martes, 21 de septiembre de 2021

Manolete

Hace mucho tiempo que le quería dedicar una entrada a Manuel Esteban (Manolete para todos los que somos oyentes). Pero entre una cosa y otra... Pues lo típico, que lo vas, dejando, lo vas dejando... Y resulta que es el protagonista del blog justo al día siguiente de anunciar que deja la radio. 

Hace unas semanas, en «El Partidazo», dijeron que Manolete se había jubilado ya. Yo me quedé de piedra, porque enterarme de esto por la COPE y porque salió en la conversación que estaban teniendo... Pues no sé. Quedaba raro. Pero en el «SER Deportivos» de Pacojó, ayer, dijo que lo dejaba por su enfermedad. La voz de Manolete entrecortada y lo que le dijeron ayer, muy emotivo, en este radiochip manoletero: 


Lo he comentado en muchas ocasiones... De la Morena era la versión deportiva de Molés. Y si Molés tenía a Antoñete, De la Morena tenía a Manolete. Desde 1992 forma parte de la fauna deportiva que poblaba la SER. No es que fuera un ser gracioso, no es que fuera alguien curioso... De la Morena hizo un personaje de la persona. Siempre he tenido la sensación de que sus compañeros se lo tomaban más en serio que los oyentes, que nos partíamos todos con lo del mercado de fichajes que jamás llegaban. 

Para el futuro del blog tengo momentos de Manolete, tengo imitaciones... E incluso de dentro de la cadena, porque si ayer el tema iba de imitaciones de gente de la casa, de Manolete tengo imitaciones de dentro de la SER desde finales de los años 90. Sí, cachondeo con lo de los fichajes, claro está. Cachondeo, Atlético de Madrid, acordeón, cantar... Todo formaba parte del espectáculo sonoro que nos daba De la Morena y del que Manolete formaba parte. 

Recuerdo una cosa loca: Cuando la empresa cogió el As, se sacaron de la manga lo de la agencia «El Soplo», en la que Manolete (o quien fuera) repartía un premio cada mes con el mejor soplo de fichajes que le llegara a la redacción. Era loquísimo: Gente que llamaba porque se había enterado de tal o cual movimiento. No recuerdo muy bien quién se llevó el que creo que fue primer y único premio. Al final ya se partían con eso de «El Soplo». Y por mucho que fallara, todos nos quedábamos hasta el final del programa para que Manolete dijera que tal equipo «bebía los vientos» (guiño al «Si Amanece...») por tal jugador. De hecho, él era uno de los personajes que apareció, por obligación y derecho, por «La Gran Bombona»

Sí, sé que será injusto que Manolete haya significado para nosotros un personaje más que un periodista que ha hecho tal o cual o que ha tenido tal trayectoria. Pero, precisamente por eso, Manolete no ha sido un periodista que tal y que cual, o que ha tenido tal trayectoria, sino parte de nuestras noches, de las que hemos disfrutado muchísimo. La radio puede que sea injusta para unas cosas, pero es justa para otras. Todos nos partíamos con las cosas de Manolete, pero no conozco a nadie al que le cayera mal. 

Para mi generación, la anterior y la siguiente, primero está Manolete el de la radio y luego, el torero ese. 

lunes, 20 de septiembre de 2021

parir la imitación

El otro día lo escuché en Twitter 50 veces: la imitación de Raúl Pérez de Aimar Bretos fue buenísima. Como la gente de la radio es menos conocida que los famosos de toda la vida, me hace especial gracia cuando los imitadores se atreven a cosas tan para radiófilos. 

No era nueva la imitación de José Antonio Marcos, que ya la hacía desde los tiempos del «¡Anda Ya!», pero sí la de Aimar. Fue de esos momentos en los que un imitador pare y enseña por primera vez (en público) una imitación acabada. Fue tan bueno que tenía que ser el radiochip de hoy: 


Además de ser buena la imitación, es genial esa sensación en la que se imita a alguien que no te esperas. Más o menos me pasó la primera vez que oí la imitación que hacía Miner de Juan Antonio Alcalá. Yo me quedo pensando en qué momento les pasa por la cabeza que esa voz es perfecta para ser imitada y, sobre todo, cómo saben que va a merecer la pena y que va a ser lo suficientemente buena para que todos lo reconozcan en directo. Más o menos como la primera vez que oí a Latre hacer de Ramiro López haciendo anuncios de mentira. Bueno, ya sé que Ramiro López (el que era de Publipunto) no es estrictamente alguien de la radio, pero como si lo fuera. 

Imitadores hay muchos, buenos los hay menos, y hay veces que no siempre coincide la calidad de la imitación con la gracia que hacen. Hay veces que imitan regular, pero tienen mucha gracia. Raúl Pérez es de los que imita bien y son divertidos, como Miner, como algunos otros. Me encantaría que si hicieran algo para el día de la radio (que ya sabéis que es un día que me cae regular), que se atrevieran a hacer algo entre imitadores de las cadenas, y menos pomposidad y menos ponerse trascendentes. Me molaría que apareciera el otro Marcos, el otro Aimar, el otro Alcalá, el otro De la Morena, el otro García, el otro Abellán, el otro Herrera... No sé. Molaría que en vez de ponerse en plan digno y pomposo se pusieran a hacer el mónguer con cosas así. Y dicho esto... De la radio... ¿Con qué imitadores os quedáis? 

domingo, 19 de septiembre de 2021

sitio para todos

El año que viene se cumplirán 35 años de una cosa muy importante para la radio. En 1987 ocurrió algo que iba a pegar un hachazo importantísimo a la radio de la mañana: Empezaba Hermida en TVE. Antes no había televisión de mañanas, y de repente ponían un programa revistero a la misma hora a la que empezaba Luis del Olmo y los demás. Porque hay que recordar que Luis del Olmo, Iñaki y los demás empezaban a las 9 h. y hacían programas para amas de casa, que es esa expresión que hoy no se utiliza porque nadie se considera amo de casa. 

Hermida había vuelto hace años de EE.UU., había estado haciendo el programa de las mañanas de Antena 3 Radio, y Pilar Miró le dijo de hacer lo que se hacía en la radio, pero con su estilo (algo habría pillado de ideas en el extranjero) y así pasar de las redifusiones y culebrones. 

A Hermida le vino una especie de vena publicista, y en vez de publicitar el nombre de su programa, «Por la Mañana», se empeñaba todo el rato en repetir una y otra vez un lema: «el Sol sale para todos». ¿Por qué? Y yo qué me sé. Y esto también lo repitió cuando conectó en directo con Luis del Olmo. Lo típico de radio y televisión a la vez, y lo típico de saludar a la competencia el primer día... Algo que se hacía mucho y de vez en cuando se sigue haciendo. 

Viajamos en el tiempo hasta abril de 1987, y escuchamos esta conversación de Luis del Olmo con Jesús Hermida en este radiochip mañanero: 


Hermida estaría feliz, porque claro, estando ahí solico en la televisión, sin competencia... Pues genial. Y Luis del Olmo decía que tendrían que cambiar, que estaba seguro de que sus oyentes se quedarían con él... Y los que tenía Hermida en Antena 3 Radio se irían con él a la televisión. Del Olmo hablaba de perder o ganar con la televisión. 

La cuestión es... ¿Cómo cambió la audiencia de la radio? ¿Que existiera un programa de televisión en directo hizo que las amas de casa (en su mayoría lo eran) se fueran a la televisión? Pues para eso simplemente cojo las audiencias de la radio a la hora en que empezaba Del Olmo y Hermida aquel año: de 9 a 10 h de la mañana. 

De paso, pongo toda la serie histórica desde 1985, que es desde donde he podido recopilar datos. Y queda lo que veis. 

España ha ganado población con respecto a 1985, por supuesto, aunque en los últimos años se ha estancado la cosa. Y, además de estancarse, muchos jóvenes pasaron a formar parte del grueso de gente adulta, con lo que la cantidad de oyentes de radio seguía creciendo. 

Lo importante es que os fijéis en los primers datos: 1985, 1986... Y ¡pam! ¡1987! El mínimo de toda la serie y con bastante diferencia es ese año. La radio a esa hora perdió casi un cuarto de su audiencia (bueno, un 22 %) con la entrada de Hermida en televisión. De repente, la radio tenía una audiencia que siempre había tenido cautiva. Claro, poco a poco, la radio fue sumando oyentes, reformándose, cambiando, redirigiendo el tipo de audiencia a la que se dirigía... Pero, como veis, 5 años tardaron en llegar a donde estuvieron en 1986. Luego el aumento de población siguió haciendo su trabajo. 

Supongo que el máximo de esa hora estaría por 2012 (que es justo el único dato de la serie del que no encontré) y desde entonces ha ido bajando la cosa, eso sí, a un ritmo más o menos lento. Y, de nuevo, hay que recordar por enésima vez que el que algo baje no significa que tienda a cero. Estos cambios bruscos ocurren cuando pasan este tipo de cosas.

Iba a haber hueco para todos, como decían en el radiochip, claro... Eso sí, buen hachazo le metió la televisión. Estaba claro. El pastel es el que es, y no pierdo ocasión en tirar el bulo inventadísimo de los millones de oyentes que se inventan siempre. Qué le voy a hacer. A veces me dan ganas de pinchar en la frente este tipo de entradas del blog a todos los que se inventan la vida cuando hablan de la radio de hace años. Que parece que se pueden inventar todo aquello que se les pase por las narices. Y no. Los que hacen radio ahora tienen mucho mérito y están en medio de una jungla que igual algunos de aquellos años no hubieran aguantado. 

sábado, 18 de septiembre de 2021

lo más y lo menos: septiembre de 2011

Vamos a retroceder 10 años en el blog, y, como cada mes, miramos lo que más y menos habéis escuchado en lo que subí hace tanto tiempo. Casi siempre hay cosas curiosas.

Lo más escuchado:
 El orgasmo de Nuria Roca. A ver... era fingido, obviamente, y con un guion delante. Fue una de las cosas más repetidas en el programa de Pablo Motos en M80. 

Lo ponían mucho en los anuncios... Casi demasiadas veces, tengo que decir. No me pareció nunca lo mejor del programa, pero a juzgar por el número de gente que lo ha buscado y escuchado... Pues aquí va el radiochip NurioRocco:


Lo menos escuchado: Ahora queda curioso, porque es la presentación que hizo Alsina de Onda Cero y su programación de 2011. No es que sea una cosa radicalmente distinta a la de ahora... Pero sí distinto. Aquí va el radiochip inamovible:


Y ahora estamos precisamente con todo lo de presentaciones, y demás... Las típicas cosas de todas las temporadas. Esas cosas que son un poquito coñazo excepto cuando las miramos años después. 

viernes, 17 de septiembre de 2021

como si fuera la única radio

Hace 40 años, en 1981, la final de la Copa del Rey la jugaban Barça y Sporting, aunque por entonces aún había gente que sin rubor le decía «el Gijón». 

En 1981, en aquel mes de mayo, quien en los deportes de la SER estaba un tal José Mª García. Aquella final de la Copa del Rey fue retransmitida con García al frente, y en el Vicente Calderón estaban José Joaquín Brotons, Roberto Gómez y Pepe Gutiérrez. Jugando en el campo, como veis, copiado de la Wikipedia, los jugadores que aún recuerda la gente, incluso los que no vimos aquello ni lo escuchamos por edad. Pitaba Soriano Aladrén. 

El radiochip es la retransmisión de aquella final en la SER. Me parece un documento alucinante porque yo jamás había escuchado un rato largo de García en la SER, y menos en una retransmisión. El radiochip enriquecastro es el que vais a escuchar, y luego os comento cosas que me fliparon: 


Me flipan muchas cosas de esta retransmisión. Lo malo es que no está lo emitido en el descanso... Que seguro que hubo cosas curiosas. 

Pero en esta retransmisión parece que la SER es la única radio de España. Actualmente, cuando escuchas el fútbol en la radio, te repiten mogollón de veces en la retransmisión, en muchos de los tiempos en los que no pasa nada, que estás escuchando tal programa en tal cadena. Sin embargo, si os fijáis, García durante la primera parte sólo dice dos veces (y al final) que retransmite la SER. ¡Sólo dos veces y de pasada!

Otra cosa que me flipa: ¿¿Sólo había un patrocinador?? Vale, cada pocos minutos repetían una y otra vez al patrocinador, sin música, sin nada de fondo. Simplemente hacían menciones distintas de Danone. Que si los yogures, que si el Petit Suisse... Pero únicamente un patrocinador. 

Luego, además, me alucina que García se metía con el fútbol español en términos que ahora no serían escuchables en ninguna emisora: que si la escasa calidad del fútbol español, que si la mediocridad... Se metía con el nivel del fútbol con una tranquilidad que alucinas. Verdaderamente alucinante escuchado hoy. 

Otra cosa curiosa: En vez de pinchar el audio del fútbol, que entonces nada, lo que intentaban era pillar declaraciones de los jugadores al final, pero... no llegaba el cable. Es que ahora es completamente impensable. Y al final, Olmo con la copa. No Dani Olmo, claro, que no estaba ni en proyecto, sino Antonio Olmo, el del Barça. 

jueves, 16 de septiembre de 2021

no se queda

Recuerdo cuando entrevistaron a Carreño antes de hacerse con «El Larguero» le preguntaron por la sintonía. Carreño dijo que no la iba a decir, pero que ya la tenía en la cabeza. No sé si lo dijo por decir o, iluso de él, se pensaba que estaba aún en la época en la que los directores de los programas decidían estas cosas. 

El radiochip de hoy es de Manu Carreño hace 5 años haciendo la transición entre la sintonía de Benito Moreno (la clásica) y la nueva. Así presentaba lo nuevo, en este radiochip de lo desapercibido: 


Cuando escuché esa sintonía, rápidamente pensé dos cosas: Que era imposible que se quedara en la cabeza y que era imposible de tararear. La canción de Benito Moreno era cantada y coreada por todos los presentes en cada uno de los programas que hacían con público, y la sintonía moderna era como que invitaba a hacer lo del «lo, lo, lo» de manera completamente ficticia. Pero... ¿Quién iba a tararear eso tan... poco tarareable?

La cuestión es que me pareció muy claro que esa sintonía no iba a ningún lado. Alguien de la cadena me dijo eso tan manido del «dale tiempo», aun teniendo yo muy claro que eso no tenía personalidad ninguna. Han pasado ya unos años y me reafirme una vez más: Es una sintonía que ni tiene presencia a lo largo del programa, ni es reconocible, ni es fácil de tararear... Con razón no entró ni de coña en la liga de las sintonías

Que oye... si os parece una gran sintonía, muy evocadora y que será mantenida en el recuerdo años y años, vale. Pero... que no. Tanto test para poner canciones en las fórmulas y parece que para las cosas que tienen que definir la personalidad de un programa... Pues... Bueno, a no ser que quisieran algo anodino, sin personalidad e intrascendente. Así quedaría todo armónico. 

miércoles, 15 de septiembre de 2021

la Campos llamando

Portada en la revista del saludo.
Hace algo más de 20 años, en la COPE, tenían una parrilla muy curiosa: Por la mañana estaba Luis Herrero intentando que el barco no se hundiese tras la muerte de Antonio Herrero. Como la Campos estaba en todo lo alto, ficharon a la reina de las mañanas para hacer ahí las tardes. Demasiada tralla y era imposible entregarse por completo. A la vez, por las noches, en la COPE, estaba Federico con «La Linterna». 

Quién nos iba a decir que más de 20 años después entraría la Campos en el programa de Federico, ya fuera de la COPE, para hablar de Bigote Arrocet, y que sería el momento de radio más curioso del día en cuestión. Y es el radiochip bigotero de hoy: 


En muchísimos sitios se han hecho eco de que la Campos había llamado a Federico. Durante mogollón de años ha habido cierta conexión entre el programa de Federico y el «Sálvame», porque hacen la sección de crónica rosa en la que comentan los programas de TeleCinco sin rubor ninguno. Es comprensible que no toquen estos temas en Onda Cero (que es el grupo de la competencia), pero ningún programa de la rival los toca de normal. Supongo que son decisiones de imagen de cadena. Lo entretenido del radiochip de hoy es que los programas de televisión pagarían pasta gansa, seguro, para que la Campos llamara para hablar de estos temas en plena actualidad, y al final lo ha hecho en la radio en la que hablan de estos temas. 

¡Por cierto! Que ayer, Josep Ferré, el actor de «Sálvame» que les imita a todos, en plena imitación de la Campos, habló de que si había llamado a Federico, «el de la COPE». Como siempre digo, hay relaciones mentales que son casi imposibles de separar

martes, 14 de septiembre de 2021

en septiembre de 2020...

Septiembre del año pasado me quedó muy catalán. Lo digo porque hablé de Radio Sabadell, de lo que se denominó «sonido Sabadell», de audiencias antiguas en Cataluña, de edad media de escucha, del programa de música de ascensor que tenía Òscar Dalmau... y de los jingles que a uno de fuera le sonarían raros, pero a los de Barcelona, no. Y hablando también de catalanes, el radiochip que rescato de hace un año es el de cuando Francino debutó en el «Hoy por Hoy». Radiochip hoyfrancino:


Haciendo numeritos, hablé del número de frecuencias de la SER y de la COPE. Y del EGM, claro... Del histórico de radio a las 8 h de la mañana y a las 10 h. Y de la historia de musicales hace muchos años. 

Y, en eso de entradas curiosas y bastante leídas, de usar el logo antiguo de la SER y en rojo PSOE, de lo masculino que suena un programa tan autodenominado feminista como es el «A Vivir...», de la última hora misteriosa (que nos quedamos con la duda), y, sobre todo, la entrada de que hay demasiados pódcast. Que repito una vez más: No digo que no quiera que los haya... Digo que hay tantos que de ahí es difícil sacar algo. 

lunes, 13 de septiembre de 2021

en plan libertad

Hoy nos vamos a un boletín de RNE del 13 de septiembre de 2009, a las 3 h de la madrugada. 

¿Qué puede haber interesante una madrugada cualquiera de un año cualquiera? Dos noticias. Primero, la que nos lleva a temas de actualidad. Y la segunda... también. 

La primera es la típica de cosas independentistas: Se celebraba la consulta popular (así lo llamaban) de 2009 en Arenys de Munt. Eso en aquel momento era anecdótico y ese tipo de consultas ya pasaron por el blog... ¿Os acordáis de Manel Fuentes entrevistando a un desconocido Puigdemont aquel año? Pues eso. Hasta aquí... vale. Lo típico de encontrar cosas de independentismo de hace más de 10 años y que parecía que no iban a ningún lado. 

Lo segundo es lo molón. En Pozuelo de Alarcón y Majadahonda estaban a tope también con lo del botellón. Y a esas horas había ahí un corresponsal, por si había movida policial. Poned oído a la descripción desde el propio botellón en este radiochip en plan libertad:


El botellón se había desplazado a Majadahonda. Y estaban ahí, literalmente, «en plan libertad», y explicaba, como si lo estuviera en sus narices, si fumaban esto o lo otro, y me encanta cómo «los más descerebrados esnifando cocaína», ahí, metiendo un poco de desprecio mientras se ponía nervioso. Me hacía gracia imaginar que se hacían las rayas justo delante del corresponsal, ahí en mitad de un banco de un parque, y fantaseo con ese periodista contrastando la información delante de las narices de los chavales preguntando sobre las sustancias que se están metiendo. 

domingo, 12 de septiembre de 2021

in memoriam

Ayer por la tarde estuve en el Media Markt de mi barrio. Toqueteé un móvil que había y lo primero que me salió es lo que veis en la imagen. 


El tema de hoy ya lo había elegido... No es que me haya puesto en plan Marisa Toro, pero es interesante esto de las búsquedas en tendencia. En quinto lugar seguía apareciendo el nombre de Elia Rodríguez, la periodista de esRadio (aumque empezó en COPE El Espinar) y que murió esta semana. 

Tenía menos de 40 años y murió en un accidente doméstico. No es muy común que no se dedique un programa póstumo sino 2: tanto el programa (su programa) de sábado como de domingo fue casi un monográfico sobre ella, conducido por Jaume Segalés, que será quien tome el relevo los próximos fines de semana. 

El radiochip de hoy iba a ser de este homenaje que le hacían a este periodista segoviana. Pero luego me lo pensé mejor... ¿Por qué no poner un programa suyo sobre toros, el «Es Toros»? Eso sí que resulta curioso... Pero es que ya fue un radiochip de hace un par de años. Pero he elegido un trozo de este especial, que es de la sección que tenía en su programa de tipo cultural, que se llamaba «La Contratertulia», y que me dijo un amigo que era lo que más le gustaba de su programa, porque además de hablar de cosas culturales, había mucho cachondeo. Así que un trozo con recuerdos es el siguiente radiochip in memoriam:


Como veis en la lista del móvil que vi ayer en el Media Markt, aparece también María Mendiola, de las Baccara. Las Baccara son un icono internacional, y tenía que pasar también por el blog. Y el radiochip relacionado con ella es de «La Ventana» de Gemma Nierga. Un rato de su piscolabis en el que Gemma estaba con Boris (entregado a la causa, obviamente), Rosa Villacastín, Raimundo Martínez y, aquel día, como necesario experto musical, Julián Ruiz. ¿Con quién hablaron por teléfono? Está claro: con María Mendiola. 

Cualquier fan de Baccara que se precie (de los de entonces y de los de ahora) disfrutará con esta entrevista del año 1999. Ojo con este raidochip de María Mendiola: 


Ayer me pasó @johnnyhouse3 la noticia de que había fallecido Nicolás Camino, que fue la primera voz que sonó en Radio Galega. En este caso, el radiochip relacionado no lo pongo hoy... Sino que lo refiero a otro pasado, porque sale en un radiochip de cuando esta radio cumplió 30 años, en 2015

Pero este verano me quedó hablar además de la muerte de Manuel Lorenzo. Porque hablé de Juana Ginzo, de Matilde Vilariño, pero no puede quedar en el olvido Manuel Lorenzo, el que hacía de abuelo en «La Saga de los Porretas» (espacio premiado con un Ondas en 1978), Segismundo. Lo hizo desde 1976 hasta 1988, aunque hubo capítulos que incluso se emitieron ya en los 90 en Cadena Dial. Formaba parte del cuadro de actores desde 1947... De toda la vida. Estuvo en películas y realizó trabajos hasta para la Vuelta Ciclista. A ver si un día logro sacar algo de Don Criticón, que eso tiene tela.. 

El radiochip de hoy es de una de las felicitaciones en el 90º aniversario de Radio Madrid con su voz. Gracias a eso me entero de que fichó por esta radio el 18 de agosto de 1947. 


De esa lista queda lo de Manolo Calvo, que fue boxeador. Pero reconozco que no he encontrado ningún documento sonoro de él. 

sábado, 11 de septiembre de 2021

edades catalanas (de nuevo)

En 2015 hice una entrada sobre las edades de los oyentes de cada cadena en Cataluña. Han pasado unos cuantos. El año pasado recuperé el tema, y este año toca volver a hacer la gráfica, por eso de la curiosidad. Bueno... también para explicar cómo muchas radios, como la SER, son para todas las edades, otras radios, como RNE, son para una determinada edad (mayores), y otras radios, como RAC1, han conectado con un sector de la población que... a ver... va a durar mucho. 

Lo veis en el gráfico: 


La primera columna es la de menores de 25 años, y luego de 10 años en 10 años... hasta la última, que son los mayores de 75 años. Y las emisoras, por orden, RAC1, Catalunya Ràdio, la SER, la COPE, Onda Cero, RNE, esRadio y Ràdio 4. Estas dos últimas son verdaderamente anecdóticas en Cataluña. 

Igual que en 2015, que comenté la audiencia de RNE, que va en aumento según la edad... Pues es algo que se repite. Son estas pequeñas cosas que cuando dicen que se inventan los datos, yo pienso que además lo hacen de manera magistral, porque las tendencias y los máximos en cosas frikis se repiten a lo largo de los años. Vaya diseño de invento. No sé si se me entiende la ironía fuerte. 

El radiochip de hoy va de un programa de adolescentes. Bueno, ya me entendéis... Adolescentes XL, les dicen, en Catalunya Ràdio. Radiochip adolescente XL, del programa de Roger Carandell:


Y los adolescentes (de verdad) están también en RAC1 en su mayoría. Así que lo más probable que todo eso se vaya manteniendo en los próximos años. Sí, se puede hacer una radio joven como RAC1, sin fliparse con cosas locas de Twitter, Periscope y cosas del estilo. Y sin ser visuales y cosas del género raro. Básicamente, conectando con los intereses del personal. 

viernes, 10 de septiembre de 2021

despedidas que uno no sabe

Este final de verano ha venido con muchas despedidas de personas y programas. Como veía que era un goteo constante, prefería dejarlo para hoy, todo junto. Como muchas veces no nos dejan claro si los finales son cosas queridas y deseadas, si son mutuos acuerdos o simplemente movimientos porque el personal está hasta las narices, o si hay rencillas con los que dirigen y demás... Pues algunas de estas despedidas podemos imaginar por qué son, y otras no. Incluso puede que estemos equivocados todos. 

Me señaló un amigo que había un montón de bajas en la SER. Claro... en Twitter uno no se entera de si son cambios porque se acaban los contratos, porque cambian a un sitio mejor o si cambian porque han encontrado un sitio mejor... porque estaban a disgusto donde estaban. Ni lejana idea de las motivaciones, pero en la SER han dicho adiós, entre otros, Alberto Pozas, Anna Punsí, Pablo Tallón, David Casany, Marina García, J. L. García Íñiguez, Aitor Albizua... Ya digo que no sé las razones... Pero vamos, que son un montón, y no sé si todos los años se podría hacer una lista de tanta gente.

Lo que sí tengo claro (mirando el ombligo zaragozano) es que se ha ido de la radio, de Radio Zaragoza y en general de toda la SER de Aragón, la voz. Así, como si fuera Sinatra. Porque Juanjo Hernández era la gran voz de la radio en Aragón. Quizá la voz más auténticamente reconocible. 30 años en la radio. De hecho, me parece mentira que se haya marchado. Tras las marchas de David Marqueta y Miguel Mena, diría que en los últimos años se han quedado sin las grandes voces masculinas de los programas Radio Zaragoza. Radiochip de la despedida:


No es la única despedida. En cuanto a programas, terminaba después de 15 años de emisión el programa «Escúchate», que es el programa de tardes de Aragón Radio y que presentaba Javier Vázquez, que fue anteriormente otra voz de Radio Zaragoza. Le sustituirán Jesús Nadador y Sara Lambán con un nuevo programa llamado «La Buena Vida». Y el radiochip de la despedida del programa en su versión veraniega es el siguiente: 


Y luego, aparte, en RNE hemos visto cómo se ha jubilado un histórico como Chema Abad después de 43 años en la casa. ¡43 años! Es que es una burrada... Radiochip de su última gaceta, en donde habló muchísimo: 


Para casi terminar lo de hoy, que es mucho, hay que volver a hablar de Radio 3. Porque durante esta última temporada y este verano se han ido marchando profesionales y programas también: J. M. López, Julio Ruiz, Parra el del «Videodrome»... Bueno, unos cuántos más. La cuestión es que se ha remodelado la parrilla de Radio 3 y, su propio director, el famoso T. F. F., se ha cargado su propio programa, que llevaba emitiendo desde 1996. O sea, el «Siglo 21» termina. Y este radiochip también es ede despedida.


Había leído alguna interpretación en la que esto de quitar su propio programa era como «expiar sus pecados» al haber hecho tal limpia. No sé. Veremos qué pasa esta temporada con Radio 3 y qué dice la audiencia. 

Para terminar del todo, habrá que hablar de los deportes de Onda Cero, porque con las temporadas cerradas, resulta que nada más empezar el curso se han cargado a dos de los que acompañaron a De la Morena de la SER a Onda Cero: David Alonso y Ángel Rubiano han cesado justo en el umbral de la temporada. ¿Razones? Pues a saber... 

Estas cosas me parecen medio normales en otros medios donde sólo existe una radio y no hay más departamentos potentes asociados, pero en la cadena de Antena 3, donde hay mil huecos donde meter al personal... No sé. La cuestión es que pasan a estar en el mercado de invierno. 

jueves, 9 de septiembre de 2021

moldeando sintonías (17): hora 25

Ha comenzado la temporada radiofónica y no podía ser que no hablase del rescate de la melodía del «Hora 25». 

Cuando hice el juego de la liga de sintonías, en tercer lugar quedó la sintonía histórica del programa, justo después de la de García y la ganadora, que fue la del Carrusel de Paco y Pepe. 

Entonces... Cuando cambiaron las sintonías de la SER hicieron una cosa que me parecía muy bonita y curiosa: meter las notas de la sinfonía azul por todas las sintonías para darle a todo un mismo sonido, digamos. Y eso queda muy bien, es un ejercicio genial, y si se tratara de una radio nueva tendría sentido. Pero no hacía falta. Cada una de las sintonías de la SER ya tenía su poder de evocación. Vale que las remodelen... Pero, si es algo que evoca y funciona, no tiene sentido tocar nada. 

Así que los radiochips de hoy son el inicio de Aimar esta temporada, en el que escucharéis la nueva sintonía del programa, y el segundo es la sintonía buena, la de toda la vida, que igual se os caen las gónadas al suelo. Radiochips 25:

     

Ya sé que esto de las sintonías puede parecer algo secundario... Pero no lo es. Lo de evocar cosas en nuestra cabeza es algo importantísimo. 

miércoles, 8 de septiembre de 2021

el comienzo de Canal Extremadura Radio

Igual es día de hablar de Canal Extremadura Radio. Sé que empezó sus emisiones oficialmente en diciembre de 2005, pero no le debieron de dar demasiado bombo porque no encuentro qué día. 

La radio pública extremeña siempre ha sido algo rara. Su parrilla parecía más una especie de suma de programas de radio del barrio, como si cada uno que quisiera tener su programa pudiera tener su hueco, y poco más. Algo muy raro. No fue en 2006, en junio, cuando pusieron informativos en la cadena. 

Nunca he entendido su logo inicial. ¿Es una equis? ¿Por qué esos colores? 

Me decía Manu Mateos, el lector que me sugirió el tema, que a él le gustaba más esa época que llamaremos «un poco wiki» de programas sobre todo musicales y a los que llamaba «un poco culturetas». La verdad es que el inicio de esta radio fue raro de narices... «Hola, oyente. Soy Canal Canal Extremadura Radio. ¿Cuánto tiempo llevabas buscando a alguien como yo?». Radiochip extremeño: 

 

Me contaba que hay unos pocos programas que se emiten desde el inicio: me nombraba algunos, como «Agitación y Cultura», «La Merienda» y «Soy lo Prohibido». ¿Algún lector extremeño es oyente de estos programas o de la cadena en general? ¿Es cierto que eso del concepto de la radio inicialmente era mucho más molona? La cuestión es que pocas veces han aparecido en el EGM y tampoco sabremos por tanto cómo juzgar la aceptación... Aunque yo, por mi parte, animo siempre a escuchar «La Berrea 89».

Que los extremeños se pronuncien. 

martes, 7 de septiembre de 2021

después de Mecano

Como sabéis, el 7 de septiembre es el día que guardo todos los años para hablar de radio a través de Mecano. Y lo de hoy es de cuando Ana Torroja, ya tras la separación, en 1997, se pasó por el «Conservas Escalada» para presentar su disco en solitario. 

A día de hoy es inimaginable pensar en un programa de tarde como aquel, en donde estaban media hora hablando con un artista tan ricamente, en donde le hacían preguntas, hablaban del disco, que si esto, que si lo otro... Y que incluso hubiera más de una persona en el estudio, si me apuras. Es molón también que los oyentes más seguidores llamaran a la radio para decir que se iban a comprar su disco, que tal que si cual... La chica que llama para decir que en los karaokes siempre le dicen que tiene la misma voz que Ana Torroja... Y siempre, todo el rato, sobrevolando el fantasma de Mecano, que como una losa pesaba. 

En el radiochip exmecano podréis escuchar a los oyentes también, que habían dejado mensajes de los que ya no se escuchan... y no sé por qué. 


Gracias al blog me enteré un día que la canción que más se escuchó de aquel disco, y que quemaban en Kiss FM en sus inicios, «A Contratiempo», era una versión de la original en francés... ¡Vaya! Como veis en la imagen, su disco en Francia incluía la original.

Pues aquí queda la curiosidad. Escalada iba poniendo sus canciones, le daba conversación... Y los fans, que eran muchos, al otro lado escuchando. Porque antes era mucho más habitual que un artista fuera a la radio a hablar de sus discos. Digamos que había más radio musical y menos radiofórmula. La anécdota de radio en plan local de Escalada con las canciones de Mecano es la que más mola. De hecho, como digo, las anécdotas de Mecano aparecen todo el rato... Y hace ver como si los tres se llevaran genial casi. Todo fue muy curioso. 

lunes, 6 de septiembre de 2021

memoria de clic

Ya sabéis que desde hace tiempo se está a tope con el tema de evidenciar el papel de la mujer en mogollón de ámbitos. De hecho, como hemos visto este mismo verano, eso de poner una mujer al frente es tomado como algo intrínsecamente positivo y se anuncia como tal. 

Un amigo, durante las vacaciones, me mandó este tuit. Me pareció muy interesante, porque va en la línea de todo esto. Ocurre desde hace tiempo que por un lado se intenta poner la vista en estas cosas, pero por otro lado se evidencia que en realidad es un tema que, íntimamente, importa poco o nada. 

Es cierto que antiguamente los programas de este tipo los hacían sólo hombres (es algo de lo que hablé hace años), y actualmente lo que se lleva es la parejita chico-chica en antena. Acepto incluso que a los chicos se les suele poner delante, incluso si «mandan menos». Por ejemplo, el programa de Los 40, que es líder, cuya directora es la Boscá desde hace tiempo aunque no se le dé mucha bola al asunto. 

La cuestión es que desde hace años, a la vez que se habla de este tema, existe concordancia entre compromiso con la causa y la amnesia selectiva. Cada vez que una chica se pone al frente de un programa... Es «la primera chica que...». Como os digo, si tan comprometido se está con la causa, igual es conveniente saber si ha habido más en la historia. 

Los despertadores matutinos de musicales (que es a lo que me voy a circunscribir) han tenido pocas presentadoras y directoras chicas... Pero claro que han existido. El caso más reciente, el de Nuria Roca, que estuvo unas cuantas temporadas en antena. ¿Nadie recuerda el anuncio de Nuria Roca bailando en las publicidades de Antena 3 a todas horas? Ya sería raro, porque no paraban de ponerlo una y otra vez. 

Aparte de Nuria Roca, también estuvo como principal en Kiss FM Cristina Lasvignes. Los presentadores eran Cristina Lasvignes, Alfredo Arense y Marta Ferrer. También estuvo un tiempo largo... De hecho, coincidió en el tiempo con Nuria Roca como competencia. 

Tampoco se acuerda nadie del «No Somos Nadie» de Celia Montalbán en M80 Radio, pero ahí estuvo un buen tiempo rescatar la audiencia que dejó Pablo Motos. De hecho, Celia Montalbán ha estado detrás de muchos programas de radio, en la sombra, incluso su aura está detrás del programa que ha estrenado Europa FM, «Cuerpos Especiales». El radiochip soriano de hoy es del comienzo del programa:


Bueno, es que en realidad no se puede decir que sea la primera chica que tiene el papel principal en la historia de los despertadores de esta cadena. Más que nada, porque yo fui oyente del programa «La Monda», cuando esta cadena no era lo que es hoy. De hecho, aquel programa tiene su propio radiochip. ¿Alguna chica más en la historia de los despertadores de las musicales como única o principal? No he contado a Marta Echeverría en Radio 3 porque empieza a las 9 h... y a esa hora más nos vale a muchos estar despiertos desde hace rato. 

Existe un tipo de amnesia selectiva que hace que la última chica que hace algo silencia a todas las que estuvieron antes. Yo creo que en realidad es desinterés: por un lado se publicita la cosa como un gran triunfo, y por otra evidencia que en realidad es un tema del que se suda bastante en el día a día. Yo lo entiendo, porque no creo que haya mucha gente que oiga o deje de oír un programa dependiendo del sexo de quien hable, sino de lo graciosa que sea la persona que presente, de lo que le entretenga o vete tú a saber por qué. Lo que digo siempre: no existe correlación entre sexo de presentadores y sexo de oyentes. No ocurre que las chicas oigan a chicas o que los chicos oigan a chicos. 

Estoy seguro de que dentro de dos, tres, quizá cuatro años, alguna cadena promocionará su programa nuevo y que habrá mogollón de gente que diga que ya era hora de que una chica dirigiera o presentara un programa despertador de las musicales. Otra vez. Mucho lirili y poco lerele. Lo bueno sería aplaudir o no el programa no dependiendo del sexo de nadie sino de qué tan programa hacen... Pero lo importante es lo importante. Lo radiofónico, como desde hace tanto tiempo, es lo secundario. 

O simplemente era un tuit de esos que ponen para obtener likes sencillos. Que todo puede ser. 

domingo, 5 de septiembre de 2021

Eliancito

De crío.
Sé que no viene a cuento, pero este verano, con todo lo de Cuba, me puse a buscar algún tema para el blog sobre temas relacionados. Sé que no tiene relación con todo lo que ha pasado últimamente, pero resulta que me encontré con un trozo de «La Ventana» de Gemma en el que trataban el tema del pequeño Elián González, el famoso «Eliancito». 

No es un tema muerto y enterrado. De hecho, buscando por internet, muchas revistas y periódicos (españoles y extranjeros) han seguido la vida de Eliancito, que el año pasado anunció que iba a ser padre, que es ingeniero industrial desde 2016, y que en 2008 ingresó en la Unión de Jóvenes Comunistas. 

Ya sabéis la historia, pero más o menos, en resumen, la madre de Elián se lo quiso llevar en balsa (junto con unas cuantas personas más) a Miami. Su madre murió junto con muchos otros, y los que quedaron estuvieron a la deriva. Resulta que no es lo mismo que te encuentren en el mar que el que te encuentren ya en tierra según la ley de EE. UU. Si pillan al personal en el mar, a Cuba que les devuelven. 

En el verano del año 2000 la cosa estaba en todo lo alto: que si manifestaciones en Cuba, que si su prima Marisleysis —quién no recuerda ese nombre— que hacía de madre adoptiva y daba discursos... Bueno... Un pitote montadísimo. De la época en la que no se sabía qué iba a pasar, de la época de negociaciones, es este radiochip mediador: 


De mayor.
Que si la foto del pequeño Elián era o no real porque Marisleysis le había cortado el pelo ella misma... No sé. Aquel niño de 6 años tenía que estar hecho un lío, con su madre muerta en el mar, con gente en Miami, con todo su país clamando por él, su familia diciendo que tiene que volver a la isla... El meollo de la cuestión del tribunal lo cuenta en el radiochip Mauricio Vicent, que era el corresponsal de siempre en La Habana. 

Años más tarde, Elián terminó siendo más castrista que Castro, si es que eso podía ser posible. Decían que no querían que el niño fuese manipulado ni nada, que no se le iba a utilizar de arma política... Y bueno... En fin... De todas formas, han salido informaciones sobre su vida cada año. Que si se quería reconciliar con su familia en los EE. UU., que si la prima ahora que no sé qué... Es de los casos que más se han ido siguiendo con el paso de los años. 

De hecho, en ese año 2000 estaban con el tema y cuestionando cómo es que la gente abandonaba la isla, cómo es que en el pasado la gente emigraba a Cuba desde España... Me hubiera gustado imaginar todo este rato de radio si hubiera existido Twitter. 

¡Por cierto! Que Gemma al principio le pedía a Cansado que se quedara para este tema, supongo que por si el tema se hacía muy peñazo... Y me parece que no pudo meter mucha baza. No había por dónde meter el hocico en este tema. 

sábado, 4 de septiembre de 2021

calidad educativa

Se acerca el inicio de curso y siempre salen los mismos debates entre la juventud más joven: Qué itinerario seguir para titular con menos esfuerzo y cuántas se pueden suspender para pasar de curso. Otros estudiantes miran a ver qué carreras necesitan nota, para saber qué expectativas pueden tener en función de la moda imperante. Otros no se plantean nada y, simplemente, lo que les toque y ya verán. 

Todos los años lo mismo... Los padres, que si matriculan a sus hijos en un público o un privado. En caso de llevarlos a un público, en caso de haber alternativas distintas, valorarán si prefieren que sus hijos vayan «al instituto bueno o al otro», según la rumorología del barrio diga si es más fácil aprobar en uno u otro. 

Esto es de 2013.
Hay cosas que no cambian. Todos los años la gente se echa las manos a la cabeza porque se da cuenta de que ahora se puede obtener un título con una o dos asignaturas suspensas, como si esto hubiera cambiado en los últimos años. «¡Qué tipo de educación, qué poca exigencia!» Hasta que sus hijos suspenden y van a quejarse porque ese suspenso es siempre injusto, o preguntan si se puede aprobar haciendo un trabajo que, obviamente, lo hará un tercero. 

Me hace gracia que por la radio siempre pasan los debates generales sobre la educación (suspensos, cantidad de alumnos por clase, financiación depende de qué comunidad, si se da o no religión y si cuenta para nota, si hay programa bilingüe en inglés o francés [no pienso abrir el melón ahora], si hay lengua en esa autonomía...) Pero nunca salen los temas importantes, que yo creo que son los otros.

Escuchando una entrada de «La Tarde con Cristina» de la COPE de 2008 (no sé qué andaría yo buscando entre archivos que creo que bajé un poco aleatoriamente) me di cuenta que lo que hizo fue leer en antena una columna de Pérez-Reverte, muy enfadado él, como no podía ser de otra manera, porque si no, el personaje perdería fuerza. ¿Qué ocurre? Pues que al escucharlo, parece que podría ser reeditado en 2021 con toda la tranquilidad. Radiochip educativo: 


Quitando lo de los SMS y el chat, que ahora queda raro, podría ser escrito ahora. No sé si la aplicabilidad de esta columna al día de hoy hace que sea una buena columna o si simplemente lo que indica es que nada ha cambiado en todos estos años. 

También os digo que en la radio seguirán hablando del informe PISA, de la financiación, de la religión, de los idiomas... Pero poco se tratan los temas de los suspensos, las presiones de los padres, de la autoridad de los profesores (bueno, esto de vez en cuando sí sale, aunque las respuestas son bastante peregrinas), y de todo menos de la actitud de la gente (alumnos, padres y profesores) en este asunto. 

Cuando hablen en la radio de este tema, acordaos de este radiochip... Y de lo poco que cambia todo. En ocasiones, casi es mejor pensar en que no cambie, no sea que la cosa vaya a peor. En la radio está el EGM y en la educación, el porcentaje de fracaso escolar. Y, como todos, funcionan y se las ingenian para que los datos les salgan mejor. En la radio hacen programas largos, engloban programas en contenedores... Y en la educación, pues... Ya sabemos también. 

¡Por cierto! Ya que estamos con esto de la educación, recordaréis un radiochip en el que subí una contestación de Celaá a una pregunta de Amón sobre la autoridad de los profesores. La respuesta fue de aúpa. ¡Pero hay una segunda parte! El otro día, Amón le planteó la misma cuestión a la nueva ministra, Pilar Alegría. Así que va otro radiochip educativo, que ya os lo resumo: manzanas traigo. 


¡Pero qué respuesta es esa! ¡Pero si no responde absolutamente a lo que le preguntaban! O sea, que le preguntan sobre la autoridad de los profesores (cosa que se tendría que haber traído preparada, sabiendo cómo transcurrió la entrevista pasada) y habla de si las aulas estaban llenas al 99 % y no sé qué historias. Es buenísimo. Se pone a hablar del adoctrinamiento y no sé qué... Que no sé qué relación tenía con la pregunta. Si en el instituto te preguntan sobre una cosa y contestas una cosa que nada tiene que ver... Ya os podéis imaginar la calificación que se merecería. Impresionante que sean incapaces de responder a algo tan básico. 

viernes, 3 de septiembre de 2021

polemizar con el director

Lo de hoy son dos ratos de radio que duran aproximadamente lo mismo: 6 minutos y medio. Y tienen en común que uno de los integrantes de la tertulia polemizan de manera directa con el director del espacio. Lo que pasa es que hay una diferencia: en un caso, el director descalifica la opinión del entrevistado, y en otro caso, no. En ambos casos, se explicita que el punto de vista de director y tertuliano están completamente en desacuerdo. 

El primero de los radiochips de hoy ocurrió en julio en «Más de Uno». Estaban hablando de un tema recurrente en la radio, la televisión y las películas: 1936. Total, que hizo una pregunta clara, las respuestas fueron claras, y chocaron Alsina y Marhuenda. Radiochip del disenso: 


La segunda... Bueno... La segunda no tuvo un final tan pacífico. Ocurrió en el programa de Herrera en la COPE, también en julio. Fidalgo estaba hablando de Tezanos, defendiéndolo, y claro, Herrera no tenía la misma opinión. Pero Herrera vino a calificar esa opinión... Y aquí está el otro radiochip del disenso: 


La cosa terminó mal, la verdad. Fue un momento de radio intenso, que nos entretiene... Pero es el tipo de cosas que dan mala imagen para un programa. Está genial que se puedan tener opiniones distintas... Es más: Es recomendable y sano que así sea. Pero el hecho de que el director de un programa descalifique a uno de sus asalariados (porque lo trata como tal, que queda fatal), queda mal. Quizá sea uno de los momentos más cutres del programa esta temporada.

El hecho de que la propia cadena colgara este momento aparte, para que se consulte de manera fácil y accesible... Es que tampoco lo entiendo. No lo veo muy de sentido común. No me parece que unas cuantas visitas compensen la imagen cutre que se dio.  

jueves, 2 de septiembre de 2021

con decisión

Hace mucho tiempo (¿años?) me dijeron que por qué no hablaba de Radio Ya. 

Como sabréis, Ya era un periódico de hace muchos años... Funcionó desde 1935 hasta 1996. Y fue el nombre de esta cabecera el que pillaron hace un tiempo para hacer una radio por internet, que es Radio Ya. No salía por FM, no, y por tanto no entraba dentro de «las reglas del blog»... Pero resulta que desde el 6 de septiembre se anuncian en la FM de Madrid, Murcia, Valencia, Málaga y Granada. 

Me hace mucha gracia toda la gente que ahora llama facha a todo y a todos... Esta gente que está todo el rato con la matrada de Franco, los franquistas, etc. Todas las radios son fachas, el vecino es facha, el árbol es facha, que toda su familia es facha, el cuadro del salón es facha... Me ponen negro, porque al final, cuando se encuentren con fachas de verdad... ¿Cómo les llamarán? ¿Estantería? ¿Canónigo? ¿Palangana? ¿Qué palabra usarán para esta radio? 

Si hasta a la SER le llaman facha y dicen que es una radio muy de derechas, cómo llamarán a los de Radio Ya, que desde el 6 de septiembre aparecerán en algunas emisoras de FM bajo el nuevo nombre de Decisión Radio. Porque bueno... Hay nombres de programas que son bastante llamativos. Por ejemplo, «Seamos Francos». [Buen juego de palabras]. Luego hay un programa llamado «40 años, Historia de una época»... Y el programa principal de esta radio (y que también será de Decisión Radio) es el programa llamado «En la Boca del Lobo», de Javier Gª Isac, que, como siempre me dicen, es «el que habla así». Ahora lo entenderéis. Alguien que le tenga en estima tendrá que decirle algún día que tener esa pronunciación y voz en la radio es como aparecer con una deformidad en la cara para ser presentador de televisión... Que sí, que una pena, que no debería ser así la vida, pero... que no. 

El radiochip de hoy no es de Decisión Radio, obviamente, ni de Radio Ya. Es de una prima, Radio Inter, por donde ya se emitía hace años otro de sus programas, «Cita con la Historia», con Pío Moa y Javier Gª Isac. Radiochip de la historia contrarrestadora: 


Se notaba que leía el señor, ¿eh? Y bueno, como habéis escuchado, el tema central era el que os imaginabais. Más pesados que Manolito. Esta gente existe, es cierto... Pero son pocos. La gente normal está a otras cosas. 

Dudo de si Decisión Radio aparecerá en el EGM. Lo dudo bastante. Pero, curiosamente, han pasado de hacer las cosas sólo por internet a querer pasar a la FM. Supongo que ahora sí quieren que se les escuche. En la parrilla de Decisión Radio se anuncian el programa de Gª Isac, «En la Boca del Lobo» desde las 7 h y durante 5 h, luego dos horas de economía, una hora de informativo, a la hora de los deportes un programa de historia, luego un programa de tarde presentado por una tal Esther, de 16 a 19 h... Vamos, que van de alternativos pero al final usan el esquema de todas las radios. 

Más allá de lo que dicen o dejan de decir, es curioso y llama la atención todo el rato el tono serio y enfadado que usan cada vez que alguna vez he sintonizado programas de este tipo. El contenido es de todos previsible. 

miércoles, 1 de septiembre de 2021

las novedades de Radio Marca

Como todos sabéis, Edu García se fue a Onda Cero este verano, regresando a «RadioEstadio» más de 20 años después. Eso creaba un hueco en Radio Marca (tanto en la dirección como en «Marcador»); haciendo que la dirección de la radio se una con la del periódico, y que «Marcador» sea, de nuevo, para «los Pablos»: Pablo López y Pablo Juanarena... Es decir, volviendo al plantel de «Marcador» que tenían en 2006. Retorno al pasado. El «Marcador» de la Liga de Campeones la hará Felipe del Campo.

Una de las novedades de Radio Marca de las que no se habla en ningún sitio es que se pulen a Óscar Martinez de la parrilla. 

Así que la programación queda así: De 7 a 10 h, el «A Diario» con Raúl Varela. A las 10 h de la mañana (con mejor horario que antes) el «Despierta San Francisco», de David Sánchez. De 11  a 13 h, Vicente Ortega a la mañana con «el programa de Ortega». De 13 a 15 h, el «Directo Marca» que, como en las emisoras generalistas, hacen sus horas de radio mirando lo local y regional. En la hora en la que en todas las generalistas están con deporte, en Radio Marca está Sara Carbonero con «Que Siga el Baile» los jueves, ya como programa independiente. otros días estará «Marca Retro» (con historias e historia del deporte) o «Cuídate», el programa de salud. 

Después de la polémica con Ibai y todo eso, las tardes son para «La Pizarra de Quintana», con Miguel Quintana, Álex de Llano y Adrián Blanco. La verdad es que parece algo así como el traer a alguien de YouTube a la radio, pero en realidad Quintana ha estado relacionado con la radio desde hace años, con lo que en realidad es más una captación que ningún salto. Y luego, por la noche, la Champions y lo relacionado... Y, al final, «El Partidazo» de Juanma Castaño, junto con la COPE. 

El radiochip de hoy es del «Marcador», que estos días ha estado haciendo en régimen de interinidad Escarabajano. Radiochip de mas marcanovedades:


Como curiosidad, escuchad que, igual que hago en el blog e igual que hacéis vosotros, se usa en antena el término «carrusel» para los programas de ese tipo... Estén en la radio en la que estén. 

Hay dos cosas de la parrilla que me sorprenden y me parecen bien diseñadas: Una, que sigan haciendo en la hora en la que todas las generalistas hacen deportes una hora en la que se descanse un poco del tema de la propia radio, y otra, que en vez de intentar hacer un programa contenedor de mil horas por la mañana hagan programas más cortos y separados por la mañana. En una radio así, creo que refresca mucho más a los oyentes y queda más variado. Quizá peor para presentar números en el EGM como si fueran el resto de radio, pero mucho mejor para los que la consumen. 

¡Por cierto! Quedaba un cabo suelto: ¿Qué pasaría con el acuerdo con esRadio? Como sabéis, Radio Marca emite «El Partidazo» de Juanma Castaño y esRadio emite el «Marcador» de Radio Marca. Un poco lío de cadenas, pero bueno... 

Así que estaría bien que alguien informase de las actualizaciones a los que llevan las redes de esRadio, porque aún este domingo estaban tuiteando que podían seguir el programa con Edu García. ¡Que no! A ver si el fin de semana que viene vemos si están al día de lo que va emitiéndose en su propia radio. 

martes, 31 de agosto de 2021

competir con el recuerdo

Ayer presentaron en la SER su nueva temporada. De lo comentado, lo que más me ha llamado la atención ha sido un par de cosas: la primera, la tertulia de los lunes en «Hora 25», en la que estarán Pablo Iglesias, Margallo y Carmen Calvo —una vez por semana escuchar a Carmen Calvo es simplemente que continúe la media de intervenciones que había hasta ahora más menos en la emisora—, y en segundo lugar, la vuelta del «Si Amanece...».

Cuando un programa lleva artículo y se le acorta el nombre, es que forma parte de nuestra familia. Y este programa forma parte de mis recuerdos de radio, porque es el programa por el que yo empecé a engancharme a ese invento. Formaba parte de nuestra cultura radiofónica. Por eso me alucinó que se lo cargasen. Y oye... La evolución de la audiencia a esas horas de la madrugada ha sido la que ha sido. Lleva ya unos años ganando la competencia. 

Así que la SER decide volver a poner el programa. El radiochip de hoy es de cuando era la despedida de aquel equipo, y se dijo que habría una próxima... Veremos si la hay. Radiochip del posible reencuentro:


¿Volverá el mismo equipo? Pues ha pasado el tiempo, y a ver qué pasa... 

Pero además, el programa va a tener dos dificultades que superar para triunfar: Uno, que antiguamente estaba perfectamente acolchado: con programas que eran líderes antes y después. Y otro problema que tiene es que no sé cómo será esta versión, como decían, 2.0. Uno de los pilares del programa era lo de preguntas y respuestas», que en realidad se llamaba oficialmente «pídannos lo imposible». No sé cómo de actual estará la cosa para hacer eso, que antes sin internet tan extendido era más curioso. Luego, la sección antigua de Íker Jiménez... Obviamente, ya no. De las secciones antiguas, la que sí mola y harán seguro es la de la noche de los detectives. Veremos si se sacan algo de la manga. 

Antiguamente, cuando el programa duraba hasta la repetición de «El Larguero», no era tan importante la parte de humor, Cuando el programa pasó a emitirse de 4 a 6 h de la madrugada, la segunda hora pasó a ser una especie de despertador, transformando «La Tapadera» de los viernes en una hora diaria de información y cosas de humor. Veremos quiénes serán los que estarán en ello, porque para hacer una hora entera todos los días... Ojo, que para eso necesitarán gente. Veremos si vuelve a ser una segunda hora entera como de despertador humorístico, o qué se sacarán de la manga. 

Van a tener que competir en nuestra memoria con el programa de antes. Esa es la parte mala. La parte buena es que todo aquel que un día transitó por el  «Si Amanece...» volverá a hacerlo, seguro. El reto es que se vuelvan a quedar. Veremos en qué se traduce eso del «2.0». O, mejor dicho, lo oiremos. Empiezan el domingo que viene. 

¡Por cierto! Aimar Bretos ha recuperado las notas de la sintonía del «Hora 25». Un poco de bombo y platillo, un poco de emoción... Y un poco de autobombo. Pero, lejos de espantarme, mola ver que quien ponen al frente de un programa no es alguien que esté de paso... Da la sensación de que es un sitio en el que quiere estar y que además siente el peso de lo que hace. En estos días en los que tanta gente presenta programas en radio y que parece que están de paso... Qué genial notar que ese sitio en el que se está no es un sitio de tantos. Qué bonito cuando los que están en la radio quieren estar ahí.