lunes, 2 de agosto de 2021

Juegos Olímpicos en Asia

Tocan Juegos Olímpicos en Asia. Pero... Bueno... Ya sabéis que en el blog me gusta eso de buscar las curiosidades, así que vamos a irnos a 1988, que fueron los JJ. OO. de Seúl, y en el programa de Sardà, «La Bisagra», se pusieron a entrevistar a gente que había participado en el pasado representando a España. 

Diego Ordóñez.
Con 16 años, a correr a los JJ. OO.
Y lo guay es que llamaron a Diego Ordóñez (tras una música difícil de identificar) que participó en los Juegos de Amberes de 1920, con 16 años. Flipad. Es un testimonio que mola a día de hoy... Y que, por supuesto, es imposible de volver a tener, porque murió en 1990. Ahí estaba un español corriendo los 100 y los 200 metros lisos, sin ser negro ni nada. Pero no consiguió medalla. Es genial escuchar las impresiones de cómo eran esos Juegos de hace un siglo. ¡¡Un siglo!! Y contaba cómo fue esa medalla que consiguió el equipo de fútbol: una plata que, desde luego, no se esperaban. 

Y genial lo que cuenta... Que las instalaciones de Amberes eran muy pobres, hoy diríamos que cutres, y que el deporte por aquel tiempo era una cosa completamente secundaria. 

Después, Sardà, acompañado, claro está, por el Sr. Casamajor, entrevistó a Jordi Llopart, que ganó una medalla en marcha en Moscú en 1980. Tampoco se le podría entrevistar... Murió el año pasado a los 68 años. Contó una anécdota sobre hablar en catalán en Moscú. Lo podéis escuchar todo en este radiochip seulés:
Jordi Llopart, que era de
El Prat de Llobregat y
corría como un avión.


Que en Moscú no tenían ni la partitura del himno español porque no entraba ni en las quinielas. Flipando. Contaba Llopart que prefirió los Juegos de Moscú a los de Los Ángeles. 

Entrevistaron a Javier Álvarez Salgado, que es de Vigo, y que contó una anécdota muy buena de cuando hizo de intérprete de un moscovita... sin tener ni guarra de ruso. ¡Ojo! Y como dato curioso, fue concejal del PSOE de Vigo durante 12 años. Precisamente, lo era en 1988.

Y contó que estuvo a punto de encontrarse en medio de la matanza que tuvo lugar en Méjico en el tiroteo que hubo en la Plaza de las Culturas.

Al final, un oyente que corrió con Mariano Haro. Todo esto en un radiochip que está muy molón y es muy curioso escuchado a día de hoy. 

¡Por cierto! Hablaban de si se batirían siempre récords en las JJ. OO.... Y hablaba Sardà de Bob Beamon, que tenía un récord de salto de longitud que en 20 años todavía nadie había superado. Estamos en 2021 y todavía no se ha superado en final olímpica. 

domingo, 1 de agosto de 2021

en julio de 2020...

Sé que ya es agosto, pero es que había tanto tema... Tanto es así que ha sido el segundo mes con más lecturas de toda la historia del blog. 

Normalmente, julio es un mes de novedades, rumores, fichajes... Lo típico. Pero la pandemia hizo que julio fuera un mes soso. Y, encima, el año pasado, sin EGM ni nada. Así que hablé de algunas cosas de audiencias en plan sustitutivo, como la media de audiencias por comunidades (en dos tandas), de si la radio echa de menos a Íker Jiménez... 

Hubo no demasiadas novedades en la radio. En Catalunya Ràdio había cambio: la Terribas por Laura Rosel, lo de Morata... Y terminaba en la SER Jesús Soria. Y por terminar, también terminaba la revista Vice, que tuvo su versión de radio. Y, en cuanto a cosas curiosas... El boletín sin resuello, que me hizo tanta gracia que es el radiochip sin resuello, que rescato: 

Apellidarse Carrera era hacer honor al apellido. 

En cuanto a los adioses, José Martí Gómez y Alfonso Eduardo

Y para acabar, estuve hablando un ratito sobre las trolillas que metía Abellán, lo de Medem y por qué resulta que hay cosas que no te las cuenta una mujer (según él), y al día siguiente hablé de Andrea Peláez, que es mujer, oye.  

sábado, 31 de julio de 2021

30 años de El Terrat

Como muchos sabréis, la productora de Buenafuente se llama «El Terrat» (que Sardà, en «La Ventana», tradujo esa redacción paralela de radio como redacción «azotea»). Ya he hablado de «El Terrat» de radio, pero ahora de lo que voy a hablar del homenaje radiofónico y veraniego que se le hace 30 años después. 

Hace 30 desde que apareció «El Terrat», y en el circuito de la SER en Cataluña se han sacado de la manga, antes del propio programa actual de Buenafuente, un homenaje a todas aquellas emisiones míticas. Lo conduce y recopila Carles Peña, y su primer programa, emitido el día 17 de julio. Radiochip original: 


Es divertido comprobar cómo años después, incluso los más jóvenes del lugar, al escuchar esta emisión, podrán decir: «Anda, Santi Millán», «ostras, Corbacho», y los que vivan en Cataluña, seguro que no dudan en reconocer al resto. Los que vean el programa en Movistar+, les sonará mucho eso de «una tontería como una casa». 

Así que ya sabéis: Los sábados, a las 12 de la mañana, después del boletín, especiales de 30 años de «El Terrat». Los de fuera de Cataluña, ya saben que ahora por internet pillas lo que sea. 

viernes, 30 de julio de 2021

la marcha de García de Antena 3 Radio (y 3)

Aquí es cuando termina la gran rajada de García. Ya estaba encendido y decía que Antena 3 Radio ya no sería la misma... Sería otra cosa. Les emplazaba a los oyentes a ir seleccionando emisoras...

García, como decía, pensaba irse a Onda Cero. Se acercaban las elecciones y veía que igual Onda Cero no estaba lo suficientemente fuera de los tentáculos del gobierno para acogerle. El tiempo dijo que al final lo más cómodo para él y sus compañeros era desembarcar en la COPE. Decía que esa opción de futuro... que igual al final, no. 

Se metía con el director de Antena 3 Televisión, Campo-Vidal. Según García, en su historial estaba meter más en el hoyo al «Hora 25», chanchullos con las concesiones de FM y más chanchullos con la televisión pública de Aragón (que al final no fue). Pero vaya retrato hizo de él. Decía García que agradecía a Godó de una forma peculiar: «10 años excepcionales, 1 mes de terror». Vaya palabras.

García decía que estaba trabajando sin contrato. Flipad. Que su contrato había terminado el 30 de junio, pero que él estaba ya a finales de julio... Claro... Algo se olían ya... 

Luego se puso a hablar de en qué se gastaba el gobierno la pasta de todos, de que si la Expo era una locura... Y hablaba de la sangría de las Comunidades Autónomas. Parece que no han cambiado nada las reclamaciones en ese sentido. Que si se pagaban muchos impuestos y si los servicios eran malos. Que si era más sencillo ver a las Mamachicho... Aquí te ríes. 

Al final, como escucharéis en el radiochip, las famosas palabras de: «Jesús del Gran Poder, aquí tienes tus micrófonos». Radiochip del gran poder:

Y mira... ¿Jesús Mejuto era el técnico? Madre mía... Un día sería guay que los técnicos hablaran por esa boquita. La de historias y anécdotas que guardarán... Y nadie les pregunta por ellas. [Ojo... Que esta entrada la escribí hace meses. Y supongo que muchos ya sabéis por dónde voy...]

jueves, 29 de julio de 2021

guardar las formas

Hoy van varios temas recientes, pero quiero juntarlos para ir reflexionando un poco. Voy a iros llevando al tema poco a poco... 

No sé qué comentar antes, si lo de ayer de Aimar o lo de las noches de Onda Cero... Empezaré por lo segundo. A estas alturas, que estamos casi en agosto, quizá sería bueno y recomendable tener ya claro quién se hace cargo de las noches. Hace unos cuantos días salía en varios medios los rumores de que habían tocado a varias chicas (porque se ve que la estrategia es [o era] coger una chica), y el día después os conté que la elegida era Danae Boronat. ¿Qué ha pasado? Pues que, por lo visto, la cosa ahora se está resquebrajando. [O sea, que a estas alturas y si no es Danae y si se termina rompiendo lo hablado, a seguir buscando, que hay miles de premios Matutano].

Las razones no las sé, aunque nada más contar lo de Danae, tanto en los comentarios en el blog, en Twitter y algún amigo, preguntaron cómo iba a ser posible que fueran a fichar para un programa deportivo nacional a alguien que se había pronunciado tan claramente a favor de la independencia y todo eso. ¿Será eso? ¿Será que han «descubierto» eso? 

Así que, más allá de si la razón son los tuits de Danae o no (que no creo que el oyente medio se ponga a mirar ni a conocer, pero que está claro que estas cosas antes o después se sacan a la luz, con lo que no suele haber escapatoria), imaginemos que esto es así, porque es a donde quiero llegar con la entrada de hoy: Si vosotros fuerais los jefes de la cadena: ¿qué haríais en esa situación? Os lo planteo. 

O sea, uso esto (que a saber si los tuits son razón o no, pero lo uso como percha) para plantear qué haríais si fuerais vosotros los jefes. ¿Os arriesgaríais a que la propia audiencia [cuyo criterio, filias y fobias no serían vuestra responsabilidad] diera la espalda a tal programa o tal comunicador por estos temas?

Me decía un amigo que, en este tipo de casos (problemas causados por tuits y cosas que se dicen en las redes) es bastante triste que te echen o te dejen de contratar por este motivo. Estoy de acuerdo en el caso de un técnico, por ejemplo, porque qué tendrá que ver, y no tanto en el caso de un comunicador de la cadena o un periodista. Como comenté en una entrada de mayo, desde hace tiempo que los tuits de los periodistas suelen ser su nuevo CV. Parece que tuitear muy fuerte, muy enfadado y, sobre todo, muy significados, te hacen más contratable para las empresas afines. Lo típico: gente que está todo el día tuiteando a favor de tal partido a ver si le termina cayendo algo en un medio de la misma cuerda. 

Así que igual de triste es que te dejasen de contratar en un sitio por ese tema que el hecho de que contraten por el mismo motivo. Últimamente hay muchos medios (sobre todo digitales) interesados más en el número de seguidores indignadísimos con la vida de tal tuitero que en su labor. 

El otro día leía un tuit (el que veis en la imagen) en el que se muestra, una vez más, qué pasa con buena parte de la audiencia «muy comprometida» políticamente. Y lo importante no es el tuit en sí... Lo flipante es el número de gente que le dio al corazoncito. 

También pasa con algunos profesionales de los medios, que mientras están en «su casa» tuitean fuerte diciendo que otros medios son el mal, que eso da muchos puntos de fama y postureo, pero que años más tarde terminan trabajando para esos medios que demonizaban. Por no hablar de esa gente que presenta un programa en una cadena significada y luego, cuando cambian a la competencia, parece que tienen que explicarles a sus seguidores que siguen siendo los mismos, pero que ahí están para informar, no para opinar, y cosas del estilo. Como si encontrar trabajo en otro medio hiciera que te obligaran a pesar distinto. 

Con este tipo de audiencia (que todos conocemos a gente así de uno y otro lado), imaginad qué haríais vosotros... Y ahora es cuando añado lo del tema de ayer de Aimar. Porque Aimar ha hecho muchos programas, ha hecho cientos de sustituciones de verano y días de guardar, pero desde luego no es una persona que esté ahí por «tuitear fuerte». La gente, a partir de sus informaciones y sus programas, por la manera de tratar los temas o elegirlos, y, por qué no, por ocupar un puesto de responsabilidad en la cadena, podrá adivinar, inferir o encasillar a Aimar en una determinada línea de pensamiento político. Quizá. Pero desde luego no hace bandera de sus opiniones más allá de lo que se pueda circunscribirse a sus programas. 

Ya puestos, que el PSOE ponga: «Oye la SER».
Y que la SER ponga: «Vota PSOE».
Y ya, que en la del PP ponga: «Oye la COPE»
y en la de la COPE que ponga: «Vota PP».
Puestos a no guardar las formas,
yo ya iría a tope. Para qué más rodeos.
Por eso, como comentaba ayer, me parece feo (pero por parte de los políticos) que vaya la cuenta del PSOE y le felicite, que le felicite en Twitter abiertamente la líder de Más Madrid, y demás políticos. Desde fuera creo que no se le hace ningún favor a Aimar, y desde luego instrumentalizan su fichaje. Y lo mismo digo con las felicitaciones a Pepa Bueno. Con lo que le han dado... 

Esto es como cuando empezaron los móviles: La gente los tenía encendidos en cualquier sitio, sonaban en todas las situaciones y nadie decía que estar con el móvil encima de la mesa mientras estás con gente es de mala educación. Ahora, pasados unos años, ya están claras las reglas más o menos. 

Con Twitter, igual: Poco a poco creo que se van entendiendo cómo funciona la convivencia del periodismo con Twitter. Poder opinar no significa que se tenga que opinar. El oficio de un periodista es informar (con honestidad), pero si están ejerciendo 24 h de opinadores, es que se dedican a la opinión y serán percibidos como opinadores ante la audiencia. Y esa audiencia está en todo su derecho a encasillarles con sus filias y sus fobias, porque, al final, esos periodistas (opinadores en realidad) no son percibidos como servidores de información sino como gente que se gana el pan diciendo lo que opina (o dicen que opinan, mejor dicho). Y, como tales, los consumidores, los oyentes, estaremos al otro lado dependiendo de estas filias o fobias. 

Al final, entiendo a las empresas... Están para ganar pasta, y no vas a poner a nadie al frente que potencialmente pueda tener la negativa de la audiencia, y de la misma manera, pondrás al frente a alguien al que sepas que va a querer la audiencia. Esto lo saben los periodistas, y usan Twitter como su nuevo CV, que aporta pureza ideológica y seguidores entregados. Por eso, si hay periodistas que no están todo el día opinando en Twitter, me disgusta que desde los propios partidos jueguen a significar al no significado. 

Porque puede que tú seas de una ideología u otra, porque puede que todo el mundo dé por hecho que eres más de una tendencia que de otra... Pero los periodistas, en 2021, deberían intentar no jugar al doble juego de denunciar polarización y luego, en Twitter, jugar al ser más puro ideológicamente, jugar al que más señala, más bloquea y más denuncia. 

Así que si hay periodistas que no están en eso... Lo que faltaba ya es que los partidos políticos, que están todo el día hablando de polarización, de tender puentes y tal... No jueguen a significar a los periodistas que no entran en el juego. Ya sabemos que la política y la radio van muy de la mano, pero yo creo que hay deberían guardar todos las formas un poquico.

A pesar de que todos sabemos para dónde tira cada uno, yo me recuerdo a mí mismo criticando a Federico cuando decía lo de «la PSOE», «el PRISOE», y cosas del estilo. Porque si bien es cierto que ahí hay conexión, en sus tiempos en la COPE, le podían haber dicho que trabajaba en «la COPEPÉ». Tranquilamente, además. Y de esRadio es precisamente el radiochip de hoy. En 2015 comentaban si otra vez PRISA iba a ser el referente del PSOE... Y este fue el comentario, en este radiochip prisoe:

El otro día, de coña, un amigo, Luis, me mandó un wasap en el que me decía que había ido a ayudar a su padre con el tractor, que sólo pillaba esRadio, que estuvo toda la mañana oyendo a Federico y que ahora creía que Vox era el futuro de España. Me reí. Sería también curioso que un día en el Twitter de Vox felicitaran a Federico por el EGM. Total, ya... 

miércoles, 28 de julio de 2021

ya era hora

Parece mentira, pero por fin la SER ha hecho un movimiento lógico y que respeta a la gente de dentro. Han pasado años y años y años para que la SER haga director principal de uno de sus programas importantes a alguien que lleva mereciéndolo desde hace ni se sabe. Como ya sabéis, Aimar Bretos será el próximo director del «Hora 25».

Ya sabéis que los segundos de la SER me parecían mejor que los titulares (todos venidos de la televisión, en un claro caso de miedo de los jefes a que los oyentes por sí solos no sean conscientes o capaces de valorar de si es bueno o malo el que está delante del micrófono) y que era un leit motiv en el blog. Salvo a Pino de la quema. 

De hecho, hice la encuesta en el blog de cada una de las parejas... Aquí tenéis la entrada con los resultados. Entre Pepa y Aimar, de los 50 votos que hubo, 46 preferían a Aimar y 4 a Pepa. Produce rubor los parabienes que recibió ayer Aimar de todos sus compañeros en Twitter... ¿Tan mal les parecía Pepa Vader? Pues yo creo que, en todo caso, todos sabían que había que poner a Aimar. 

En realidad, creo que este cambio roza la unanimidad: Significa que por fin alguien de radio puede acceder a ser el titular de un programa gordo de la SER. Y creo que toda la audiencia de radio estará de acuerdo en que era el cambio correcto. Sólo había que ver Twitter ayer. 

Aimar y Pepa estuvieron ayer hablando en el «Hoy por Hoy» con Pedro Blanco. [Aquí hago un silencio; una pausa valorativa que quizá vosotros sepáis interpretar perfectamente]. Radiochip aimarpepo:

Quién nos iba a decir que Nacho Villa, el de las campanas del Averno, iba a hacer algo que terminaría siendo de utilidad a su competencia: traerse de Pamplona (desde la COPE de Navarra, haciendo unas prácticas) a un periodista y que, una vez en Madrid, pasaría a la SER. ¿Veis como nunca se sabe por dónde van a salir las historias? Anoche empezó Aimar con este otro radiochip, que es la lectura del mensaje que le mandaron para entrevistarle. Muy bonito, la verdad.

Aimar estuvo desde 2008 en la SER, primero haciendo boletines de fin de semana, y al poco al «Hoy por Hoy» de Francino. Una vez ahí... pues ya os sabéis la historia, porque empezó a hacer las sustituciones... y hasta ahora. Ser currante y hacerlo bien ha tenido premio. Y que todos sabemos cómo lo hace en la radio. 

Ahora, como me dice mi amigo R., habría que pensar en los de El País, que en este caso ponen de directora a alguien que no ha sido nunca ni de El País, ni del 5 Días, sino que viene de fuera. Fichaje exterior para el periódico. Aplíquese todo lo que van a decir de un fichaje que viene de fuera del mundo de los periódicos a todos esos que van a la radio y que venían de la televisión. ¡Por cierto! Que leyendo ayer Twitter, empecé a pensar que ya no se acuerdan de que Soledad Gallego-Díaz también era mujer. Son cosas que me dejan algo perplejo. 

También, por cierto, me parece regulín por parte de los políticos que feliciten públicamente en Twitter o donde sea a Pepa, a Aimar o a quien sea (del medio que sea cuando sea). ¿No ven que eso es completamente contraproducente y que no benefician absolutamente nada a los periodistas a los que felicitan? ¿No se dan cuenta de que es una manera de poner en duda la objetividad y la imparcialidad que se le debe suponer a un periodista que hace información fundamente política? Que prueben a felicitar en privado, que es una cosa que también se puede hacer y que es más higiénica. 

Retomando el tema... Que creo que, por fin, en la SER han hecho algo lógico y justo. Y, además, que los oyentes se alegran de que todo siga su curso. 

martes, 27 de julio de 2021

fin de «Toma Uno»

En junio comenté el final de dos programas históricos en la parrilla de Radio 3 y de la propia radio, porque, como dije, aparecían en la lista del blog como los 12 programas más antiguos de toda la radio española que mantenían a sus conductores. Se trataba, por ejemplo, de «Disco Grande» (el más antiguo) y «Discópolis» (desde 1987). 

Lo que no sabía era cómo les enseñaban la puerta de salida a los conductores de estos programas (porque consideraron que era la hora de la jubilación) y no se comentaba nada de otro programa añejo: «Toma Uno», de Manolo Fernández. 

El otro día, en su inicio de despedida, dijo que nunca había estado en la plantilla sino que había estado siempre como personal autónomo. De ahí que no entraran dentro del mismo paquete. Esto, además del penúltimo programa entero, lo podéis escuchar en este radiochip uno: 
 

El testigo del programa más antiguo lo coge en la próxima temporada «Goles», si se emite. 

He ido alargando lo de actualizar la lista de esos 12 programas más antiguos de la radio... Quitando «Discópolis», «Disco Grande» y «Toma Uno», tres nuevos tienen que entrar en esta lista. Esta lista está ahora mismo en 1989... Hay que rellenar esta lista y no me quiero equivocar con los tres siguientes programas. ¿Sabríais decir alguno más de 1989 y que siga ahora? ¿1990, 1991...? Tiene que conservar a su director original. 

lunes, 26 de julio de 2021

EGM jubilado

El 26 de julio es el día de los abuelos. San Joaquín y Santa Ana, señora, que este país era cristiano apostólico, romano y practicante hasta hace 4 telediarios. 

Y se me ha ocurrido jugar a ver cómo sería un EGM de jubilados. Sí, ya sé que ahora la gente se jubila con más de 65, y sí, hay muchísima más gente que se prejubila. Lo sé. Pero... Oye, vamos a ver qué audiencia tiene la radio desde esa edad. Nos queda lo siguiente, si pillo, como en las listas que pongo del EGM, las 20 emisoras más escuchadas: 


Obviamente, si la más escuchada en España es la SER, ahí tenemos liderando a la SER entre los jubilados, seguidos de la COPE, segunda a cierta distancia en el mundo abuelo. Luego, a mucha distancia, Onda Cero y RNE. Fijaos que aunque RNE está bastante por debajo de Onda Cero en el total, en el mundo abuelo está tocando con Onda Cero. 

Luego tenemos a Catalunya Ràdio, esRadio, «Los 40 Señora» (Cadena Dial, pero quiero poner ese nombre como nombre oficial de la cadena en el blog), RAC1, Radiolé, Los 40... Claro, es que Los 40 es la musical más escuchada, y aunque sólo sea por obligación de la campana de Gauss, ahí tenía que aparecer. 

Después, Radiolé, Cadena 100, Radio 5... Sí Radio 5. Casi la mitad de la audiencia de Radio 5 son jubilados. Después, Radio Galega, Kiss FM, Canal Sur Radio, Radio Euskadi, Radio Clásica, Radio Marca y Rock FM. Y el resto... pues menos, claro. 

En la COPE estuvieron hablando de un evento... El «Primabuela Sound» que se había preparado en Lérida. Festival para un centro geriátrico leridano, en serio. Que ya se habían vacunado y... a tope. Igual son de esos que escuchan Los 40. Ojo a este radiochip primabuelo:


Que iban a «empoderar a la "gran edad"». ¡Venga, hombre! Ahí se me quita la gracia de todo esto. Si me dicen que es para que los de 80 arrimen cebolleta, se echen unos pinchitos, unas Mirindas, las señoras se carden el pelo como el de The Cure y revivan un guateque y ojo, que te cojo, diría que es una gran idea y que son unos cachondos. Pero si me dicen que es para «empoderar a la "gran edad"», da bajón. Una fiesta no emplea esos términos ni en broma. 

domingo, 25 de julio de 2021

edades gallegas

Antes de nada, lo primero es decir que el blog ha llegado a los 7 millones de visitas desde que lo cuenta Google. Así que gracias a todos los que aportáis cosas para el blog... Que en realidad es lo bonito. 

Voy a hacer como hice hace años con los oyentes de Cataluña: Vamos a cotillear las audiencias de las radios gallegas generalistas por edades. Todo viene de que muchas veces he hablado de la potencia de la radio gallega pública por las noches, de si los jóvenes escuchaban más unas cosas y los viejos la autonómica... ¿Es eso cierto? 

Para resumir: Sí. Aquí va el gráfico: 


Están ordenadas por orden de audiencia y rango de edades. Las edades: menores de 25, entre 26 y 35, entre 36 y 45... Y ojo, porque la consagración de que la pirámide de población española es de añeja, añeja, ahora resulta que la última columna no es la de mayores de 65... Es la de mayores de 75. Ahora hacen diferenciación y todo. ¡Da para columna diferenciada! Es que flipo. 

Bueno, y por cadenas, la más escuchada es la SER, luego Radio Galega, luego la COPE, Onda Cero, Radio Voz, RNE y, al final, esRadio. Curioso, ¿eh? El pico de esRadio está en el rango de 35 a 44 años. El pico máximo de la SER y Onda Cero está en el rango de los 45 a 54 años, y el de la COPE, entre los de la década de jubilación... Como RNE. Y sí, el pico máximo de Radio Galega (y daos cuenta de que he tomado la media de toda la temporada para estos datos) es entre los mayores de 75 años. Sí, es una radio en el que el consumo por parte de los viejos es fundamental.

Así que he cogido un momento de Radio Galega, del programa de tarde, en el que hablan de que llegaban las vacaciones y que claro... Proteja su casa. Hablaban con el presidente de una asociación de cerrajeros de seguridad. Disfrutad de este ratito de radio trepidante. Radiochip del cerrar el ojo: 


«Cuando nosotros nos vamos, los ladrones llegan». Yo pondría eso de titular. 

Me sorprende que a Radio Voz no le va mal, si comparamos con RNE, por ejemplo. Así que pregunto a los gallegos: ¿Sois muy de Radio Voz? Lo pregunto también porque, visto el perfil de audiencia, tampoco es que tengan una audiencia muy joven... Pero bueno, los gallegos, que respondan. O los que viajéis por allí. Y ojo con el cerrojo. 

sábado, 24 de julio de 2021

la marcha de García de Antena 3 Radio (2)

Antes de empezar con la entrada de hoy... Al final será Danae Boronat la encargada de hacer el programa de las noches de Onda Cero. Así que será ella la que tome el relevo de José Ramón de la Morena. Y dicho esto... Vamos a lo que tocaba hoy. 

Seguimos con el tema de cuando se fue García de Antena 3 Radio en 1992, antes de los Juegos Olímpicos de Barcelona.

Decía García que no se iba de Antena 3 Radio porque nadie hubiera intentado ponerle cortapisas a su discurso. Lo quería poner en contraposición a cuando le echaron de la SER (o se fue, porque ya sabéis que siempre dice que se fue 5 minutos antes de que le echaran). 

Estaba a tope con eso de que no podía ser compañero de toda esa gente que se metía con sus compañeros hasta entonces: no tenía nada contra Polanco y Cebrián (aunque se intuye que no decía lo mismo de Delkáder). Bueno... Uno, tras escuchar eso, interpreta que esta vez no se iba 5 minutos antes de que le echaran, sino unas semanas antes de que se lo pulieran. 

García, recordemos, parecía que se iba a ir a Onda Cero. Era el objetivo y lo que preveía hacer (aunque esto lo veremos más claro en la tercera parte de la serie). Se puso a hablar de eso de si existía o no la radio de las estrellas. Él, aparentemente quitándose importancia, pero dándose mucha más, hablaba de que no existían estrellas sino trabajadores. Que trabajo lleva a credibilidad y que para eso es necesario independencia que le daban sus numerosísimos anunciantes gracias a su gran audiencia. 

Es divertido porque García se metía con el jefe de la COPE (su director general), porque decía que se necesitaba más generación, que cuando se fue Del Olmo a Onda Cero pasaron de tener beneficios a pérdidas, y que a ver si toda la imaginación que habían tenido era sustituir a Del Olmo por Ferrari... ¡y las Virtudes! 

Lo podéis escuchar todo en este otro radiochip de garciísimo: 

Es divertidísimo, porque García se metía con la COPE, con la política de radio de estrellas... cuando es la política que la COPE ha seguido desde los años 80. Casi desde que la COPE es la COPE. Y gracias a ese modelo han tenido sus grandes éxitos y sus grandes crisis. García terminaría siendo una de esas estrellas. 

García decía de sí mismo que era un fabuloso negocio, a través de boca de Godó. García no tenía abuela. Se sabía con espacio en el futuro. Él pensaba que en un sitio... aunque se fue a otro. Si no, no le hubiera arreado tanto a la COPE.