martes, 10 de abril de 2018

un mundo sin barreras

Un programa que estuvo más de 10 años en Onda Cero. Primero presentado por Roberto Martín (los días de diario de 15 a 16 h.) y después con Elena Markínez, con el mismo horario -al inicio, ya que luego pasaron a la hora de cenar- y los fines de semana hasta 2005. Este programa duró mogollón de años, pero quizá haya desaparecido de nuestra memoria, igual que el paso de Pablo Casado por la URJC. 

Este programa se llevó el Ondas de 1996 a mejor programa de radio de difusión nacional. Casi nada. Sin embargo, la gente no es que hable mucho de este antiguo programa en el blog. Quizá el premio no era tanto a la calidad radiofónica sino a su "aportación a la sociedad". Soy un poco crítico con estas cosas... 

Lo cierto es que este programa nació en 1994 por la filosofía de la cadena de la ONCE, que decía buscar "la rentabilidad social". Esta frase es difícil y no se refiere a una rentabilidad real... pero se entiende perfectamente. Era un programa que apostaba "por la integración total de los discapacitados". 


Yo poco recuerdo de aquel programa. Supongo que porque lo encontraría aburrido, o porque me pasaba todo el día escuchando la SER. Pero me ha hecho gracia encontrar la siguiente crítica internetera de un oyente que data de agosto del año 2000: 

"Esta iniciativa de Onda Cero tiene por finalidad denunciar situaciones de injusticia que afectan a diferentes colectivos desfavorecidos. La verdad es que el programa, pienso que es aburrido como pocos, y yo, personalmente cuando empieza paso a otra emisora. Es una buena idea, pero en mi opinión muy mal enfocada. Se limitan a criticar por criticar todo lo posible, y muchas veces caen en la demagogia proponiendo verdaderas utopías. Pienso que deberían ser un poquito más realistas, y tratar de hacer un espacio algo más ameno."


Me hizo gracia porque esta crítica responde perfectamente a lo que cabría esperar de un programa así. Pero la cadena buscaba "rentabilidad social". Es lo que tienen las cadenas que tienen una finalidad adicional a ganar pasta... La COPE tiene informativos de la iglesia que no ayudan a incrementar su audiencia, y la ONCE tenía este programa que... escucharlo todos los días... imaginaos. Que la idea sería buena, pero... Imaginaos ser oyentes habituales. Cambias sí o sí. 

El radiochip de hoy es una promo de aquel programa. Radiochip barrero: 



Madre mía... Esa sintonía...

¿Alguno era oyente habitual?

7 comentarios:

  1. celestial soda pop de ray lynch. Yo era adicto a oír la sintonía, y rápidamente cambiaba a Ser Deportivos.

    ResponderEliminar
  2. Está bien cuando dicen "de quince a dieciseis". Supongo que era porque al ser una mierda de programa si decían "de tres a cuatro" la gente se pensaría que era de madrugada.

    ResponderEliminar
  3. "al ser una mierda de programa"

    Nunca he escuchado este programa, pero referirse al mismo en esos términos, me parece cuando menos inapropiado. Y más aún tratándose de un espacio de carácter social.

    Saludos Musicales.

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo la promoción que hacía Remedios Márquez, la voz de TVE 2

    ResponderEliminar
  5. Os habéis olvidado del más importante: Andrés Madrid, el que inventó el programa, y lo presentó al principio. Ni punto de comparación su programa con lo de Martín o Markínez.

    ResponderEliminar