lunes, 30 de noviembre de 2015

¡desidia!

No tenía pensado volver a hablar de los 25 años de Onda Cero... y no lo haré. Pero viene a cuento. Resulta que durante esta semana, distintos programas de la cadena han tenido como tema el 25º aniversario de la cadena... Y la verdad es que se lo podían haber currado, en general, un poquito más. 

Me da cierta sensación de que en Onda Cero no han sabido aprovechar muy bien la efemérides. Como si se les hubiera echado encima... Y esto no es solo una crítica en plan "Onda Cero no ha sabido venderse como deberían" -que también, y sobre todo-, sino una llamada de atención para decir que las radios deberían venderse más, porque el hecho de que cada una de las radios se vendan lo mejor posible no es solo una cuestión de promoción de esa radio... sino que es una promoción de la radio en general. El interés por la radio, de cualquiera, es un "beneficio colateral" de estas "acciones publicitarias". 

Vamos... que tan malo es darse tanto bombo hasta morir como el que un aniversario pase desapercibido. 

Y un pasito más habría que dar: Ya que venden su radio... hay que venderla bien. Si se hace algo en antena, tiene que estar cuidado. El ejemplo es la SER. Cuando cumplen años, van emisora por emisora haciendo especiales "adecuados" a cada ciudad. Pero si queremos no tenemos por qué ser tan puntillosos... En la SER cuando hacen especiales o hablan de su propia historia, sacan la artillería pesada. Te sacan una cantidad de archivos sonoros del departamento de documentación que flipas, te hace un reportaje Severino, o se curran un espacio de radio en algún programa en donde intervienen las voces -actuales y pasadas- de la cadena de manera coordinada. Uno casi no puede poner un pero. Uno no sabe cómo se podría hacer mejor. 

Ocurrió que el lunes pasado leí en Twitter que en "La Brújula" iban a hablar de los 25 años de Onda Cero. Y claro... me lo tenía que poner. ¿Qué ocurrió? Pues... a ver... Que aquello fue un poco chapucero. Se pusieron a hablar con Ángela Bodega -la que fue primera locutora de la cadena- y con los contertulios de turno. Así, sin más. Escuchad el radiochip vigésimo quinto (poniendo el cursor a partir del minuto 21):



Desde el inicio del tema... decepción.

Creo que de las peores cosas que se puede decir de un programa de radio, y sobre todo si es un programa de radio profesional y con vocación de combatir por la audiencia, es que se nota la desidia. Que se note que un programa esté poco trabajado. Que la producción sea pobre, que esté tratado un tema por encima... 

Desidia. Lo que más de quicio me saca en la radio es que se note desidia. Y eso es lo que noté en este "especial". Que no fue un especial. Fue simplemente un rato de radio y charla en el que faltó trabajo real. Todo el trabajo de curro previo se tradujo en un boleto del 90, un indicativo que duró la nada, traer a gente "antigua" de la casa, y ya. 

La sensación que iba teniendo yo de que estaban hablando "por encima" de todo. Un horror. [Bueno... tampoco. Pero es que estaba muy dececpcionado.] Decían que hablaban de los 25 años de Onda Cero, pero en realidad hablaron del 25 aniversario del comienzo de los informativos de Onda Cero. Y caían en una charla en la que todo era interno... Cosa que no hubiera importado si los oyentes hubiéramos percibido algo de emoción. Pero es que fue un rato de radio carente de emoción. 

Hablaron de "la radio". Hablaron de que la radio informativa había ganado audiencia... Una cosa muy de "tertulia B" eso de decir cosas sin datos. Sobre todo si además los datos están en contra de lo que se dice. Hablaron de Onda Cero... de una Onda Cero que conocerán ellos... 

Precisamente la programación del primer año de emisión fue algo bodrio. Hasta que Luis del Olmo no aterrizó, eso no empezó a subir. Eché de menos referencia a la gente que ha formado parte a esos 25 años de Onda Cero. El programa, el "especial", estuvo "tertulianizado" con los comentaristas de información general que tocaba ese día. ¡Por Dios! ¡Si los protagonistas los podían tener en casa! 

Datos al aire... Poco trabajo de preparación... Ni se les había ocurrido llamar a Alsina. Tuvo que entrar después en plan "ah, pues estaría bien si...." Y fue precisamente Alsina quien les corrigió algunos datos. Unos datos que son propios. ¡Qué mala imagen se da cuando un programa de información tiene los datos en su propia casa y no son capaces de sacarlos! Y ni llamar a voces "de toda la vida" y que todos conocemos al oído como Julia, Taboada, Silvia Casasola... 

Poco curro detrás, improvisación, caos... Una oportunidad desaprovechada y no solo eso... Un rato de radio claramente mejorable. 

Si el objetivo de este rato de radio era evocar aquella Onda Cero de 1990... Si era así de improvisada, si era tan "a lo que surja", lo han conseguido un poco. 

domingo, 29 de noviembre de 2015

norte y sur

Antes de nada, vamos a ver un mapica:























No se ve mucha diferencia, lo sé... Pêro lo que es, es. Si agudizas un poco la vista, verás que el gris es más claro por el sur y el este, y más oscuro por el norte. Si quieres verlo mejor, ponte en diagonal a la pantalla, y podrás ver las diferencias jugando con el ángulo de visión...

Porque las diferencias en consumo de radio en España (negro sería el 100% de oyentes de radio, blanco sería el 0%) no son tantas. Varía desde el casi 58% de Andalucía al 67% de Navarra. Ya lo he comentado en muchas ocasiones en el blog, pero dentro de España hay una tendencias claras de escucha: 

- En el norte se escucha más radio que en el sur, el este y las islas.
- En el sur, el este y las islas tiende a predominar la radio musical mucho más que la radio "convencional". De hecho, cuanto más kilómetros de costa, más musical es la radio que se consume. Cuanto más frío hace, la convencional. 

De esta manera, podéis hacer vuestros cálculos. Navarra... Interior, norte... Mucho consumo y convencional. Canarias: Islas con trillones de kilómetros de costa y calorcito... Menor consumo de radio y además, goleada de la musical. Andalucía: Mucha costa, pero también mucho interior. pero hace mucho calor. Por lo tanto... Menor consumo y musical. Asturias: Costa, pero no te vas a ir con la sombrilla. Norte, frío... Consumo de radio brutal y con menos peso de la musical. 

Pero no perdamos de vista el mapa... No perdamos tampoco de vista que lo primero que has dicho al ver ese mapa es "no veo mucha diferencia". No perdamos de vista que te he dicho que te pongas en diagonal a la pantalla si quieres ver claras las diferencias... Estas diferencias en cuanto al consumo total de radio existen, pero no son tampoco brutales. 

El radiochip de hoy es muy freak. Pero como la más consumidora de radio es Navarra en 2014, el radiochip tenía que ir de navarros. Hay un programa de Radio Euskadi que se llama "La Mecánica del Caracol" -programa que recomiendo mucho, mucho-, que es se emitió en 2014 precisamente. E iba de... estadística. De "pensamiento estadístico". Y además iba de... historia de Navarra. Todos los ingredientes de la entrada de hoy se "arrejuntan" en este radiochip navarroestadístico: 



Bueno... en realidad hablan del Reino de Pamplona, que es como más antiguo. Fue Sancho VI el que se cambió la denominación de "rey de los pamponeses" a "rey de los navarros". O sea, que pasó a llamarse Reino de Navarra en el siglo XII. 

Que empiezas hablando de consumo de radio y terminas hablando de los espárragos, por lo menos. 

sábado, 28 de noviembre de 2015

Figuerola-Ferretti

Ése era su primer apellido. El segundo era Gil.

No es cuestión de contar muchas más cosas de las que se han contado estos días. No es cuestión de hablar de más cosas de las que conté cuando hablé de "Doña María", que era uno de sus personajes más famosos en la radio. Luis Figuerola-Ferretti murió el día 25 de noviembre. 

Justo la noche de antes le entregaban físicamente el Ondas al "A Vivir..." de Del Pino. En la entrega se habló de que en ese programa se podía escuchar música, que no se hablaba de fútbol, que se hablaba de política sin políticos... Pero no se dijo una cosa que para mí es muy importante también: que es de que en ese programa se sorprende al personal. Y que las entrevistas son buenísimas por dos razones: una, porque se entrevista bien. Otra: porque nunca te esperas el entrevistado. Jamás. 

Y una vez el entrevistado fue Luis Figuerola-Ferretti. Quizá fue la última vez que él hizo de Doña María. Y en realidad se me hacía más interesante recordar a Figuerola-Ferretti a través de una entrevista en la que además se puede escuchar a Julio César Iglesias... Y a Julio César Iglesias dándole pie -como en los tiempos antiguos- para que se soltase. Escuchad este radiochip figuerolo: 



Figuerola y Capitán eran "los de la Verbena de la Moncloa". Un programa que, misteriosamente, no ha tenido aún radiochip. Bueno... en este radiochip se cuenta un poco la historia del nacimiento de este programa... que también tiene un Ondas. 

Había estado buscando radiochips para poner hoy... Pero es que de todos los que hacían referencia al personaje histórico de radio, éste era el mejor. Y además se escuchaba su voz. 

Prometo un radiochip sobre aquella "Verbena de la Moncloa". No puede ser que aquel programa no haya pasado por el blog. No puede ser. Por cierto... aquel programa tenía público en el estudio. Eso será otro tema interesante. 

viernes, 27 de noviembre de 2015

la audiencia histórica de Onda Cero

Como decía ayer, pues... vamos a ver si actualizamos esto de "la audiencia histórica" de Onda Cero, porque desde hace 5 años hasta ahora podremos volver a hacer una gráfica. Una gráfica, por cierto, que tampoco es que se vaya mucho de lo pronosticado hace 5 años... Una línea ascendente, aunque a poca velocidad. Veamos el gráfico: 




















Qué raro, ¿eh? Los más pillines del lugar habréis visto que la audiencia que pongo no es real. Mejor dicho... no se ajusta a los datos que se reflejan en el EGM. Lo sé. Pero los datos obedecen estrictamente al EGM. ¿Cómo resolver este misterio?

Pues lo que he hecho es coger la audiencia actual, tal y como te viene en el EGM. Esa audiencia que irremediablemente se verá que es menor este día 2 de diciembre. Y a partir de ahí, he ido ajustando la audiencia del EGM a la población mayor de 14 años, que es la que se mide. Es decir, que he ajustado los datos a la audiencia potencial. De esta manera corregimos el factor del aumento de población de España, y tenemos algo así como una "audiencia con índice de aceptación". 

La Onda Cero primigenia, la de 1990, era una especie de Punto Radio de hace unos años. Alrededor de medio millón de oyentes. No del todo irrelevante, pero mucho menos importante. No formaba parte de las "4 grandes". Fue fichar a Luis del Olmo... y en cuestión de 4 años Onda Cero vivió su época dorada. Pero... a partir de 1995 eso empezó a ir hacia abajo. La SER se hacía mucho más líder, y Onda Cero perdía audiencia rápidamente. Aquella Onda Cero, que era una especie de calco programático de la SER, no hacía más que perder oyentes. Aún así, se mantenía Luis del Olmo en todo lo alto, Julia era líder... Fue esta Onda Cero en crisis de audiencia la que se tomó de base para remodelarla y hacerla pepera en tiempos de Telefónica. 

Y con Telefónica, como he contado en más de una ocasión, se tomaron decisiones de 4 tipos. Las 4 posibles, porque no existen más que 4 tipos de decisiones: las locas y acertadas, las locas y que llevan al fracaso, las de calidad que fracasan y las que no hay ni por dónde cogerlas. Pero... ¿Cómo es que subieron tanto en audiencia? Pues porque ese talonario que tenían para fichar era terrible. Que si García, que si Carlos Herrera... Aquel "Dream Team" tendrá un radiochip futuro. En cuanto se dieron cuenta de que no podían hacer una radio "al tun-tun", pusieron billetes, eso subió de audiencia... ¡y hala! Eso subió de audiencia tan artificialmente como naturalmente fue de bajada. 

Fue desde el comienzo de la "Onda Cero moderna", esa que acaba de remodelarse, cuando la programación se ha visto incrementada de manera más "contenida", sí, pero más "segura". A base de radio, y no de talonario. De todas maneras, aunque ahora bajará en el EGM, puesto que la historia le pone el listón muy alto, no es menos cierto que en los últimos dos años ese crecimiento de audiencia se había visto mermado. Ya estaban "tocando techo". Va a venir la bajada cuando la cosa pedía ideas nuevas y renovación. 

Fijaos bien: Tres proyectos. Dos con mucha audiencia, pero "de burbuja". Una programación -la última- que no ha gozado de tanta audiencia... pero cuya historia no mira hacia abajo. Dos proyectos de burbuja y uno más racional. ¿Qué pasará a partir de esta temporada? 

El radiochip de hoy es de los puntos mínimos de esa gráfica. En uno de esos puntos de millón y pico ya en época de Planeta, Gomaespuma estaban por las tardes. Y aquello no chutaba del todo. Así que se armaron de valor y llamaron al EGM. El radiochip de hoy va de Gomaespuma llamando a los del EGM... aunque muy simpáticos no estuvieron (los del EGM, digo). Radiochip del no pronunciamiento: 



Curioso, ¿eh? Los proyectos que más audiencia le han reportado a Onda Cero han sido un visto y no visto. El más estable y positivo no ha sido tan notable en cuanto a audiencia... pero Onda Cero gana dinero. Ahora les toca pasar de nuevo la ¿crisis? de programación, que en realidad no lo es tanto. Veremos qué pasa. ¿Apuestas? 

jueves, 26 de noviembre de 2015

25 años de Onda Cero

Hace 5 años dediqué una serie de entradas a Onda Cero, porque cumplía 20 años. Ahora, por tanto, cumple 25. 

1 y 2. ¿Dónde estaban los de entonces? Y su segunda parte. Dado que no son muy distintos los que estaban hace 5 años a los que están ahora, pues... No es cuestión de reeditar la entrada. 

3. ¿Quiénes estuvieron al principio? En aquella entrada hablaba de los que comenzaron en Onda Cero en 1990. Porque aquella radio que empezaba, poco tuvo que ver con lo que habría después de fichar a Luis del Olmo y llevarse el "Protagonistas". 

4. ¿De dónde partió en audiencia? Esa Onda Cero naciente era una radio pequeñita. Con vocación de grande, pero pequeñita. Una Punto Radio, vaya. 

5. Resumen de su historia a toda pastilla. Un resumen por su audiencia histórica y todo eso... 

Mucho dato, mucho dato... Pero para el 25 aniversario me apetecía hablar de qué ha sido Onda Cero en mi historial de oyente. Vosotros podéis contar vuestra relación con Onda Cero como oyentes en estos 25 años. Como eso ya está "desactualizado", mañana habrá que volver a revisarlo. 

Porque Onda Cero no es como el resto de radios. Es una empresa que en realidad han sido muchas radios. Ha sido una radio dependiente de distintas empresas que han hecho que cada Onda Cero fuera distinta. Mucha gente ha estado siempre, pero el producto ha sido muy distinto en muchas ocasiones. 

Yo conocí Onda Cero a finales de los años 90. Digo "conocerla" de conocerla. No de saber que existe, que de su existencia sabía todo el mundo. Mis primeros recuerdos son sus jingles (siempre con el saxo), su publicidad machacona y de bajo coste... Y también recuerdo el día en que descubrí que Onda Cero tenía podcast. Sí... Las cintas que podías pedir a la radio por mil pesetillas. Bajé de mi casa de crío, me metí en el coche y mi padre puso la radio... Escuché que la gente podía pedir cintas. Qué genialidad. 

Mi prima, que también es muy de oír la radio, me dijo que ella escuchaba a Julia Otero. Para mí, "la del 3x4". Probé. Nada. Volví a probar. Nada. Volví a probar. Me quedé a ratos. Pero esos ratos eran sagrados. Y unas vacaciones, con unos amigos, buscando el "Hablar por Hablar" en la radio dentro de la tienda de campaña, como latas en sardinas, nos salió Juan Antonio Cebrián. Yo no me enteré... pero un amigo se convirtió en oyente fijo. 

Y me quitaron a Julia. Y descubrí una Onda Cero pepera de Telefónica. Una radio horrible... Me habían quitado lo poco que escuchaba, pero esa programación rara me dio varios programas míticos: el "Ya te Digo", la recuperación del "Polvo de Estrellas"... Y ficharon a García. Me fui de Onda Cero. No me interesaba nada. Ni Marta Robles, ni Herrera -que me parecía un señorito que no me hacía nada de gracia-, ni Algarra -qué horror-, ni... nada de nada. Borré a Onda Cero de mi mapa. Ahora que lo pienso... "todo el mundo" se fue a la SER. Batió récord de audiencia. 

Y llegó Planeta. Yo me había "divorciado" de Onda Cero completamente, y tuve que ir redescubriéndola. Intenté escuchar a Gomaespuma por las tardes. Pero aquello no era lo que esperaba. Volví a reencontrarme con Cebrián... 

¡Por cierto! Para mí, el espíritu "ondaceriano" lo podría encarnar Cebrián. Llegó cuando la ONCE, al inicio. Ciego, con ganas de hacer radio. Se inventó un programa. Era de la cantera. Tuvo muchos horarios, sufrió los cambios de dirección completamente, volvió... Cebrián aún sigue en mi mente como "la esencia" de la cantera de Onda Cero. Así que el radiochip de hoy va de él recordando su historial en la radio. Radiochip esencial:



Y cuando ficharon a Julia, me debatía entre ella y Gemma. Y cuando terminaba Julia, descubrí un programa regional "Això no es Tot", que duró poco, pero me sirvió para descubrir quién era Alsina, que iba justo después. Así que terminé haciendo algo que no había imaginado jamás... No ser habitual de "Hora 25". Y hasta de vez en cuando picoteaba un poco de Herrera. De repente Onda Cero era "la rival de la SER" en mi mente. Me repartía. Con el tiempo, en muchos tramos me volví de Onda Cero. ¡Yo, que siempre he sido de la SER a muerte!

Y los fines de semana por la mañana estaba la Gemio. Ahí Onda Cero estaba vetada. Claro. Que bueno es lo bueno.

Onda Cero ha sido esa "radio B" que a ratos se convertía en "A", que nunca he considerado "una radio en sí misma", sino un juguete que ha ido cambiando de manos, una radio que al final ha optado no tanto por una indefinición política o una definición "blandita", sino por una definición "a ratos", por la indefinición "otros ratos", por ser una radio que ponía mucha pasta a ratos, y por ser una radio que no cuida la programación de verano otros ratos. ¡Qué rara ha sido siempre Onda Cero!

He consumido muchas horas de Onda Cero. Yo siempre bromeaba con que Onda Cero era esa radio que, cuando hacía que me enganchase a un programa, por los motivos que fuesen, lo mataban. Que si echaban a Julia, que si cambiaban los horarios del "YTD", de Pumares... Que si cancelaban "La Rosa..." No podía ser.

Es muy difícil ser "fan de Onda Cero". Es mucho más sencillo ser fan de la SER, de la COPE, incluso de RNE, que hay mucha gente tradicional que la deja puesta. Y es muy sencillo ser fan de RAC1 en Cataluña, o de cualquier autonómica que hable de tu región. Pero... ¿Fan de Onda Cero como cadena? ¿Eso existe? Es lo que tiene la indefinición o el no estar enmarcado o atrincherado claramente. Es lo que tiene el tener una historia "frankensteiniana". Onda Cero no ha sido una empresa. Han sido muchas, con una plantilla parecida. 

Y por cierto... a mí me gustaba el logo antiguo. El original. 

miércoles, 25 de noviembre de 2015

cuñas a saco

Venga, un poco de publi. Un poco de publi de 1983, eso sí.

El radiochip de hoy consiste en una suma de cuñas que sonaron en un partido que emitió Antena 3 Radio: el España-Malta. Todas juntitas, para disfrute del personal. Atención... El túnel del tiempo empieza cuando le deis a este radiochip publicitario:



- Usar giradiscos y cápsulas magnéticas... ¿qué? ¿Cómo es la marca? ¿Alguien la conoce?
- La Asturiana. Pero nada de leche... El anís. Para los locos del remate. ¿Pilláis el juego de palabras? Era el anís que más ligaba -¿entendéis?- con hielo y agua.
- El Bazar Hong-Kong... Si ibas allí comprabas más barato que en Canarias sin viajar. Toma ya. Impresionante. Relojes, vídeos... Regalos desde 50 pesetas. Madrileños del mundo... ¿Estamos hablando de que se anunciaba uno de los primeros "todo a 100"? Esto es un temazo. 
- Citroën... Ñaooooooo.... Cada día más. Flipa. Como ver la tele viviendo en Cataluña. No me sonaba de nada. "Hace fácil lo difícil". 
- Álvaro. Puros con mucha vitola. Fúmese un Álvaro. Tampoco me sonaba... ni flores. 
- TDK. Videocasettes. Qué gran marca... ¡Si yo he grabado en cintas TDK toda la vida! Y sin viajar a Canarias ni a Manresa. Pero esto eran también vídeos... "Para grabar con todo su cromatismo". Y que tenías que vivir la música en el coche con estas cintas. Realidad sonora. 
- Euroconfort. Km. 16 de la carretera de Andalucía... ¿Sigue existiendo eso? Era "el nº1 en muebles". 
- Cadenas de alta fidelidad... Giradiscos "a rayo láser". No entiendo la marca... Si alguien puede echarnos una mano, mejor que mejor. 

Entonces... Vamos a ver... ¡Recuento! Ahora en el fútbol suena... Ya sabemos lo que suena. Pero es que por aquel entonces en Antena 3 la cosa era captar sonido. Obsesión por el sonido, los coches... y también la bebida -como siempre- y el bazar chino éste que me tiene comida la cabeza. ¿Alguien sabe qué es o fue de ese bazar? 

Y hasta aquí el viaje en el tiempo. 

Ehm... Ya, ya sé que esa cinta que he puesto es muchísimo más moderna. Lo sé. Pero es que para mí las citnas de TDK son exactamente eso. Para mí esa cinta es un icono total. Y he aprovechado la ocasión para cascarla. 

martes, 24 de noviembre de 2015

suequiagenda

Tengo que contar que esto de hablar de radio es algo que no hago con mis amigos normalmente. Ni con los conocidos. Debe de ser que en casa de herrero... 

El otro día conocí a una amiga de un amigo. Nos la encontramos los tres por la calle por casualidad, y resulta que íbamos casi al mismo sitio. Así que fuimos andando, andando... Y no, no hablamos de radio. La chica -que me dio la sensación de que era algo simplona- iba acotando todo lo que íbamos diciendo. Si hablábamos de que había estado en Zaragoza, la chica se ponía: "Pues yo estuve una vez en Pilares y fui a comer a un sitio muy bueno". Si decías que te habías ido a Port Aventura, se ponía: "Pues yo fui una vez y me lo pasé bien, me monté en muchas cosas". Si decías que te gustaban las patatas fritas, te saltaba: "Pues a mi padre le gustan muchísimo las patatas fritas". ¿Perdón? 

Era como cuando un profe de críos pequeños en el cole habla de... camisas. En ese momento, misteriosamente, se levantan 4 ó 5 manos de niños con cosas del tipo "pues mi padre siempre se pone camisa" o "un día mi madre se manchó la camisa comiendo macarrones", o "a mí no me gusta ponerme camisas". Pues vale. 

Mientras yo pasé un cuarto de hora pensando que un niño pequeño se había colado en nuestra conversación, el comentario friki que me vino a la mente -y que no pude emitir en su momento, debido a su alta frikez- era que esta chica "era como la suequiagenda". ¿Qué es la suequiagenda? ¡A por ello que voy!

La suequiagenda es lo que suena en este radiochip suequiagendoso: 



En los tiempos de plena suequidad fulgurante, había que hacer esto siempre. Lo hacía Cristina López, lo hacía Ramontxu... Consistía en que daban las temperaturas un poco al azar, comentaban el tiempo según les daba por ahí, y acompañaban cada ciudad de una especie de agenda cultural que, como se puede escuchar en el radiochip, el presentador descubría a la vez que lo leía. Una especie de agenda prefabricada que está genial si te encuentras con amigos en un coche sin rumbo por mitad de España en una carretera salida al azar y te dicen: "en Cáceres, teatrillo en la plaza de tal", y claro... ya decides ir a Cáceres, que además te han dicho el precio de la entrada. Todo son ventajas. ¡Gracias, suequiagenda!

No sé si se entiende la ironía. La suequiagenda era inútil y sin sentido. No servía más que para perder un minuto de radio que no tenía por donde cogerse. Además mola ese rollo de que el presentador no tenga ni repajolera de lo que está leyendo. "Y la música folclore, todas ellas en el Puerto de la Cruz". Cuando dice eso Cristina debe de estar pensando: "¿pero qué narices me han escrito aquí?" Leyendo la suequiagenda con esa asertividad dan ganas de cogerse el avión e irse a Tenerife a la voz de ya. 

La suequiagenda no interesaba a nadie. Igual que los comentarios de la chica ésta en cuestión. Lástima que no suelo hablar de radio con los amigos. Si llego a haberlo hecho, le hubiera soltado que esta chica era un poco "como la suequiagenda". Que te da unos datos que no sirven para nada, y que además tienes la sensación de que estás perdiendo el tiempo escuchando. 

Un invento sueco que luego han copiado el resto de radios debido a su éxito rotundo. 

Ah, que me chivan que no. 

lunes, 23 de noviembre de 2015

I+D

Tesis de la entrada de hoy: No tiene tanto sentido que todos los programas matinales empiecen a las 6 h. de la mañana. 

Resumen previo: La audiencia de 6 h. a 7 h. de la mañana es mínima, y no sé si sale a cuenta en términos audiencia/rendimiento emitir los programas matinales desde tan pronto, y más aún desde el punto de vista de la proyección de las futuras voces de la radio. Emitir desde tan pronto en las musicales es una tomadura de pelo para el oyente, que quizá quiera escuchar cosas nuevas y no latas. 

Fue idea de Martín Ferrand eso de que "El Primero de la Mañana" comenzara a las 6 h. de la mañana. Su programa, el de Antonio Herrero en Antena 3 Radio, crecía en audiencia como la espuma y empezaba a plantar cara a los históricos "Matinal SER" y "España a las..." A medidados de los 90 se tomó una determinación -acertada, por cierto-: que Iñaki comenzara a las 6 h. de la mañana. Por un lado se vendía eso de poner a la referencia desde el inicio, y por otro... era sumar una horica más para el EGM. Que como son datos acumulados... pues genial. Para la saca. Además era una alternativa a la casi nada. 

Al final, lo que ha terminado pasando es que todos los programas matinales empiezan a las 6 h. de la mañana. Y si miramos los datos, es una cosa que no tiene mucho sentido... si no fuera porque nadie quiere renunciar a ese "poquito acumulado más". Pero recordemos que antes, hasta que empezaba Iñaki o Del Olmo -que no empezó a "levantarse a las 6 h." hasta el año 2000, ojo-, existía un informativo matinal que era donde se curtía el personal. 

Vamos a ver un gráfico de audiencias del último EGM. Vamos a ver cómo quemar a las "estrellas de la radio" en esa hora inmunda de 6 a 7 h. de la mañana es una soberana tontería. (Vale, sí, estoy exagerando... pero no me machaquéis la entrada de hoy.) En sombreado va el tramo aproximado de 7 a 11 h de la mañana. 






















Sí, la gente se despierta mayoritariamente a las 7 h o a las 8 h. A las 6 de la mañana hay claramente mayor audiencia (tanto en musicales como en generalistas) que en la hora anterior, pero... ¿Merece la pena hacer que "las estrellas" se pongan a despertarse al punto de la mañana como si hubieran hecho algún tipo de promesa a la Virgen? Por otro lado... Las musicales antes ponían sus despertadores a las 8 h. de la mañana. Luego, con el tiempo, a las 7 h. Pero después ya... ¡también a las 6 h.! ¿Y qué nos ofrecen? Refritos. 

¿Quién tendría narices en los tiempos que corren de renunciar a esa hora que añade algo de audiencia sin acordarlo con la competencia? No se puede. Es renunciar a un dato mayor. Pero es una batalla completamente estéril. No estaría mal que las estrellas rutilantes tuvieran una hora más de vida normal y... si quieren por ejemplo prepararse algo más sus programas de forma original, o si quieren pasar un rato analizando sesudamente qué pasa... pues no va a pasar nada. ¿No?

Que sí... que las personas que se levantan a las 6 h. de la mañana -pobrecitos- también merecen nuestro respeto y necesitan cubrir sus necesidades... ¡Perfecto! ¡Tengo la solución! Mejor dicho... La solución ya estaba entre nosotros. 

Vamos a ver los Ondas que se entregan mañana... Uno a Alsina y otro a Del Pino. Ambos eran "segundos de a bordo" en tiempos. Alsina era el que, en una época en los años 90, hacía el matinal antes de que llegara Del Olmo a las 8 h. Y antes que Alsina, fue Lucas el que hacía ese mismo programa. Del Pino, cuando era un chaval casi, hacía el "Hora 20". Es decir... ese informativo que no es "el grande", pero... es necesario. Otro Ondas de este año: Carmona. ¿A qué hora empieza el programa? ¡A las 7 h.! ¡Pues claro! Mucho más racional que empezar a las 6 h. 

No pasaría nada por empezar los programas más tarde. No pasaría nada por "entregar" el pulso informativo de las 6 h. de la mañana a alguien "de la cantera" que hiciera un poco "su informativo y a su manera". Ya que madrugan, que tengan libertad de hacer su programa. O hacer otras cosas distintas. Que sí... que en el fondo ya es así en muchos casos. Que llega la estrella de turno, habla dos minutos -si no está grabado- y ¡que tire el segundo! Ya sea Aimar, la Tortajada, o quien sea. Pero... ¿Por qué no "separarlo"? ¿Por qué no hacer algo distinto? Federico se sacó de la manga incluso empezar incluso a las 5 h. Vaya locura.

¿Por qué los programas de las musicales ponen esos refritos a las 6 h. de la mañana? ¿Por qué queman a la gente madrugando sin sentido? 

De paso, se pueden probar cosas a esas horas que no sean "lo de siempre". Hay radios que no tienen tanta red de emisoras como para competir en igualdad de condiciones. Y en las musicales, por ejemplo, se pueden probar programas a esas horas tan intempestivas. Yo, por ejemplo, me acuerdo de "El Rosario de la Aurora". Un programa de humor que nació de madrugada... Y que luego, cosas de la vida, lo reeditaron en formato de tarde en Ona Catalana. Oriol Parreño y Quim Morales son dos conocidísimos de la radio catalana. Quim Morales, hoy en día, es líder de la radio catalana con su "Segona Hora" en RAC1 de 13 a 14 h. 

El radiochip de hoy es un poquito de ese "Rosario de la Aurora" de M80, de 6 a 7 h. de la mañana hace unos 15 años. Que eso de llenar esta hora de "I+D" no es una idea mía. Eso de poner "otras cosas antes" es de toda la vida. Bueno, era. Radiochip auroresco:


No pasaría nada por que se reeditase algo distinto en esa hora. No digo ya de 6 a 8 h., ya que es cierto que la gente cada vez enciende antes la radio, y la hora de 7 a 8 h. ya está muy transitada. Pero... hacer de teloneros de los grandes, el probar cosas distintas a esa hora... sí, es más caro. Porque es sacarse algo de la manga, hacer "algo distinto", y romper una especie de "estatus arraigado" que parece que es imposible de cambiar. 

No pasaría nada por que se reeditara el "Matinal SER", el "Al Día", el "España a las 6" separados... o con un estilo diferenciado, o meter otro tipo de contenidos. Y tampoco pasaría nada por reeditar un "Rosario de la Aurora", que iba a antes de "Gomaespuma", o alguna otra cosa que pudiera servir "para el futuro". Es una hora en la que se podrían probar cosas. Costaría pasta... pero los Ondas de hoy fueron gente joven que cardaban la lana cuando aún no eran estrellas... ni lucerillos, ni cerillicas.

[Qué cosas... tanto hacer méritos de juventud madrugando años y años... para que años más tarde, cuando ya son "grandes", puedan hacer el mismo tramo en el que hicieron méritos.]

Mirad la gráfica... El "efecto arrastre" de 6 a 7 h. de la mañana es mínimo. Que se atrevan a arrancar esa hora y probar cosas, gente... "para el futuro". Que se gasten pasta en las musicales para hacer otras cosas y probar formatos. Onda Cero en verano se ¿quita? esa hora para emitir el "En Marcha", por ejemplo. 

Dejen paso a gente. Dejen paso a otras ideas, que no tienen por qué ser tampoco la pera de innovadoras. Si total... cagarla a esa hora no repercute tanto en la audiencia... Los de las generalistas estarán igual de bien informados, porque en la práctica los grandes muchas veces están ausentes. Los de las musicales no sentirán que les están dando lata porque son "oyentes de segunda". Pero quién renunciaría a ese poquitín más de audiencia que les reporta esa hora para hacer nada nuevo... Supongo que los que quieran innovar. Yo lo llamaría "buscar nuevos caminos".

Para terminar, y yendo al principio... La cuestión es que con tanta guerra por las mañanas, Iñaki, Del Olmo, Herrera... todos terminaron haciendo programas de 6 horas. La Terribas el año pasado hacía 7. Ahora, en las musicales, están ya haciendo programas de 5 horas, y espera que no lleguen a las 6 al final de esta temporada. ¿Nadie cree que sería mejor dar programas más cortos y más trabajados?

Conclusión: La búsqueda de ese puntito más de audiencia acumulada en el EGM lleva a veces a extremos poco rentables, sobre todo para esas cadenas que no son "las grandes". También es poco rentable poner cosas nuevas a esa hora o con gente distinta... Pero cuando se habla de I+D se dice que eso no es un gasto, sino una inversión. Quizá poner dinero en rodar formatos y gente (y que sonasen un poco sus nombres) sería más bien una inversión. Digo yo. 

domingo, 22 de noviembre de 2015

Santa Cecilia

Es imposible que se me olvide que el 22 de noviembre es Santa Cecilia. En el cole, cada año, nos tocaba a cada curso cantar una canción. Los de mi curso jamás ganamos. Jamás. En realidad debería decir "las de mi curso", porque a los chicos a medida que avanzaban los cursos nos daba más vergüenza cantar y tendíamos a mover la boca cuando tocaba. Claro... Aún no existía OT y eso de cantar no estaba bien visto. Ya veis, qué cosas. 

El día de Santa Cecilia de 1965 nació Radio Clásica. Bueno... nació "el segundo programa de RNE". Esa radio musical a la que le suele pasar como a los de mi cole... que eso de cantar... no mucho.

Radio Clásica es mucho más que música instrumental del año de la polca. Hay zarzuela, flamenco... Hay de muchas cosas en las que no reparamos nunca. Hay voz de vez en cuando. Pero sí... Radio Clásica es esa radio en la que se habla pausadito y se escucha música clásica. Esa radio que es como Radio María... Que vas en el coche y se pilla a las mil maravillas estés donde estés. 

Y es lógico. Al final el servicio público es el servicio público. Y que la música clásica sea una de las cosas que lleguen a cualquier rincón es una cosa que tiene poca discusión, aunque solo sea por posturizar. Es difícil que te lo discutan. 

El radiochip de hoy va de un programa que conmemora los 50 añacos de la emisora. ¿He dicho ya que Radio Clásica cumple 50 años? 

Los miércoles a las 23 h. se recuperan programas de los 50 años de Radio Clásica. Al programa se le llama, obviamente, "Segundo Programa". El nombre original de la emisora. Radiochip de la modulación de frecuencia: 



Vaya voz la del Taibo. Madre mía.

En el 30 aniversario, como veis en el recorte del ABC, se decía que esta radio nació "en un día indeterminado entre 1965 y 1966". Toma castaña. Pues no... La fecha estaba clara. Eso sí... Ahora no tiene tanta audiencia aquella radio como hace 20 años. En los últimos 20 años suele rondar justo la mitad de oyentes: 150.000. Seguro que muchos la seguís llamando Radio 2, pero eso ya fue un tema del blog.

No es que los que leéis pidáis mucho que hable de nada de Radio Clásica, pillines... Así que sé que esta entrada no la va a leer casi ni Perry. Pero es que la conmemoración del 50 aniversario de la cadena lo merecía. Aunque solo sea por postureo. 

sábado, 21 de noviembre de 2015

el clásico

El Madrid-Barça, sí. Pero esto sólo es la excusa.

Pero el radiochip de hoy, en realidad, va de algo mucho más radiofónico -como si la retransmisión de un Madrid-Barça ya no fuera lo suficientemente comentable-. En el programa de Francesc Garriga, "El Club de la Mitjanit", que es el deportivo nocturno de Catalunya Ràdio, se pusieron a entrevistar a algunos periodistas de todos conocidos... No estuvo García, ya lo aviso. Una pena. 

Porque resulta que siempre, en el periodismo deportivo catalán, existe un concepto de "cavernismo mesetario" que me molesta un poco... Es como si en Cataluña no se practicase el "periodismo deportivo de bufanda", siendo que esto es casi un género capitalino. Capitalino, ya sea de Madrid, Barcelona, Valencia... o Zaragoza. 

Y en el primer radiochip de hoy, Francesc Garriga -por cierto, el sucesor del histórico Pere Escobar en cuanto a franja horaria de Catalunya Ràdio- entrevistaba a Pedrerol. Que sí, que puede parecer que es "de tele", pero recordemos que Pedrerol siempre había sido "de radio". Y se ha pasado años y años fabricando en la radio (en Intereconomía o Punto Radio) lo que luego sería llevado a la tele con tanto éxito. Radiochip mesetario:



"Un periodista catalán petándolo en la meseta", podríamos decir. Es interesante esta entrevista en la que Pedrerol es preguntado por el formato de su propio programa. Y me hace gracia que Pedrerol hable de que esté un poco harto de que se quejen del tipo de periodismo que hacen... Me dan ganas de repetir por enésima vez que no todo lo que sale en la tele -ni en la radio- es periodismo. Juzgar al "Chiringuito" como un programa de periodismo deportivo es como juzgar a "Sálvame" como programa de periodismo del corazón. Son programas de entretenimiento en donde, además, dan noticias como un ingrediente más del programa, si es que es necesario o les sirve de argumento. Simplemente. Pedrerol en esta entrevista ya dice que dan por supuesto que el televidente ya tiene en su mano toda la información. Ellos van... a otra cosa.

Y le preguntaron: ¿García o De la Morena? Pues lo tenía claro... De la Morena. 

Si esta entrevista resultaba ya interesante, los que escucharan "El Club..." pudieron también escuchar una entrevista a "los Manolos": un ex-SER y COPE y un ex-SER, ex-Onda Cero. O sea, dos de la COPE. Dos de esos que en Cataluña están tachados de "supermadridistas". Y yo que pensaba que uno era del Atleti y el otro del Valladolid... En el siguiente radiochip comprobaremos que tienen claro que la audiencia es mejor cuando "pierde el contrario". Segundo radiochip mesetario:



¿García o De la Morena? Carreño se quedaba con García (aunque luego dice que "empate") y Lama se quedaba con... De la Morena, pero el de antes. Ahora se quedaba, claro con Joseba Larrañaga. 

Vaya rato de radio tan majo que salió, he de decir... Se me está ocurriendo que "Los Manolos" es una cosa que ocurrió en la tele a partir de gente de radio, pero que este formato nacido en la tele podría funcionar en la radio como un programa en sí mismo. Total... el número de imágenes con contenido iba a ser similar. 

Y la última entrevista es la que le hizo a Paco González. No vino a decir cosas muy distintas a lo que siempre cuenta... Pero si es algo muy distinto a lo que suelen contar el resto de los periodistas. Suele contar que los periodistas al final, cuando conocen a los protagonistas, son más "de los que les caen bien" que del equipo del que eran originariamente. Contaba que tiene una especie de batalla no declarada contra el "periodismo de bufanda", y que en Barcelona siempre ha habido de eso. Fue la entrevista más "sesuda" y más interesante. Tercer radiochip mesetario:



Y sí, tocaron el tema de la marcha de la SER a la COPE, y de los miedos que tenían al inicio, de si estaban contentos... También de si estaban contentos o no con no haber llegado a ser los números 1 del EGM. Y hablaba de esa gente que "pensaba tal, pero oía los deportes en la COPE". [Ya sabemos por dónde iban los tiros...] "Lo que me hacéis hacer", era la frase. 

Me encantó eso de: "¿Messi o Cristiano?" Respuesta: "Para ser el mejor hace falta ganar mundiales". Y lo que más me moló es que el mejor momento que recuerda de pasárselo bien es la Recopa del Zaragoza. Y... ¿García o De la Morena? Pues mira, De la Morena, claro. García es la leyenda... pero todos se quedan con De la Morena. 

Unos ratos de radio con gente de radio deportiva sobre fútbol y sobre radio. Unos ratitos que estuvieron tan bien que no podía ser que no los trajera al blog. El clásico, en términos de radio, sigue siendo aún hoy el García - De la Morena. 

viernes, 20 de noviembre de 2015

las máquinas de escribir

Sí, ya sé que es topicazo hablar "de cuando Franco" un 20-N... Pero qué le voy a hacer. 

Voy a hablaros de un misterio que quizá no tengamos manera de resolver.

En realidad, me apetecía hablar de "La Gramola"... Porque en un 20-N fue cuando empezaron en aquel programa a dedicar un día al año que consistía en música de las series y todo eso de cuando era crío. Que si "Sherlock Holmes"... Que si "Willy Fog"... Que si "Dartacán"... Que si "Barrio Sésamo"... Todo. Una especie de regreso a la infancia. 

Así que aunque no hable de esto, el radiochip de hoy va de "La Gramola". De la manera que tenían de decirle al oyente que mandaran cartas con las peticiones de las canciones. Como el programa nació en la época pre-internet, pues... La manera más original de pedir que escribieran era con esta pieza locutada por Ángel Álvarez, pero el joven, que ya no lo será tanto. La sintonía os sonará, porque también en M80 usaban esta sintonía los de Gomaespuma para muchos "supernoticiones". Radiochip mecanógrafo:



¿Os suena? La composición original es de Leroy Anderson, en 1950. Y se llama "The Typewriter", es decir, "la máquina de escribir". Qué cosas... de cuando se usaban las máquinas de escribir... Qué obsoleto todo.

Pero el misterio del que os hablaba es anterior incluso a esta obra. El misterio data de 1943... Al poco tiempo de que la SER se llamase SER. Este misterio parte de un archivo que me pasó @gamusino tras bucear en los archivos estatales, y consiste en que la radio se quejaba de que 2 de las máquinas de escribir prestadas... no les habían sido devueltas. Ved el siguiente archivo:

































Madre mía con el lenguaje de la época... la "Causa General". Resulta que de las 7 máquinas de escribir prestadas, sólo les habían dado 5. ¿Y las otras 2? ¿Qué paso con aquellas otras 2 máquinas de escribir? ¿Eran tan caras como para tener que elevar la reclamación al ministerio? ¿Era una tocada de huevos únicamente?

También es curioso que en 1943 la SER estuviera compuesta -al menos eso reza el papel- solo de 7 emisoras: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, San Sebastián, Santiago de Compostela y Alcira.

Más cosicas... Hace 20 años que murió Eduardo Ruiz de Velasco, el que veis como firmante de la carta. Comenzó a currar en la SER con solo 15 añitos, en 1934. Era un simple auxiliar de contabilidad... Hasta que acabada la guerra, se puso a ser... payaso. Era Pototo en la pareja Pototo y Boliche... Que hacían las delicias de los niños de los años 40 a través de la radio. Tal era su popularidad, que en 1948 hicieron una peli: "Pototo, Boliche y Compañía". En aquel momento todavía no existía esta composición para máquina de escribir... y otros instrumentos. En 1949 se fue a Bilbao para ser el director de aquella radio... Y lo fue hasta que se jubiló en 1984. Recibió un Ondas en 1955. Qué cosas... De auxiliar de contabilidad a payaso, a prota de peli, a director de radio...

A ver... que entonces me aclare... Hablando como hablaríamos todos en la cola de la panadería... ¿Franco le devolvió a la SER las máquinas de escribir o no?

Venga, voy a acabar con un dato megafriki... Existe en la BBC Radio 4 un espacio humorístico que se lleva emitiendo desde 1977 que se llama  "The News Quiz". ¿Y cuál es la sintonía que usan desde entonces? Pues sí, "The Typewriter". 

jueves, 19 de noviembre de 2015

¡memo!: "José Antonio Abellán (1): cuando estuvo en la SER"

Fue hace 5 años, en 2010, cuando me decidí a hacer un poco de historia "abellanesca". Creo que me decidí cuando le conté a alguien que Abellán empezó en Los 40, en la SER, y no se lo creía. En aquella entrada comentaba aquello que a un amigo le llamaba la atención: Que Abellán se pasaba el día haciendo cosas en Los 40, que era el "niño mimado" de la cadena, que empezó jovencísimo, que hacía un programa para críos ("El Superbaby"), que se fue a hacer las américas, que hizo un programa que consistía en "trasladar" el Top 40 americano... El americano significa en este caso "estadounidense". ¿Os suena? Pues del actual de 40 "latinoamericano" también habrá que hablar un día de estos. 

Abellán se pasó mogollón de años en la SER. Y hablando de todo aquello... Pues surgieron muchos comentarios. Vamos a ver qué decía la gente de interesante. Por ejemplo, Antonio decía:

"No recordaba a Abellán haciendo del American Top 40, no creo que estuviera mucho tiempo porque ese programa siempre lo recuerdo con Fernandisco. Por cierto del "Barras y Estrellas" conservo un programa especial que hicieron con las mejores "pruebas de la paciencia" que hacia Antonio Escudero y que creo recordar que emitieron el día de los inocentes de 1989 ó 1990, lo digo por si puede interesar a alguien.
Abellan en aquella época era mi ídolo, me hizo amar la música, descubrí a grupos como Fleetwood Mac [...] Abellán siempre decía que era tan bonita que incluso su hija se llamaba Sara por la canción. Indagando hace unos días descubrí que su hija es Sharay (no Sara) Abellán Colás [...]"


Años después, resulta que a la hija se le puede escuchar en la radio del padre y de la madre. Por cierto... Si alguien tiene la emisión del día de los inocentes y de las pruebas de paciencia... Sé que está difícil.

Luego, "el que nunca firma" decía lo siguiente: 

"[...] veo que ya has puesto el famoso jingle. ¿A qué es mítico?, a Anido y las feministas les daría un yuyu si se pudiera ahora. Que pena que el sonido no sea el mejor, pero ¡qué recuerdos!. :)
Por cierto, ¿el America Top 40 se emitió en la SER o fue en la Cadena 40 Principales?. El anuncio me despista un poco.
¿Qué diferencia había entre "Barras y Estrellas" y "American Top 40"?. Please, una respuesta."


Ya por entonces los comentarios se ponía mucho énfasis en lo niquitoso de la SER con algunos temas, incluso rozando lo poco natural. ¿Y las diferencias entre "Barras y Estrellas" y el "AT40"? Pues... no la sabía yo exactamente. Pero Antonio sí:

"El American Top 40 era el repaso a la principal lista de ventas del Billboard americano y se emitía los sábados de 4 a 8 de la tarde, era el programa original y cada cierto tiempo, 15 ó 20 minutos salia en un principio Abellán y mas tarde Fernandisco, contándonos que es lo que Casey Kasem había contado y lo que habíamos oído. La verdad es que inicialmente, al menos, el programa estaba muy bien, oíamos cosas que o bien nunca llegaban a España o bien lo harían varios meses después. Según la imagen que ha puesto Pacman lo emitían en la SER FM pero creo que no duro mucho tiempo esto ya que se convirtió en Cadena 40 pronto, si no recuerdo mal, en septiembre de 1989.
Barras y Estrellas se emitía de lunes a viernes a partir de la 12 de la noche y era un programa hecho a la medida de Jose Antonio Abellan, ponía la música que el quería, entrevistaba a artistas y también ponía las bromas telefónicas de Antonio Escudero, llamadas "Pruebas de la paciencia". Creo que se emitía solo en Madrid antes de la puesta en marcha de la emisión vía satélite.
Una ultima cosa, Pacman, para que te hagas una idea de lo que se asociaba Abellan a los 40, en aquella época, Antonio Herrero en Antena 3 Radio, anticipándose a lo que sucedería años después, decía que la SER quería comprar Antena 3 para poner los 40 de Abellán. Y es que Abellan tenia mucho poder de influencia, recuerdo que varias navidades hizo un programa repasando las mejores 100 canciones y los mejores 100 álbumes del año en un programa que se en domingo de 10 a 20 horas y en alguno de ellos llego a tener 1 millón de oyentes que es mucho para el tipo de programa que era.
Corto que creo que me he pasado un poco."


Cuando lo que cuenta es interesante, la largura, sinceramente... se agradece. Lo de que si la SER quería comprar Antena 3 para poner "Los 40 de Abellán"... me encantaría tener tal audio. ¡Por cierto! Como siempre me encargo de recordar, Los 40 no era la única radio musical, pero era la radio musical por excelencia. Y un anónimo decía:

"Los 40 Principales, al ser la única cadena musical que había (o casi), pues era la más escuchada del país. Ni que decir tiene que Abellán era la estrella indiscutible de Los 40 Principales (y casi de la Ser de aquel entonces) , aunque por ahí andaban Joaquín Luquí y Julián Ruíz (que se harían muy populares más tarde). También se hicieron superpopulares Fernandisco y Juanma Ortega gracias a Canal +, uno como presentador de Del 40 al 1 y el otro por su aparición los jueves en la versión diaria de Los 40 Principales del plus y un programa del canal (del cual no me acuerdo el nombre). Más tarde Juanma se consagraría con el Anda Ya y el Del 40 al 1 de la radio (que también presentó él). Ni que decir tiene que ahora el jefe, incluso más que Frank Blanco, es Tony Aguilar."

Al final, como se ve... "el jefe"... pues... Que si Abellán y lo de la lista americana, que si tal, que si cual... Sí, "el jefe" es Aguilar. Hubo más comentarios, pero con estos... Ya estaba quedando larguico. Así que aquí se acaba la cosa. 

¡Ah, no! Que me queda recuperar el radiochip de entonces... Es la sintonía que grabó un lector del blog, Joan, que es el radiochip jadeante... La sintonía que ponía Abellán en su programa. Vaya fondo de lista. 


Ahora sí que se ha terminado esta larga entrada.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

promocionarse "en las redes"

En el blog muchas veces me mola hablar de cómo se anuncia la propia radio. De dónde vienen sus logos, cuáles han sido sus lemas... qué dice la radio de sí misma y cómo se vende a su audiencia potencial. Cómo luchan por sumar oyentes. 

Y una de las maneras que tienen de promocionarse es Twitter. No tanto Facebook, que es tradicionalmente una red en la que se promociona un producto ante gente que "ya es fan". Twitter es carne de retuiteo y viralidad exprés. Y además es una red eminentemente joven... Y eso para las radios que tienen vocación de rejuvenecer su audiencia... ñam, ñam... qué apetitoso. 

La COPE, desde hace tiempo, decidió "darle peso a Twitter". Su máximo exponente es "Tiempo de Juego". Un tuit cualquier de "Tiempo de Juego" es potencialmente leído por más de 300.000 personas... Vale. sí... Ya se sabe que del número de seguidores que pone en Twitter al número de personas de carne y hueso que hay al otro lado, hay un trecho. Pero convendremos que un tuit de "Tiempo de Juego" es un tuit leído y con mogollón de gente al otro lado que interacciona, manda cosas, bromea... Una comunidad en sí misma. La cosa funciona. 

Y luego está el resto de la COPE. La COPE en general y muchos de sus locutores en particular se comportan en Twitter como ese abuelo que quiere ir de moderno y dice "molongui", "tronqui", "dabuti" y "no te enrolles, Charles Boyer". 

La política tuitera de la COPE es... es el meme del Sr. Burns con gorra, como si fuera Jimbo Jones. Es exactamente eso. 

Parece como si les obligasen a posturear en Twitter. Son torpes a la hora de promocionar sus propios contenidos. Bueno, en honor a la verdad... eran torpes. Esta temporada la COPE sorprendentemente ha empezado a "tuitear normal"... Pero hasta la temporada pasada, parecía que el objetivo de la COPE era hacerle un book a Expósito. Yo esperaba a final de temporada un calendario con sus mejores caras de preocupación y tensión informativa o haciendo programas. 

Este año tienen un problema: sus locutores-estrella. En concreto éste, Ángel Expósito, cuyos tuits son, en ocasiones, dignos de cuñados superenrollados diciendo "eso que nadie más se atreve a decir". Y Carlos Herrera. 

Carlos Herrera ha sido la estrella de Twitter estos dos días. ¡No va el tío y se hace el selfie delante de la Bataclan! La gente, en pleno flipe... pues entre todos se ha hecho lo que la COPE quiere que ocurra con sus tuits... pero en plan mal. Y encima justo después de terminar las encuestas del EGM... 

Nadie le ha explicado a Herrera eso de que los selfies se guardan solo para lo lúdico. ¡Sr. Burns! ¡Que va de Jimbo! 

Ya pasaba con Expósito... Parece como si desde la COPE "obligaran" a sus locutores más puretas a utilizar Twitter como una obligación de propaganda. Y no saben usarlo. Carlos Herrera mientras estaba en Onda Cero solo tuiteaba chorradas de comida, sus viajes... y poco más. Desde que está en la COPE parece que está obligado a añadir "cosas de trabajo". 

Para ilustrar este furor tuitero de los selfies de Carlos Herrera... Aquí va una promo de esta semana del "A Vivir..." en la que él es el protagonista. Máximo Pradera nos mete en el campeonato europeo de selfies. Radiochip sélfico: 


¿Acaso es obligatorio tener Twitter? No. Parece en la COPE quieren penetrar en las redes sociales como sea. Como si toda publicidad en las redes fuera por sistema buena. Y en parte es así. Un selfie ha servido para que Herrera se haga popularísimo (aún más) para mucha gente.

Mucho ir del postureo riguroso en la red, mucho ir de profesionales en todas las fotos... pero al final lo que lo peta es una metedura de pata. Twitter es así.

Eso sí... El comentario que más he escuchado de la gente que ha visto la foto original de Herrera en el Bataclan ha sido "a este tío se la pela todo". Y creo que en parte todos pensamos más o menos lo mismo. Él suda de todo. Está en plan estrella. Mucha publicidad, sí...  pero no ayuda en nada a la imagen de marca de la COPE, me parece a mí. Total... la historia de la COPE está llena de locutores divos. De toda la vida. 

martes, 17 de noviembre de 2015

directa al 1

¿Qué ha pasado? Pues que el sábado Adele llegó al nº1 de la lista de Los 40 Principales. Dicho así... Nada del otro mundo. 

Pero si digo que es una entrada directa al nº1 y que ha entrado directamente arriba del todo, sin pasar por la casilla de salida y sin cobrar las 20.000 pesetas, pues la cosa cambia. 

Surgió la curiosidad... ¿Había pasado alguna vez en la historia el que una canción entrara en la lista directamente al nº1? Pues... Por lo visto sí. Y esto es curioso precisamente por esa "sombra de duda" que planea siempre por las listas. No solo la lista de Los 40... La sombra de la famosa "payola" es una cosa que no es exclusiva de España, ni de una sola lista. Siempre que pasan de éstas, todo el mundo piensa -pensamos, que yo también me lo he planteado- si no es todo márketing, y a correr. Así que luego todos nos hacemos pajas mentales con eso de "cuánto habrán pagado", "quién está detrás", "si la canción no es para tanto, y por tanto..." o incluso "sí, la canción era buena, pero es famosa de tanto repetirla". Una constante inherente a toda existencia de listas. 

En este caso tú escuchas la canción... y chico... nada del otro mundo. Al menos  no me parece nada del otro jueves. La cuestión es que este hecho anecdótico de que un artista o canción haga una entrada directa al nº1 es algo que no había ocurrido, al menos, desde que este blog existe. Así que aquí va el radiochip adelino: 



Decía Tony Aguilar que no era la primera vez que ocurría. Decía que había ocurrido en otras ocasiones. ¿Cuáles? Pues por ejemplo, el propio Tony recordaba en Twitter que Rosa de España había llegado directa al nº1 con "Europe is Living a Celebration".

Pero según me recordaba @Sydtbmola, esto de "la entrada directa a la cima" también ocurrió con una de Madonna (¿cuál?) y con la de "OT", la de "Tu música es mi voz" en 2002. También @david7868 me dijo que pasó lo mismo con "Fast Love" de George Michael y quizá con un par de Alejandro Sanz. Que puede que fuera la de "Corazón Partío" y la de "La Fuerza del Corazón" en 1995. Y @Ryuben_Zwei me dijo que ocurrió con "A Contratiempo" de Ana Torroja. Si algo está equivocado o conocéis algún caso más... Pues comentadlo.

Vale... Una vez escrito esto, @HubeM me escribió para sacar de dudas. ¡Lista de números 1 directos! [mil gracias a @HubeM.]

2002: Rosa López ("Yuroslivinaselebreision") el 18 de mayo y el "Dígale" de Bisbal el 14 de diciembre.
1998: "Corazón Partío" de Alejandro Sanz el 3 de enero.
1997: "A Contratiempo" de la Torroja el 23 de agosto y "Candle in the Wind" de Elton John el día de Todos los Santos, y el "Fast Love" del imitador de Fernandisco el 25 de mayo. 
1995: "La Fuerza del Corazón" de Alejandro Sanz, el 3 de junio. 
1993: "Cosas de la Vida" de Eros Ramazzotti el 8 de mayo, U2 con  "Salomé" -no la de Chayanne, no- el 15 de mayo, y "Si tú me Miras" de Alejandro Sanz el 12 de junio. 
1992: "El Fallo Positivo" de Mecano el 10 de octubre, el 26 de septiembre lo hizo el rey del pop con "Jam", y el 4 de enero con "Black or White". 
1989: "Like a Prayer" de Madonna el 22 de abril.

O sea... que no es una cosa tan rara esto de que una canción llegue al nº1 de Los 40 de repente. Pero lo cierto es que no ocurría desde hace mil... Y también es cierto que ir de repente al nº1... No es garantía de pasar a la historia. Hay un par de canciones ahí que he tenido que buscarlas y todo para saber cuáles eran.

El tiempo nos dirá si "era normal" que llegara al nº1 o si quedará en el olvido... y la sombra de la duda planeará de nuevo por la lista. ¿Justicia o dinero? ¿Ambas cosas? ¿Ninguna? Las listas... son lo que tienen. 

lunes, 16 de noviembre de 2015

"desconexión" radiofónica

El año pasado, coincidiendo con lo de la consulta del 9 de noviembre en Cataluña, intenté responder a la pregunta de: "¿Hay relación entre lo que se vota y lo que se escucha en la radio para informarse?"  Para ello me ayudé del CEO, también llamado "el CIS catalán". [Esto es como los Globos de Oro, que son "la antesala de los Oscar", que hay que decir todo a la vez.]

La relación la quise establecer entre partidos y radios... Pero esta vez, por eso de cambiar, vamos a actualizar la intención de voto actual -que ya sabemos que le ha dado a la baja a casi todos los no independentistas y de subida a la CUP sobre todo- y vamos a ver qué votan los oyentes de cada radio. Y recordad que no podemos comparar con el EGM no solo porque el CEO no es un estudio de audiencias detallado, sino porque además la pregunta no es "qué radio escuchas" sino "qué radio escuchas para informarte". De esta manera, por ejemplo, no puede parecernos raro que el "rosco" de Catalunya Ràdio salga más grande que el "rosco" RAC1, que tiene una programación más de entretenimiento -si comparamos-. [El tamaño del círculo es proporcional a la gente que, según el CEO, dice informarse por esas emisoras.]


El código de colores de los partidos está clarinete... así que me lo ahorro. Y es evidente que la división política también lo es en cuanto a la elección de las radios. 

Si fuera los votos acumulados por los oyentes de Catalunya Ràdio, Catalunya Informació y de RAC1, la mayoría sería independentista, absoluta y con la famosa DUI al día siguiente. JxS y CUP a cholón. [Cuánto anticapitalista ha aparecido de debajo de las piedras, por cierto.] También es llamativo el pequeño "trocito en blanco" de los anillos. Es decir, que muy poca gente de los que oyen esas emisoras son de los de responden que no saben, no contestan votan en blanco, se abstienen o vaya usted a saber. Normalmente, en el CIS, en el general de toda España, este "trozo blanco" suele ser bastante más grande para cualquier emisora, en general. 

Igual de clarinete a la hora de votar lo tiene el oyente de la COPE. Su "trozo en blanco" es pequeño, y como podemos ver, es donde sigue estando el votante pepero. Pero es curioso... porque en este caso el voto del oyente de la COPE en su mayoría va para Ciudadanos. Igual que ocurre en Onda Cero, pero esto es genérico para toda España... Además, Onda Cero, a nivel nacional, es "la radio de los que tienen el trozo indeciso, abstencionista o que se niega a contestar" más grande. En Cataluña este "sector blanco" es más pequeño. También ganaría Ciudadanos si votaran solo los oyentes de RNE. 

Pero para los oyentes de la SER en Cataluña, sigue siendo Iceta el preferido. Como siempre, la SER aglutina la que más variedad de votantes, y además aglutina a mucha izquierda, porque tiene buen trozo de seguidores de Coleta Morada. Inluso tiene más oyentes votantes de la CUP que de JxS. 

Y también es muy interesante eso de "los otros". Los que escuchan las otras radios -algunas de las que aparecen en la encuesta ya ni existían, pero bueno, ya sabemos que la memoria del oyente es caprichosa- resulta que son "menos independentistas". Los que se informan a través de otras radios, o los que no quieren decir qué escuchan -ponte que oigan la COPE y les dé vergüenza decirlo- no votan tan independentista. Ojo... no estoy diciendo ni insinuando que debería darles vergüenza escuchar la COPE -que no diría eso ni por asomo-, sino que en Cataluña... digamos que no es lo que más mole decir en público en cuanto a postureo. Igual que hay voto oculto, hay "oyente oculto". Y en este gráfico se puede ver que entre los que no dicen claramente lo que escuchan u oyen "otras radios menores" o "de fuera", el independentismo no lo peta tanto. 

Como radiochip de hoy va la portada de la Mònica Terribas del día 10 de noviembre. Más que una reflexión o un editorial parecía una reprimenda o una arenga a la CUP para que invistiera a Mas. Radiochip investidor:



Pues eso... Que al final parece que los oyentes que se informan con la radio parece que votan "con el idioma". No hay apenas diferencias en cuanto a izquierda o derecha en los medios "independentistas" -permitidme la imprecisión grosera- y sí las hay en cuanto a las otras 4 radios "no nacionalistas", en donde varía el voto dependiendo su ideología, eliminando "casi por completo" el voto a la CUP y Junts pel Sí. De hecho, me sorprende el hecho de que una radio pública tenga una audiencia tan polarizada en un determinado sentido... ¿No os parece? Más que RAC1, que es privada y solo se debe a sí misma.

La realidad es muy complicada... pero con todo lo complicado que es todo, a veces casi da "cosa" darte cuenta de que a veces parece que se pueda jugar a cierto reduccionismo. Pero... los datos son los datos. El CEO -que siempre da resultados algo más independentistas de lo que sale en las elecciones- ha hablado. 

domingo, 15 de noviembre de 2015

testimonios

El tema de hoy podría ser si la radio estuvo el viernes por la noche a la altura. Obviamente, sí. Y si lo comparamos con la tele... pues la radio gana de calle. Esto sería un tema de poca discusión. 

Otro tema que ha pasado por el blog ha sido el "cortar la programación" para centrarse en la noticia. En general, el fútbol quedó poco a poco en un segundo plano, y todos hacia las 23 h. -a unos les costó más que a otros- se centraron en la noticia de los atentados de París. 

Otro tema sería si en este tipo de situaciones se ponen al frente los "pesos pesados de las cadenas". Y la respuesta es que sí, pero que esta vez no tenía mucho misterio porque todo ocurrió en tiempo de programa informativo. 

Así que... ¿de qué hablar en este caso? Pues de testimonios. Vamos a escuchar dos testimonios. Porque la radio tiene eso... que no sabes por dónde te pueden salir.

El primer radiochip de hoy es casi "bufo". De alguien tróspido que llamó a "Hora 25" para ¿informar? de lo que veía. El hombre estaba empeñado en decir "no es ETA, no es ETA". La llamada intentaba ser reconducida por Àngels... hasta que vio que era imposible, y supo resolver el momento. Radiochip desafortunado: 



Lo importante que es que la persona que está en ese momento (Àngels en este caso), esté suficientemente atenta y sepa capear "el temporal". Una llamada de alguien que en realidad no sabemos por qué quería insistir una y otra vez en lo obvio. ¿Reminiscencias del pasado? ¿Afán de protagonismo? ¿Simple ida de olla? ¿Acaso no era consciente de lo que estaba pasando a unos metros de sí? Lo importante en estos casos, como vemos, es que la presentadora pueda quitárselo de encima sin que se note tanto que el oyente sigue metiendo la pata y sin entrar en discusiones sin sentido. Estas cosas pasan a veces. 

Uno de los testimonios que para mí fue más alucinantes fue el de una chavala que entró en el "24 Horas". En este caso, el testimonio es... buf... De verdad, que impresiona. La chica se llama Blanca, estaba en París y empezó a comentar lo que vio con todo el nerviosismo que llevaba encima... Y el testimonio es el siguiente. La pobre, ante la noticia que le estaban dando en su propia casa... rompió a llorar.



Después del "hostia puta" que le salió del alma a la chica, seguir oyendo el radiochip es sólo para valientes. Alucino incluso con la ¿poca empatía? del presentador, o quizá es que estaba demasiado en su lugar abstrayéndose de lo que estaba escuchando, porque pocas veces en la radio he escuchado testimonios tan.... No sé qué adjetivo poner. Impactantes, quizá. 

En este tipo de retransmisiones nunca se sabe bien qué puede ocurrir. Los testimonios son de lo más impredecible. Pero lo que está claro es que para hacerte una idea de lo que ocurre... en tiempo real... ya se sabe... la radio. 

sábado, 14 de noviembre de 2015

los pitos (y 2)

Vamos hoy a ver de dónde salen "los pitos" de la radio, que el otro día me quedé sin contarlo.

Pongo una fecha para recordar: 5 de febrero de 1924. Y la hora: 21.30 h. Los primeros pitos que se emitieron en la radio en la BBC. Que ya lo sé... que "los pitos" queda demasiado informal... Que siempre se dice "señales horarias". ¡Pongámonos tiquismiquis! Son en realidad las señales "GTS" (señales del tiempo de Greenwich). 

Se emiten a las horas en punto (y a y media en muchas también) y sobre todo las horarias son las que se procura que suenen sobre vacío. La de relojes de muñeca que se han ajustado con los pitos... En los tiempos antiquísimos, antes de las señales, se daba la hora con un gong, con un carrillón grabado, de viva voz... Si querían poner el reloj perfecto y en punto dependían de... casi de la suerte. 

En 1923, un tal Frank Watson Dyson, que era astrónomo del Real Observatorio de Londres, se dirigió al director de la radio para decirle que estaría bien eso de que en la radio se diera la hora. En 1924 se emitieron las campanadas de fin de año desde el Big Ben. Y mes y pico después, efectivamente, se decidió emitir "los pitos". Esos pitos consistían en 6 pitidos (6, siempre 6) que coincidían con los segundos 55, 56, 57, 58, 59 y... el 60. El 60 es el largo. En realidad, la idea original eran 5, coincidiendo con los 5 últimos segundos. Pero era mucho más claro este método. 

Cada pitidito dura una décima de segundo. En realidad, los 6 duraban lo mismo al inicio. Pero a partir de 1971, se decidió que el último, el que abría la hora, durara medio segundo. Así pues, "los pitos" tal y como los conocemos, esos 6 pitiditos de 1 KHz, tienen ya 54 años. 

En el espacio pildoril "Ondas de Ayer", de Antonio Buitrago, un día tuvo la idea de juntar en un montaje distintas señales horarias y lo que dicen los locutores de REE. Porque tras los pitos no dicen "son las tantas, las cuantas en Canarias". Como emiten para todo el mundo... En realidad dan la hora UTC y luego, "la de Madrid". Si no sabes qué es "UTC" y tienes curiosidad en saber cómo se dan estas señales horarias... Escucha este radiochip piteril:



¿No es molón? Dar la hora en UTC... Es que suena raro. Es molón.

Leí no sé en dónde que los pitos se popularizaron después de la 2ª Guerra Mundial. Hasta donde yo sé, porque simplemente era un método utilísimo para que los barcos pudieran sincronizar siempre el reloj y conocer perfectamente su posición con respecto al tiempo. Usar "los pitos" era una cosa que venía de maravilla. Pero cuenta la leyenda -a saber...- que en parte porque los tres últimos pitos (dos pequeños y uno largo) era una V en morse, y eso es el símbolo de la victoria. Vale... Pero... ¿Y los 3 pitos cortes de antes, qué? Nada... no me lo trago... Eso sí, el morse y la radio tienen mucho que ver en la radio de nuestros días. ¿Que no? Muchos ya sabréis por dónde voy... y será un radiochip de dentro de unos cuantos días. 

viernes, 13 de noviembre de 2015

llevárselo muerto

Es lo que se dice siempre en "Sálvame" cuando el invitado en cuestión ha cobra por dar una entrevista en la que no cuenta nada ni dice nada. Es esa sensación de que "se cobra por nada". 

El otro día iba yo por la calle, volviendo a casa, y mi mp3, por caprichos del destino, se quedó en la Cadena 100. Me encontré con el "Happy Hour" de Óscar Martínez. 

La "hora feliz" es una estrategia de márketing en las que se ofrece más por menos dinero. En términos radiofónicos, veo que "happy hour" significa más bien "llevárselo muerto". Es que es un programa que no es ni un programa. 

Dos parrafillos de ponernos en situación:

Recordad que Óscar Martínez estaba en "lo de Ana Rosa" (tras hacer bastantes otras cosas), pero se fue a presentar el "Atrévete" tras la marcha de Cárdenas a Europa FM. Total... Que el "Atrévete" mantuvo su audiencia, incluso la mejoró un pelín. Su competencia directa, Javi Nieves, iba a estar con una pierna en Cadena 100 y con otra en la COPE. Se supone que para asegurarse una transición en caso de que fuera necesario, y además en una maniobra lógica en términos de conocimiento del oyente potencial de la cadena, ficharon a Óscar Martínez y a parte del equipo de Dial para hacer el programa nocturno. Quizá, quizá... por si había que hacer algún movimiento en las mañanas de la 100. 

Y aquel programa era una especie de despertador llevado a la noche. Con secciones, tal, cual... pero que no terminaba de chutar. Tras ir vaciando el programa de contenido, al final se quedó solo Óscar Martínez en el micro. Y las mañanas, con lo de Herrera en la COPE, siguen con Javi Nieves y Mar Amate. 

Llegamos al objeto de la entrada de hoy: El programa protagonista de hoy, en vez de seguirse llamando "Buenas Noches, Óscar Martínez", y dado que el efecto del tirón de tener un millón de oyentes en Dial, trasladado a la Cadena 100 en las noches ha resultado ser gaseosa de la mala o una Coca-Cola esbafada, se llama "Happy Hour". 

Me llamó la atención el hecho de que escuchaba más veces el nombre del programa entre canción y canción y el nombre del presentador que al presentador en sí. O sea... tenía la sensación de que Óscar Martínez en realidad es un producto de nuestra imaginción. No sonaba nada. Solo sonaban música e indicativos. 

Pero me equivocaba. Era peor de lo que me imaginaba. A ver...

Analicemos una primera hora del programa -dura de 21 h, a medianoche de lunes a viernes-. Analicemos "la fiesta más feliz de la radio", que es como se hace anunciar el programa. ¿Qué nos encontramos? Con que Óscar Martínez saluda para iniciar el programa. Un minuto exacto suena su voz. Luego, indicativos entre canciones y más canciones... Luego vuelve a intervenir para el "superjuego" llamado "¿Te la Sabes?" que tiene un mecanismo loco, loco. Revolucionario, imaginativo y que seguro que le van a copiar en la competencia...

Se trata de que llaman a una oyente, le ponen una canción que sabe tararear cualquiera, y le ofrecen 100 euros por acertar. Normalmente, no se acierta. Nada. No gana la oyente, que por cierto, estaba tomando algo con una amiga... ¡Y esto no es un detalle menor! 

Y nada... sigue "subiendo el volumen de la felicidad", nos dicen que sigue "Happy Hour", con Óscar Martínez, que el día en que se le rompa el micro... no notaremos la diferencia. 

Le dije a un amigo, J. M., que me grabara una horilla de programa al día siguiente, que no iba a estar en casa. Me pasó la grabación de esa primera hora de programa, que fue realizada, me jura, el 6 de noviembre. Radiochip japiaguar:



Decía que era mucho peor de lo que me esperaba porque... ¿No os da la sensación de que está todo grabado previamente? O sea... de que todo es plástico y editado. Quiero decir, que escuchado lo escuchado... ¿Cuánto le tiene que costar a Óscar Martínez grabar todas las intervenciones que tiene en todo un programa? ¿20 minutos? ¿Media hora? Incluyendo el bocadillo a mitad de jornada laboral, claro. 

Las entradas "suenan a eco" -suenan muy raras, como grabadas, sí-, son completamente atemporales, no dice nada, no se refieren a absolutamente nada, solo hace una presentación de canción de manera cortísima y facilísimamente "cortapegable". La llamada... se nota mogollón que está editada. Es más... La chica estaba tomando algo con una amiga. O sea... que ni estaba escuchando el programa. Eso le viene genial a la imagen del programa, sí. ¡Viva la lata con colorantes y conservantes! Y se nota mil que todo es una llamada editada no... ¡editadísima de morir! Es más... Casi me jugaría dinero a que esa llamada no la hizo ni él, y que simplemente ha grabado luego encima. 

Es una pasada. Un par de presntaciones de canciones de una manera completamente impersonal, y a tomar por saco. De risa. 

Normal que no encuentre ni el podcast del programa... Es que es la nada más absoluta. Son canciones y su nombre 373 veces dicho, para que luego cuele en el EGM. Si en vez de ser Óscar Martínez se llamara "Fulano de Tal", así, lo mismo daría. Me lo imagino apareciendo por la radio una vez a la semana un ratito para "grabar las intervenciones" y diciendo adiós con la manita, y luego alguien de la radio cogiendo el ordenador, montando todo, y... ¡Ya tenemos "Happy Hour"! 

Me encontré con un programa de plástico, que sonaba a "corta-pega", como grabado con eco -quién sabe si desde casa-, editado, poco natural, de mentira total... Un timo como una casa. Vamos... que si eso en vez de un programa de radio fuera una entrevista en el "Deluxe", estaría la Patiño y los Kikos gritando que si se lo lleva muerto.

Lo de que los locutores hablen poco... ya estamos acostumbrados. Lo de que sean impersonales y ni les conozcamos... lo mismo. Pero ya, que sus intervenciones suenen completamente a pregrabación y edición de todo lo que suena... eso ya me parece de chiste. [Que conste que no tengo ni idea... es la sensación que tengo al oírlo.]

Radio de plástico.

El programa, en realidad va de lo que dicen al principio... Es poner canciones que son cantables, conocidas por todos, animadas... Pero la aportación del presentador es completamente prescindible. Es ridícula la radio hecha así. Impostada y de mentira. Como si les costase la vida estar de cuerpo presente o hablar. Si no merece ni la pena estar de cuerpo presente, como para que merezca la pena estar al otro lado.