ¡No me digáis que no mola! 

Que Onda Cero se gastara unos eurillos en cambiar el ordenador del estudio mejoró mucho la tarea. Me acuerdo del día que hablamos de canciones de Los 40 curiosas que estuvieron en lista... Nota mental: No tirar tanto de Youtube, que todo termina colapsando. Esto todo el mundo lo sabe, pero para mí era nuevo.

Ha estado muy guay. Me he reído mucho. Me lo he pasado bien. La radio local es guay, incluso son sus medios casi nulos escasos. Ha estado guay hablar de radio, cotillear cosas de la ciudad, los cafés de después de grabar, chipiarme siempre cuando grabábamos algún martes por la tarde... Al lado de mi casa en Tarragona hay unos vecinos que siempre tienen puesta Onda Cero a todo trapo. Se escucha desde la calle. Siempre dije que algún miércoles a mediodía querría pasar por debajo para escucharme a mí mismo, que eso me haría gracia... Pero no. Siempre me pillaba trabajando.

Aclaro una cosa: Nunca me gustó la sintonía. Nunca. Pero jamás le salió de las narices cambiarla.

Y por supuesto, no me quiero olvidar de Joan Castell, con quien compartí unas cuantas semanas de secciones de radio ahora hace un año, y que nos dejó.

Han sido 3 años y me lo he pasado muy bien. Echaré de menos pasarme por ahí... Aunque como buen zaragozano, Salou también es mío. Siempre habrá momentos para sintonizar el 95.3 de la FM. 

martes, 17 de julio de 2018

la elle

Hablando de «La Ilustre Fregona» pudísteis escuchar qué pronunciación tenían los locutores... Hubo un tiempo antiguo en que se puso de moda eso de diferenciar las uves y las bes, al menos en las canciones se notaba mogollón que hacían esa diferenciación. 

Cuando yo iba al cole de pequeño, siempre nos decían que esa diferenciación existía en el pasado. Como mi padre ponía Radio 80 cuando yo era enanísimo, me parecía que esa difereciación había desaparecido justo en los años 80, a juzgar por lo que sonaba en las canciones. 

También nos decían en clase que en algunos sitios de España había gente que diferenciaba las íes griegas de las elles. De hecho, hace años la elle estaba considerada una letra. Desde 2010 (sí, desde 2010, no me he equivocado) ha dejado de considerarse una letra diferenciada y ha pasado a ser un dígrafo compuesto por dos letras ele. 

Se dice que España es yeísta (o sea, que pronunciamos elle e i griega como esta última) sobre todo gracias a la popularización del habla madrileño en los medios de comunicación. Porque Madrid era yeísta. Y sí, la elle se pronuncia diferenciada en catalán, pero... ¡Cuando los catalanes hablan en español son yeístas! No te diferencian en español una elle y una i griega. Qué cosas... 

Así que esta diferenciación es lo típico que te explican en el cole cuando eres pequeño, te hacen una produnciación forzadísima... y luego en la tele, en la radio, en casa, a tus primos y a la vecina la escuchas pronunciando lo mismo valla que vaya. Total... 

Pero es que hace relativamente poco caí en la cuenta de que sí hay una periodista en la radio que a día de hoy y de manera natural pronuncia las elles a las mil maravillas. Le sale solo. Es extraterrestre. 

Elena Gijón prouncia las elles. Sí. En serio. No me había fijado hasta hace nada. Pero es que el otro día en la entrada de su programa nos brindó un ramillete de elles. Para ello, escuchad ello en este radiochip elle: 



En los primeros 15 segundos... festival: Ello, lleno, Urkullu, llena... ¡Qué bonito! ¡Esto no lo hace nadie! ¡Pero cómo no me había dado cuenta yo antes! 

Y ya está. Es que me parece un caso único en la radio española. ¿Alguien más la pronuncia? ¿Alguien más en la radio diferencia halla y haya, cayó y calló, sin necesidad de contexto? Ya sé que es una chorrada, pero estas cosas... también pasan por la radio. 

lunes, 16 de julio de 2018

la ilustre fregona

Así se llamaba una de las novelas ejemplares de Cervantes. Y es el radiochip de hoy, que se emitió el 12 de julio de 1978, es decir, hace ahora justo 40 añazos... y 3 días. 

RNE hizo un radioteatro con esta obra... He tenido que echar mano de la Wikipedia para recordar de qué iba esta novela corta, de la que me hablaron en clase de literatura en esos años de bachillerato. Y oye, que es muy española. Dos chavales (Tomás de Avendaño y Diego de Carriazo) se meten a la picaresca y se quieren marchar a Flandes, al más puro estilo Puigdemont, que mira, también tiene que ver con una fregona, aunque en este caso sólo en cuanto a cuestiones capilares. 

Volviendo a la novela: uno de ellos se enamora de una tal Constanza, y... bueno, resulta que la chavala era de buena familia. 

Aquí tenéis el radiochip fregona que rescató un amigo del blog, Giovanni: 



Esta obra estaba dentro de una serie de radioteatros que hacían de algunas novelas. He flipado, porque el reparto está lleno de gente que no conozco ni de broma. Ojo a nombres y apellidos. Ni un García ni un González. 

Dirección: Modesto Higueras
Adaptación de Álvaro Lion-Depetre (que es un guionista muy prolífico)
Constanza: Aurora Vicente (que formó parte del cuadro de actores de RNE hasta su disolución)
Argüello: Regina de Julián 
Posadero: Roberto Cruz Cousillas 
Carriazo: José Santoncha
Cervantes: Ángel Picazo
Tomás: Mario Abad
Diego: Alberto Alonso
Avendaño: José Lahoz
(voz de hombre): Manuel Sánchez Arillo
Corregidor: Marcial Gómez Sáiz 

Cómo pronuncian las uves y las elles, ¿eh? 

domingo, 15 de julio de 2018

va de cine, lobos y braguetas

Primero el rollo, y luego voy a las braguetas, ¿vale?

Hay un programa de radio sobre cine que se lleva emitiendo más de 35 años. Bueno, «La Claqueta» y el programa del que toca hablar hoy: «Va de Cine». Tiene dos versiones: la de Radio 5 (en español) y la larga, de Ràdio 4 (en catalán). 

El programa nació en RCE, y su creador fue el director de programas de la cadena, Argimiro Lozano. Este dato seguro que no importa mucho, pero no podía obviar en esta entrada que alguien se llamara Argimiro. 

Tampoco importará que... a ver... ¡Aquí llega lo del lobo! Resulta que la primera vez que la voz de Pedro Ruiz salió en la radio fue para sustituir a Argimiro Lozano, que tenía que intervenir haciendo el aullido de un lobo. 

¡Volvamos al programa de cine! El programa desde hace muchos años está dirigido por una mujer, Contxita Casanovas, que es muy fácil de reconocer y es muy imitable, porque tiene una voz muy particular, que parece que habla como si estuviera... ¡aullando! Para imitarla, tenéis que poner los labios como haciendo una u y pronunciar una eterna e. La cuestión es que lleva años y años cubriendo todos los festivales de cine españoles. Por ejemplo, podréis escuchar en este radiochip cinéfilo una tertulia que tuvo lugar en Málaga, contó con la presencia de gente como Andreu Buenafuente o Carlos Saura, entre otros. 



No, no he elegido este programa por casualidad. Esta tertulia estuvo muy correcta, hablando de cosas de cine, de más temas... Todo correcto. Fue en marzo de 2014. ¿Qué ocurre? Pues que años más tarde podemos saber qué le pasaba por la cabeza a Buenafuente en aquella tertulia. 

En aquella tertulia, Buenafuente estuvo con un pensamiento constante: Que el señor Saura se subiera la bragueta. ¿Cómo lo podemos saber? Porque lo contó hace nada él mismo en el «Nadie Sabe Nada». Resulta que en un momento dado del programa, estuvo explicando aquello, que es este otro radiochip cinéfilo. Todo empezó con el tema de cómo hacer micro-ayudas a gente que lo necesita: 



Pues hasta aquí la anécdota. El año pasado el programa «Va de Cine» cumplió 35 años y no encontré cómo colarlo por el blog... Y con la anécdota, un año más tarde, por aquí pasa. 

sábado, 14 de julio de 2018

perdiendo seguidores

Tercer día seguido que vamos a hablar de Abellán. La casualidad...

Podemos leer de El País del 11 de julio:

«A partir de mañana muchos usuarios de Twitter verán descender su número de seguidores. Durante los últimos años, la red social ha congelado decenas de millones de cuentas al detectar en ellas "cambios significativos en el comportamiento". Los propietarios de esas cuentas han visto congelada su actividad a la espera de confirmar su identidad y restablecer la contraseña. La novedad es que a partir de mañana todos esos avatares, que no se eliminarán de la plataforma, desaparecerán de la lista de seguidores de otros usuarios.»

Y la noticia dice después:

«Twitter quiere dejar claro que esas cuentas no son spam o bots (perfiles para la difusión masiva automatizada). "La principal diferencia es que fueron creadas por personas reales", explican. El problema es que no han podido confirmar que el los usuarios que las abrieron tienen aún "control y acceso" a ellas.»

Bueno... La cuestión es que mucha gente ha visto un bajón de seguidores. Entre ellos, muchos periodistas que de repente ya no son tan populares. ¡Oh, cielos! Y cadenas de radio, claro. A eso voy. 

En 2017 hice una entrada que intentaba relacionar seguidores en Twitter y audiencia. En 2018 jugué a ver las diferencias que había encontrado al cabo de un año. Entre todos esos datos, llamaba mucho la atención la audiencia de Radio 4G, que en unos delirios de grandeza, un director que tuvieron dijo que miraban cara a cara a la SER, la COPE u Onda Cero. También hubo gente que lo publicó y le pareció genial ese titular, sabiendo que todo era una trola que te mueres. 

Como no estaba yo atento a que esto sucedería, no me pude entretener a ver cuántos seguidores cayeron de un día para otro. Pero sí he podido jugar a ver qué diferencia hay desde esa última toma de datos de febrero de 2018 y ayer, 13 de julio de 2018. 

Teóricamente, siguiendo la tónica de toda radio, todas deberían subir. Casi nadie se toma la molestia de dejar de seguir a una radio, sobre todo si no es activo en Twitter. Simplemente deja de usar Twitter, y se acabó. 

Así que una muy leve subida de seguidores tiene que estar relacionada con la famosa desaparición de seguidores. Para que nos hagamos una idea, el saldo entre febrero de 2018 y ayer tendría que ser positivo siempre. Por lo tanto, una pequeña subida en realidad indica que también han perdido seguidores.

De todas maneras, para no hacer mucha conjetura, veremos el porcentaje de ganancia o pérdida de seguidores con respeto a febrero en la columna de la derecha del todo:

[O sea... por columnas: 1) Oyentes del EGM 2017; 2) Seguidores en Twitter en 2017; 3) % de seguidores respecto al EGM; 4) Seguidores en febrero de 2018; 5) % de seguidores respecto a ese último EGM; 6) El porcentaje de variación entre 13 de julio de 2018 y febrero de 2018]


Sí, se te han ido los ojos a donde quería que se te fueran. La única radio que tenía más seguidores que oyentes (qué malo tenía que ser el EGM, ¿eh?, cómo se pasan con Abellán, si es que resulta que estos datos son porque le guardan aún rencor por lo de las denuncias...) resulta que... ¡Pumba! Caen desde los 128.000 seguidores a los aproximadamente 43.000, que es lo que le da aproximadamente también el EGM. Así que si en este bajonazo de seguidores de Twitter, como decía la noticia de El País, no están aún quitados los famosos bots... ¡Hasta dónde puede caer eso!*

Sólo han subido de seguidores de manera notable (así, en general) el grupo de las emisoras públicas. ¿Querrá eso decir que sólo han subido las emisoras que no pelean por el número de seguidores? Es curioso... Han subido Onda Madrid, Aragón Radio, Radio Voz, por supuesto las catalanas también, la gallega, la andaluza... También sube la COPE, que como vemos, tenía muchos menos seguidores en proporción que el resto de sus competidoras. 

Curioso todo, ¿eh? 

Un día, en «Los Números 1» de Radio 4G, que presentaba Fran Izuzquiza, entró Abellán por teléfono. Estrenaban cuenta de Twitter y hacían un anuncio: Si llegaban a 100.000 seguidores, Abellán saldría desnudo. Radiochip del desnudo: 



A día de hoy sería más entretenido saber qué podría hacer Abellán si un día eliminan también los bots y bajan de... no sé, pongamos 30.000. «Si bajamos de 25.000...» Estaría entretenido. «Si bajamos de 20.000 me visto hasta las orejas».

¿Habéis observado alguna otra cuenta de programa de radio o periodista que de repente se haya deshinchado cual flotador de los chinos?

*En aquella entrada de febrero, por cierto, decía un lector (MagicJMV): «Lo de Radio 4G es fácil de comprobar, con alguna herramienta online de análisis de seguidores. Yo mismo me he tomado la modestia de analizar la cuenta con una de estas herramientas y me arroja estos datos: Fake 76%; Inactive 16%; Good 8%. Ahí lo dejo...» Pues haciendo el 8% de 128.000 que tenían... 10.240. Eso, con respecto al EGM, le deja al mismo nivel que las radios de su perfil: En torno al 25% de seguidores con respecto a los oyentes que les otorga la malvada medida de audiencias que nadie cree. ¡Oh, los números! ¡Qué bonitos son!

Hubo un programa de «La Vida Moderna» que se llamaba: «La Vida Moderna es perder seguidores en Twitter y que venga tu madre y los encuentre». 

viernes, 13 de julio de 2018

con la sintonía a cuestas

Que decía yo que por qué Abellán habría elegido una sintonía para «El Tirachinas» que no me sonara muy a «programa deportivo». Hace poco hallé la respuesta. 

Resulta que eso de que sonara la sintonía de Herp Albert a medianoche no era la primera vez que ocurría. Resulta que Abellán había elegido esa sintonía, esa mismísima sintonía, para su programa en Los 40 «Barras y Estrellas». Ese programa iba a finales de los años 80 y comienzo de los 90 en la radio musical justo a medianoche. Así que los «muy cafeteros» de Abellán quizá dirían que la sintonía era «repe». Escuchad la prueba en este radiochip estrellado: 


Esta grabación, por cierto, es de enero de 1990. Y quién la iba a decir a Abellán que iba a ser la sintonía diez años después no de un programa de música, sino de deporte. Quién la iba a decir que no sería en la SER sino en la COPE. Quién le iba a decir que luego se la llevaría a una cadena que no existía aún, como Punto Radio... 

La cuestión es que la gracia está en que no era una música que se sacase de la manga para «El Tirachinas», sino el rescate de una sintonía que ya había usado. La vida, que da muchas vueltas. 

jueves, 12 de julio de 2018

la sintonía de "El Tirachinas"

¿Os acordáis de un programa en la COPE que se llamaba "El Tirachinas"? Intento ser irónico, claro que sí que os acordaréis, aunque la verdad es que en la emisora no se ve que lo echen de menos, y tampoco la mayoría de los oyentes... Que no se enfaden los que escuchaban a Abellán, pero es que el revuelo formado por la patada a Abellán y el revuelo formado por la patada a Paco González no son comparables. Para que luego digan del EGM... ambas patadas sirvan como confirmación de muchas guerras de la COPE contra el sistema de medición. Ah, que los que estaban cabreados siempre con el EGM ya no están... ni se quieren medir. Ehm... Ah, que sí... que ya se miden todos al cabo de los años. 

Bueno, que me lío cual persiana. Por las mañanas, cuando estaba Federico, una de las sintonías que ponía en su programa para comenzarlo (curiosamente) era "Suspiros de España", lo cual iba muy acorde con lo que quería transmitir en su programa, que en ocasiones rozaba el "Spáña, coññio". Qué me decís de la de "Agropopular"... que aunque no lo sepáis, se llama "Spain". Y en la misma línea, en aquella COPE, cuando comenzaron los deportes de Abellán, éste eligió una sintonía también muy española, que es el Concierto de Aranjuez. Pero versionada en este radiochip abellanero:


Claro, no es el Concierto de Aranjuez típico, es una versíón. Supongo que los puristas se dividirán: unos dirán que es una versión "destrozatoria" (toma palabra inventada) y otros que es supermoderna superalternativa y qué guay que es. El gachupín que la versionó fue Herb Alpert, un estadounidense que tocaba, obviamente, la trompeta. O que toca, que tiene 76 años ahora y está vivito y trompeteando. Sí, Alpert, como Richard Alpert... momento friki, lo sé.

A fuerza de poner esta sintonía, pues ya me parece simpática... aunque siempre me pareció poco propia para un programa de deportes. No pegaba y a día de hoy, aunque se me hubiera hecho al oído, sigo pensando que no pegaba, y quizá porque la usaban también mucho en las cortinillas. Estaba de la trompeta hasta las santas narices. Por cierto, como veréis, Abellán se comió el inicio raro de la versión y fue directamente al grano. A mí, personalmente, me gustaba más la de Huecco, para "EPDL12". Pero... ¿Por qué elegiría esta sintonía? Lo responderemos... próximamente. 

miércoles, 11 de julio de 2018

la duración de los programas

Uno de los problemas que se derivan de la pugna por la audiencia debido al sistema de recuerdo del que extrae datos el EGM es que tiene las radios alargan duración de sus programas. Mucho. Hacen programas muy largos. Mmmm... A ver... No, lo voy a decir mejor: Hacen programas de duración variable, como siempre, pero se engloban en contenedores que tienen el mismo presentador o el mismo nombre. 

Los programas, como todos sabemos, duran muchísimo. Y no existen muchos programas cortos. No es imaginable la simple existencia de un programa de media hora. Bueno... Los hay, vale. Pero normalmente lo que se hace es que un programa de media hora se absorbe nominalmente por un programa contenedor. Así que esos programas pequeños se llaman como el contenedor, se adaptan a un presentador que es «ajeno» al propio programita y desvirtúa un poco la esencia en algunas ocasiones. 

Pongo como ejemplo los programas deportivos: «Radioestadio» primero y «Tiempo de Juego» terminaron comiéndose el nombre de «Al Primer Toque» y «El Partido de las 12». La SER también se comió hace mucho el «SER Deportivos» y hasta el «Hora 20» para pasar a ser parte del «Hora 25». Incluso los propios de la radio alguna vez se han equivocado en antena y han dicho que tal cosa lo contarán en el «Hora 20» o en el «SER Deportivos» de la tarde. Es normal. La COPE se ha hecho experta en comerse programas pequeños. «Los Decanos», «El Espejo», los deportes del mediodía... Todo fagocitado por los contenedores. ¿Acaso «Los Decanos» dejó de ser un programa con entidad propia? ¿Y el programa de cine que ponían? Obviamente se trata de programas distintos... Pero hacen el «supertruqui» de meterlos dentro de otros. 

Esto es el pan nuestro de cada día en la radio. Hay veces que estas inserciones se hacen con naturalidad y quedan bien, y hay otras que no pegan ni con cola. Se nota que son programas independientes que nada tienen que ver y nadie sabe qué pinta el presentador del contenedor dando por saco haciendo como que ese contenido que viene justo después le interesa algo. Normalmente no le interesa.... y se nota. Demasiado. 

Así que me hizo mucha gracia ver la publicidad que veis de un programa de Onda Cero en Cataluña en los principios de Onda Cero, en los 90. «Dos Canas al Aire», con Juliá Peiró y Josep Sandoval. Un programa de cotilleos de los famosos en plan humorístico y desenfadado... ¡¡que duraba 15 minutos!! Imaginaos a día de hoy una página entera de publicidad dándole bombo a un programa diario de sólo 15 minutos. ¿A que no os cabe en la cabeza? Obviamente sí, pero no con la lógica actual. 

Es que es impensable la duración (solo 15 minutos), el horario donde estaba situado (terminando un cuarto de hora antes de las 14 h), el tema del programa, y... todo. Dos señores mayores, bebiendo en la publicidad, con tabaco encima de la mesa... Una publicidad tan simple y que pasa desapercibida, si la analizamos... es todo impensable en 2018. 

Por cierto... A Josep Sandoval le conoce todo el mundo, porque salía en el «Crónicas...» y otros programas de tele para toda España. Yo no conocía quién era Juliá Peiró. Donde sí era muy conocido fue en Cataluña. Murió en mayo de 2016, y he estado buscando algún radiochip sobre él. He elegido como radiochip una entrevista que le hizo Carlos Lamelo en 2012 para el «Això no és Tot», el que era el programa de tardes de la misma cadena por la que se emitía este programa de «Dos Canas al Aire». Radiochip peiró: 



Pues eso... Curiosidades. ¿Os imagináis un programa de 15 minutos anunciado en prensa? Actualmente yo creo que si no es de los grandes programas de al menos tres horas... ni un poquito de anuncio. 

martes, 10 de julio de 2018

se montó como en los viejos tiempos

Ay... Que igual se nos habían olvidado este tipo de noches... Esas noches en que las cosas pasaban en la radio. Esas noches en que las polémicas sucedían en directo. Esas noches en que uno hablaba, de repente llamaba otro... y se montaba el pollo en directo. Lo que viene siendo la radio deportiva de toda la vida, en las que en vez de enzarzarse los contertulios, se enzarzaban los protagonistas.

Sucedió anoche en «El Partidazo». [En realidad... Ha sucedido poco antes de estar yo escribiendo estas líneas.] Al frente del programa estaba anoche Joseba Larrañaga. Tenía de invitado a Luis Rubiales. Podéis escuchar este radiochip trifulco. Pero vamos... el programa tenía una entrevista más o menos normal. [Que podéis saltar tranquilamente, porque lo verdaderamente importante viene después.]



En el minuto 10 hablaron del tema de la Supercopa. Que si el Sevilla esto o aquello... Ahora viene lo bueno: ¡Presidente del Sevilla al habla! He aquí el momento trifulco que recuerda a esas noches de radio. 


Pepe Castro, el presidente del Sevilla empezaba a dar su versión. «Fabuloso Tánger»... ¿sí o no? ¿Había mentido Rubiales? Y de repente, Rubiales otra vez al habla. Vuelta a intervenir en la COPE. Cara a cara entre Rubiales y Castro. ¡Qué tensión! Si se hubieran tratado de "don"... Hubiera quedado redondo, como en los viejos tiempos. Ruego a Joseba o Juanma que la próxima vez anuncien al new challenger que aparece al grito de: «¡Don..... Fulano Mengánez! ¡Sí, Don Fulano!» Así, aumentando el efecto sorpresa. 

Para ahorrarme explicar mucho, pongo lo que sacaba la COPE: 


«¡Déjame hablar, que yo te he dejado hablar a ti!» No era ni «Sálvame» ni «La Sexta Noche», no. Era un cara a cara... Que si la Federación rinde pleitesía la Barça.... Mientras, Joseba, en silencio. ¡Para qué romper la magia! ¡Pero si los que discutían eran los protagonistas por una vez! ¡Por fin la audiencia podría saber qué pasa realmente sin intermediarios! 

«¡Vamos a ver, Pepe!», «¡Pepe, por Dios!»... Se ponía tensa la cosa. «Nosotros no somos los culpables», «¡Dame una alternativa!» Todo eso que se dice que se dicen y todo eso que se dice que se han dicho... pero en directo. Imposible no quedarse enganchado... 

Y después de esto, supongo que la temporada que viene volveremos a la normalidad. Esa radio en que los protagonistas apenas hablan, los programas de radio que se tienen que basar en las polémicas de lo que unos periodistas aseguran que tal dijo que le dijo a no sé quién, y contertulios que discuten mientras los protagonistas están durmiendo en su casa. Y menos mal que ahora tienen ese tipo de tertulias (¡y tertuliones!), porque si no los programas deportivos serían la nada. 

Al final la magia la terminó el bloque de publicidad obligado. Si es que a todos nos gusta el barrillo... ¿O no? 

lunes, 9 de julio de 2018

autohomenaje

El viernes se despidió Xavi Martínez de «Lo + 40», y de Los 40, en general. Cuando terminan los programas o se van los profesionales... Pues de todo hay. Hay gente que no dice nada. Hay gente que no tiene oportunidad de despedirse, hay gente a la que no le dan oportunidad de despedirse... Hay gente que hace programas muy emotivos. Hay locutores de musicales que emplean sus últimos dos o tres minutos en despedirse. Hay gente que recuerda momentos del programa o de los programas en los que ha estado. Los hay que se van echando pestes de la cadena y de los compañeros. O de los directivos. Y hay gente que hace homenajes a su equipo, a los oyentes... Y en el caso de este pasado viernes vivimos una nueva modalidad... Bueno... nueva... Como decía antes, seguro en el pasado encontramos a gente como Luis del Olmo que convierte una despedida en un autohomenaje.

Xavi se autoerigió en su momento como máximo exponente de fenómeno fan radiofónico. O mejor dicho... supo cómo fabricar esa imagen, sin necesidad de decirlo. Conocido es el pique que tenía con Tony Aguilar... Y que nadie reconocerá. En realidad, si tuviéramos que poner un nombre (no diré inventor, pero diré máximo exponente) asociado al fenómeno fan, ése es el de Joaquín Luqui. Los «clubs» son de toda la vida, y siempre por las tardes, cuando la chavalería escucha la radio yendo de un sitio a otro o está estudiando en casa. El sucesor de esa figura es Tony, pero Xavi desde otra cadena (y muy lícitamente) quiso hacerle la competencia. 

Si la misión de los que escribimos es ver los toros desde la barrera, comentar estas cosas, desmontar los maquillajes de las radios cuando sale un EGM o comentar qué cosas nos parecen bien o mal... La misión de los que están en la pomada es venderse lo mejor posible. Y la verdad es que Xavi lo ha lo ha conseguido. Esto no lo podemos negar nadie, porque a la vista está. Y ojo... está muy bien que así sea. 

El programa duró 3 horas. La primera hora la podrás escuchar en este primer radiochip del autohomenaje: 



Como podréis escuchar, empezó con música triste y en franchute de Zaz. Habló de que en 4 años de programa habían hecho muchas cosas... Se puso a enumerar todos esos artistas que habían pasado por el programa (que al principio sólo duraba una hora). Y oye... ¿sonaba o no sonaba rimbombante? Pues sí. Como digo, si algo tiene Xavi Martínez (y es muy valioso) es que sabe vender muy bien el género. Pero sobre todo, a sí mismo. 

En el minuto 11 escucharéis cómo Gema Hurtado le decía a Xavi que era ese faro de luz al que todos se quieren acercar. Saludaron a artistas... Y entre canción y canción llenaron las ondas de frases pretendidamente hondas. 

En el minuto 35 escucharéis cómo decía que en realidad su paso por Los 40 fuera recordado con buena energía y que no querían odiadores. Que «el ejército» (sus seguidores) no eran así. Después de lo del tuit de Tony Aguilar, eso de escuchar que para crecer hay que moverse de los sitios y que todo es un ejercicio de desapego... ¿No suena a...? Nada, que soy un malpensado. 

Después un montón de mensajes de oyentes diciendo que echarían mucho de menos el programa. Este trozo quedó muy bonito... aunque un poco largo. En plan reivindicar el propio programa. Además algún oyente decía que había sido oyente de «Lo + 40» durante estos 4 años. [Aunque el programa no siempre ha tenido este formato de 3 horas.] En el minuto 39 explicaba qué pasaba de una manera un poco eufemística: Que ellos fueron a Los 40 por un proyecto, y que el proyecto finalizaba ahí. [No sé qué quiere decir muy bien...] Y justo antes del minuto 40 habló de lo bonito de los finales. 

Llegamos a la segunda hora en este otro radiochip del autohomenaje: 



Empezó recordando la entrevista a Adele. Después, lecturas de cartas de fans y mensajes. Obviamente, en Los 40 no van a dejar de poner música a esa hora (que en algún momento parecía que cerraban la emisora por la tarde para sonar en portadora). De hecho, todo apunta a que van a volver a poner un turno de música sin más...

Hablando de «el ejército»: Es simpático eso de la de englobar a todos los oyentes en una especie de club que les encierre. «Los soñadores» de Cárdenas, «el ejército» de Martínez, los... Bueno, muchos programas tienen su manera de llamar a sus oyentes. Podríamos hacer una lista de apelativos hacia los oyentes, ¿no?

Total... Que estaba diciendo yo que más que un programa de despedida parecía un programa de autorreivindicación. Pero aún queda el último paso: Llegar al autohomenaje. Llegamos a la tercera hora, el tercer radiochip del autohomenaje: 



No sé si debería haber contado si hubo más música o despedidas. Lo divertido es llegar al minuto 36 y encontrar un montaje en el que muchos artistas felicitaban el cumpleaños de Xavi Martínez durante 3 minutos y pico. Más autohomenaje no se puede. ¿O sí?

Y a partir del minuto 50... el final. El equipo hablaba. Gema Hurtado dio las gracias a todos, a su familia... Dijo que se iba de Los 40 con el corazón lleno... que con 22 años se puso al frente del «¡Anda Ya!» [sic]... Y que Xavi había puesto de moda lo real, lo humano... Y Xavi respondía que casi no quedaban en la vida personas reales, y que Gema sí que era real. Y más despedidas emotivas del equipo, pero siempre con los parabienes a Xavi. 

Al final de la despedida comentó el tuit de Tony Aguilar (sin decir que era de él, claro). Cuando Tony se refería al Real Madrid (ya me entendéis...), Xavi Martínez interpretó que se refería a Keylor Navas o Jesús Vallejo. Me explico mejor: Que cuando Tony se refería a Los 40, Xavi quiso interpretar que que su equipo no era la cadena, sino sólo sus compañeros de programa. Como si hubieran sido siempre un ente ajeno al resto de la cadena. 

Vosotros diréis si efectivamente fue un autohomenaje sin rodeos y un uso de la antena durante 3 horas en beneficio y gloria propia o si os parece que en realidad me parece más exagerado de lo que en realidad fue. ¿Qué os parecía «Lo + 40»? ¿Creéis que una cadena como los 40 debería poner fórmula o que debería meter algún contenido más adicional como hasta ahora? ¿Creéis que Xavi le daba un toque especial a estas horas de radio?

Por cierto, después de tanto tuit cruzado y comentado... Apostaría a que Xavi Martínez no es que no inventase la Coca-Cola... Es que además creo que él es más de Pepsi.