jueves, 21 de febrero de 2019

el fin de «Flor de Pasión»

Se jubila Juan de Pablos a sus 71 años, que ya son. De esta noticia se han hecho eco muchos medios, y no es tanto por el peso del programa, sino por su historia.

Digo lo del peso porque se emitía a unas horicas que... claro... De 1 h. a 2 h. de la madrugada en Radio 3, obviamente, no es horario de grandes masas. La media de oyentes del año pasado a través de la radio fue de aproximadamente 6000 oyentes. Pero la gracia del programa está en su inmensa historia. Y que, como digo siempre, la afición a los programas nocturnos... es radio muy cafetera. 

En la página de Radio 3 pone que se emite este programa desde los años 80 y todo eso. Pero no es cierto. Antes pasó por la FM de la COPE y la de Radio España, Onda 2. El programa «Flor de Pasión» empezó a emitirse en 1979, el 22 de enero. En la lista de los programas más antiguos de la radio española que mantienen a su conductor figuraba en tercer lugar, tras «Disco Grande» y «Toma Uno». Entrará en la lista «Cuando los Elefantes...» también de Radio 3. 

El radiochip de hoy no va de su programa, ni nada de nada. Va del programa de «180º» de Virginia Díaz, por eso de comparar lo más antiguo de Radio 3 y lo más conocido actualmente. Por eso de poner a alguien de Radio 3 que se enganchó a esa misma radio oyendo a Juan de Pablos cuando llegaba la noche. El programa de anteayer fue dedicado a Juan de Pablos. Radiochip de pablos: 



Si buceáis por la programación de estos días de Radio 3 os encontraréis con un montón de homenajes de todo tipo. La verdad es que más de uno me había dicho que casi sufría al escuchar a Juan de Pablos al otro lado, porque su voz estaba cansada y casi agobiaba. De hecho, ya casi no estaba ningún día al frente del programa.

Y para terminar... ¿Cuál es la sintonía del programa? Porque es muy característica, y es muy raro que alguno, buscando por el dial, no la haya encontrado alguna vez. Tantos años en antena... alguna vez la han tenido que pillar. Se llama «Attends ou va-t'en» («Espera o vete») de Serge Gainsburg. Para el que no sepa de quién se trata... Autor de canciones himno de Eurovisión como «Poupée de Cire, Poupée de Son» cantada por France Gall. Y muchas otras, que no es cuestión... Buscad en la Wikipedia.

Aquí va este otro radiochip de pablos:



Para terminar... Un programa de «Flor de Pasión» de 2009. El protagonista, obviamente, Juan de Pablos. Por eso de escuchar un programa a la antigua usanza:



Y en RNE colgaron el programa más antiguo que tenían... que data del día del Pilar de 1987. Lo podéis recuperar aquí, en este caso dedicado al «duduá». Comprobaréis que, efectivamente, la voz era mucho más joven. 

Los recuerdos, sobre todo si sois de hornadas antiguas, los ponéis vosotros.

miércoles, 20 de febrero de 2019

2009 vs 2019 (6): Cadena 100

Hemos ido comparando muchas cadenas hace 10 años y ahora... La SER pasaba del éxito brutal al gran éxito, Los 40 hemos visto que acusan cierta crisis (quizá buena parte debido a la pirámide de población), la COPE, que ha subido pero que podría irle mejor, hemos visto cómo Cadena Dial es un éxito estable y constante... ¿Y la Cadena 100? La Cadena 100... lo flipas. 

La Cadena 100 es un caso claro de éxito. Si miramos lo de antes y lo de ahora... Fliparemos. Doblan su audiencia. 


Una burrada, como digo. Ganar audiencia es una labor chunguísima, y sí, estamos comparando con hace 10 años... Pero este nivel de audiencias lo consiguieron en 6 ó 7 años. Por las mañanas, hace 10 años, ya estaban Javi y Mar, aunque por entonces aún se llamaba aquello «¡Buenos Días, Javi Nieves!» Mar Amate hacía poco que se había incorporado a esta cadena. 

Vemos el pedazo de pico que hacen por las mañanas. De hecho, ahora son líderes de 9 a 10 h. de la mañana en la radio musical. Sin embargo, por marcar un pero, porque no va a ser esto tan perfecto, aquella Cadena 100 de hace 10 años, que venía de ser una radio casi masculina y con un pasado entre competencia de Los 40 y de M80 sin que quedara del todo claro, cuando cae la tarde y hasta la madrugada... tenía la misma audiencia. En aquella temporada por la noche hacía Molo Cebrián lo de «La Máquina del Tiempo», y en alguna otra ocasión han hecho algún programa nocturno. Lo que es cierto es que, si miramos al resto de cadenas, la caída hacia la noche es casi más pronunciada incluso. Y... ¡Por cierto! En aquella temporada estaba Guillem Caballé (hoy en Los 40 Classic) haciendo «Hot 100» los fines de semana. 

Como curiosidad, he pillado algunas de las noticias de las que hablaban en la web de Cadena 100 en febrero de 2009. Hablaban de Amaral, Niña Pastori, Jonas Brothers, Lenny Kravitz, Depeche Mode, Miguel Bosé, U2 y Franz Ferdinand. ¿Os imagináis ahora en Cadena 100 hablando de Depeche Mode y Franz Ferdinand? Ays...

El radiochip de hoy no es de Cadena 100. Es de 2009, sí, pero de Radio 3. En un programa de «180º» ponían Franz Ferdinand, a los Killers, King of Leon... Sí, he traído este radiochip de hoy porque puestos a hablar de música de 2009, he aprovechado la mínima para poner cosas de los Killers. Radiochip 2009: 



Comparto gustos musicales con Pedro Sánchez. La próxima vez que vaya a verles así, de repente... por favor, que me lleve. 

martes, 19 de febrero de 2019

Radio Estudio

Hace muchos años, cuando en la vida sólo existía la Guía de la Radio de Segarra, me entretenía buscando cosas de emisoras raras que no conocía, viendo sus logos... Cosas frikis. Uno de los logos que no sé por qué se me quedó en la cabeza, fue el de Radio Estudio. 

No me quedaba claro si Radio Estudio era una cadena o una serie de emisoras en propiedad que emitían otras. Actualmente, si buscáis, Radio Estudio, veréis que son SER Madrid Norte y SER Madrid Sur. Pero también Cadena Dial en Cáceres... 

Si buscamos en El País, en 1990, podemos leer una noticia que se titula «Radio Estudio nace como cadena». Y el texto decía:

«Radio Estudio se convierte esta temporada en cadena al entrar en funcionamiento otras cuatro emisoras, además de Radio Norte de Madrid, que ya tenía. En la actualidad también emite Radio Corazón de Euskadi y próximamente lo harán Radio Sur de Madrid, Radio Cáceres y Radio de Béjar.»

Lo que pasa es que no tengo ningún documento sonoro ninguno de Radio Estudio como tal. ¿Alguien sabe si tuvo alguna existencia real como cadena? Porque claro, ahora están asociados a la SER... Aunque los Beitia, los de Radio Estudio, estuvieron asociados, por ejemplo, a Onda Cero. En 2005, en El Periódico de Extremadura, hablaban de que Onda Cero se dejaría de escuchar en Cáceres porque Radio Estudio pasaba a emitir Cadena Dial. Hasta entonces emitían Onda Cero:

«Onda Cero tuvo que cesar ayer sus emisiones en la capital cacereña al finalizar su acuerdo con la cadena Radio Estudio, que le tenía cedido el uso de la frecuencia 97.0 de FM, y al carecer de otro punto del dial por el que continuar retransmitiendo su programación (Carlos Herrera, Gomaespuma , La Brújula , J. J. Santos...). El resto de las emisoras de Onda Cero en Extremadura recibieron ayer numerosas llamadas de oyentes extrañados por esta circunstancia. Según el director regional, José María Díez, hasta ayer era la segunda cadena más escuchada en la capital cacereña, con una horquilla de 15.000 a 20.000 oyentes.»

Comentaban que la tercera cadena del país iba a dejar de emitir, y que desde desde 1992 lo venía haciendo por el 89.5 de FM, de Blas Herrero. Fue la creación de Kiss FM lo que hizo que en Onda Cero tuvieran que asociarse con los de Radio Estudio. Sin embargo ahora emiten por el 89.5 FM, y Kiss... desde el 95.7 FM. A ver si algún cacereño sabe explicar el misterio. 

La cuestión es que @DiexistaFM me pasó lo que es el rdiochip de hoy. Se trata de Radio Estudio cuando estaba asociada... ¡a la COPE! ¿Veis cómo esto da más vueltas que un pirulo? Se trata de los años 90 y de su emisora en Béjar (de Salamanca). Hacían tiempo para que empezara García y se podía escuchar el siguiente radiochip estudio: 



Radio Estudio está contigo, y entonces... la vida es color. Y al final, que en unos minutos empezaba García. Ahora por esas emisoras sonará Manu Carreño, que prácticamente tiene el mismo gancho. 

lunes, 18 de febrero de 2019

¡ay, Carmela!

A falta de imágenes de
Carmela Castelló en la SER,
pues Carmen Maura en la peli.
No, que esto no va de la Guerra Civil ni nada... Ya sabéis que el «¡Ay, Carmela» es una canción que se cantaba en el bando republicano, asociado con la Batalla del Ebro (que oye, también eso pasó por el blog). En realidad, esa canción fue compuesta cuando la Guerra de Independencia, hace más de dos siglos, en aquellos tiempos en que la Virgen del Pilar no quería ser francesa sino capitana de la tropa aragonesa. 

Lo que pasa es que ese «¡Ay, Carmela!» luego fue una película de un aragonés precisamente, Carlos Saura, estrenada en 1990. Y poco tiempo más tarde lo tomó Carmela Castelló para su programa en la SER. 

Recuerdo que era un programa... como de relleno. Se emitía a mitad de los años 90 después de «El Larguero» de los sábados y antes de «El Cine». Resulta que los sábados «El Larguero» duraba muy poco (terminaba a las 00.30 h, que como mucho había habido un partido) y le hacían hueco a Lo Que Yo Te Diga. Media hora de un programa que era como de entrevistas... Era pequeño y no recordaba muy bien aquello. 

Así que el radiochip de hoy hay que agradecérselo al siempre venerado, siempre admirado y nunca bien ponderado departamento de documentación de la SER. El radiochip de hoy es una promo de aquel programa. Escuchad este radiochip castelló: 



«En la hora bruja de la noche de los sábados...» Bueno, «La Hora Bruja» era otra película española. La cuestión es que a esa hora en la SER nos cascaban media hora de entrevistas. Imaginaos yo de crío... entre deportes y cine, yo me quedaba ahí media hora escuchando un programa que ni me iba ni me venía. Así que cuando se lo cargaron me alegré muchísimo. Sí, un chavalín al que sólo le importa escuchar lo que quiere escuchar no tiene empatía ninguna... Era un psicópata de los programas que no le gustan. Bueno, como todos, ¿no? 

Me da la sensación de que este programa de media hora de entrevistas era una especie de acomodo que encontraron para Carmela Castelló, que venía de la plantilla de Antena 3 de Radio y que supongo que por algún lado la tenían que meter. No sé. Nunca entendí ahí un programa de entrevistas de media hora. 

Sin embargo, leyendo una edición de El País de 1997, encontramos que Carmela Castelló llegó a sustituir a Fernando G. Delgado en el «A Vivir...» También había hecho sustitución en el «Si Amanece...» antiguo e incluso algún verano a Gemma. No sé qué haría después... ¿Alguien sabe qué hizo después en la radio Carmela Castelló? 

¡Por cierto! Para los que os hayáis quedado con el regomello de la canción que suena de fondo... Es esta

domingo, 17 de febrero de 2019

saber comportarse

Sabéis que dominar un idioma no consiste simplemente en usar cultismos constantemente. Dominar un idioma implica interpretar el contexto y las circunstancias que rodean la conversación o el texto y usar las palabras adecuadas. 

Es decir, que si estás haciendo preguntas en un tribunal de tesis doctoral, lo lógico es hablar de usted, emplear un tono medio y palabras concisas, y cierto uso de términos cultos o precisos. Si estás pasando droga en un parque con cuatro tirados, hablaras de una manera completamente distinta. El que usa más virtuosamente el idioma, el que domina a morir, es aquél que por la mañana puede ir a una tesis doctoral y no desentonar en las preguntas y esa misma noche trapichea con jaco sin que se den cuenta de que no se trata de otro chungo del barrio. 

Pues en la radio... Comportarse es lo mismo. Consiste en exactamente lo mismo. Pumares es un virtuoso, porque como todos sabemos, es capaz de hablar de cine, de actores, de tramas de cine clásico, de un montón de cosas cultas, de música... Y a la vez, cuando le toca hacer espectáculo, te grita como el que más. 

Esta semana, Pumares ha pasado por dos programas de radio. Pumares no defrauda. Ya lo he contado en alguna ocasión, pero os lo vuelvo a contar a lo cebolleta: Hará unos 10 años, en la Expo de Zaragoza, unos amigos y yo nos encontramos con Pumares. Le abordamos, le dijimos que nos recomendara dos películas. Pumares no dudó un momento en mandarnos a la mierda, recomendarnos dos pelis, llamarnos incultos, quejarse de no sé cuántas cosas y decirnos que le dejáramos en paz. 

No, Pumares no nos cayó mal. Pumares era plenamente consciente de que una chavalada esperándole estaba esperando gritos, desfase, insultos y cultez cinéfila. Nos dio lo que queríamos. Quedamos encantados con su actuación, una performance que aún recuerdo hoy. Obviamente, cinco minutos después al siguiente pavo que se encontrara por la calle le trataría de manera encantadora. 

Pumares entró por teléfono para «La Vida Moderna». Estuvo reencotrándose telefónicamente con Ignatius después de años y años de la llamada que fue objeto de un radiochip pasado. Pumares demostró más locura que Ignatius. Genial. No defraudó. ¡Viva Pumares! Radiochip cinepumarístico:


Genial. Completamente genial. Moría de risa. ¡Grandioso! ¡Tuvo tiempo hasta para criticar el Goya a Chicho! 

Pero es que Pumares también se encontró (ya me entendéis) con Alsina en Onda Cero el lunes pasado delante del teatro Marquina. Y claro, el tono era distinto... Era un momento que requería otro tipo de espectáculo menos histriónico. Podéis escucharlo en este otro radiochip cinepumarístico: 



Lo digo siempre... Por la noche se necesito espectáculo también. Quiero que me sorprendan. Mucho posturear con la corrección política, muchos profesionales del periodismo queriendo hacer programas muy correctos e influyentes... Pero yo quiero un Pumares que me grite, que diga cosas locas con razones, quiero tensión, quiero que me digan que García-Juez se olía el sobaco, quiero que me sorprendan... Por eso Ignatius me parece buen «hijo» de Pumares. Las performances en la radio no son tan habituales.

¡Grande Pumares siempre! ¡Qué grandes momentos por las noches me ha dado! 

sábado, 16 de febrero de 2019

un plan B

Me escribió un tuit @johnnyhouse3 diciendo que había escuchado en esRadio una cuña que... a ver... Que en estos tiempos que corren, grabar según que cuñas con demasiado tiempo de antelación... que envejece mal la cosa. Me explico:

Ayer fue el día en que todos sabíamos que Pedro Sánchez iba a convocar elecciones. De hecho, el programa del mediodía, el de las noticias, el de Polvorinos, lo titularon en la web «Es Noticia: Pedro Sánchez convoca elecciones». Hasta aquí, todo correcto. 

Pero al final de la hora entró una cuña del programa de Carmen Tomás, «Economía para Todos». ¿Qué pasó? Pues que el propio anuncio había quedado fuera de lugar. Radiochip desfasado: 



¿Convocará elecciones? Pues claro, llevaban hablando de fechas ya hacía dos días, y ese día no se hacía otra cosa más que hablar de eso. Lo que me decía @johnnyhouse3: «Ay, Carmen, graba dos versiones por si las flies...» Y es que este tipo de cosas son las que hacen que parezca que esRadio es una radio de tercera en cuanto le quitas los programas principales. Hay que estar un poco atento para que estas cosas no pasen, porque quedan muy reguleras

Desde luego, en el programa hacen economías (perdón por el galicismo) sobre todo con las promociones de los programas. Una llamadita para decir: «Oye, no metáis la cuña que grabé el lunes que va a quedar fatal» hubiera sido correcta. Pero vamos... Cositas de los flecos de algunas radios. 

viernes, 15 de febrero de 2019

Audry

Éste fue el seudónimo que eligió Gemma Nierga el otro día al pasar por «El Faro» de Mara. 

El hecho de volver a escuchar a Gemma en la SER tenía que pasar por el blog. Después de aquella despedida... Aquello quedó muy agrio. Iba a escribir agridulce... pero no tenía segunda parte. De hecho, Gemma decía que no ha vuelto a sintonizar la SER. El ser humano es así. 

La charla con Gemma quizá no fue nada del otro mundo radiofónicamente. La charla con Gemma sí fue algo importante para los que la hemos escuchado durante años y años. Cuando una voz te ha acompañado durante tantos años y si le añadimos que ha sido una voz especialmente cercana... Esta charla tenía que pasar por el blog. Y más si su voz se escucha en el mismo horario en el que empezó uno a escucharla. 

Nos reveló Gemma que le envió un mensaje a su marido cuando la echaron. Y que no hablaron del tema... Que disimularon. Contó Gemma que cada vez que le llamaba un jefe pensaba que le iban a echar. Yo creo que nunca imaginé que fuera tan agorera con ella misma, porque otra cosa no, pero en antena era todo positividad. La radio siempre es transparente... Pero a veces, qué sorpresa, es algo traslúcida.

Contó que, a pesar de que en su familia, en su vida, habían pasado cosas... El día que se rompió en antena fue el de la muerte de Ernest Lluch. Quizá porque era algo compartido con los oyentes... quizá por las cosas que también le pasaban y que nadie pensábamos que ocurrían en su vida. Cuántas cosas hemos sabido con esta entrevista... Y cuando escuchaba la entrevista, me repetía a mí mismo: «efectivamente, Gemma es la vida». Sí, puede quedar ñoño quizá, pero es lo que pensé al escuchar la entrevista. Como siempre. 

Por cierto... el radiochip de hoy es esa entrevista con Mara, obviamente. Radiochip Audry: 


Decía Gemma que ahora mismo la radio no es una de sus prioridades. Decía que la SER no la puede escuchar aún. Ha pasado tiempo, pero en el corazón no manda uno.

Audry es un nombre que deriva del inglés antiguo. Viene de Aethel (noble) y thyrth (fuerza). Fuerte y noble. Es bonito, ¿no? Sí, esta entrada me podría haber quedado menos ñoña. Pero qué le vamos a hacer. 

jueves, 14 de febrero de 2019

enamorarse de Julia

Un 14 de febrero toca hablar de enamorados y todas esas cosas, ¿no?

Pues el radiochip de hoy tiene un tono... un tono... a ver... Es un radiochip que relaciona un poco eso de usar cierto tono con el hecho en sí de enamorarse, pero de la radio. O de un programa en concreto. O de la que sale por la radio. 

El radiochip de hoy se emitía hace 25 años (sí, justo 25 años) en Onda Cero. El programa que anunciaba se llama de otra manera: «La Radio de Julia». Y en él se explicaba realmente cómo cualquier persona hace el paso de escuchar música a, no se sabe muy bien por qué, ponerse a toda esa gente que habla de temas aparentemente aburridos. Escuchad este radiochip sensual: 



A día de hoy creo que sería muy difícil imaginar una promoción así en Onda Cero, ¿no? 

Y, por cierto, ved el horario que llevaban por aquel entonces: de 17 a 20 h. Eran tres horas, sí, (antiguamente eran 2) pero terminando la tarde. Los gabinetes eran más tarde que ahora. Bueno, en realidad, tarde, tarde era cuando iban de madrugada... Para que luego digan de que si las madrugadas son un territorio menor. Y, por cierto, en la foto que veis, que es de la Julia de 1994, estaba entrevistando a alguien... ¿Imagináis quién?

Las hombreras no terminaron de ser exterminadas en los 80.

Hablemos de flechazos: ¿Alguna vez habéis escuchado un programa por primera vez y ha surgido el amor a primera escucha? 

miércoles, 13 de febrero de 2019

Herrera recomienda «Tiempo de Juego»

No armó la de su santo. 
El título de esta entrada es casi una obviedad. ¿Qué narices recomendaría si no? O sea, visto así, ésta sería una entrada lamentable. Si digo que el radiochip de hoy es una cuña grabada precisamente por Carlos Herrera para «Tiempo de Juego», la verdad es que sigue dando un poco igual. 

Todo cambia cuando digo que este radiochip de hoy es de medidados de los años 80: Antes de que García pisara la COPE, antes de que empezaran en la radio deportiva Pepe, Paco y demás. Por entonces ya existía la marca «Tiempo de Juego» de la COPE, y Herrera lo anunciaba así en este radiochip herrerodeportivo: 



Por entonces Herrera no tenía ni 30 años. ¿Y quiénes hacían «Tiempo de Juego»? Pues por aquel entonces sería o José Joaquín Brotons o Quintín Rodríguez, que es un señor de Valladolid, que era estudiante de físicas... y como quería tener algo de pasta, hizo las pruebas para La Voz de Valladolid. Se quedó segundo, pero al final fue el que pilló el curro. Y terminó sucediendo a Parrado en el «Tiempo de Juego» de la COPE, y cogiendo el testigo de la jefatura de deportes depués de Ramón Barba, que estuvo 12 añazos. Él sólo estuvo 1, pero oye. 

La música que suena de fondo en lo de Herrera no es ninguna composición rara... es una canción de Roy Etzel, que era trompetista, pero justo lo que suena no es la trompeta. 

martes, 12 de febrero de 2019

¡memo!: «las edades y las distribuciones»

Ya sabéis que estas entradas que llamo «¡memo!» nos sirven para hacer una retrospectiva de lo que ocurría, contaba o contabais hace 5 años. Normalmente cojo comentarios de la gente para que veáis qué opinabais entonces y ahora. Esta vez toca recoger una entrada de hace 5 años que no tuvo ningún comentario. 

En aquella entrada desglosaba por edades las 6 radios musicales más escuchadas. Porque aunque Los 40 sea la cadena más escuchada, obviamente no lo es para los que tienen 63 años. Y aunque Kiss FM vaya bien de audiencia entre la gente adulta, pues... los críos ni la huelen. Total, que hice la siguiente gráfica: 


¿Veis? El gráfico tiene poco comentario adicional a aquella entrada... Los 40 destacaba entre la chavalada, Dial era segunda con su máximo entre 35 y 44 años, al igual que Cadena 100 (la morada), la negra (Europa FM) era casi un calco en más pequeño de Los 40, Kiss FM era como Cadena Dial y Cadena 100 pero un pelín desplazado a mayor edad, y Máxima FM, que era la sexta emisora de España, teniendo sus mejores datos entre 14 y 34 años. Empataban en esos dos tramos. 

El radiochip de aquel día... ya no existe. Era del programa del Gallo (en Máxima FM) en el que decían que estaban muy contentos y que querían llegar al millón. En aquella ocasión el EGM les daba casi 900.000 oyentes y estaban muy de subidón. 

Lo que he hecho es hacer lo mismo. Coger el mismo gráfico con las mismas emisoras. Antes el orden era el que veis: 1º Los 40, 2ª Dial, 3ª Europa, 4ª la 100, 5ª Kiss y 6ª Máxima. He querido coger las mismas emisoras y en el mismo orden para que se vean más las diferencias. Pero a día de hoy la 1ª es Los 40, 2ª Dial, 3ª la 100, 4ª Europa, 6ª Kiss y Máxima es la... 13ª. Aquí va el gráfico: 


¡Vaya bajada de la juventud! Pero... ya os dije. Aunque os den la barrila todo el santo día diciendo que si tal y que si cual... Ya hice una entrada explicando en 2016 que el porcentaje de jovenzanos que escuchan la radio era clavado a 5 años antes. ¿Qué ocurre? Que no hay jóvenes. La pirámide de población es muy distinta a la que teníamos en los años 90, y el liderazgo de Los 40 es mucho más complicado, sea por cuestión de edad, sea por cuestión de competencia. Ahora el turrón, como veis, se juega en la mediana edad. 

Como veis, el máximo de Los 40 en tiempos antiguos estaba de 25 a 34 años y ahora... de 35 a 44. Dial... nada. Es la estabilidad en audiencia, en tipo de audiencia, en audiencia objetivo... En todo. Cadena Dial es la estabilidad hecha radio musical. Europa FM... ¿alguien nota el bajón? Y añado: ¿Veis dónde está el máximo? De nuevo igual que en Los 40, de 35 a 44 años. Si os fijáis, Cadena 100 tenía hace 5 años mucho más abultada la barra de 25 a 34, y ahora la segunda más abultada es de 45 a 54 años. También se ha desplazado el máximo de Kiss FM al tramo de 45 a 54 años. Como veis, todo un poco hacia la derecha. Sí, concretamente, 5 años, claro. 

Y Máxima FM... ¿Lo veis? Si comparamos con hace 5 años, destacaba un huevo de 14 a 34, empatados. Ahora están empatados los tramos de 14 a 24, 25 a 34 y de 35 a 44. Curioso ¿eh? El radiochip de hoy va del despertador de Máxima, «Mucho Max», del día del EGM (que no dijeron nada, claro) y que no tenían a Jose A. M. sino a J. Taltavull y M. Rodilla. Radiochip maxero:


Por mucho que nos digan que han evolucionado hacia internet, ya sabéis que el futuro lo tienen escrito, antes o después. Bueno, su presente. El siguiente EGM puede ser la muerte máxima, por mucho que aún se emita Máxima FM en alguna FM, como Zaragoza. 

El quinto puesto de las musicales, la que debería aparecer en el gráfico, sería Rock FM. ¿Os atrevéis a predecir dónde está el máximo de audiencia (en qué edad me refiero) y cuál es la segunda barra más poblada? Juguemos. 

lunes, 11 de febrero de 2019

canturrear

Voy a hablar de una cosa que siempre me ha parecido más que obvia, pero cuando se lo dije a un amigo me dijo que jamás se había dado cuenta. Éste se lo contó a otro y dijo que qué curioso. Y yo pensando que era lo más obvio de la vida... 

Va de sintonías y jingles de radio. Estaba yo canturreando el jingle de Los 40 Classic, y este amigo me dijo: «¡anda, pues cuadra!» Yo le dije que obviamente, aunque no haya ninguna voz que diga «Los 40 Classic», se sobreentiende que cada una de las notas musicales es una sílaba del nombre de la cadena. Es más, añadí que eso ocurre en casi todas las radios. Sólo algunas cadenas, como la SER, tienen una sintonía que es anterior a la cadena y que acomoda su nombre a la música y no se diseña al mismo tiempo. Un día igual jugamos a ver cómo la SER ha jugado a incorporar el nombre de la cadena a la Sinfonía Azul

Total, que obviamente, al final del siguiente radiochip veréis cómo podéis cantar «¡Los 40 Classic!» sin pensar mucho. Radiochip del encaje: 


Vamos a ver esto mismo en una cadena convencional... La cadena que mejor ha hecho esto de los encajes, y que lo sigue haciendo aunque no se cante de manera explítita, es RNE. Cada una de las notas de la sintonía clásica de RNE es una sílaba. Está claro. Otro radiochip del encaje: 



Bueno, es una obviedad total de entrada, pero me sorprendí tanto de que les chocara esta cosa, que tenía que pasar por el blog. Sí, es muy básico, pero oye... no todo el mundo está al tanto. Podéis jugar a canturrear el resto de las cadenas. No, con Máxima FM no podréis, no porque esté evolucionada desde hace unos meses, sino porque nunca ha tenido jingle con musiquilla. 

domingo, 10 de febrero de 2019

2009 vs 2019 (5): Cadena Dial

Como siempre digo, Cadena Dial es la emisora de la estabilidad. Sí, es cierto, han cambiado en estos últimos 10 años de presentadores de programas mañaneros bastante. Sin embargo, Cadena Dial mantiene una audiencia estable y creciente. De nuevo, la pirámide de población es la que es, y una emisora de tipo adulto siempre tiende a ir ganando. 

Vamos a comparar la audiencia. Y para ello, a diferencia del resto de las anteriores gráficas, he ajustado el eje vertical a la mitad, para que podamos ver mejor las diferencias en las siguientes emisoras. 


Si os acordáis de la entrada de Los 40, se veía claramente cuál es el papel del despertador. Los programas despertadores hacen un pico enorme al inicio de las mañanas. Sin embargo, el pico de Cadena Dial, invariablemente, desde que los soldados iban en lanza, está situado siempre a media mañana. Es más: debido a que Los 40 ya no está tan inalcanzable, Dial llega a ser líder ahora a media mañana y final de mañana. 

Lo importante de Cadena Dial no es tener un despertador que atraiga a los oyentes; lo importante es tener un despertador que no moleste. Un despertador que simplemente haga agradable la incorporación a la escucha musical de mitad de mañana, que es donde Dial lo peta. 

También es curioso ver cómo el máximo de la tarde (no sólo en Dial sino en otras emisoras, como veremos) está un pelín desplazado hacia la izquierda: hacia una hora más temprana. En general, visto el perfil de audiencias, en España nos levantamos un pelín antes y hacemos todo un pelín antes en estos años. 

Cadena Dial: Estabilidad y éxito a lo largo del tiempo. 

El radiochip de hoy es de 2009, de cuando en el programa de Francino estaba también Joaquín Prat y conectaban para hablar de los premios de Cadena Dial de aquel año, que se celebraba en marzo. Intentaban conectar con su director, J. C. Chaves (que luego lo fue de todas las musicales)... Radiochip tinerfeño haciendo clic aquí. Ahí iban a ser premiados Estopa, Manolo García y Sergio Dalma, entre otros. Otros como por ejemplo un tal Luis Fonsi. ¡Luis Fonsi! Es que ya no recordaba yo aquello... La de «No me Doy por Vencido», oye. 

sábado, 9 de febrero de 2019

a través de los Ondas (48): 2002

Tres fueron las menciones especiales del jurado, que son Ondas, pero a medias, digamos. Lo de «Los Días de Plomo», que fue un programa que hicieron hablando de lo de la matanza de Atocha; la entrevista a Gaudí de Luis del Olmo, que según he leído es como lo que se hizo en la SER con Dalí años más tarde. Si alguien de Onda Cero tiene acceso a aquella entrevista imaginaria, que avise. 

La última de las menciones del jurado fue para «Las Fosas de la Vergüenza» de Onda Bierzo... Sí, la emisora que era de Luis del Olmo, sí. De nuevo. 

El premio gordo fue para el Carrusel. El de Paco y Pepe, Lama... El de siempre, el clásico, el único, el veterano, el del sonido inconfundible... el de la Cadena SER. El radiochip de hoy es de un Carrusel de 2002. ¡El «centenariazo»! Ahí estaban, en el Bernabéu, jugándose la Copa con aquel Dépor... Y... bueno, aquí van más de tres horas de Carrusel del 2002, del que se llevó el Ondas. Radiochip centenariazo: 



Aunque en realidad se lo llevaron precisamente porque estaban empezando ya a construir un programa que se iba ya de los cánones del simple programa deportivo. Y sobre todo, de cómo las publicidades en el programa lo estaban petando como propio contenido. Pero bueno... de eso ya hemos hablado muchas veces. 


El formato de Catalunya Informació se llevó el premio a programa local (que me pareció un premio en plan «amplio») y destacaban su sobriedad y eso de meter reportajes «sin romper la tensa línea informativa». Esas frases... 

Se llevó un Ondas Luis del Val, que hacía esas fotos sonoras que tanto gustaban y que luego en muchas otras cadenas, programas y demás intentaban imitar. La verdad es que las fotos estaban bien hechas... No sé si merecían todo un Ondas, pero desde luego por aquel entonces Luis del Val no se metía en temas... que igual mejor no opinar. 

Y el Ondas que me mató y me dejó en el suelo tirado, casi sin respiración, fue el que le cascaron a Kiss FM. Que premiaran a esa emisora sin publicidad (o casi), que estaba viva de manera artificial, que me parecía la antirradio... La inoculadora del virus... No podía creerme que premiaran a Kiss FM. Yo creo que hasta me cabreé. Decía el jurado que les premiaban «por ser una cadena que recupera emociones y el gusto musical compartido por varias generaciones que ha irrumpido en el dial español con un éxito de audiencia sobresaliente.» En serio, flipé. Después vino lo que vino, y en esas estamos, intentando volver al sitio del que quizá no debimos salir nunca. Pero ya veis... 2002. Qué año. 

viernes, 8 de febrero de 2019

la sotana metálica

Me sorprendió una cosa que retuiteó el otro día David Sierra, del programa del Ciudadano en RNE. Por lo visto, habían señalado la sección de Vicente Esplugues (el cura rockero) como algo incómodo en la parrilla. 

«Si no fuiste a misa, te la contamos en "Esto Me Suena", del Ciudadano García, en RNE». ¿Perdón?

David Sierra lo retuiteaba comentando que la sección se llama «La Sotana Metálica» y que básicamente va de poner música heavytroncha. Creo que es desde 2014 cuando tienen la sección, que va de poner música heavy. Rock metálico. Death. Trash. Sí, el hombre es cura y mete mensajes buenrollistas y de paso mete canciones satánicas. ¿Y?

Os juro que iba a usar esta sección para hablar por fin de la extraña y buena relación del rock en general con la Iglesia, que es un temazo en sí mismo. Pero vamos, que ya me diréis vosotros si esto de que un cura ponga música en un programa de radio nacional es como para poner que te cuentan la misa si no has ido a la iglesia ese día. Ojo, porque si en misa ponen Héroes o algún grupo así, no os digo yo que no me pasara yo por misa algún día, por muy ateo que yo sea. 

No le veo ningún programa a que un cura ponga música en la radio pública. Absolutamente ninguno. Aquí todo el mundo va de tolerante, pero si el que pone música es cura, no lo toleramos. ¿Qué cojones es eso? ¿Estamos locos? 

El radiochip de hoy no es la sección «La Sotana Metálica» del programa del Ciudadano. No. El radiochip de hoy es un programa entero de «El Vuelo del Fénix» de Radio 3. El cura rockero se metió a poner la música hace año y medio en uno de sus programas veraniegos. Aquí va el radiochip de hoy. Cuidado, que viene sobrecargado de homilías, ¿eh? Radiochip de la cristianización a lo somarda que nos quiere meter, por lo visto, Rosa María Mateo. 


Me he metido el programa entero entre pecho y espalda y en vez de adorar a Satán me acabo de convertir al cristianismo. ¡Que no! ¡Que estoy de broma! Igual que los de laicismo.org, que se piensan que todo es un complot soterrado para convertir a todo oyente de RNE. 

Y estaba yo pensando en si también la misa de Radio 5 tiene como misión convertirnos en masa o si el programa «Fe y Convivencia» me quiere convertir de repente de madrugada al evangelismo, al judaísmo y al Islam. Cada cuarto de hora, oye. ¡Que nos quieren convertir a todos! 

Señores... Me la pela que el señor que pone heavy en la radio pública durante un cuarto de hora sea cura. Es más... a todos nos hace gracia eso de que un cura sea el que ponga música oscura y satánica. No tengo ningún problema con este señor. Es más: me cae bien. Va, pone su música, habla de su buenrollismo, de sus cosas de cura... Y ya. Luego el Ciudadano dice que esa música le parece horrible y ya está, porque su humor es así. 

Me da que pensar esa intorerancia de los que van de hipertolerantes.  

jueves, 7 de febrero de 2019

2009 vs 2019 (4): la COPE

Comparemos aquella COPE que comenzaba 2009 con la que comienza 2019. Comparemos aquella COPE de Federico, Cristina, César Vidal y Abellán con la actual. ¿Os acordáis del bombo que le daban a la COPE desde todos los medios? Era un bombo claramente negativo. De hecho, todos tenemos en la cabeza que aquella COPE quizá tuviera más audiencia que la que reflejaba el EGM porque habría gente que no quisiera decir que escuchaba a Federico. Es más... Todos escuchábamos en algún momento a Federico a ver qué decía, en plan «en la intimidad hago esto». 

Comparamos a aquella COPE que tanta caña le daba a un PSOE que al principio no reconocía ninguna crisis con ésta, la de Herrera, Expósito y que por las noches tiene a Juanma Castaño. Una COPE que sigue dando ahora caña al PSOE, la verdad. En eso no han cambiado un ápice. Tenemos lo siguiente: 


Mucho hablar de Federico... Pero Herrera tiene más audiencia que él. A todas horas. El programa de Juanma Castaño tiene claramente más audiencia que Abellán. ¿Veis una cosa? El máximo nocturno se hace de 23 h. a medianoche. Antiguamente era un pico fino a medianoche (cuando empezaban los deportivos nocturnos). Al igual que ahora en la SER, ese picazo se reparte entre las dos horas dado que empiezan antes. Lo que es interesante es ver que antiguamente «La Linterna» de César Vidal tenía un poder de convocatoria cuando empezaba el programa que hacía que el comienzo del programa fuera un imán de audiencia. Ahora... no tanto. 

Y si os fijáis, siendo esta COPE más escuchada que la de hace 10 años, las tardes actuales no destacan demasiado en relación a las antiguas con Cristina. Es decir: Toda la cadena es más escuchada, pero parece que este éxito es cosa de Herrera y los deportes, cuando antiguamente también tenían el informativo nocturno como un imán de audiencia. 

El radiochip de hoy es el último programa de «La Linterna» de César Vidal en su sección de economía. Fue en el verano de 2009 cuando les dieron puerta al núcleo duro federiquiano. En este radiochip escucharemos cómo hacen un balance de los 5 años de programa y cómo podríamos decir que se regodean un poquitín en que la situación económica era regulera. 



Bueno, igual regodearse es mucho. Quizá más de «ya vimos que...» Y casi es simpático escuchar que, aunque nadie vio venir la crisis inmobiliaria (guiño, guiño), recordaban que en 2007 aconsejaban a los oyentes no comprar casas y vender como locos. Escuchado esto con ojos de hoy... Y también es simpático escuchar cómo hace 10 años aún usaban o abusaban del tratamiento de don. O doña, porque ahí estaba Carmen Tomás o María Claver, que ahora es la más conocida.

Ahora, en 2019, iremos viendo si el programa de las noches con Expósito llega a ser un imán de audiencia a esas horas o simplemente harán un valle hasta que llegan los deportes de casi la medianoche. 

miércoles, 6 de febrero de 2019

la teoría del mono

No sabía si titular así la entrada de hoy o algo así como «las cadenas no cambian tanto», «los modelos de cadena siguen igual» o «nos comportamos igual para elegir emisora». Todos estos nombres, por supuesto, no son tan explicativos ni tienen tanto gancho como «la teoría del mono».

Antes de nada, tengo que decir que me hace gracia la teoría del mono. Por un lado creo que ciertamente encierra mucha verdad, y por otro lado creo que es injusto con la cadena a la que se refiere, que es la SER. 

La teoría del mono es aquélla que dice que si tú en la SER pones a un mono, ese mono será líder de audiencia. 

¿Por qué creo que eso es cierto? Porque, efectivamente, mucha gente escucha la SER echen lo que echen. Hay programas de calidad regulera, secciones reguleras, etc. que es muy probable que siempre sean líderes de audiencia básicamente porque el oyente de la SER no cambia mucho de cadena. Hay mucho oyente de la SER que no mueve su dial jamás y se piensa que al otro lado hay un abismo fascista. Así que, aunque pongan un mangurrián al frente del micro, goza de una audiencia asegurada. 

¿Por qué creo que es injusto? Porque la gente puede ser muy fiel a la SER, pero si lo es, quizá sea porque la calidad que perciben sea suficiente para no cambiar de cadena. Sí, la SER puede tener quizá un programa que no guste a alguien, pero lo cierto es que para que la teoría del mono sea cierta es necesario que no se dependa de un comunicador. Es necesario que la SER sea esa cadena en la que no importa que no estén las estrellas (es más: nos gustan los segundos más), y es necesario que haya gente que, sin saber por qué, nos suenan a la SER. Eso que es tan difícil de explicar, y que podríamos decir que es la sensación que uno tiene cuando escucha un reportaje de Severino, una crónica de Sastre o un partido contado por Flaquer. Quizá haya oyentes que no saben identificar muy bien quién es quién, pero... Se quedan. 

Sí, es injusta la teoría del mono. Pero sí, es cierta la teoría del mono. Tiene tanto «colchón radiofónico» la SER, tiene tanto «colchón idelógico» y tiene tanto «colchón de tradición», y también tal «colchón colchón de arraigo local» que la teoría del mono es cierta. La teoría del mono es tanto como decir que el oyente tradicional de la SER, el que no cambia el dial echen lo que le echen, es un oyente cautivo. No es que el oyente de la SER no sea crítico, sino que es un oyente que está a gusto. 

Sin embargo, esto no quiere decir que la SER no esté sometida a vaivenes de audiencia. Todos sabemos que había más de dos millones de oyentes que escuchaban a Paco y Pepe en la SER y que cuando se fueron a la COPE la mitad se fue y la otra mitad siguió en la SER. Es la fuerza de la SER. 

¿Veis este trocito de entrevista que pongo a la izquierda? Se la hicieron al director de comunicación de la COPE, Ángel del Río. Sí, el director de la comunicación de la COPE en 1999, porque es un trozo de entrevista que le hicieron en aquel año. Pero podría ser respondido esto mismo en 2019. 

Donde pone García poned Paco, Pepe y el resto de la tropa. Donde pone Antonio Herrero poned Herrera. Y así todo. La COPE siempre ha tenido unos cuantos oyentes que son fieles (en todos los sentidos) y muchos otros que van y vienen con sus estrellas, mientras que la SER es la marca y la confianza que envuelve a todo lo que suena en ella. 

Han pasado 20 años de esta entrevista, pero... ¿Ha cambiado algo? No. Sigue siendo el mismo esquema. Sigue valiendo la teoría del mono que, lejos de parecerme algo hiriente para los de la SER, me parece el mejor halago a la cadena. Pero por otro lado, tiene el peligro de que todo aquel que sale en la SER se piense que es mejor, por sistema, que cualquiera de otra cadena, que quizá le dé mil vueltas. 

El radiochip de hoy va de monos y de radio. Y sí, me las he apañado para colar una sección que hacían la temporada pasada en «JELO». Durante unos meses dedicaron una serie de «clases radiofónicas» con Arsuaga en las que hablaba de los monos y su evolución hasta llegar a seres humanos. Al final somos monos... Radiochip primate:



Merece la pena, si os aburrís, que os escuchéis toda la serie de clases de Arsuaga en ristra. La de cosas que aprendí escuchando cada semana su sección... Interesantísimo todo. Y no, no salía eso por la SER. He de confesar que durante muchos años fui de los que no movían su dial de la SER. El primer programa que me supuso infidelidad fue el de Julia. Y es otra de las razones por las que cuelo el radiochip de hoy. Porque hay que evolucionar... Y no tenemos por qué quedarnos siempre en el mismo sitio, sino explorar por ahí. Y luego, si queremos, volvemos a casa. 

martes, 5 de febrero de 2019

Siri contertulia

Ocurrió ayer en «Más de Uno». Y fue genial. Inesperado, inoportuno... y divertidísimo. De hecho, animaría a que lo metieran en el maquinillo del programa aunque sólo fuera en «la España que madruga» junto con el «contenido prime». Daría tanto juego... 

Resulta que estaban en mitad de la tertulia cuando alguien tendría el iPhone encima de la mesa. En un momento dado, Siri asoma. Y en mitad de una explicación.... Radiochip Siri: 


Es de esas cosas que ocurren en el momento justo. Que de repente la inocente voz de Siri se pase por antena fue insólito. Así va esta temporada.... De Siri, Alexa... Aunque la más amable y completa era la Alexa de Telefónica de 1999. Pero para eso nos tenemos que ir a un radiochip pasado

lunes, 4 de febrero de 2019

a través de los Ondas (47): 2001

Todo el mundo dirá «cómo no, van y le dan el premio a Iñaki». Pero la verdad es que si llevas siguiendo el hilo de los premios, la verdad es que no es que le hubieran estado premiando todos los años precisamente...

El radiochip de hoy os hará temblar la patata. Es la sintonía del programa en aquellos años de Iñaki. Radiochip del despertarse pronto: 



En cuanto a lo local (o regional, o como queráis) se llevó un Ondas el programa de Fuentes, que había hecho lo mismo en Catalunya Ràdio, pero que estaba entonces en esa emisora pequeña sin casi audiencia que pertenecía (en plan amiguete) al Conde de Godó. Se llegó Diego Manrique el premio a mejor programa musical. Años más tarde lo hemos escuchado muchos días en la SER con Gemma, pero entre este Ondas y estos últimos años, había habido movida con su salida

Otro Ondas que siempre nombran como «esperable» es el que se lleva la SER por alguna cobertura especial. Ese año ocurrió lo del 11-S... y fuimos muchos los que nos informamos aquel día escuchando la retransmisión de la SER, con Marcos, Pino... Y por cierto, Javier del Pino años más tarde ha terminado en el programa de fines de semana que había iniciado Concha Gª Campoy, que ese año se llevaba un Ondas por el «Hoy es Domingo». Era como premiar a la única componente que quedaba en la nueva Onda Cero de la época antigua... Recordad que ese año Onda Cero acababa de ser comprada por Telefónica, y quizá pensaron que era «lo premiable» de Onda Cero. De la COPE, obviamente, ni rastro. Qué época aquella en la que todo era PP... 

domingo, 3 de febrero de 2019

en febrero de 2018...

Me suele gustar agrupar por temas las entradas de estas miradas al pasado. Pero es que en febrero del año pasado hubo tantos temas y tan distintos... 

Hablé de los Ondas de 1991, 1992 y 1993. En aquellas épocas Arús hacía radio y se preparaba para petarlo fuerte en la televisión. Y hace un año, cuando le entrevistaron en M80, vino a decir algunas cosas que me parece que son muy interesantes. Y si la fábrica Arús de humor era marca catalana, tampoco le venía a la zaga la fábrica de El Terrat. Y hubo un radiochip sobre aquello... pero de su publicidad. Muy del pasado todo, ¿eh? Pues como es muy rollo «Cuéntame». En el blog jugué a comparar sus publicidades en radio: de cuando empezó la serie y de cuando la publicitaban en 2018. Después de esta serie siempre echan el programa de los 80 en La 1. Recordemos que es un programa por el que premiaron a Gavela en los Ondas (que hace un año le nombraron jefazo de la SER), y que usa viñetas de Forges (muerto hace un año) para ilustrar todo. 

En TVE el año pasado lo había petado «OT». Ya se sabe que hacen una selección para Eurovisión. Un día tuvieron en la radio a uno de los compositores, pero me dio cosica escuchar la edición que habían hecho. Había mucha gente crítica con la vuelta de este programa, pero la verdad es que esto de los concursos de canción y cantantes... No es nada ajeno a la radio

Y siendo febrero, siempre se hace referencia a aquella «noche de los transistores». Lo que pasa es que el año pasado me dio por la otra noche, la que publicitaban en Onda Cero como «la otra noche de los transistores». De cuando la huelga en Iberia. En dos entregas: de cómo lo publicitaban y de cómo fue aquello. En aquella Onda Cero estaba García, claro, y también Del Olmo. Recordé cómo era la música de los sumarios de su programa en tiempos antiguos (muy porno)

En cuanto a restos de cosas que no sé cómo encasillar: El silencio total de RNE del que nadie dio cuenta (es un decir), de la frase de Rodríguez Braun cuando le saludan, de si la gente vio venir o no la burbuja inmobiliaria, de la «Martallesa», de un momento mañanero del «Hoy por Hoy» que lleva décadas sin que nos demos cuenta... Pero el radiochip que rescato es de «La Ventana» de Sardá. Un debate sobre cadena perpetua en 1997. Radiochip de la cadena perpetua: 


Como veis, algunos debates no se van del todo nunca. Será que no se tiene del todo claro.

sábado, 2 de febrero de 2019

el adiós de María Guerra

Cuando cambié de barrio, cuando era crío, recuerdo a mi padre en la terraza, limpiando. Me dijo: «¡Qué bueno es este programa! Lo tienes que escuchar». Yo pasé. Se refería a «El Cine...» Y sí, pasé. Pero caló. Pocas semanas más tarde empecé a escuchar ese programa de cine en el que había muchas voces masculinas que no sabía diferenciar bien... y una mujer, que era María Guerra. Con voz más aguda, sí. 

Si os soy sincero, el radiochip de hoy no iba a ser la despedida de María Guerra en la radio. Toni Garrido le hizo una despedida emotiva, que es el primer radiochip de hoy. Tenéis que pinchar aquí.

También estuvo con Pepa Blanes en Radio Sevilla el mismo día... Y también estuvo hablando en la emsiora. Segundo radiochip de despedida emotiva, y ojo al pensamiento final: 


El radiochip de hoy en realidad iba a ser el montaje de despedida que le hicieron los de «El Cine...» cuando María Guerra se fue del programa y emprendió camino en programas fuera del cine. Empezó a «magazinear» pero al tiempo se volvió a especializar en cine. Terminó haciendo «La Script» y junto a Pepa Blanes han construido un dúo al que podríamos calificar como «las locas del coño». Amo a las locas del coño en la radio. Me hacía muchísima gracia el rollo que tenían al hacer los programas, a la hora de promocionarse, a la hora de... todo. Siempre era una fiesta.

El tono de María Guerra, que parece un cachondeo constante y no uno de los típicos eruditos del cine, hace que te dé igual que estés escuchando un programa de cine, de cotilleo, o vete tú a saber. Daba igual. En el blog ha protagonizado algunos radiochips molones, como aquel momento con Juan José Millás o cuando emitiendo los Globos de Oro tuvieron que meter la publicidad de Molés. Naturalidad en antena.

Así que me niego a sumarme a las felicitaciones de todos sus compañeros. Me niego a aplaudir su decisión de irse de la radio (si es que es algo que ha decidido ella realmente). Le guardo rencor absoluto hasta que vuelva a la radio. Una de las primeras voces que escuché en la casa donde estoy escribiendo esto se ha ido de la radio. Rencor. Odio. ¡Venganza!

Y gracias por tantas horas de radio. 

viernes, 1 de febrero de 2019

a través de los Ondas (46): 2000

Llegamos al año... 2000. Los que nacieron en aquel año ya son mayores de edad. ¿Y qué se premió en aquel año? 

Se premió al «Buenos Días» de RNE. Es decir, se premió a Carlos Herrera, justo, justo, justo, justo cuando había abandonado RNE. Es decir, cuando se concedió el premio, ya se había ido de la radio. Fue además el año en que había recibido la caja de puros de ETA.

A mejor programa local se lo dieron a Onda Cero Marbella u Onda Cero Internacional. De esa emisora ha salido gente que aún sigue en la cadena. 

Los programas de Gomaespuma en Kosovo (que reconozco que era muy joven y me aburrí un poco y dejé de escuchar esos días, porque digamos que en aquella época no estaba yo muy interesado en conflictos internacionales) recibieron el Ondas a mejor especial de aquel año. Y el mejor programa original, innovador o por su servicio a la sociedad fue el «En tu Casa o en la Mía», que era la primera vez que en una programación como en la de Los 40, tan potentes, dirigidos a la población joven, hacían un programa diario de sexo. Había habido en otras emisoras... ¡Pero no en Los 40! 

El programa «Fin de Siglo» se llevó un premio especial, y en sí mismo fue un programa especial, que tendrá su propio radiochip. Iba de conocer 52 figuras importantes en España, en el siglo XX, justo cuando íbamos a cambiar al siglo XXI. Y qué decir de la tertulia de niños de Gemma Nierga... Momentos inquietantes, molones, inolvidables... Unos niños que, años después, volvieron al programa a ver qué tal les había ido la vida. 

Y nos queda Paco Pérez Bryan, de Radio 3. Se llevó el Ondas a mejor presentador de musicales. Como la Campos, salió de Radio Juventud de Málaga. De ahí a Madrid, que si la Movida, que si «El Búho», que fue un programa mítico musical de los años 80... Y en los años 90, «De 4 a 3». El programa se llamaba así porque él había estado en la Radio 4 del momento, pero al integrarse en Radio 3... Pues qué mejor que poner de nombre a su programa «De 4 a 3».

Desde el año 2000... La verdad es que después no sé qué hizo en la radio ni siquiera si hizo más radio. ¿Alguien sabe exactamente? 

La cuestión es que el descubridor de Nirvana en España, el que dijo eso de «no sé cómo se llama esta canción, pero va a revolucionar la música...» fue Paco Pérez Bryan. Y el radiochip de hoy va precisamente de un concierto de Radio 3 en un verano de 1995... Claro, Nirvana. Radiochip Curto: