martes, 28 de enero de 2014

la audiencia de "El Tirachinas"

Como todos sabemos, a Abellán le pusieron al frente de los deportes de la COPE en plan "a la desesperada", y le terminaron quitando el programa de noche sin que le hiciera ni pizca de gracia. Como él ha comentado muchas veces, le parecía una injusticia y todo eso... 

¿Qué hubieramos hecho el resto si nos pusiéramos en el lugar de los jefazos de la COPE? ¿Al final lo han hecho bien los jefes de la COPE quitándole las noches y poniendo a los de "El Partido de las 12"? ¡Venga esos datos comparando con "El Larguero"! 




















Soy así de malévolo y no he puesto en el dibujo de cuándo a cuándo va el "reinado de Abellán" en nuestra línea de tiempo... Porque es evidente. Bueno, venga... Abellán va desde la primera gran caída hasta la primera subida notable, que es la del Pacogate, es decir, que hay que contar hasta el segundo EGM de 2010. Hago un poco de resumen:

He comenzado desde 1998. García y De la Morena se jugaban las noches, que desde 1995 ganaba el brunetense. El último año en que compitieron, la diferencia media de oyentes terminó siendo de un poco más de medio millón. "El Larguero" se mantenía ligeramente al alza, y García iba poco a poco hacia abajo. Sí, cuando eso de que "bajaba del millón de oyentes", que ya comenté. García se fue con 963.000 oyentes, y ahora De la Morena tiene 945.000. Vale, ya sabemos que hay mucho error... pero digamos que están en los mismos niveles ahora. 

García se fue a Onda Cero, y la COPE pone a la estrella de la Cadena 100 en la convencional. Vemos que es una cosa "muy de la COPE". Pierde más de medio millón de oyentes -oye, que García era García, no le pidamos a Abellán que llegue y triunfe- y se mantiene en torno a los 400.000 oyentes, y comienza una leve senda de subida (al igual que la tendencia general de la radio, que por entonces "era federica").

Esa tendencia alcista (leve, pero alcista al fin y al cabo) hace que superase el medio millón, y que la diferencia media mínima de oyentes con "El Larguero" en un año fuera de 940.000 oyentes. Dos ideas: la primera, que esa diferencia con la SER era brutal e inalcanzable. La segunda, que Abellán no supo atrapar a los descontentos con la marcha de García en Onda Cero... Aunque bien es cierto que García se marchó con poco más de 400.000 oyentes. 

¿Qué le llevó a Abellán a hacer esa "investigación" con el EGM? Bueno, las especulaciones las dejaremos para otro radiochip futuro, pero la cuestión es que todo el lío le supuso a la COPE casi un añito de expulsión. No sabemos qué audiencia habría hecho, pero nos podemos imaginar que por ahí andaría. Debe ser que por aquel entonces se le fue la pinza cuando más, -bueno, esa es la impresión que yo tenía como oyente ocasional-, y aquel programa dejó de tener la gracia del principio, dejó esa inocencia, y Abellán ya se había metido a las guerras nocturnas. Se desgastaba ya algo "El Larguero", pero se desgastaba también "El Tirachinas"... cuando su tendencia debería ser justo la opuesta. 

Aquello iba hacia abajo... La COPE más o menos se mantenía, pero él bajaba poco a poco. Como oyente ocasional -sí, ocasional-, me daba la sensación de que eran "radiador-dependientes". Tanto es así, que cuando se fue el "trío resplandor" (porque brillaron después también por su ausencia) dediqué una entrada en el blog llamada "la china del tirachinas", y copio y pego un parrafillo de aquella entrada:
"Y lo peor de todo es que para mí el programa de deportes de la COPE era sólo eso: el radiador. Lo único que para mí merecía la pena. Actualmente era guerra: contra De La Morena, contra Ramón Calderón, contra Melchor Miralles, contra el EGM (que incluso llevó a la cadena a ser "borrada" de la medición de audiencias...) Aunque esto también dará para más comentarios."
Y concluía diciendo:
"Más vale que Abellán haga algo, porque en el próximo EGM pienso que se va a notar que falta, precisamente, la china del tirachinas." 
Ya sé que eso de autocitarse está feísimo, pero es que soy de los que no se pueden resistir a un "te lo dije". Ya lo siento. La cuestión es que al poco de irse el "Grupo Risa", el programa hace sus dos mínimos históricos. Y el programa... tengo que decir -por tercera vez digo que como oyente ocasional- que me parecía que daba unos signos de agotamientos totales. El Lopera de De la Morena fue el Calderón de Abellán. 

La cuestión es que esa audiencia de puntos azules sube cuando fichan a los ex-SER. Sube la audiencia... Vale, no mucho, pero cualquier EGM de Joseba o Alcalá es mejor que cualquiera desde el último de 2006 de Abellán. Y no solo eso... El fichar a los de la SER no solo mejora -aunque sea poco- los datos, sino que hace que "El Larguero" sufra una dentellada tal, que al final la diferencia de oyentes media de 2013 con el líder es de 580.000 oyentes. Nunca Abellán estuvo tan cerca tampoco del líder. Y en realidad, sabemos que la gracia de todo esto no era relanzar las noches de la cadena... Lo importante de la operación ha sido triplicar la audiencia del fin de semana y competir de tú a tú con la SER. Eso Abellán ni lo soñó. 

Si yo hubiera sido un jefazo de la COPE y se me hubieran puesto a tiro los de la SER... habría hecho lo mismo. Es más, viendo lo que ha pasado después, es como para estar feliz de haberse quitado a Abellán, ¿no? 

Vamos, que no es nada que no ocurra cada día en cualquier medio de comunicación. Si ahora Onda Cero estuviera a malas con Herrera, la COPE estaría buscándole por Sevilla a todas horas. Si Telecinco podía fichar a Ana Rosa, a los que estaban antes por las mañanas (¿alguien recuerda quiénes estaban?) a tomar viento. Y así todo. Cuando una cadena ve que un posible imán de audiencia anda suelto, lo intentan atrapar y se pule al que hubiera. Nada que no ocurra tampoco en ningún club de fútbol, ya que ahora Abellán estaba más en deportes... Si hay un delantero que hace un mundial tremendo, el Madrid o el Barça lo ficha y le dan boleto al que estuviera en su puesto. Y nos parece tan normal. 

Obviamente, imaginaos que después de todo lo que ha largado Abellán, hubiera estado insistiendo y ofreciéndose a Onda Cero para que hubieran echado a Ángel Rodríguez o Héctor Fernández para que en vez de ellos le pusieran a él. Porque... eso estaría feo, ¿verdad? Porque... eso no ha ocurrido, ¿verdad? Porque eso no entra dentro de las reglas éticas, ¿verdad? Digo. ¿Verdad?

El radiochip de hoy va de Abellán al poco de salir de Punto Radio. Le entrevistaba Luis del Pino en esRadio, y tras 10 minutos hablando de fútbol, fueron a lo interesante: a hablar de si quería volver a la radio. Decía que estaba intentando volver a la radio en septiembre. No le salió bien. Escuchad el radiochip abellano:



La cuestión es que ahora las noches deportivas están aproximadamente como hace 15 años, pero a la baja. La diferencia (en número de oyentes, no así en proporción, claro) es parecida, pero con mucha gente que se había pirado a ver la tele o a hacer encaje de bolillos.

Resumen de todo esto: Creo que cualquiera hubiera hecho lo mismo que los jefes de la COPE. Ahora, es cierto lo que dice Abellán... le pusieron muchas trolas en medio para no hacerle daño. Yo le hubiera llamado y le hubiera dicho: "Oye, que hemos fichado a unos mejores que tú. Te pasas por aquí para cobrar lo que te corresponde, y vete donde quieras". Y se acababa pronto la tontería. Lo que pasa es que supongo que los jefes tendrían sus miedos para dejarle libre, por si acaso... y de ahí el "terminar mal" y las -en algún caso, sí- lógicas quejas de Abellán. 

6 comentarios:

  1. Como dijo aquél, los gráficos son como los bikinis, que enseñan mucho pero tapan lo más importante. Supongo que el gráfico explica sólo una parte de la historia: la otra es que Abellán llegó a convertirse en un problema para la COPE. Yo no sé si en aquellos tiempos federiquianos la vorágine envolvía todo o qué, pero ese programa no era sano. Era como un cubículo al fondo del hostal del que sale un humo sospechoso y se oyen risas y gritos. Y llegó el día en que quemaron un colchón, vino la policía, y retiró la licencia al hostal. Joder, que salirse del EGM no es ninguna coña, imaginad la cara que debieron poner los comerciales de publicidad de la COPE cuando se enteraron de que ya no podrían darles cifras a sus clientes.

    Hay que reconocer que, en comparación, la tropa pacogonzaleciana es un soplo de aire fresco. Pese a sus apariencias de trogloditas, no han metido en problemas a la emisora -salvo lo de Alcalá, y mira dónde está Alcalá- y han sabido ser profesionales y encajar a la perfección desde el primer día.

    Eso sí, estoy convencido de que los obispos esperaban algo mejor que este gráfico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno, encajar a la perfección.. más bien son los obispos los que se encajan a ellos, porque algunas cosas que dicen.. otra cosa es que a nosotros no nos molesten, pero a mi sigue sorprendiendo oír esas cosas en la cope -aunque cada vez menos-.

      C.

      Eliminar
    2. ¿De verdad crees que Juanma Castaño dice hoy burradas más gordas que César Vidal en sus tiempos?

      Los obispos tienen la manga ancha. No son tontos, pero son tolerantes, mucho más que los de Onda Cero o los de PRISA.

      Eliminar
    3. Puede ser. Aunque no sé a qué burradas de César te refieres :) Para mi, solo decía burradas contra Zapatero y los progres...

      Onda Cero es más intolerante que la Cope? No sé, no sé. Que Prisa ya sí me lo creo, como demostró el amigo Anido con el rollo de machotes de bar de los amigos de Carrusel.

      C.

      Eliminar
  2. Nunca fui muy fan de Abellán, pero creo desde hace tiempo que es un tipo honrado. Otra cosa es que esté de acuerdo en cosas que ha hecho en interpretaciones que da a ciertas cosas.

    Abellán en "El tirachinas" acabo haciendo lo que García y De la Morena hicieron unos años antes, vivir de la polémica. El problema es que con los dos primeros algunos nos lo pasábamos pipa y cuando llegó Abellán el oyente ya no pedía ni esperaba eso. Un poco lo mismo es lo que le pasó a Ángel Rodríguez.

    Como dices al final, el problema no es que echaran a Abellán (que por cierto no fue el único al que echaron), sino las formas, que fueron bastante cochinas. Tenía hace tiempo ganas de decir una cosa y creo que viene a cuento en esta entrada. Aquí entre unos y otros hemos dicho que cuando largan a los de Antena 3 Radio, llegan a la COPE arrasando con todo lo que había. Pues bien, yo creo que eso mismo hizo el desembarco de los ex SER.

    Porque se ha vendido mucho la historia de que toda la integración fue muy feliz y todos encajaron bien y demás pero, como he dicho, no solo se quedó en la calle Abellán. Por ejemplo, me acuerdo de Luis Pérez Sala, narrador que a mí no me llama la atención en absoluto, pero sí que tenía su público. Luego está el hecho de que los que se quedaron serán muy competentes y los ex SER se llevan muy bien con ellos y todo eso, pero en la mayoría de los casos los tienen en un rincón donde no molesten. Yo entiendo que en un primer momento quisieran atraer a la gente con las voces conocidas, pero no entiendo que 3 años y medio después Rubén martín y Germán Dobarro den vueltas a España (o a Europa) cada semana, narrando a este o aquel equipo, como si no hubiera narradores competentes en la COPE.

    Por último, si bien los datos de audiencia de "Tiempo de juego" son muy buenos y están ahí ahí con "Carrusel" (aunque yo estoy convencido de que en el próximo EGM se volverán a separar en esta especie de acordeón que van haciendo ambos programas), los datos de "El partido de las 12" son pésimos. "Es que 'El Larguero' está más cerca". Pues sí. Pero también tienen pisandole los talones a Héctor Fernández (que estoy convencido de que si trabajara en la COPE o en la SER tendría más audiencia porque es un tipo muy válido).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, lo de Paco y cía. es lo mismo que lo de García y cía cuando llegaron a la Cope. El tema es que aquí nadie critica aquello.. simplemente Pacman lo pone como ejemplo similar al antenicidio.

      Ni el antenicidio asistido, ni el copicidio, ni el abellanicidio son decisiones empresariales absurdas, todo lo contrario.

      Hombre, arrinconados arrinconados, tampoco creo. Carlos Sáez, Gemma Santos y Melchor Ruiz, por ejemplo, tienen funciones bastante notables. Ya casi parecen de toda la vida.

      En cuanto a los narradores, el tema es que Paco y cía. son una productora, que produce los deportes Cope. Tienen narradores en plantilla a los que pagan una cantidad por narrar un número de partidos mínimo, y tienen que cumplirlos. Es el mismo formato que usaba García en la propia Cope, por cierto. Era él quien pagaba al equipo de deportes.

      En cuanto a los narradores de la Cope, francamente. Rubén y Dobarro les sacan 100 pueblos a todos los demás.

      C.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...