lunes, 13 de octubre de 2014

quejas del entrevistado

Y aquí termina la semana de las quejas. Se me había ocurrido terminar con las quejas del entrevistado cuando le hacen una entrevista. 

Al lío: Resulta que Mònica Terribas tuvo la idea de invitar a Rosa Díez. La Terribas siempre ha sido muy incisiva, y cualquier político que pasaba por sus manos terminaba sacando algún titular. Desde hace tiempo es la entrevistadora de cabecera de la radio y tele públicas catalanas. Y en vez de querer sacar titulares, sí que es verdad que parecía que había concertado la entrevista a la voz de "oye, conseguidme a Rosa Díez, que se va a enterar ésta". 

Según Risto el otro día en el Chester, Rosa Díez era la señorita Rottenmeier. ¿Quién sería la Terribas? ¿La que se pegaba en el cole con la Rottenmeier? Se respiraba tensión. Rosa Díez repetía sus ideas-fuerza igual que Pablo Iglesias, Errejón y compañía (que pregunten lo que pregunten sueltan sus frases que van a su rollo), y parecía que la Terribas solo quería trasmitir a la líder que ella personalmente no estaba de acuerdo con ella, y a correr. Y alguna introducción de las preguntas eran rebatidas por la propia Rosa Díez. El rollo era: "pregunta lo que quieras, pero partes de unas ideas que no son". 

La Terribas hizo una pregunta curiosísima... "¿Es peligroso lo que está pasado en Cataluña; que una mayoría de gente salga pacíficamente a la calle a pedir una consulta...?" Si es una mayoría de gente, ya ni consulta ni leches. ¿Para qué, si sabe que salió a la calle "una mayoría"? Con ese ojo clínico, ni gobierno, ni prensa, ni policía, ni Espe... La Terribas debió de ver casi a 4 millones de catalanes en las calles. A partir de ahí pervirtieron ambas la palabra "purulento", que según la RAE significa "que tiene o segrega pus". 

Escuchad la tensa entrevista en este radiochip upeidé:


"Me tengo que ir a la sesión de control del gobierno, una vez que ustedes -y se lo agradezco- han controlado a la portavoz de Unión, Progreso y Democracia en esta entrevista". ¡Wala! Pero... ¡wala, wala, wala!

Madre mía... Eso es una queja, y lo demás, tonterías. 

5 comentarios:

  1. La Terribles (pronúnciese terriplas) como la llaman los que hacen coña en Catalunya. En algún sketch la ponían repitiendo todo el rato"¿Por qué?" al entrevistado, o soltando collejas a diestro y siniestro.
    ... pero es de la costra, aunque fué el tripartito quién la puso de directora en tv3.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. La costra nacionalista. Definición dada por un diputado del PSC en referencia a como ponía a caldo RTVC al gobierno del tripartito y como representaba al mundo. Más o menos lo que pasaría si los directivos, periodistas y presentadores de RTVE siguieran siendo del anterior gobierno tres años después de que hubiera cambiado el color de este.

      http://elpais.com/elpais/2007/12/04/actualidad/1196759820_850215.html

      Eliminar
  2. Sin entrar en el discurso político, el tono de Mónica Terribas es hostil y ralla la mal educación. Que alguien me corrija si me equivoco, pero creo que sus inicios radiofónicos no apuntaban hacia este estilo casi federiquiano de hacer radio. Cada vez que la escucho, la imagino rodeada de estampitas de Artur Mas con una estelada a modo de capa atada al cuello

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...