domingo, 15 de noviembre de 2015

testimonios

El tema de hoy podría ser si la radio estuvo el viernes por la noche a la altura. Obviamente, sí. Y si lo comparamos con la tele... pues la radio gana de calle. Esto sería un tema de poca discusión. 

Otro tema que ha pasado por el blog ha sido el "cortar la programación" para centrarse en la noticia. En general, el fútbol quedó poco a poco en un segundo plano, y todos hacia las 23 h. -a unos les costó más que a otros- se centraron en la noticia de los atentados de París. 

Otro tema sería si en este tipo de situaciones se ponen al frente los "pesos pesados de las cadenas". Y la respuesta es que sí, pero que esta vez no tenía mucho misterio porque todo ocurrió en tiempo de programa informativo. 

Así que... ¿de qué hablar en este caso? Pues de testimonios. Vamos a escuchar dos testimonios. Porque la radio tiene eso... que no sabes por dónde te pueden salir.

El primer radiochip de hoy es casi "bufo". De alguien tróspido que llamó a "Hora 25" para ¿informar? de lo que veía. El hombre estaba empeñado en decir "no es ETA, no es ETA". La llamada intentaba ser reconducida por Àngels... hasta que vio que era imposible, y supo resolver el momento. Radiochip desafortunado: 



Lo importante que es que la persona que está en ese momento (Àngels en este caso), esté suficientemente atenta y sepa capear "el temporal". Una llamada de alguien que en realidad no sabemos por qué quería insistir una y otra vez en lo obvio. ¿Reminiscencias del pasado? ¿Afán de protagonismo? ¿Simple ida de olla? ¿Acaso no era consciente de lo que estaba pasando a unos metros de sí? Lo importante en estos casos, como vemos, es que la presentadora pueda quitárselo de encima sin que se note tanto que el oyente sigue metiendo la pata y sin entrar en discusiones sin sentido. Estas cosas pasan a veces. 

Uno de los testimonios que para mí fue más alucinantes fue el de una chavala que entró en el "24 Horas". En este caso, el testimonio es... buf... De verdad, que impresiona. La chica se llama Blanca, estaba en París y empezó a comentar lo que vio con todo el nerviosismo que llevaba encima... Y el testimonio es el siguiente. La pobre, ante la noticia que le estaban dando en su propia casa... rompió a llorar.



Después del "hostia puta" que le salió del alma a la chica, seguir oyendo el radiochip es sólo para valientes. Alucino incluso con la ¿poca empatía? del presentador, o quizá es que estaba demasiado en su lugar abstrayéndose de lo que estaba escuchando, porque pocas veces en la radio he escuchado testimonios tan.... No sé qué adjetivo poner. Impactantes, quizá. 

En este tipo de retransmisiones nunca se sabe bien qué puede ocurrir. Los testimonios son de lo más impredecible. Pero lo que está claro es que para hacerte una idea de lo que ocurre... en tiempo real... ya se sabe... la radio. 

8 comentarios:

  1. Hombre, M.A. Domínguez se deja llevar por la frialdad del periodismo, pero luego reacciona y dice que él nunca había vivido algo así.
    Y lo cierto es que yo no recuerdo algo así. Ni en el 11-S ni el 11-M hubo un secuestro narrado en directo de esa manera.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Una errata muy habitual, en este caso más comprensible si cabe.

      Eliminar
  3. Yo creo que Miguel Ángel Domínguez está impactado y ya está. Es muy difícil enfrentarse a una situación así.

    ResponderEliminar
  4. El testimonio chungo de la noche se lo llevo Angels, un señor que estaba claro que no quería contar nada y a saber si estaba o no en París.

    Yo entiendo a Miguel Ángel Domínguez, la chica se,pone a llorar desesperada de repente y es difícil poder saber qué es lo que está pasando. Él tiene voz de preocupación y de estar descolocado con lo que está pasando. Ahora sabemos lo que estaba pasando pero en ese momento todo era una confusión.

    ResponderEliminar
  5. Si quitamos el vídeo en bucle de 10 segundos que grabó quien sea con su teléfono o el tener un mapa de Francia durante un minuto en pantalla, en TV en estos casos se intenta imitar a la radio. Siempre imitada, nunca igualada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que pretender informarse por televisión de noticias bomba es un error. La tele no está para informar en situaciones urgentes, requiere demasiado material para rellenar el enorme cauce de información que cabe por una pantalla.

      La gente no sabe lo difícil que es hacer televisión. Los que nos dedicamos a escribir lo sabemos, porque escribir está chupao. En comparación con la radio también. Bueno, miento: hay plumillas, compañeros míos, que se indignan de la información que dan las teles. Son los que más se indignan, de hecho. Haciendo tele les quería ver yo.

      Eliminar

    2. Y luego está Ana Blanco, claro.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...