martes, 25 de junio de 2019

por favor, no corramos

Me pasó Toni Mascaró un recorte de prensa de 1995. Me pareció muy interesante. Muy, muy interesante. Están a punto de salir los datos del EGM y todos hablamos de los datos, de las tendencias, de las curiosidades, de si tal dato es o no una goma... 

Sin embargo, me produce especial repelús cuando coge un periodista pilla el último dato de algo, y por sus santísimos huevos saca un titular en el que siempre dice que todo se va a la mierda. A la radio la han matado tantas veces que no sé cómo no les da cosica repetir todo el rato lo mismo. La cosa a veces sube, a veces baja... En ocasiones habrá una razón, en otras ocasiones es un simple error típico de la medida, en otras ocasiones nos dicen que la radio sube o baja dependiendo de la estación... Y nada, que no. 

El recorte de prensa es buenísimo. Nos vamos a 1995, cuando en el EGM habían dado una bajada general a los programas de mañana y a los programas informativos nocturnos, que era por donde pasaban casi todas las tertulias políticas del momento. Ojito a los recortes. El primero con datos: 

Podéis hacer clic para ampliar, pero vamos... se ve que casi todo bajaba. 

Antes de ir al texto, hablaré de cuándo decir que algo va fatal y qué es eso de una tendencia. Porque todo el mundo habla de las tendencias como algo mágico y como si no dependiera de los datos. Una tendencia a la baja es lo de Europa FM desde 2015 o lo de Radio Marca desde 2012, o lo de Los 40 desde ese mismo año. Eso son tendencias. O al alza... Como la Cadena 100 desde 2007 a 2012. Eso son tendencias. No coger un EGM y ¡hala! a decir lo que sea más catastrófico que veamos. 

Aquí va el recorte de 1995 en el que decían que las tertulias de las radios estaban en crisis y que muerte y destrucción. ¡¡Que estaban en crisis, decían!! Sí, claro. Desde 1995 hasta 2019 hemos medido el número de tertulias por toneladas, así que todo era un poco de iluminados. Aquí va: 


Y claro, si partimos de la tesis de la crisis (que era falsa, porque visto está que era un dato bajo, pero que luego saldría alto) luego todo es teorizar sobre la nada. Todo es teorizar sobre un dato que, según los mismos profesionales, no vale. Porque luego dicen que se fijan en las tendencias. Sin embargo... ¡A discutir un dato! El que curiosamente más llamaba la atención. Por cierto... fijaos en los niveles de audiencia que tenían por entonces. Que luego nos venden burras que... 

Las tertulias son el plato fuerte de los programas de mañana en 2019. Al final tenemos tertulias hasta en los programas de deportes. De hecho, es el género más radiofónico al que han podido recurrir para suplir la falta de recursos por las circunstancias. Y sí, ha bajado la audiencia de los programas nocturnos de deportes. Pero eso también es una tendencia y además, predecible desde hace años y años

Así que, antes de sacar conclusiones... No corramos. Y por eso muchas veces, no obstante, aunque un programa suba tímidamente, sí podemos aventurarnos a decir que es un dato anómalo y que la cosa va fatal aunque ese EGM les haya ido bien. 

Después de escuchar años y años de tertulias... La que más me sigue maravillando es una que no escuché jamás. Sólo la conozco por grabaciones que hay por ahí. Se trata de la de las tardes de Antena 3 Radio. García-Juez con Pumares, Carandell, Vizcaíno-Casas, Ortuño... Una tertulia que era... no sé... La tertulia por la tertulia. Con temas locos, que decían lo primero que se les pasaba por la cabeza, teorizaban, gritaban, se cortaban, contaban anécdotas, un poco de barra de bar, un poco de curiosidades, más anécdotas, más datos frikis, un poco de histrionismo, unos cuantos chistes, y mucha rapidez. Radiochip de la tertulia: 



Me flipa. Es que me flipa. No hablaban de nada y hablaban de todo. Es la tertulia más vacía y entretenida que jamás he escuchado. Y podéis buscar muchas que hay por ahí incluso por Youtube. No sé si se ha superado algo tan espontáneo como aquello. 

lunes, 24 de junio de 2019

hablemos del podcast como plan B

El podcast es maravilloso. Puedes escuchar tu programa favorito a la hora que te dé la real gana. Puedes escuchar programas que no se emiten en la radio a la hora que te dé la real gana. Todo es maravilloso. Ningún pero. 

Sin embargo —ahora viene lo malo— llevan años y años vendiéndonos que es el futuro. Como si hubiese un único futuro y unívoco. No sé por qué existe una especie de lobby del podcast empeñados en decirnos que vienen a ser una digievolución de la radio. No. El podcast es otra cosa alternativa. Que bien, pero que es otra cosa. Otro día hablamos de este tema... 

A donde quiero llegar es que tras años y años y años, aún se sigue hablando de su monetización —o sea, cómo ganar pasta con eso— y lo más importante: Por lo general viene siendo algo que hacen los de la radio cuando ya no tienen radio donde trabajar. Es decir, hay mucha gente que estaba en la radio que cuando no les renuevan, les echan o se van por el motivo que sea, consideran que para estar en el ajo van a hacer un podcast. [Cosa que mientras estaban en la radio curiosamente no se les había ocurrido, se ve.] Y ejemplos hay.... unos cuantos. 

Va a parecer que cambio de tema, y es verdad, pero lo retomo después:

Fernando Evangelio ha chapado el «This is Fútbol». En realidad, aunque en todas las noticias leáis eso, en realidad ha finalizado algo más largo: lo que empezó siendo «Play Fútbol» en la SER. Lo que luego terminó multiplicándose en «Play Básket», etc. Evangelio comenzó la andadura de algo que él pensaba que tenía un hueco y que nadie estaba haciendo. Era un hueco que tenía que ser explorado. Como recogían en PR, Evangelio decía: «Me equivoqué al principio, cuando le presentamos el proyecto a Daniel Anido, por aquel entonces director de la SER, en noviembre de 2009. Pensábamos que, 10 o 15 años después, el podcast dominaría la radio española y daría de comer a muchísima gente… Algo que hemos descubierto en este camino es que las cosas no son así y que el camino es más largo y difícil de lo que nosotros pensamos».

Bueno, es que en 2009 igual había que probar. Evangelio tenía ganas de hacer algo de fútbol internacional y... ¡Qué narices! Había que intentarlo. No es alguien que estuviera fuera y pensó en un plab B. Es alguien que creyó que había un nicho que podía compaginar con su trabajo principal. Han pasado los años y siempre he tenido entendido que el podcast de Evangelio era de los que mejor funcionaban. Ya sabéis que la COPE tenía una programación de podcast que igual un día hay que revisitar... La cuestión es si después de tantos años el podcast cierra por no ser rentable o es que tampoco se han puesto a promocionar y vender bien el producto. Lo digo porque si tú buscas cualquier podcast en la web de la COPE vas listo. Y, por otra parte, en antena no es de lo que promocionaban continuamente. 

¡Vuelvo al tema! Muchos de la radio cuando se quedan sin radio se ponen a hacer un podcast. Muy loable, por supuesto. Pero no sé hasta qué punto siguen siendo presa de un postureo que les han vendido o simplemente piensan que son capaces de romper una maldición que consiste en que todos estos podcast acaban en agua de borrajas. 

También en PR publicaban que Uri Sàbat, tras su paso por Los 40 iba a hacerse un podcast. Según recogían en PR: «El locutor catalán lanzará en las próximas semanas un podcast lleno de “esponteneidad y riesgo”, tal y como ha explicado en una entrada titulada "The show must go on" que ha colgado en su blog personal.» Y finalmente recogían también de lo publicado por él mismo: «El espectáculo está por encima de las personas y de las circunstancias. Sigue. Siempre. Adelante Tengo estas palabras grabadas a fuego desde que empecé a trabajar en la radio”, asegura, apuntando que, “al final, es una metáfora de la vida. Sigue adelante y no mires atrás, soluciona, evoluciona y sobre todo adáptate al medio. Si sigues estas premisas pocas cosas pueden salir mal”.»

Pues perfecto. Quizá pocas cosas puedan salir mal, pero el hecho experimental es que...  No sé. Que oye, igual la gente está forradísima con este tema y yo no me entero. Pero me atrevería a decir que absolutamente no. Por ejemplo, Xavi Martínez está en lo de Phi Beta Lambda y la verdad... Al menos, en visitas de Youtube, de los 10 vídeos que tiene, tiene una media de pelín más de 4000 visualizaciones por vídeo. Desde luego, muy lejos de la multitud de canales que hay por ahí. Monetiza tú 4000 visitas en Youtube. Me atrevo a decir que con eso uno no se hace rico ni mileurista.

Luego, por ejemplo, me preguntaron el otro día qué fue del podcast de «Catástrofe Ultravioleta» en Podium Podcast. Bueno, que en Podium se llamaba «Onda Marciana»... que es lo que hicieron allí después de ganar el Ondas. Fueron 8 programas y ya está. Sí, patrocinados por Fundación Telefónica, pero supongo que no continuó el patrocinio... No sé. Ni idea. A saber. Pero si era tan bueno, por algún lado tendría que evolucionar la cosa, ¿no?

Que con esto no quiero decir que ninguno vaya a funcionar... Que oye, que alguno igual chuta. Pero me llama la atención que haya gente de la radio que usa el podcast como paso después de la radio y que a eso le llame «evolución». Luego, cuando les llaman de nuevo de cualquier radio, pasan de esos podcast.

Como cuando los programas y las cadenas pasan a internet. Este tipo de evolución lo sufrió hace unos años iCat FM, aunque luego involucionó por fin, y lo mismo al programa de Dial «¿Qué falló en lo Vuestro?» que evolucionó a Facebook pero... mira, por lo que sea, volvió a ese sitio tan poco evolucionado de donde no se deberían haber movido nunca. 

Y hablando de este tema... El radiochip de hoy es de Álvaro Díaz en este programa de Dial. Veremos si logran hacerse con el liderazgo de noche que tuvieron en la madrugada... Radiochip de la vuela al pasado: 



Pues eso. Que todo genial, pero me sigo manteniendo en mis trece de que aquí nada sustituye a nada ni evoluciona ni nada de nada. Y sobre este tema hablaré dentro de un tiempo. Porque pienso enseñaros cuál es la verdadera evolución de todo. La solución final. El verdadero futuro. Pero otro día. 

domingo, 23 de junio de 2019

en junio de 2018...

Junio del año pasado estuvo marcado en la radio por una cosa: la política. Fue justo cuando, tras la moción de censura, se hizo un nuevo gobierno del PSOE.

Así que hubo tiempo de hablar de Pedro Sánchez cuando era contertulio en la SER, de Miguel Ángel Oliver, de Grande-Marlaska (cuando estuvo en el programa de mascotas de Onda Cero), de Màxim Huerta, de Pedro Duque... 

En los medios, obviamente, se sabía que algo iba a pasar en la pública. Hubo gente, como Chani Pérez-Henares, que abandonó el barco de malas maneras. Y todo esto provocó que hubiera primarias en el PP, que ganó Casado. Mientras estaban en campaña, Cárdenas le hizo una entrevista a la Cospedal. Qué cosas. Y todo esto, hasta aquí, no habría sido posible sin aquella moción de censura. Hubo una entrada del blog centrada sólo en cosas de Rajoy. Y el radiochip que rescato es de aquella jornada en que Rajoy salía de aquel restaurante. El radiochip que rescato y que quedará para la historia es la salida de Rajoy retransmida por José Luis Sastre. 



Por lo demás... Se cumplían 35 años del inicio de Catalunya Ràdio, hablé de 2009 (el año del triple empate entre SER, Catalunya Ràdio y RAC1), y... Bueno, ninguna efemérides más. Un poco de miscelánea, como cuando tuvimos que hablar de la caída de audiencia de la radio que nos contaron que el mundo se iba a acabar o casi, casi (y vimos que igual no tanto), de ese momento de las mexicanas que decían que le volverían a pagar... Bueno, ese momento; y finalmente quiero recordar aquella canción friki sobre radio de la que nadie me ha sabido hablar en un año. 

sábado, 22 de junio de 2019

más de uno

Cuando se fue Herrera a la COPE —en realidad, para ser exactos, cuando se fue de Onda Cero— todos nos preguntábamos cómo se llamaría el programa de Alsina y Lucas. Porque poner al programa algo así como «Alsina en la Onda», seamos sinceros, quedaba feo. Al final resultó que el programa se llamó «Más de Uno». 

Yo pensaba que lo eligió Alsina —porque luego nos enteramos de que lo eligió Alsina— porque era una forma de empezar el programa. Algo así como «"Más de uno" puede preguntarse»... Igual que Lucas usaba eso de «En días como hoy...» en tiempos de RNE. Luego justificaban en sus publicidades que era porque había más de un presentador, más de un punto de vista... Todo aquello. 

La pregunta cuando Alsina asumió la mañana era: ¿Cambiarían el nombre al programa? La gente decía que si el programa se llamaría «Sólo Uno», y cosas del estilo. Y no, el programa se siguió llamando igual. En las publicidades se decía que era porque hay más de un Alsina: el que informa por las mañanas y el que entretiene después. 

Si ayer vimos que eso de «la radio de mañana» no era nada inventado a última hora, vamos a ver que esta publicidad de «hay dos Alsinas» tampoco es muy nuevo. Si la otra publicidad ya la hizo la SER... Ésta la hizo la COPE. @gamusino me pasó esta imagen que veis, y que se comenta por sí sola: 


Y sí, es de cuando Luis Herrero pasó de hacer sólo la parte de informativo a asumir la parte de entretenimiento. Nada nuevo bajo el sol. 

Hablando de Antonio Herrero... En 2013, Javi Nieves recordaba a Antonio Herrero a través de su hijo, Carlos Herrero, que estuvo allí como invitado. Fueron unos pocos minutos de radio... que es el radiochip homenajístico de hoy. 



Claro, el chaval escuchaba que llamaba a su casa mucha gente... Una época sin móviles, ni WhatsApp... Y decía el hijo que Antonio Herrero le daba mucha caña a todos. Hombre... a unos más que a otros, la verdad. Ahí era uno y sólo uno. 

viernes, 21 de junio de 2019

«la radio de mañana»

Hace un tiempo alguien me dijo que le parecía muy pretencioso eso de que en el programa de Alsina sonara eso de que es «la radio de mañana». Esa persona me dijo que quedaba regular, que era como decir que eran unos adelantados a su tiempo, un flipe, una sobrada y que eso le caía fatal. La verdad es que no ponen demasiado este indicativo, pero lo podéis escuchar en este radiochip del mañana: 


Efectivamente, yo creo que con esta frase jugaban a eso y, a la vez, hacer la gracia con que simplemente era la radio de mañana. O sea, de la mañana, de cuando sale el Sol, vaya; de cuando te despiertas. El típico juego de palabras que se puede hacer en español pero no se puede hacer ni en francés, ni en inglés, ni en italiano, ni nada. 

Pero la verdad es que este juego de palabras ya lo habían empleado para la publicidad... Es muy difícil ser original con unas palabras tan comunes. Vamos a los años 80, y la SER publicitaba así su programa de las mañanas «Onda Media», que luego se apellidó «Aquí, la SER».


Me encanta esta publicidad, porque dentro lleva a la vez mucha caspa y mucha antigüedad. No... En realidad lo que me llama la atención es la ración triple de tópicos que empleaban. Iñaki era la radio «entera y verdadera» y destacaban su «peso específico». ¿Qué os parece lo de «fresco y dinámico»? Joaquín Prat estaba «en la Onda». ¿no es bonito? Igual en aquel entonces no sonaba tan antiguo como ahora, que la verdad... Y eso del «contagioso dinamismo» es como... argh. Y, como veis, sí jugaban a las claras con eso de «la radio de mañana» como la radio moderna; como si fuera el tipo de radio que se iba a hacer desde entonces. 

De hecho, fijaos en el lema de la SER: «la radio de mañana, hoy». Y lo más entretenido es ver cómo el programa se llamaba «Onda Media» a la vez que se veía en el dial un pedazo de banda de FM, con sus megahercios y todo. 

Como veis, este juego de palabras ya estaba hecho. Y, por cierto, la radio del mañana es la que se vio después: Es la radio que se despertaba al punto de la mañana. Cada vez más pronto. Pero para eso tendrían que pasar algunos años y que les asaltara en los 90 Antonio Herrero. Esto es otra historia... del pasado, pero tan del presente. 

jueves, 20 de junio de 2019

las niñas de Alcácer

Yo veía siempre que podía el «...Misisipi» por muy crío que fuera. Siempre... excepto cuando hablaban de un tema recurrente en el programa, que es el de las niñas de Alcácer. No sé si era hartazgo o porque el tema me echaba para atrás. Recuerdo como si fuera ahora cómo en el Heraldo de Aragón explicaban con un dibujo cómo estaban enterradas las chicas. Me impactó. 

Creo que es la razón por la que no suelo consumir nada relacionado con niñas desaparecidas ni historias de esas. A la gente le deja en vilo, pero a mí me impactó tanto que quizá por eso terminé huyendo de estos temas. Sin embargo, sí me he puesto a ver en Netflix el reportaje sobre el tema. 

No, no tenía yo ningún momento grabado de radio sobre el tema, porque por aquel entonces (1993) no tenía casi edad de grabar nada en la radio. Por no tener, no tenía ni cintas vírgenes. Busqué en internet porque alguna vez sí me han escrito para preguntarme si tenía algo sobre el tema. Pero nada, ni rastro. 

Sin embargo, la COPE sí ha subido un trocito del programa de Encarna Sánchez en que hablaban del tema porque acababa de terminar la autopsia. Conectaban con Valencia en este radiochip de las niñas de Alcácer: 


¿Os habéis fijado? Repetían una y otra vez que querían huir de los detalles más morbosos, seguramente porque tenían muy claro que en la tele estaban abusando de este tema. Encarna, a pesar de decir que quería huir de esos detalles, preguntaba tranquilamente si era cierto que los cuerpos estaban decapitados o no. Es flipante, porque este detalle no lo conocía hasta que no escuché el radiochip de hoy. En el documental de Netflix se ve muy a las claras cómo en la televisión se abusó del tema, e incluso se escuchan esas palabras de Nieves Herrero de «vamos a compartir el color con las familias», mientras veíamos cómo se enteraban de todo en directo. La que más recibió fue Nieves Herrero, como si ella fuera la que movía todo el cotarro, como si el equipo y la cadena hubiera estado compuesto sólo por ella a nivel particular. 

Luego, recordando, al ver el documental, me di cuenta de que en el «Si Amanece...» y en «La Ventana del Verano», Manuel Acedo hacía de un personaje al que llamaban «Don Sospechas». De repente, caí en que ese personaje era la imitación del señor que estaba siempre en el programa de Pepe Navarro hablando de teorías locas, y que siempre repetía eso de «me llama poderosísimamente la atención»... Reconozco que al ver en el documental al hombre decir esa expresión no pude evitar echar media sonrisa al identificar al personaje años y años después.

No sé si será éste uno de los casos más truculentos de la España negra. Lo que sí tengo claro es que fue la primera o de las primeras veces en que los interesados usaron descaradamente a la prensa y en los que la prensa en general utilizaron descaradamente a gente que estaba interesada en utilizarles. Todo se volvió loco, la gente estaba impactada, por primera vez el morbo en la tele se salía claramente de madre en varios canales a la vez... Pero hasta ahora, no había tenido noticia de cómo fue eso en la radio.

Por cierto... Se me heló la sangre en el documental al escuchar cómo una de las víctimas el día de antes o días antes llamó a una radio para dedicar una canción  a sus amigas. Es uno de los momentos más sorprendentes del documental. 

miércoles, 19 de junio de 2019

casa de muñecas

Lo de hoy es muy friki, ya aviso.

Me gustaba el horario de verano en el colegio porque, al no haber clase por la tarde, podía ver «Al Salir de Clase». La serie terminó estando yo en la Universidad, así que pude engancharme a las mil maravillas. 

Durante una temporada, un personaje, el de Beatriz Santana (la hija del tenista, por cierto) que hacía de profesora de literatura (Vanessa Moñiz), estaba todo el rato repitiendo una y otra vez que quería que los alumnos hicieran una obra de teatro. La obra era «Casa de Muñecas» de... ¿Ipsen? ¿Ibsen? ¿Llevaría una hache delante? ¿Cómo narices pronunciaba aquello? ¿De dónde sería ese señor? Nunca me quedó claro, pero me quedó la duda de por qué narices daban tanto la lata con la obra. 

En realidad se llamaba Henrik Ibsen y era noruego. En el radiochip de hoy escucharéis que le llaman Enrique, que lejos de ser algo reprochable, es la manera que se tenía de llamar a la gente de cierto renombre. Inventores, grandes escritores, reyes... todos se traducían, cosa que ahora sólo se guarda para reyes, papas y poco más. 

Bueno, pues resulta que lo que quería el personaje de la profe de literatura que representaran los alumnos del 7 Robles está considerada la primera obra de teatro feminista de la historia. Se publicó en diciembre de 1879, es decir, hace 140 añacos. Y la gracia de que esta obra es que señala que a los hombres se les juzgaba con respecto al código de conducta masculino y que las mujeres... Pues... Otra historia. La mujer que protagoniza la historia, Nora, empieza hablando con una amiga y... Bueno, si queréis conocer la historia, tendréis que escuchar el radiochip muñeco de hoy:




Como veis, esto es una obra del «Teatro del Aire» y se emitió en 1970 (hace casi 50 años) en Radio Madrid, de la SER. Y sí, hay película argentina y un «Estudio 1» moderno interpretando esta obra, por si queréis buscar versiones en español.

He de decir que me encanta escuchar a los actores de la radio. Cómo actuaban, cómo pronunciaban... ¡Qué dicción y qué claridad, por Dios! Es una pasada. Y sí, hay momentos en que existe cierta sobreactuación que a la vez que producirme rechazo, me engancha. ¿Quiénes fueron los intérpretes? Hay muchos que no me suenan, pero la protagonista, que muchos la habréis reconocido a la primera, era Matilde Conesa. Estaban Rogelio Gª, Luis Durán, Eduardo Lacueva... Y director, José Fernando Dicenta. Sí, el de «La Saga de los Porretas». Si nos ponemos a rascar, siempre salen cosas curiosas. 

martes, 18 de junio de 2019

despedirse a lo escrito

Si hablaba de la despedida de Luis del Olmo en Onda Cero, que fue una cosa un poco sin brillo, me ha dado por recuperar la despedida de Cristina López Schlichting de las tardes de la COPE. A Cristina la mandaban al fin de semana y, quizá de manera equivocada, la echaron de la tarde para poner el famoso modelo sueco. Bueno, lo digo como si ella no hubiera tenido que echarse o caer en brazos del suecopismo en los fines de semana... 

La cuestión es que me encontré con el corte final de Cristina en el programa de la tarde. Al principio del radiochip escucharéis que se despide Nacho Montes, pero luego, a partir del minuto 2, lo hace ella. Se notaba mogollón que muchas ganas no había y además estaba completamente escrito. Lo que pasa es que es como quien escribe esas frases de despedida en la tarjeta de cumpleaños de ese compañero de trabajo que te cae fatal: sin sentimiento. 

Que me supongo yo que lo hizo con la mejor de las intenciones, pero radiofónicamente quedó fría como un témpano. Escuchad este radiochip de la despedida: 



Casi tenía más intención y sentimiento la despedida de Nacho Montes que la de Cristina. Leer aquel texto sin más ni más fue un poco... No sé. Yo es que soy muy pejiguero con estas cosas. Soy de la opinión de que las despedidas son más importantes que los saludos. Es más importante el sabor que queda que el primer trago. Y si se hace radio y se supone que se le mete sentimiento a la cosa, siempre espera uno algo... a ver... no voy a decir épico, pero igual con un poco de chicha. Pero ya os digo que esto son manías mías. A la gente esto le suele dar igual por lo general... excepto si eres oyente habitual, claro, que es a donde voy. 

lunes, 17 de junio de 2019

el adiós de Luis del Olmo a Onda Cero

En mayo de 2004 (por tanto hace 15 años) se supo oficialmente que Luis del Olmo dejaba Onda Cero y se iba a otra cadena. Todos sabíamos que se iba a ir porque era un secreto a voces. O un secreto a vocentos. Luego se supo que el nombre de la cadena sería Punto Radio... aunque ese nombre era fácil de prever. 

¿Os acordáis de cuando Herrera se fue de Onda Cero? Se puso a recitar con música de fondo. Quedó casi épico. Fue un final muy radiofónico. El final de Luis del Olmo en Onda Cero fue... pues... a ver... de medio pelo. La verdad es que uno se pone a comparar y parece que se fue a mala gana. No sé. No se preparó nada del otro mundo. 

Por otro lado, parece que se cuidó mucho de decir el nombre de la nueva radio en antena. Está feo decir a dónde se va uno, porque mientras tiene un micro delante, se debe a la empresa que le paga. Sin embargo, y ya hemos recordado algún ejemplo (como cuando los de Arús se iban a la Cadena 100) en algunas ocasiones se deja caer el nombre de la otra cadena. Es como un juego en el que no dicen a dónde se van... pero lo dicen. 

Lo mismo pasó con Luis del Olmo. Él no dijo nada, pero... Los Morancos, sí. El final poco épico y decir el nombre de la cadena de forma velada, todo, lo podréis escuchar en este radiochip que está a punto de cumplir 15 años. Radiochip olmoranco: 



«Sería un punto hacerlo en otra radio, Luis». Claro, luego mucho cuidarse de no decir el nombre, pero... Y luego, como digo, muy épico no quedó. Decía que todas las despedidas son un poco tristes, pero la verdad es que ese final fue además un poco anodino y aburrido. He escuchado finales de programas de radio de segunda división y tercera división mucho más sentidos. Terminar con el niño cantando lo de adiós con el corazón... No sé. Demasiado obvio. Mucho Del Olmo, pero la verdad es que esto se lo curró entre poco y nada. 

domingo, 16 de junio de 2019

el adiós de Toni

Como sabéis, el año que viene Pepa irá donde Àngels y Àngels irá donde Pepa... y Toni Garrido. Toda la mañana unificada de nuevo. Nos dijeron que la tendencia era a partirla pero... ay... Me encanta cuando hay gente cosas que no tienen base matemática ni pueden tenerla. Me encanta cuando los artículos nos hablan del futuro así, porque sí... 

¡Vuelvo al tema! Como sabréis, Toni Garrido, al día siguiente, habló a la audiencia y comunicó que no seguiría. Es una cosa poco usual eso de decir a la audiencia lo que pasa, el asumir ¿el error? y contarlo. No sólo es poco usual sino que además yo considero que es loable. Me gusta cuando los de la radio nos cuentan las cosas sin inventarse excusas o echarle la culpa al EGM, o a qué sé yo. Lo contó así, en este radiochip despeditivo: 



Decía Toni Garrido que era porque no estaban a la altura de «nuestra confianza». La traducción es que no tenían la audiencia necesaria. Sonaba, obviamente, a mea culpa. Aunque para mí hay mucha diferencia entre hacer algo en lo que crees y que luego no guste y hacer algo a mala gana (o no hacer nada) y que luego no guste. Pero permitidme que añada una maldad: lo de poner cámaras... ya vale. No mereció la pena insistir en el error. [Pero claro, les parece primordial lo de las cámaras... Pues a revolucionar la radio, oye. Siempre igual.]

Es raro que un locutor se explique tan a las claras, aunque luego juegue a echarle la culpa a la falta de lavadoras en sorteo. Y lo más importante es que se haga  «de manera radiofónica». Muchos son los que cuando abandonan la radio o dejan un programa.... Pues... En fin... De todo hay. Así que se me ha ocurrido buscar alguna despedida para estos días que no haya puesto en el blog y que me parezca curiosa, ya sea por lo radiofónico o por justo lo contrario. Mañana lo vemos. 

sábado, 15 de junio de 2019

los premios RAC

Volvemos sobre qué significaba RAC, qué tiene que ver con la historia de la radio catalana... Todo eso. Y resulta que, además de RAC1, existe la RAC (Radio Associació de Catalunya) que... Bueno, copio y pego de su web y terminamos antes, no sea que estos días no os hayáis coscado de todo: 

«Radio Associació de Catalunya, Societat Cooperativa Catalana limitada, que continua el espíritu de la que fue fundada en 1935, tiene por objeto contribuir sobre la base de una comunidad voluntaria:
a) a la mejora espiritual, social y económica del país, por medio de la radiodifusión y otros medios de comunicación similares;
b) el más eficaz despliegue de estos, gestionando cerca de los poderes públicos, entidades privadas y particulares, las concesiones y reformas que se consideren legalmente precisas, y patrocinando, en general, todo tipo de iniciativas que puedan favorecer los intereses de los ciudadanos del área lingüística catalana por medio de RAC, Societat Cooperativa Catalana Limitada”.
Así, Ràdio Associació de Catalunya (RAC) se convierte en el referente de la historia de la radio en Cataluña y en España, además de co-gestionar las emisoras RAC1 y RAC105 FM. Ràdio Associació de Catalunya también es promotora de iniciativas potenciadoras de la tarea de los medios y los profesionales de la comunicación catalana y en catalán.»


La verdad es que me quedé un poco picueto al leerlo. A ver... eso de la «mejora espiritual» me deja loco. Y luego, lo de atribuirse ser el referente (no un referente: el referente) de la historia de la radio en España me parece un poco excesivo, ¿no? Yo, desde mi habitación, escribiendo desde mi casa, lo primero que pienso es «joder, cómo se flipan».

Sobre todo, lo más interesante de esto es que dan premios. No me parece descabellado, sin embargo, que sean los de una radio o los que tienen más cercanía por una determinada radio los que den premios. Los Ondas los da Radio Barcelona, por ejemplo, y son los de más prestigio. Y, por mucho que digan que siempre premian a ciertas cadenas o personas... Pues no es del todo cierto

Y sobre los premios... también copio de la web: 

«Los Premios Ràdio Associació, creados en el año 2000 con voluntad de continuidad por la Societat Cooperativa Ràdio Associació de Catalunya, tienen la intención de distinguir y premiar a los profesionales de la radio en catalán y los mejores programas del último año. Distinguen entre mejor programa de Radio, mejor programa de Radio Local, premio a la Innovación y al Profesional.»

O sea, los premios de la radio en catalán. La verdad es que me he ido dando una vuelta por los premios... Mi opinión es que más que premios a los mejores programas en catalán parece que son los premios a los mejores programas «catalanistas», que es una palabra que se usaba antes mucho, pero aquí no puedo decir «de rollo independentista» porque esto en el año 2000, que es cuando empezaron a darse estos premios, no estaba de moda aún. Los premiados de todas las ediciones los podéis consultar en su web. A la izquierda podéis ver los premiados a mejor programa de radio desde el inicio hasta este último, que se lo llevó el «Catalunya Migdia». 

Básicamente, como veis, los mejores programas de radio son los de Catalunya Ràdio y RAC1... Una vez se coló el programa de mediodía de la SER en Cataluña, pero... Si buscáis en el conjunto de premios y menciones, los programas de la SER, quitando alguna mención rara de alguna emisora local... casi nada. Y mirad que todas las radios que emiten en Cataluña, por ley, tienen que emitir horas y horas en catalán. De Onda Cero sólo aparece el «Això no és Tot» (en época antigua, no la de la que hablo en el enlace) y... de la COPE, nada. Como curiosidad, una vez premiaron a un programa de Radio Intereconomía, cuando aún no era lo que fue luego. 

El otro toque de color que veis en la lista de de premios es a los 25 años de Catalunya Música. Eso que me da tanta rabia de premiar a los aniversarios... 

Así que los premios a los mejores programas en catalán suelen ser de las dos emisoras (la pública y la privada), dan menciones a emisoras como IB3, cosas locales o pequeñas cadenas... Pero a los programas en catalán en emisoras nacionales... Pues eso poco o nada. 

Igual me parece más curioso hablar sobre los premios a la innovación (no sólo de estos premios) para ver si las innovaciones son tales, se premian con criterios de innovación radiofónica o a la anécdota friki radiofónica. Esto es un mal de los premios en general, pero dará para otra entrada... 

El radiochip de hoy... A ver... Dado que por el blog ha pasado Toni Clapés (el del «Versió RAC1» y antes «Versió Original»), Basté en innumerables ocasiones, el «En Guàrdia», el «Minoria Absoluta», el «Problemes Domèstics»... Hasta el «Islàndia». Lo que no ha pasado por el blog ha sido nada de Catalunya Cultura, aquella emisora que tenían y que se llevó el primer premio al mejor programa. Radiochip del primer capítulo del principito: 


Lo que tengo claro es que los premios actuales no tienen mucho que ver con algo como el radiochip de hoy. Corren otros tiempos. 

viernes, 14 de junio de 2019

puntualizando

Volvamos al texto sobre Ràdio Associació de Catalunya, con el que yo era bastante crítico. Porque después de publicar aquel texto Joaquim Ventalló en La Vanguardia de 1979, en aquel mismo periódico pero días después, apareció en el trocito de las cartas de los lectores un texto de un tal Manuel Tarín-Iglesias. [Sí, salía como lector... pero no era un simple lector. Luego ahondamos...]

Esto fue un descubrimiento, porque claro, después de leer el artículo de Ventalló, me quedé un poco flipado. Claro, como era un artículo de alguien que vivió aquellos años, siempre da un poco de cosa decir tan a las claras que eso era... irreal. 

Así que al leer yo esto, me decidí a copiar... y pegar. Como veis, efectivamente, habla de que la primera radio que tuvo licencia fue Radio Barcelona... Pero claro, es que la primera emisión de radio en lo que Ventalló llamaba ya Estado Español fue en Madrid en 1923. La historia es la que es. Y esto no es una guerra Madrid vs Barcelona (que soy de Zaragoza y en medio quedo); esto es que la historia es la que es, la pintes de azul o de verde. 

Como veis, remarca que Radio Barcelona era privada, como la BBC de aquel tiempo. Y como remarca el señor Tarín-Iglesias al señor Ventalló, los primeros que tuvieron esa radio casi extranjera (de Madrid, se entiende, y por tanto dependiente de un régimen opresor y entonces por fuerza prefranquista), eran gente que precisamente estaba en oposición a Primo de Rivera. 

Radio Barcelona, como dice Iglesias-Tarín, se vinculó a Unión Radio en 1926. 

Pero lo más flipante es la historia del último párrafo. Claro, porque Ventalló nos contaba cómo Franco se las apañó para quitar de en medio la titularidad de Ràdio Associació de Catalunya, como si a pesar de ganar la guerra e instaurar la dictadura alguien fuera a esperar que hubiera libertad de expresión en algún lugar (y por supuesto en Cataluña). 
Flipando con lo de que la libertad de expresión hubiese sido abolida en 1936 por el otro bando, y flipando con la historia de que se llevaran las instalaciones de Radio Barcelona a Francia. O sea, como si de Mortadelo y Filemón se tratase, jugaron a darles el cambiazo. Y claro, la radio, en este caso, volvió a las manos en las que estaban previamente, que en este caso, eran las anteriores. Como vemos, en aquella época, la libertad de expresión estaba condenada a desaparecer. 

Y ahora hay que preguntarse: ¿Quién fue Manuel Tarín-Iglesias? Pues, por un lado, hermano del escritor y periodista Josep Tarín. Por otro... nada, una chorrada... Director de la revista Ondas y que impulsó la creación de los premios Ondas. De 1963 a 1973, director de Radio Barcelona, y antes de irse de la radio, por lo visto promovió aquello que se conoció como nova cançó catalana. Bajo su dirección se introdujeron programas en catalán. Su hijo, Santiago Tarín, es periodista de La Vanguardia, que es de donde son los recortes de hoy. 

Y el radiochip de hoy es precisamente del hijo de Manuel Tarín: Santiago Tarín. El radiochip de hoy es del «Ganbara», de Radio Euskadi. Entraba en el programa de la pública vasca en 2015 para hablar del tema de Pujol y los delitos fiscales que le imputaban. Radiochip tarín: 



Ya veis... los de la radio vasca estaban hablando con el hijo de quien impulsó los premios Ondas. Y estoy seguro de que no tenían ni idea.

Y bueno... en conclusión... Que los 95 años de la radio en España se cumplieron el año pasado. 

jueves, 13 de junio de 2019

RAC

Que nos os despiste el nombre de la entrada. No vamos a hablar de RAC1, aunque también. Durante todo este año nos van a dar quizá un poco la lata con los 95 años de la radio en España. Como todos sabréis, el 14 de noviembre de este año, Radio Barcelona habrá cumplido 95 años de emisiones. Y es la EAJ-1... 

Hoy vamos a leer un artículo de La Vanguardia de 1979. El 14 de noviembre de aquel año se anunciaba la cooperativa Ràdio Associació de Catalunya. A muchos os sonarán las siglas (RAC, que son las de la actual RAC1), a otros os sonará por historia de radio catalana (y de eso leeremos hoy) y a unos cuantos os sonará porque la nombré en la entrada sobre si la retransmisión de partidos en catalán tenía o no 90 años de existencia. Aquella entrada iba de un señor llamado Joaquim Ventalló, y el texto de hoy lo escribió... ¡sí! Joaquim Ventalló. 

Antes de quedaros con todo lo que contaba Ventalló en La Vanguardia, os emplazo a leer la entrada de mañana, no sea que no me dé tiempo de comentar todo... Ya sabéis... Esta entrada traerá continuación. Empecemos a leer: 


Ventalló quería hablar de lo que llamaba «incautación» de esta cooperativa. En realidad, yo lo llamaría cierre, y no lo limitaría a Cataluña sólo. Pero bueno, es el texto de Ventalló el que vamos a comentar, porque vamos a ver qué decía. 

Bueno... Como podéis leer en este texto publicado en 1979, Ventalló decía que había que hablar de la primera emisora de la península. Me hace gracia que ya se hablase del Estado Español (el eufemismo para no decir España, que como vemos, es más viejo que la tos, y aquí nadie ha inventado nada). 

Como veis, hablaba de algo tan curioso como que había que pagar. Porque claro, imaginaos por aquel entonces... Una cosa que no existía, que no tenía publicidad ni nada... ¡De algún lado tenían que sacar la pasta! Pues la pasta la sacaban de los oyentes, que eran los que lo sufragaban. Ahora nos parece flipante, pero es que en aquel momento era una obviedad: Tú escuchas, tú pagas. La publicidad incipiente era simplemente una ayuda para sufragar gastos. 

Como podréis leer en el texto, Unión Radio absorbió algunas otras emisoras «con la bendición del Directorio Militar». Estamos hablando de 1929, que no había ni Franco en el poder, ni Segunda República aún. Este texto, como vemos, está genial porque nos cuenta cosas de aquella época y además nos deja entrever algo así como que Unión Radio se pilló Radio Barcelona por cuestiones... no sé... «homogeneizadoras». Lo cierto es que Unión Radio compuso lo que hoy llamamos una cadena. La unión de empresas puede ser que se traten de estratagemas políticas... Pero quizá simplemente a su propio interés económico, no se nos olvide que las conspiraciones no tienen por qué funcionar 24 horas al día los 365 días al año o 366 si es bisiesto. 

Como vemos en el texto, la competencia de Radio Barcelona podía emitir en unos pequeños tramos horarios (lunes, miércoles y viernes) durante algunas horas. 


En el primer párrafo sobre los años 30, vemos cómo Ràdio Associació de Catalunya sólo podía emitir algunas horas para no competir con Radio Barcelona (la de Unión Radio, la de Madrid... algo así como la invasora). La verdad es que cuando leí esto por primera vez, simplemente quise mirar datos y tal... Pero luego me di cuenta de que todo esto en realidad era como traer a 1979 una historia antigua con ganas de una especie de revancha. [Y eso que aún no había ni Franco, ni nada.] Lo que pasa es que este sistema de una radio como Radio Madrid (o Radio Barcelona) y otra que no le hiciera competencia no era una invención centralista opresora para callar a la emisora catalana «de debò». Este mismo sistema de no competir entre dos emisoras ocurría exactamente igual en Madrid. No creo que nadie quisiera callar a otras radios madrileñas no oficialistas, o algo así. En aquella época el sistema era ése. De hecho, en cuanto a cuestiones de idioma, lo que tengo entendido es que a partir de que existiera autogobierno en Cataluña, en Radio Barcelona también se hablaba en Catalán, igual que en Ràdio Associació, que era la EAJ-15. 

Como podemos leer, el propio Ventalló cuenta que fue el que redactó el decreto para que aquella RAC (así la llamaré) pudiera meter publicidad, horarios de emisión, etc. Eso sí, por aquel entonces la radio ya se había popularizado más. 

Después, Ventalló habla de cuando llega Franco y la transformó en Radio España de Barcelona. Parece como si Franco se hubiera entretenido en quitar esta emisora como una cosa excepcional, cuando todos tenemos en la cabeza que hizo y deshizo a diestro y siniestro con todo lo que no le pareciera bien, fuera Cataluña, La Coruña o cualquier otro lugar en el país.

Lo que me parece curiosísimo es lo que cuenta de la emisora Telefunken. Todos sabemos que el emisor de la primera RNE que se sacó Franco de la manga, la que pusieron en Salamanca, fue un regalo de Alemania, que estaba a tope con él. De lo que yo no tenía ni idea es que ese primer poste emisor era el de Ràdio Associació. En realidad, visto que el texto es un poco «muy de parte», casi me atrevo a ponerlo en cuarentena. 

Después, Ventalló cuenta cómo esa emisora la vendían sin vergüenza ninguna. A mí lo que me sorprende es la sorpresa con que lo cuenta. En aquel momento, recordemos, la SER estaba en una España franquista y, oficialmente, era tan del régimen como todo lo de la época. No os penséis que el régimen de Franco no le quitó cositas a la SER tampoco... Ya sabemos todos que en las dictaduras... todo es susceptible de ser confiscado para la subsistencia y enriquecimiento de la propia dictadura. 

¿El resumen? Que el franquismo les arrebató a los catalanes todas las radios que considera propias, como si Radio Barcelona fuese extranjera o algo. Y es gracioso leerlo como entendiendo que Franco sólo arrebató propiedades a los catalanes. Debe de ser que al resto le respetó todo. Obviamente, no podemos negar que había un claro afán «homogeneizador» (sería de locos negarlo), pero parece como si el resto de España hubiera sido Francolandia y todos hubieran estado a favor del régimen y no hubiera sufrido nadie represión ninguna. 

La cuestión es que, como vemos, las letras de RAC, Ràdio Associació de Catalunya, ya en 1979 eran reivindicadas como las de la radio de allí en contraposición a Radio Barcelona, que a pesar de ser de ahí... como si fuera una radio de fuera. Como veis, esto ha dado muchas vueltas, pero la oposición RAC / Radio Barcelona, después de tanto tiempo, y tras leer este texto, parece hasta previsible. Es como si Radio Barcelona no fuera la radio histórica de Barcelona sino una intrusa. La de RAC era la de ellos, que era una asociación de distintas emisoras catalanas a lo largo del mapa catalán... Igual que hacía Unión Radio con el resto de las radios del país, pero como veis, todo se entendía de manera distinta. ¡Magia! 

La emisora RAC 105, que es del grupo de RAC1, es decir, del Grupo Godó, el de La Vanguardia, tiene cierto recuerdo en su nombre a aquella antigua EAJ-15, la RAC. En realidad, al inicio, RAC 105 era una cadena musical perteneciente a Catalunya Ràdio, y por tanto, pública. 

El radiochip de hoy va de una entrevista en el Fricandó Matiner a Alfonso Arús. ¿Por qué? Porque es en RAC (105), en un programa en catalán, que entrevistan a alguien que hacía radio en Cataluña tanto en catalán como en Español, y que estuvo en Radio Barcelona. Alfonso Arús recibió un Ondas por su programa de tele en 2012, y de entonces data este radiochip raquero: 



Arús durante mucho tiempo ha estado haciendo programas tanto a nivel de toda España y nivel de sólo Cataluña, y en ambos ámbitos ha recibido el Ondas, que los concede esa radio de Barcelona pero... que a veces parece que es de fuera. O no. No sé. 

miércoles, 12 de junio de 2019

Chernóbil

Está de moda la serie de Chernóbil, así que... ¿Por qué no traer al blog el tema? Es chungo, porque tendríamos que irnos hasta las grabaciones de 1986, a finales de abril de ese año. Lo sucedido en Prípiat fue algo tan chungo que a día de hoy se sigue hablando de ello. 

Recuerdo que en clase de alemán había una chica ucraniana y en cuanto lo dijo en clase, uno que se sentó al lado hizo el típico comentario de «me voy a separar la mesa, a ver si me vas a irradiar algo». Pobre Anastasia... Aún recuerdo su cara, que decía con su rictus «ni puta gracia, chaval».

Volvamos al tema... 1 de mayo de 1986, en Antena 3 Radio. Antonio Herrero comenzaba la segunda hora de su programa. Poco de reivindicaciones del día de trabajador y mucho de accidente nuclear. Decía que otro reactor podía estar afectado y que la nube radiactiva podía afectar a muchísimas más personas. Que muchas personas iban a tener cáncer y que su esperanza de vida se acortaría de un 15 a un 20%. Esto sí que era «poca broma» y no lo del colesterol. Radiochip chernobilístico: 



Para terminar, un recordatorio que hicieron en Onda Cero en 2016. En el «Noticias Mediodía» lo resumieron en dos minutillos y pico. Otro radiochip chernobilístico:



Vaya, vaya... Que si no había pasado nada, que el impacto sería mínimo... El gobierno soviético era la transparencia parda, se ve.

Recuerdo un documento de RNE en el que usaban la radio para explicar a la gente qué narices era eso de los isótopos radiactivos. Es un radiochip que subí en 2012, pero nos da idea de lo que entendía el personal sobre el tema. 

martes, 11 de junio de 2019

la liga de las sintonías (4)

Así que aquí termina la primera parte de la liga: la votación. Para ello sólo quedan 10 sintonías, que son las que vais a escuchar hoy. La votación: 3, 2 y 1 punto según os gusten. Y la cosa termina de la siguiente manera: 

Vaya collage, ¿eh? Y las sintonías... También han sufrido cambios. De hecho, aquí tenéis una prueba. Años y años... La han tuneado veces y veces. Ha pasado por varias cadenas y al final ha quedado a lo largod e los años en el subconsciente colectivo. Cliff Richards y su canción «If I could easily fall in love (with you)». Muy bonito, oye. 

Lo he dicho muchas veces. Si tú te pones en una reunión a cantar: «En el ruedo de la SER...» automáticamente alguien salta: «lo que usted quiera saber sobre el mundo de los toros...» La sintonía de Molés la tenemos todos grabada a fuego. No sólo la inicial, pero sobre todo esa. Y aunque no lo quieras reconocer, y aunque seas antitaurino a muerte... Te la sabes. 

¿Por qué he puesto abajo lo de Catalunya Ràdio? Porque la canción de «Monjas a la Carrera» también lo usó en tiempos Mikimoto para su programa «Pasta Gansa». Y sobre todo es recordada por ser la música de Radiogaceta, de Gozalo. Bueno, y en Radio Marca. La canción es «The Race» de Yello. Pero tendréis que echar la música un rato para que os suene. 

Pues aquí se ha colado un programa que ahora es sección... Pero que sigue siendo una entidad en sí misma. Desde el inicio ya se veía. Y para escuchar su sintonía, antes de nada hay que contar... Vamos a ver... Uno, dos, tres, cuatro... Ahora

Creo que es de uno de los compositores de la SER de siempre, Mario Gosálvez. El mismo que ha hecho muchas otras sintonías, como por ejemplo, por reciente, la del «SER Historia». Pero claro, te pones a escuchar el radiochip de hoy... Y claro... ¡Hola! ¿Qué tal? Bienvenidos... Bienvenidas... Y felices madrugadas de radio. Radiochip del Si Amanece:




Cuando una emisora ha sido líder... Pues eso, que todo el mundo recuerda un montón de cosas. Creo que las sintonías las hizo el hermano del presentador, Miguel Ángel Nieto. Y las sintonías las podéis escuchar aquí. Editaron hasta un disco con las sintonías. Esto a día de hoy, siento tan insulso todo... No sé.

Otra sintonía que ha pasado por el blog. Los antiguos del lugar os tendréis que agarrar a la silla porque vais a flipar recordando las sintonías del «Matinal SER» de hace años. Yo propondría hacer una versión actual de la antigua, antigua, fiel si puede ser. Porque era genial. Si eso no te despierta en fin de semana, no te despierta nada. Una de mis preferidas y que tendrían 3 puntos, colega. 

«Villagers begin building», sí, pero la banda sonora de «El Hombre que subió a una colina y bajó una montaña». Muy largo, ¿no? Y es una sintonía genial. De inicio a fin. Una sintonía tan buena no podía ser más que de otro programa igual de bueno. Todo en el mundo de Cebrián molaba. Una música que sigue sonando hoy en Onda Cero. 

Pero... Aquí... ¿Quién ha votado? ¿Marcoan? Otra de la que han puesto (supongo que los más viejos del lugar) es la de Jesús Quintero, «El Loco de la Colina». No sabemos si la subió o si aún la está bajando, pero este tema de Pink Floyd era el que usaba en sus programas. Todo muy así, de su estilo. 

Y la última en aparecer es Cadena Dial. Pero no las sintonías antiguas que no reconocería nadie... La antigua, la de la guitarrita. No sé, pero me parece mucho más original que lo que ha habido después. Además, lo de la guitarra le da un toque muy español... Pero, efectivamente, ahora lo que se lleva es otro rollo. Qué le vamos a hacer. 

Pues no, no se ha colado ninguna cosa rara demasiado actual ni nada... Porque nosotros, yo creo, para que todo esto nos parezca genial e increíble, necesitamos años y años de escucha hasta que nuestros cerebros ceden a estas músicas. Vosotros decidís quiénes cruzan la pasarela. 

lunes, 10 de junio de 2019

el valle

Hola. Esto lo estoy escribiendo el 17 de marzo. 

Hace pocos días se ha dicho en todos los informativos que el día 10 de junio (hoy, porque lo estarás leyendo el 10 de junio) van a quitar a Franco del Valle de los Caídos. O Valle de Cuelgamuros. 

No sé, no tengo ni idea de si este texto será leído el día en que esto ocurra o simplemente habrá sido la típica promesa preelectoral que se hace a sabiendas de que no es una cosa que dependa de ellos y que luego bla, bla, bla. Igual sacan hoy a Franco... o no. Yo diría que ni de coña y que se han precipitado poniendo fechas a lo loco cuando saben que nada de nada (¿qué más da mentir a sabiendas de que es imposible poner una fecha?), pero igual hoy, que estás leyendo esto, me estoy comiendo mis palabras con patatas y longaniza, y estoy quedando fatal.  

No sé si os he contado alguna vez que yo me enteré hace unos pocos años de dónde estaba enterrado Franco. Yo no tenía ni lejana idea de dónde estaba. Es que era algo que ni se me había pasado por la cabeza ni me importaba. Sin embargo, desde hace un tiempo, es la tumba de moda. Así que para la entrada de hoy iba a buscar cómo contó la radio el funeral de Franco. Pero... no ha habido éxito. 

Como siempre se dice que es un sitio de peregrinación, se me había ocurrido rescatar un programa de «La Vida Moderna» de excursión al Valle de los Caídos. Hicieron dos. Aquí va uno, en este radiochip caído: 



Pero no sólo de humor va la cosa... El segundo radiochip de hoy es de «Milenio 3». A partir del minuto 17 escucharéis que hablan del Valle de los Caídos. Es un programa emitido en octubre de 2010. Que si se estaban profanando tumbas, que si se iban a restaurar algunas fosas... Estuvieron datos muy curiosos. No tenía ni idea de que iban a hacer una especie de pirámide más grande que la de Keops. Yo, desde luego, no tenía ni idea. Ojito a este otro radiochip caído: 



Claro, hacían la gracia de que era una obra faraónica y con mucho tino. Pusieron un trozo de No-Do de la época y estuvieron explicando todo este tema que desde luego me pareció curiosísimo. Es la imagen que veis. Y me pareció muy curioso el que, según contaba David Zurdo, no iba a hacer una cruz gigante ni nada. Todo lo que contaron fue tan curioso que tenía que pasar por el blog. 

sábado, 8 de junio de 2019

la masía

Nada, otra liga del Barça... Y claro, desde hace mil años una de las cosas que llevan muy a gala los del Barça es el tema de La Masía. Todos sabemos que los equipos que tienen cuidado por el fútbol base gustan de decir «éste salió de aquí». Cuando era crío me decían siempre mis amigos del Barça cosas del tipo: «Es que los del Barça tienen La Masía». 

Y de eso va hoy la cosa. En los años 80, la Cadena 13 (la cadena que podríamos denominar convergente) que funcionó de 1983 a 1992. Y durante un tiempo gran parte de la programación estuvo dedicada al Barça y su información. Se llamaba Ràdio Barça. 

Total, que hicieron una radionovela que se llamaba precisamente «La Masía». Escucharéis un par de trozos de capítulo, que son muy cortos. Os daréis cuenta de los típicos tópicos de la época y actuales. No os destripo la cuestión, porque es para que lo escuchéis por vosotros mismos. Radiochip masía: 



Me mola el tercero, más que nada porque hacen la imitación de García, que es todo un clásico. 

¿Quiénes estaban en esa radionovela? Pues igual pensáis que por ser en una radio que emitía sólo en Cataluña, en catalán y en los 80 no vais a conocer a nadie. Y os equivocáis. Por ejemplo, la que hacía de maestra era una tal Gemma Nierga. La presentación tenía voz de una tal Pepa Fernández. Los que hayáis visto programas de humor e imitaciones sobre todo en Cataluña reconoceréis la voz de la publicidad. Y quizá sea más chungo de reconocer a un periodista político que se llama Iu Forn. Cosas del pasado. 

viernes, 7 de junio de 2019

Chicho Ibáñez Serrador

Soy un friki del «Un, Dos, Tres». De pequeño, cuando era un crío enano, no recuerdo espectáculo televisivo comparable ni emisión más esperada en mi vida que cualquiera de aquellos programas. Cualquiera. Recuerdo ser muy, muy pequeño, estar enfermísimo de cama... Pero dar la lata a mis padres con pataleos incluidos porque no quería irme a la cama mientras echaban ese programa. Cuando además aparecía Tamariz para hacer trucos de magia... Yo creo que ya no existía nada en la tele mundial que pudiera tenerme más pegado a la pantalla. 

Con los años, me enteré de que Chicho no era sólo «el de la televisión». Supe que había hecho muchísimas más cosas. De hecho, el otro día estuve comentando con unos amigos la película «¿Quién puede matar a un niño?» que me flipa porque es alucinante eso de hacer una película de miedo con luz de día, con luz de verano... Con luz de Mediterráneo. Realmente alucinante. Y aquella película estaba basada en un libro de otro clásico de la radio y la ficción: Juan José Plans. Y no será por falta de referentes... Porque en RNE también, su padre, hacía radioteatro con aquello de «Silencio. Se habla»

Y en la SER, en la SER de los años antiguos (yendo hasta 1987), hacía «Historias de Medianoche». Al estilo Hitchcock introducía el relato. En la página de Podium ponen: «La ficción sonora de entonces no contaba con los medios de los que disponemos hoy en día y los efectos se hacían desde el estudio de Cadena SER, en directo. Este podcast de radio es un viaje en el tiempo, un recorrido por lo inesperado, un homenaje a uno de los más importantes artistas del pasado siglo en el ámbito: Chicho Ibáñez Serrador.» Es curioso que en la propia noticia de la SER se les olvida su paso por la SER. 

El radiochip de hoy va de transplantes... Radiochip chicho:



En unos sitios ponía que era director de cine, en otro que si productor de televisión, aquí nos fijamos más en su paso radiofónico... En realidad, creo que le caracterizaría más eso de «creador audiovisual».

Y, de regalo, el «Documentos RNE» que versó sobre Chicho, emitido en febrero de este mismo año. Otro radiochip chicho.



Y hasta aquí puedo... escribir.