jueves, 26 de noviembre de 2015

25 años de Onda Cero

Hace 5 años dediqué una serie de entradas a Onda Cero, porque cumplía 20 años. Ahora, por tanto, cumple 25. 

1 y 2. ¿Dónde estaban los de entonces? Y su segunda parte. Dado que no son muy distintos los que estaban hace 5 años a los que están ahora, pues... No es cuestión de reeditar la entrada. 

3. ¿Quiénes estuvieron al principio? En aquella entrada hablaba de los que comenzaron en Onda Cero en 1990. Porque aquella radio que empezaba, poco tuvo que ver con lo que habría después de fichar a Luis del Olmo y llevarse el "Protagonistas". 

4. ¿De dónde partió en audiencia? Esa Onda Cero naciente era una radio pequeñita. Con vocación de grande, pero pequeñita. Una Punto Radio, vaya. 

5. Resumen de su historia a toda pastilla. Un resumen por su audiencia histórica y todo eso... 

Mucho dato, mucho dato... Pero para el 25 aniversario me apetecía hablar de qué ha sido Onda Cero en mi historial de oyente. Vosotros podéis contar vuestra relación con Onda Cero como oyentes en estos 25 años. Como eso ya está "desactualizado", mañana habrá que volver a revisarlo. 

Porque Onda Cero no es como el resto de radios. Es una empresa que en realidad han sido muchas radios. Ha sido una radio dependiente de distintas empresas que han hecho que cada Onda Cero fuera distinta. Mucha gente ha estado siempre, pero el producto ha sido muy distinto en muchas ocasiones. 

Yo conocí Onda Cero a finales de los años 90. Digo "conocerla" de conocerla. No de saber que existe, que de su existencia sabía todo el mundo. Mis primeros recuerdos son sus jingles (siempre con el saxo), su publicidad machacona y de bajo coste... Y también recuerdo el día en que descubrí que Onda Cero tenía podcast. Sí... Las cintas que podías pedir a la radio por mil pesetillas. Bajé de mi casa de crío, me metí en el coche y mi padre puso la radio... Escuché que la gente podía pedir cintas. Qué genialidad. 

Mi prima, que también es muy de oír la radio, me dijo que ella escuchaba a Julia Otero. Para mí, "la del 3x4". Probé. Nada. Volví a probar. Nada. Volví a probar. Me quedé a ratos. Pero esos ratos eran sagrados. Y unas vacaciones, con unos amigos, buscando el "Hablar por Hablar" en la radio dentro de la tienda de campaña, como latas en sardinas, nos salió Juan Antonio Cebrián. Yo no me enteré... pero un amigo se convirtió en oyente fijo. 

Y me quitaron a Julia. Y descubrí una Onda Cero pepera de Telefónica. Una radio horrible... Me habían quitado lo poco que escuchaba, pero esa programación rara me dio varios programas míticos: el "Ya te Digo", la recuperación del "Polvo de Estrellas"... Y ficharon a García. Me fui de Onda Cero. No me interesaba nada. Ni Marta Robles, ni Herrera -que me parecía un señorito que no me hacía nada de gracia-, ni Algarra -qué horror-, ni... nada de nada. Borré a Onda Cero de mi mapa. Ahora que lo pienso... "todo el mundo" se fue a la SER. Batió récord de audiencia. 

Y llegó Planeta. Yo me había "divorciado" de Onda Cero completamente, y tuve que ir redescubriéndola. Intenté escuchar a Gomaespuma por las tardes. Pero aquello no era lo que esperaba. Volví a reencontrarme con Cebrián... 

¡Por cierto! Para mí, el espíritu "ondaceriano" lo podría encarnar Cebrián. Llegó cuando la ONCE, al inicio. Ciego, con ganas de hacer radio. Se inventó un programa. Era de la cantera. Tuvo muchos horarios, sufrió los cambios de dirección completamente, volvió... Cebrián aún sigue en mi mente como "la esencia" de la cantera de Onda Cero. Así que el radiochip de hoy va de él recordando su historial en la radio. Radiochip esencial:



Y cuando ficharon a Julia, me debatía entre ella y Gemma. Y cuando terminaba Julia, descubrí un programa regional "Això no es Tot", que duró poco, pero me sirvió para descubrir quién era Alsina, que iba justo después. Así que terminé haciendo algo que no había imaginado jamás... No ser habitual de "Hora 25". Y hasta de vez en cuando picoteaba un poco de Herrera. De repente Onda Cero era "la rival de la SER" en mi mente. Me repartía. Con el tiempo, en muchos tramos me volví de Onda Cero. ¡Yo, que siempre he sido de la SER a muerte!

Y los fines de semana por la mañana estaba la Gemio. Ahí Onda Cero estaba vetada. Claro. Que bueno es lo bueno.

Onda Cero ha sido esa "radio B" que a ratos se convertía en "A", que nunca he considerado "una radio en sí misma", sino un juguete que ha ido cambiando de manos, una radio que al final ha optado no tanto por una indefinición política o una definición "blandita", sino por una definición "a ratos", por la indefinición "otros ratos", por ser una radio que ponía mucha pasta a ratos, y por ser una radio que no cuida la programación de verano otros ratos. ¡Qué rara ha sido siempre Onda Cero!

He consumido muchas horas de Onda Cero. Yo siempre bromeaba con que Onda Cero era esa radio que, cuando hacía que me enganchase a un programa, por los motivos que fuesen, lo mataban. Que si echaban a Julia, que si cambiaban los horarios del "YTD", de Pumares... Que si cancelaban "La Rosa..." No podía ser.

Es muy difícil ser "fan de Onda Cero". Es mucho más sencillo ser fan de la SER, de la COPE, incluso de RNE, que hay mucha gente tradicional que la deja puesta. Y es muy sencillo ser fan de RAC1 en Cataluña, o de cualquier autonómica que hable de tu región. Pero... ¿Fan de Onda Cero como cadena? ¿Eso existe? Es lo que tiene la indefinición o el no estar enmarcado o atrincherado claramente. Es lo que tiene el tener una historia "frankensteiniana". Onda Cero no ha sido una empresa. Han sido muchas, con una plantilla parecida. 

Y por cierto... a mí me gustaba el logo antiguo. El original. 

13 comentarios:

  1. Seguramente por ser tan rara, soy tan de Onda Cero. Con Telefónica me costaba, pero como engendro no había quién le ganara.

    ResponderEliminar
  2. Lo que no ha cambiado en Onda Cero es su publicidad machacona y de bajo coste.

    ResponderEliminar
  3. Publicidad cutre cutre Onda Cero y el grupo Atresmedia, eso no cambia, como el Acuone en su dia

    ResponderEliminar
  4. Pues yo tengo conocimiento de Onda Cero desde su inicio. Una de las ciudades donde tuvo emisora desde el principio o casi fue en Cartagena. Mis padres se aficionaron a "Protagonistas" y lo escuchaban (el uno en el trabajo y la otra en la casa). Luego siguieron con Carlos Herrera y ahora han acompañado a Herrera a la COPE. El resto de programas los escuchaban más esporádicamente. Mi padre tuvo una época un intento de cambiar el "Hora 14" por el informativo de Onda Cero, pero hice lo posible para evitar el cambio y lo conseguí :).

    ResponderEliminar
  5. El otro dia en la brujula pusieron los audios de sus origenes y tuvieron a su primera locutora. Estuvo curioso, deberias ponerlo como radiochip.

    ResponderEliminar
  6. Onda Cero nació de la suma de las emisoras que tenía la ONCE, Radio Amanecer, unas pocas en Extremaduras, algunas en Baleares, etc. y de la compra de la Cadena Rato (Rueda de Emisoras Rato). El primer artista de su primera programación fue Luis de Benito. Un año después ficharon a del Olmo.

    ResponderEliminar
  7. Historial de oyente:

    -Al principio, nada. Sí, había algunas emisoras puestas en algún bar para oír a Luis del Olmo, pero nada. También recuerdo más bien gráfico, de sus anuncios. Supongo que anuncios en La Voz, que para algo Onda Cero tenía alquilado su dial de Coruña (por no hablar de la etapa Radiovoz nacional + OCR).
    Los primeros zappings, para oír cómo era el deporte que daba. Con el primero agua: decían en Marca 21.00 El penalti pero sonaba otra cosa más política (el deporte y su importancia). Otro, en un zapping por oír no se qué, y me topo con un Radioestadio donde, en una época donde aún todo se jugaba a las 17.00 (salvo el partido de autonómicas, los europeos y el del Plus), el partido de la jornada era un... Rayo-Logroñés de 2ª. Sí, un partido de Segunda más importante que uno de Primera (aunque la jornada quedara un poco chuchurría sin los grandes). ¿Radio madrileña? ???
    Luego descubrí a alguien a quien sigo oyendo pero en otra radio: Edu García. Sí, su Radioestadio comenzaba antes que el TJ. Quizá por ello, por su estilo, cuando lo dejó SuperGarcía yo me quedé con Edu, ya en Cope.
    Para el siguiente contacto (y siguiendo con el orden cronológico) habría que esperar a que García aterrizara en OCR. Ahí oía al equipo transitorio en un amistoso de España, y me topé por primera vez (sin saberlo) con Juan Antonio Cebrián. Fue al despertarme, y con susto, pues desperté en medio de una Zona Cero donde hablaban del fin del mundo (profecías y tal)... El caso que sería la primera de una noche de bastantes con Cebrián, aunque fuera porque lo descubriera al dormirme con García. Si bien procuraba apartarme de las Zonas Cero...
    Tras la salida del equipo García, seguí escuchando el programa deportivo de las noches, al ser el que daba Radio Marca, con sus muchos cambios. Aunque, todo sea dicho, le daba prioridad al Tirachinas de Abellán y sobre todo al Radiador.
    Y en cuanto a no-política, lo que escuchaba y escucho, ya sin Cebrián y sin soportar mucho a Cardeñosa, eran las madrugadas de verano con En marcha y Javier Ruiz. Cosas de tener que levantarme a las 4 para trabajar (cuando lo hacía). Sí, también (por derivación) escuchaba a Salas, pero al que soy fiel es al Ruiz. En informativo, también pongo de vez en cuando el informativo de las 2 (por el confidencial y la crónica deportiva nacional). Y en deportes, oía a Héctor vía Radio Marca, y sigo oyendo la versión de los viernes (no las otras porque escucho a Sánchez en Radio Marca... uno de los garciístas que salió rebotado de OCR por el famoso ERE de primeros'00.) Un Héctor que supongo que será el que suceda a Ares cuando éste se jubile... por el estilo de ambos programas y la juventud del equipo de deportes, salvo Ares y Taboada.
    Ésta es mi crónica de oyente de OCR. Sí, habrá algún hueco, pero no muchos. Lo que no sé es lo de "programación de verano" poco cuidada... si siempre son los mismos suplentes. Como no sean los magacines de temática similar, claro. Ahí no hay la variedad de la SER o RNE, ciertamente.
    Que tenga suerte en el EGM. Es bueno tener una radio que no sea tan definida como otras. Aunque la RNE, desde hace un par de años, también se va centrando algo. Sin ser la de hace cinco, pero no la de 2012.
    Y que cumpla muchos más, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco cuidada, porque encima de ser los mismos y saberlo con tiempo, los programas de verano son malísimos. No tendrán medios, pero vamos. Es que peores no pueden ser (al menos Téllez es malísimo, por ejemplo; la del finde no sé si puede ser peor que Gemio).

      Eliminar
  8. Telegráficamente:

    Mi primer encontronazo con Onda Cero mientras hacía zapping: "Joan" Pardo cantando "Mucha caspa" en el Ya Te Digo. A partir del YTD! descubro a Pumares y a Juan Antonio Cebrián; por aquel entonces también estaba Herrera por la tarde si mal no recuerdo. Esa magnífica radio desaparece cuando entra C4H10: sale Pumares, Arús pasa a la Cadena 100 y desaparece tristemente Cebrián.

    Durante un tiempo escuché a Herrera y una cosa llamada "Julia en la Onda" que consiste en publicidad con interrupciones de 10 minutos por parte de una voz femenina; ahora mismo mi relación con Onda Cero se limita a escuchar a Alsina, del que soy fanboy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quieres decir, esa cosa llamada "Más de uno", que es publicidad con interrupciones de una voz masculina, no? Es denigrante. Lo mejor de La brújula es que era el programa de Onda Cero con menos publicidad.

      Eliminar
  9. ¿Seré el único que oyó el programa de inauguración de la emisora?

    Como oía el 'Arús con leche' de cadena Rato un día me encontré con el cambio de la emisora. A Cebrián me lo encontré una noche de verano, poniéndole los cuernos a Pumares. El programa de humor nocturno de Lesán. El programa/tertulia de Júlia Otero por la noche. Los gomaespuma con Del Olmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! Yo el programa de inauguración no. Pero sí fui de los que venía del arús con leche en rato (cadena catalana, aquí)

      Eliminar
  10. En los noventa un familiar la oía. La oíamos en casa por las mañanas (a la momia de ponferrada, que en paz descanse), qué cruz, que cosa más engreída.
    Sólo se salvaba el jardín de los bonsáis.

    En el coche por la tarde de vuelta a casa, a veces en el autorradio oyendo a julia (y yo que ya oía a Encarna, menuda diferencia encontrarme luego con la tal julia en la radio), y a veces la linterna si se hacía tarde. Menos mal que esta persona se dejó de ondas ceros allá a finales de los noventa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...