jueves, 21 de marzo de 2019

la idea de la Liga Norte (y 2): ¿se ha probado?

Retomando la entrada de ayer... Había gente que decía que tenía que hacerse en la radio musical italiana como en Francia, que el 75% de la música que suena es francesa por ley. 

Si esa afirmación te huele a locura increíble... Pues estás en lo cierto. Es de ese tipo de cosas que se dicen porque sí, al aire, pensando que estamos en 1984 y que no es tan fácil comprobar si decir eso es cierto o falso. Esto de que el 75% de la música que suena en Francia es francesa es trola. Pero no se va tanto de la realidad teórica. 

Sin embargo, en Francia, ese país tan proteccionista con su cultura, sí tiene una ley que obliga al uso de música francesa. Obviamente, no del 75%. ¿Se ha probado esta ley, por tanto? Sí. Lleva existiendo en Francia muchos años y podemos saber qué pasa con ella y reflexionar. 

El origen de todo está en la llamada Ley Léotard de septiembre de 1986: «La proporción sustancial de las obras o interpretaciones musicales en idioma francés realizadas en un idioma regional utilizado en Francia debe alcanzar un mínimo de 40% de canciones en idioma francés, de las cuales al menos la mitad provienen de nuevos talentos o nuevas producciones transmitidas a horas de visualización significativas por cada uno de los servicios de transmisión de sonido autorizados por el Consejo Superior de Audiovisuales, para la parte de sus programas compuestos de música de variedades.»

Es decir, en Francia llevan 33 años desde esta ley. Por canción francesa cuenta cualquier canción en francés, occitano, bretón, corso, vasco o lo que sea. Por otro lado, «nuevo talento» es todo aquel que no tenga al menos dos discos de oro. Y «nueva emisión» significa que esa canción lleve menos de 9 meses en la radio desde su primera emisión. Hay hasta tablas para todas estas cosas.

Si esto no se cumple de manera reiterada pueden pasarle a las radios varias cosas: Que se lea un comunicado en antena, una sanción económica, la retirada de un programa en concreto o... retirar la licencia de radio, dependiendo de la gravedad del asunto. Para todo hay niveles. 

Al entrar año 1996 pasaron a la Ley Toubon. Era una ley que buscaba el promocionar la lengua francesa, su cultura y todo eso en los medios de comunicación. En ese momento se reguló también sobre esos grupos que siendo franceses cantaban en inglés, no considerándoles dentro de la cuota de francés. 

Total, que ley tras ley, ahora hay tres modelos: 

1) Modelo principal. Consistente en un 40% de canciones en francés y un 20% de artistas emergentes.
2) El modelo de 35% y 25%.
3) El modelo de 60% y 10%, que es el que se corresponde más con las radios tradicionales, como Chérie FM. (Podéis ver qué emisoras hay en esta entrada que hice sobre radio francesa). 

Y, como comentaba ayer... Claro que no tiene sentido que una emisora de jazz se someta a estos modelos, por ejemplo. 

¿Qué pasa entonces? Pues que las radios tienen que someterse a estos criterios y no siempre cumplen las normas. Daos cuenta de que todas las radios quieren tener la mayor audiencia posible y si un determinado estilo o una determinada radio tiene canciones que lo petan más en inglés, pues... Igual bordean la ley. 

Otro efecto colateral es que para cumplir la ley, y para no perder audiencia, si tienen que poner cosas en francés... Ponen siempre los éxitos que funcionan, de manera que todas las radios ponen siempre las mismas canciones en francés y siempre los mismos temas. Eso hace que muchas radios sufran de eso que llaman «consanguineidad», es decir, que comparten demasiado repertorio, y que, como todos sabemos, no es efecto exclusivo de esta ley. Pero vamos... que esta ley lo acrecenta. Y sacaron incluso partes nuevas de esta ley que decían que si se abusaba de estas canciones, dejaban de contar, para evitar ponerlas tantas veces. 

Las radios francesas se quejan de esta ley y dicen que esto es insostenible. Dicen, además, que el número de álbumes en francés actualmente ha caído un 66%. O sea, que además hay menos en donde elegir. Y se quejan, por tanto, de que en el fondo para competir contra las plataformas de internet (que también están obsesionados con eso) tienen una desventaja competitiva: Que en internet tú eliges lo que te dé la gana sin que el gobierno meta mano. Sin embargo, la radio musical tiene el mismo impacto que hace años. O sea, que mucho miedo, pero poco lerele. 

El radiochip de hoy es de un programa del que ya he hablado en el blog: «El Hexágono». La música francesa en Radio 3. Total, que el año pasado, no llega a un año, estuvieron hablando de qué canciones lo petaban en las radios francesas. Atención a este radiochip franchumoderno: 



Como veis, que si mucho rap y mucho «ohg, ohg» y palabras en español. Porque no sé si a partir de esta ley o de manera natural, se pusieron muy de moda estas radios de rap y todo esto que en Francia lo peta fuerte. 

miércoles, 20 de marzo de 2019

la idea de la Liga Norte (1): ¿tiene sentido?

Vamos a hablar del partido de Salvini, la Liga Norte. 

Como todos sabéis, Matteo Salvini es el vicepresidente del Consejo de Ministros de Italia y es el ministro del interior. Como todos sabréis también, hubo cierta polémica porque no le gustó mucho que el ganador del festival de San Remo (que es importantísimo en Italia) fuera Alessandro Mahmood. Sí, es itaniano (en concreto milanés), pero... de ascendencia egipcia. 

Total, que no les moló nada. Y después de todo este revuelo el tema que se puso encima de la mesa fue la posible obligatoriedad de programar al menos una de cada tres canciones en la radio en italiano. O sea, que un 33% de la música en la radio italiana fuese en italiano. 

Esto nos puede sonar a chino, porque en España no tenemos ninguna ley de este estilo. Todas las radios tienen sus perfiles, su público objetivo y programan según les sale de la... de la consultora que tengan, sí. 

Bueno, en realidad en España sí hay una ley que obliga a programar en una determinada lengua... Porque en Cataluña, como sabréis los habituales del blog, existe una ley de catalán que obliga a las musicales a programar al menos una canción en catalán durante cierto tiempo a la hora. Esto era gracioso sobre todo en emisoras como en M80 Radio porque durante un tiempo programaron absolutamente todo en inglés, pero justo al final de la hora sonaba una especie de mezcla de canciones en catalán que no pegaban nada con la emisora. 

Así que en España tenemos emisoras de todo tipo. Tenemos Cadena Dial, casi completamente en español, o Cadena Cien, que pone mucho en español... O Los 40 Classic y Kiss FM que ponen menos en español. Depende. Es una decisión que depende básicamente de cada radio. 

El radiochip de hoy... Os vais a quedar muertos, de verdad. Voy a poneros algo de música española, claro. Si os digo que es un éxito lo de los cedés de música española, que es el último día y todo eso... ¿Qué os viene a la cabeza? ¡Pues claro! Los discos de Moviepress, ¡lo de Margarita Zelada! ¡La música de siempre! ¡Las colecciones que siempre se acaban ese mismo día! Y Federico Jiménez Losantos estuvo hablando precisamente de este tema en esRadio. ¿Hay un radiochip mejor elegido para el tema de hoy? ¡No puede existir! Radiochip margarito: 



Ahora os preguntaría yo: ¿Qué creéis que pasaría si el siguiente gobierno obligara a programar al menos un tercio de las canciones en español? Bueno, lo tendríamos más fácil que en otros países, porque hay un montón de artistas internacionales que cantan en español. Así que amplío la pregunta: ¿Qué creéis que pasaría si el siguiente gobierno obligara a programar al menos un tercio de las canciones hechas por españoles? 

Lo que dicen en el partido de Salvini es que así se promocionarían los talentos italianos y se apoyaría más la música patria. Lo que dijeron es que, según las estadísticas que manejaban, la música en italiano en los últimos 10 años en las principales cadenas de radio había disminuido desde el 35% al 21%. 

Mucha gente del sector dicen que es una tremenda chorrez porque los artistas italianos están arriba del todo en las listas de éxitos y además... ¿Qué sentido tiene obligar a emisoras de música clásica, de jazz o de lo que sea para programar cosas italianas? Y no me vengáis con que esto es típico de los gobiernos de derecha, extrema derecha y demás, porque ha habido gente del PD (el Partido Democrático, el PSOE de allí, digamos) que hace pocos años quisieron proponer lo mismo.

Sin embargo, y agarraos a la silla, podría ser que esta ley fuera completamente innecesaria. ¿Por qué? Porque hay una empresa en Italia que monitoriza todas las canciones que suenan en las radios de allí. Esa empresa se llama EarOne, y según sus datos, el 45% de la música que suena en las radios italianas son ya en italiano. ¡Flipad! E hilan tan fino que dicen que el año pasado hubo un pico de canciones italianas en junio (un 53%) y un valle en enero (38%). Así pues, hay meses que en la radio italiana suena más música propia del lugar que extranjera. ¡Tocaos las narices! ¿Para qué estar haciendo el mónguer con una ley que actualmente es completamente inútil? Y, obviamente, supongo que habrá radios que programen un 90% en italiano y otras que emitirán sólo un 10%.

Luego está Al Bano, que el tío va y se saca de la manga que deberían hacer exactamente lo mismo que en Francia, donde el 75% de la música que suena, por ley, es en francés. Un poco bestia me parece lo del 75%. Mañana veremos si eso es cierto. 

martes, 19 de marzo de 2019

apoyar y / o describir

Bueno, ya han pasado algunos días desde la movilización del 8-M. Desde ese día llevo en la cabeza esta entrada, porque en estas ocasiones me parece que las cadenas tienen que elegir entre hacer activismo (o justo lo contrario: posicionarse en contra) o hablar del tema intentando describir qué hay. 

Es decir, las cadenas pueden estar a tope con una manifestación o movimiento, haciendo que toda su programación y contenidos tengan relación con ello, hacer justo lo mismo pero criticando, o explicar qué ocurre sin estar a tope con ninguna opción. Luego está lo de silenciar lo que ocurre, que es muy raro en la radio. 

Pongo ejemplos de estar a tope con algo: La SER con el 8-M. A tope. Las mujeres todas (o casi todas, pero parecía que todas) estaban de huelga sí o sí. Empezar las horas con testimonios de mujeres, estar con el tema como tema casi único y explicar a tope los motivos de por qué hacen huelga. De esta manera, se da la sensación de que existe casi un pensamiento mayoritario en el que estamos todos a una y te explican, también, que hay gente misteriosa y ajena a la SER y que tampoco pertenece a tu mundo que está en contra.

Que oye... lo mismo la COPE cuando se hacían las manifestaciones en contra del matrimonio gay y todas aquellas manifestaciones de aquella época. En la SER pasaban de dar esas cosas (explicaban su oposición cada poco) y en la COPE estaban completamente a tope con eso. Retransmitían cada una de las manifestaciones. Nos dio buenos momentos de radio eso, ¿eh? No os creáis. Pero a tope con eso. ¿Que viene el Papa? Pues a tope total. Que da la sensación de que España es católica entera. O por ejemplo, RAC1 y Catalunya Ràdio con cada manifestación independentista. A tope totalmente, tema único y con gran intensidad. 

Os pillo un ejemplo contrario... Cuando el otro día dieron en el «A Vivir...» la manifestación de Colón. Javier del Pino estaba opinando constantemente en contra de aquello. La radio, la SER, por supuesto que estaba dando la manifestación. Pero se estaba siendo completamente crítico con ese acto. Y se notaba a cada momento. 

Cualquiera que escuchara la SER, como ya digo, escuchó una emisión completamente a tope con todo. Daba la sensación de que todo el mundo entregadísimo. Cualquier historiador que coja estas grabaciones y quiera hacerse una idea de qué se pensaba en España necesitaría pillar también las de la COPE para hacerse una idea de qué pensaba el personal. 

[Por cierto: Os recomiendo, de paso, aparte de esto, escuchar la tertulia de la noche anterior entre representantes de los 5 partidos nacionales que serán mayoritarios. Ahí cualquier historiador en el futuro sí se enterará de qué pensaban, al menos, en los partidos políticos.]

El radiochip de hoy es de Onda Cero. Porque si escuchabais la COPE os quedaría la sensación de que lo que ocurría era medio secundario y además criticable. En la SER... Impregnación total y activismo total. Te quedaba la sensación de que la marea de mujeres era tal que aquí no va a votar al PP ni Perry. 

En el programa de Alsina estuvieron haciendo una cosa que me gustó mucho: Fueron cogiendo testimonios de gente con distintas edades, como por paquetes de edad. Obviamente, no tiene ningún valor estadístico, pero escuchamos muchas opiniones distintas... Y todas existentes. Y quizá ayuda a saber qué hay por ahí. Distintas edades, distintas opiniones. Radiochip ochoemero: 


¿No os parecen geniales los testimonios? Las señoras viejas de Valladolid... ¡Qué geniales testimonios! Feminismo a tope. Una de ellas comentaba cuando empezó a conducir y cómo le insultaban al volante... Pero decían: «Si es para reclamar nuestros derechos, sí. Para políticos, nada». 

Lourdes Funes se fue a la mediana edad. Hablaron de mujeres que además tienen discapacidad, y por tanto, hablaban de más discriminación. Y sobre todo hacían hincapié en la educación, en la igualdad de oportunidades... Las más estándar, podríamos decir. Cuando se fueron a la Universidad de Sevilla, la cosa era muy esperable: Todos feministas, todos apoyaban la causa, aunque en general decían que ellos no eran muy afectados por eso del machismo. Conciencia de feminismo, aunque era algo que se consideraba más bien era externo o ajeno a su ámbito. Saben que hay machismo, pero consideraban que era algo más externo que propio. Aunque ya nombraban la existencia de algo llamado «hembrismo».

Y en un instituto de Ceuta... La cosa cambiaba. De repente, escuchamos a estudiantes que hablaban de feminismo pero... Ojo, porque desde el primer minuto ya hablaban de «hembrismo». Y no sólo los chavales que hablaban... También la chavala. Los tres hablaron más de «hembrismo» que de feminismo. Ninguno ponía en cuestión la igualdad de hombres y mujeres, pero la chavala consideraba que había chicas que atacaban continuamente a los hombres. 

En el caso de los chavalines pequeños... Muy tierno, porque explicaban, básicamente, lo que les habrían contado en sus casas, sus padres o sus abuelos. De hecho, una de las respuestas que recibió Jorge Abad fue la de un chaval que explicaba que a las chicas no les dejaban estudiar y que así las hacían tontas y al final terminaban trabajando los hombres. Y sobre todo, feminismo era que todos cobrasen igual, sean hombres o mujeres. 

Y al final, Alsina explicó qué es la brecha salarial y las encuestas de Sigma Dos ese mismo día hablando de este mismo tema.

Entonces... dos opciones. La radio, que puede tener una vocación transformadora de la realidad, puede volcarse con una determinada idea. Sin embargo, la radio tiene también una vocación de explicar la realidad, y me gusta también que me expliquen datos, distintas opiniones.... 

Mi pregunta es si le perdonáis a las radios que no apoyen (o den la matraca, para que me entendáis) con ciertos temas con los que estáis de acuerdo para seguir siendo oyentes de esa cadena, o si le perdonáis a las radios que den la matraca con un tema en vez de hacer todo normal por lo que consideran una buena causa. ¿Qué deben hacer las radios en estos casos? O más bien dicho... Qué preferís que hagan. 

lunes, 18 de marzo de 2019

reloj, no marques las horas

Recuerdo una vez que fui a una peluquería y la que estaba cortando el pelo al de al lado dijo que muchos días se ponía a Cárdenas por las mañanas. El chaval dijo algo referente a madrugar —no recuerdo exactamente qué dijo— y yo, que estaba hablando con ellos antes, me puse a malmeter un poco y dije algo así como: «Bueno, que Cárdenas mucho no maduga, que va grabadísimo». 

La chavala, la peluquera, me miró sorprendida. No se lo podía creer. La que me cortaba el pelo a mí puso cara de ciervo de los documentales de La 2. Les dije que incluso en alguna ocasión, cuando ha sucedido algo, han puesto algún pegote que se notaba muchísimo. Como vi que seguía sin creérselo, le dije que mucha gente me lo había dicho. Como seguía sin creérselo, le dije que yo le vi grabar a Cárdenas el programa delante de mis propios ojos. Creo que no terminó de creérselo. Ni diciéndole que yo he visto cómo lo grababa. 

El radiochip de hoy va dirigido a esa peluquera que hace un par de años me cortó el pelo y cuyo paradero desconozco. 

Nunca me había parado a pensar en los relojes de las radios. ¿Quién los pone? ¿Se retrasan? ¿Se ponen en hora solos? La verdad es que nunca me había parado a pensar en eso hasta hace bien poco. Me dijeron que los relojes de las radios (los típicos de las lucecitas rojas con los numeritos) van todos en hora y viene dada por la empresa de los relojes. De esta manera, nunca jamás ninguna radio está marcando una hora que no es. No hay error posible. Son como los Thermidor, pero de verdad. 

Hay tres emisoras de radio (una en Francia, una en Alemania y otra en Reino Unido) que son las que dan la señal horaria a todos estos relojes de las radios. Así que están siempre ajustados, marca perfectamente la hora ya sea horario de verano o invierno, y en caso de irse la señal de estos relojes por lo que sea, funciona el reloj de cuarzo que llevan dentro hasta que se reestablece el enlace. Lo explican aquí. Así que en todas las redacciones y en todos los estudios están los relojes siempre en hora sin que nadie tenga que estar pendiente. 

El otro día (el 4 de marzo) estuvo Melody en el programa de Cárdenas. Subía a la hora que tenía que ser una historia de Instagram diciendo que iba hacia el programa de Cárdenas. Que tenía muchas ganas de ir a los estudios de Europa FM. Entró en la última hora de programa. Lo podéis escuchar en este radiochip rúmbame tarde: 



Y lo genial de todo esto es que subió otra historia de Instagram para que viera la gente cómo disfrutaban de su música dentro del estudio. He capturado una imagen en la que están todos felices ese lunes por la mañana.

El programa de Cárdenas termina a las 10 h. de la mañana, con lo cual... Ver que eran las 12.47 h. de la mañana era cómico. A no ser, claro, que esté más enlatado que otra cosa. O sea, que guay eso de subir a Instagram todo a la hora que toca, pero... Reloj, no marques las horas, que nos vamos a enterar. El vídeo lo podéis ver aquí.

Tiene pinta de haber sido grabado, obviamente, el viernes anterior por la mañana. Concretamente, a las 12 h. y pico del viernes. Pero esto ya es especulación. O los relojes de la radio están fatal, o estaba grabado.

¿Podemos decir que por haber grabado una entrevista el viernes automáticamente todo el programa siempre va grabado? No. De hecho, muchos programas (casi todos) graban entrevistas que luego pasan durante el programa como directos. Es algo habitual. Obviamente. Pero como el resto de evidencias no funcionaban...

En realidad, el tema de hoy, por si no te has dado cuenta, es de cómo se las apañan en redes sociales para que parezca que algo va a ser en directo y que no quede raro. Antiguamente se pasaba la grabación y ya está. Actualmente, si hay promoción de algo, hay que jugar a hacer estas cosas para que parezca todo real. ¿No es bonito?

Vamos, que la peluquera seguirá pensando que es en directo. Pero yo qué le voy a decir si no creyó a lo que me han contado toda la vida y a mis propios ojos. Bueno... en realidad la peluquera va a seguir pensando lo mismo porque no va a leer esta entrada. Las posibilidades son mínimas. 

domingo, 17 de marzo de 2019

príncipe pillín

Buscando, buscando, he dado con una grabación de RNE que es completamente anecdótica, sí, pero buenísima. A esta entrada la he llamado «príncipe pillín», aunque en realidad tendría que haberla llamada «infante pillín». Porque el Rey Felipe en realidad no era ni príncipe ni nada. Príncipe era su padre, y aún no había muerto ni Franco. Nos vamos al 17 de marzo de 1975. 

Entrevistaban al ahora rey emérito, pero entonces príncipe. Se había ido con su mujer e hijos a esquiar a Baqueira, cómo no. Por lo visto, se había llevado ahí a la familia a esquiar pero en realidad con la excusa los hijos estaban haciendo pirola. [Para los de fuera de Aragón: que tendrían que ir a clase, pero no.]

Y lo más entretenido de todo: el pequeño Felipe era reprendido por su padre en directo, delante del micro de RNE, por haber pegado a una de sus hermanas. Lo podréis escuchar en este radiochip pirolero, extraído de las búsquedas de Rafa Roa para RNE: 


Le preguntaban si era mejor en vela o en esquí. Sin embargo... todos sabemos que es el fútbol el verdadero deporte rey. 

sábado, 16 de marzo de 2019

el género de la entrevista sin entrevistador

Volviendo a lo de las entrevistas y autoentrevistas... Estaba buscando autoentrevistas y... he encontrado algo mucho mejor. Lo tenía escuchado de hace mil años, pero creo que viene a cuento. Tenemos que echar la vista atrás 30 años. Sí, 30. A 1989 que nos vamos. El programa: «La Bisagra» de Javier Sardá... y por supuesto, el Sr. Casamajor. En RNE aún. 

El entrevistado se tuvo que hacer la entrevista a sí mismo. Porque Sardá se aprovechó de que el entrevistado era... especial. Era un entrevistado que podía jugar a hacer lo que hizo. La gracia era que el entrevistado estaba solo en el estudio y le habían dejado las preguntas encima de la mesa para que él mismo se preguntase y él mismo se respondiese. 

«Antonio Resines entrevista a Antonio Resines».

Y la entrevista se desarrolló tal que así... En este radiochip de la entrevista sin entrevistador: 



Hasta el minuto 10 y pico no sale Sardá. Podréis escucharlo tal y como era en tiempos también el Sr. Casamajor. Hay entrevistados que son... especiales. Me encanta cuando los entrevistados tienen cierto sentido del espectáculo y se entregan. Como Resines o como era Constantino Romero

El género de la autoentrevista se ha usado también en promociones de programas. De hecho, hace nada. Cuando Alsina se hizo cargo de todo el tramo de la mañana se autoentrevistaba... más o menos jugando a que Alsina pillaba a Alsina en sus propias contradicciones. Claro, todo muy Alsina en este otro radiochip sin entrevistador: 



¡Ramos! ¡No estás solo! Tenía algún ejemplo más de RAC1, por ejemplo... Pero creo que con esto se sentirá acompañado y creerá formar parte de un género clásico. 

viernes, 15 de marzo de 2019

lo de Perico Morata

Cómo han cambiado los tiempos en la radio... Antiguamente, cuando un periodista deportivo se pasaba 800 pueblos, la radio seguía el rollo. La que fuera. Es más... Todos sabemos que los periodistas deportivos se pasaran mil pueblos y las radios aplaudían con las orejas. Dirán que no, pero todos intuíamos que sí. 

Sin embargo, el otro día, Pedro Morata (a. k. a. Perico Morata), el de los deportes de la SER en Valencia de toda la vida (para mí), se pasó unos cuantos pueblos y ya han comunicado que será expedientado por inclumplir el código ético de la cadena. Desde la SER han dicho que no comparten las manifestaciones de Morata en el «SER Deportivos» regional (el programa del mediodía después del «Hora 14»). 

Venían de hacer en la SER de Valencia un especial sobre los 100 años del club, hicieron un libro... Obviamente, no era un acto del Valencia sino de la radio. La cuestión es que en vez de ser un acto donde estaba todo el mundo y todo eso... Pues quedó un poco cojo. El presidente (Anil Murthy) pasó de ir, pasó de ir Benítez, que ni contestó a la invitación según decía Morata, que si ni Ranieri, ni Mendieta... Ni mucha gente que quería que hubiera ido. Pedro Morata decía que si llega a saber todo eso, no hace el programa, a título personal. 

Total, que el programa del miércoles fue... telita. Pero tela, telita, tela. Si se hubiera emitido esto en 1991, ya os digo, hubiera sido celebrado por todo el mundo. Lo que pasa es que en 2019 esto no cuela. Y la SER, después de escuchar lo emitido en el programa regional... Pues... 

Bueno, escuchad el programa en cuestión, en este radiochip moratón: 



Que si el presidente es un bon vivant, que si en vez de diplomático era cagamático, que si un chiste andante, que si se ha visto el culo que tiene... «La cara B del programa» dijo que íbamos a conocer. Tuvo palabritas para el jugador Carlos Soler, que es un chaval del que decía que es un jugador sobrevalorado... Y que si es poco persona y poco formal. Pero es que dijo cientos de cosas más. 

¿Os soy sincero? Pues que me puse a escuchar este programa para ver más o menos qué dijo, y me terminé tragando los 40 minutos del tirón. La verdad es que se notaba muchísimo que Pedro Morata estaba enfadadísimo con mucha gente del club, y sí, se pasó unos cuantos pueblos. ¿Hubiera enganchado igual sin los insultos? Pues mira, creo que sí. 

«Mendieta no le ha salido de los huevos de venir», sentenciaba Morata. Bueno, sentenció eso sobre Mendieta y sobre más gente. Yo no sabía si estaba escuchando a Encarno Morata. «¡No hubo que hacer ninguna puta llamada más!» gritaba en antena ensalzando a otra persona y su comportamiento. Y en contraposición, que tal otro era un niñato. 

Morata estallaba en antena una y otra vez. «¡Si hubieran ganado algo, se pegan pedos en Mateo y en la cara de Murthy!» Y claro, por un lado, censurable, pero tengo que confesar, para no ser hipócrita, que yo estaba escuchando todo esto y en el minuto 30 yo ya estaba sacando del microondas la segunda bolsa de Popitas y metiendo la tercera por si me había perdido algo y hacía un bis.

Total, que comprendo perfectamente que la SER no comparta las manifestaciones de Pedro Morata. Es más... Es lo lógico, esperable e incluso exigible. Y no es discutible que este programa fue una salida de pata de banco. Completamente de acuerdo. Pero sería hipócrita no confesar que me lo escuché entero. 

jueves, 14 de marzo de 2019

el género de la autoentrevista

Mogollón de gente está con el culo torcido después de leer la autoentrevista que se hizo Sergio Ramos en Twitter. Muchos están flipando (e incluso indignándose) con eso de que un futbolista pase de los periodistas y se pregunte y responda a sí mismo. 

En realidad, Twitter es una plataforma genial para que todo el mundo pueda declarar lo que sea sin necesidad de gastar pasta en una pantalla de plasma. Más económico que Twitter... no hay. De hecho, en la COPE, Heri Frade jugó a eso de la autoentrevista. Radiochip autoentrevistual:


Total, que la gente ha teorizado mucho con eso de las autoentrevistas. Yo recuerdo las autoentrevistas que se hacía la gente a sí misma en «La Bola de Cristal» (por internet he vuelto a ver la de Iñaki de Glutamato Ye-Ye o la de Laín), pero... ¿En radio? ¿Habrá alguien relacionado con el mundo del deporte que se haya hecho a sí mismo alguna entrevista? Pues mira, sí. 

Estamos a punto del 15º aniversario de la muerte de Gil y Gil. Recordé el décimo aniversario en el blog con una entrevista imaginaria que le «hizo» De la Morena. Pero es que en 2003, con Gil vivo y coleando, Juanma Castaño en el «Carrusel Deportivo» estaba en el palco del Calderón y propició una autoentrevista de Gil a Gil. 

¡Fue buenísimo! Jesús Gil tenía ciertas dotes interpretativas, haciéndose silencios y jugando a ser periodista. Escuchadlo en el siguiente radiochip de la autoentrevista, que es otro radiochip autoentrevistual:


Me parto con lo de «déjame que respire un poco...» nada mas empezar. Y la manera de terminar... Es que es buenísimo porque el tío de verdad se metía en el papel y hacía espectáculo. Sí, me hacía más gracia cuando los equipos tenían presidentes que iban de estrellas y eran auténticos histriones, y me hacía más gracia cuando los futbolistas hablaban en los programas sin tapujos. Ahora todos son muy serios y hablan poquísimo... Y cuando hablan sube el pan. 

Decía al final Paco González que se había hecho por primera vez una autoentrevista en la radio. Voy a ver si encuentro alguna autoentrevista radiofónica o algo que se le parezca... Que igual encuentro algo. 

miércoles, 13 de marzo de 2019

Gila y la cadena de Ondas

Tal día como ayer se cumplieron 100 años del nacimiento de Miguel Gila. Y para hablar de Gila, que también es historia de la radio, vamos a hacer una intrucción «de Ondas». 

En 2013 hicieron una cosa en el «Hoy por Hoy» de Gemma Nierga: Se llamó «cadena de Ondas». Durante algunos días, jugaban a entrevistar a gente que, según los invitados, se merecían un Ondas. Os lo explico mejor...

Le daban un Ondas a Luis del Olmo. Entonces, la gracia estaba en que él le daba un Ondas figurado a alguien que pensara que se lo mereciera. Así que durante unos cuantos días iba apareciendo un entrevistado en esta «cadena de Ondas». 

Luis del Olmo jugó a entregárselo a su mujer, Mercedes González. Pero no... Se lo dio al final a Albert Castillón. Éste, a su vez, se lo entregó figuradamente a José Manuel Salillas, que había sido director de Radio España de Barcelona. Salillas continuó la cadena con José María Carrascal. Éste, después, a Jordi González... 

Jordi González se lo daba a Jaume Figueras, histórico colaborador de Gemma, por cierto. Figueras se lo daba a Ana Gª Siñeriz. El Ondas figurado se lo dio al Gran Wyoming. Éste se lo saltó a Fran Llorente. Y de aquí a Olga Viza, que dijo que se lo merecían los de «Polònia» de TV3. En su nombre, apareció Queco Novell, y pasó su Ondas al programa «Versió RAC1» de Toni Clapés. Clapés lo hizo saltar a Juan Carlos Ortega y éste a los Especialistas Secundarios, y éstos fueron los que terminaron la «cadena de Ondas» finalizando simbólicamente en... ¡Gila! 

Y precisamente el radiochip de hoy va de Gila. En el «Tot és Comèdia» de la SER en Cataluña el otro día estuvieron dedicando media hora entera a Gila y su historia. Estuvieron recordando que sí, que actuaba, pero era parte de la radio y además fue dibujante. Todo esto lo escucharéis en este radiochip gilero: 


Gila empezó a ser de radio en los años 50. Pero la década siguiente prefirió irse de España... Y no volvió hasta los 70, y no se estableció aquí del todo hasta los 80. Y sí, hizo radio, por supuesto. En este radiochip ponen un poco a la altura a Gila y Juan Carlos Ortega. Y yo tengo que decir que sí, que estoy de acuerdo. ¡Por cierto! Que Gila estuvo mucho tiempo en el programa de Luis del Olmo, y la muerte de Gila pasó un poco desapercibida porque coincidió con aquella «otra noche de los transistores»

martes, 12 de marzo de 2019

lo de la OTAN

El 12 de marzo de 1986 era miércoles. No, no era domingo ni sábado ni nada. Era el día en que se votaba el referéndum sobre la OTAN. Ya sabéis que fue el propio gobierno el que cambió de opinión a lo largo del mandato y que al final el PSOE quería estar en la OTAN. Y que Alianza Popular recomendaba abstenerse. Al final votó casi el 60% de la población. 

El radiochip de hoy es de cuando llegaban las 20 h. de aquella tarde. Como buena noche electoral, aunque un poco escasa (salía o sí o no, ni diputados, ni escaños ni pactómetros) estaba Iñaki comentando los resultados. En el radiochip de hoy, además de a Iñaki, podréis escuchar a Luis Rodríguez Olivares y a un tal Antonio Jiménez. Sí, Antonio Jiménez, que sí. El de «El Gato al Agua» y derivados. 

El radiochip de hoy, pues, es un montajillo con un minutillo de aquella noche electoral, en la que ya avisaban de que desconectaban las emisoras canarias porque todavía se estaba votando. Radiochip otanero: 



Y fijaos en el lema que tenía la SER: «La fuerza de la SER». ¿Os suena? Pues ya si eso dentro de unos días lo retomamos.