lunes, 23 de febrero de 2015

el falso documental

Ya intuirás que me refiero a lo del 23-F del año pasado. Al reportaje del Follonero. 

Mogollón de gente cayó en la trampa. Mogollón de gente cayó en eso del "ya lo decía yo". Mogollón de gente cayó en eso de entregar todo el sentido crítico que podía tener en manos del Follonero. Yo añado que solía coincidir -leyendo Twitter- que los que más "ven más allá" -los que más conspiranoias ven y que más cortinas de humo ven en cada una de las noticias que van pasando- fueron los primeros en jugar al "por fin alguien dice la verdad". Sin siquiera poner en duda lo que veían en la tele. 

Aquel programa no se llamó "Salvados". Aquel programa decía, antes de nada, que esperáramos al final. Yo creo que la gran mayoría de los que hemos escuchado en la radio mil millones de veces historias del 23-F (aunque no lo viviéramos), no caímos. Sumamos ambas cosas... ¡Pam! ¡La Guerra de los Mundos!

La de millones de veces que nos han contado en la radio el golpe... La de miles de millones que hemos escuchado a los protagonistas hablar de aquello. Una cosa insistente, que llegaba a la pesadilla... ¡Y aún así la gente entrega su capacidad crítica a un programa de tele así como así! 

Tengo amigos que aún diciendo en La Sexta al final que todo era "una broma", aún seguían diciendo: "pues yo me lo he creído, y seguro que esto es verdad". Y fijo que tú también tienes amigos igual de cabezones. Como la Talegón. 

Y rápidamente se empezó a preguntar la gente si con aquello perdía credibilidad Évole. Pasado un año, la verdad es que nadie -creo- a día de hoy ve un programa de "Salvados" y cree que todo es trola a causa de su propia "Guerra de los Mundos". También se dijo de Iñaki. Él mismo al final decía algo así como "anda, en la que me he metido". ¿La gente iba a comprender aquello? Y otra cosa más interesante: ¿Cómo se logró meter en el ajo a algunos personajes? 

Y claro... Ponemos un ejemplo: Garci. Resulta que Garci estuvo en "La Tarde de Dieter". Y estuvo hablando con Girauta y compañía de este mismo programa. Escuchad el radiochip garcitrola:



La radio cada poco tiempo rehace "La Guerra de los Mundos" y lo emite. Yo terminé diciendo la última vez que por qué no se atrevían en la radio, si tan guay fue aquello, a hacer exactamente lo mismo, pero... con un guión creíble. ¿Jugamos al postureo? ¡Pues venga! Todos ensalzan aquella obra y la reproducen, pero cuando se hace algo parecido años después, se pone el grito en el cielo. Siempre pongo el ejemplo de la bronca que les cayó a los del "Si Amanece..." por hacer algo así

O sea... Que en la radio se ensalza y reproduce aquella obra; se le pone de que fue lo más de lo más, y que vaya obra maestra... Y cuando alguien hace algo parecido se le tira a la basura a la primera de cambio. 

Yo soy partidario del no jugar a las guerras de los mundos. Soy del rollo "mira, mejor no jugar con eso". Pero si se juega al postureo de "qué grande fue aquello", no admito que se dijera que lo de Évole fue lo peor de lo peor. O una cosa, o la otra. Cada vez que se posturee con la obra clásica, que sepan que están justificando que de vez en cuando alguien juegue a ese juego. ¿No es lógico?

Mejor dicho... "cada vez que se posturee con lo que se suele decir o la imagen que se tiene de "La Guerra de los Mundos" cuando se habla de ella". Porque, como ya comenté una vez, lo que se "reivindica" con esa obra no tiene tantísimo que ver con lo que fue en realidad

7 comentarios:

  1. Hace un año, cuando ocurrió el Affaire Évole 23F comenté, y lo sostengo, que el problema con Évole es que haces un programa que se basa en la credibilidad, pero que con éste del 23F te cargaste esa misma credibilidad y confianza. Creo que no es comparable con La Guerra de los Mundos. No creo que Orson Wells tuviera la misma condición y posición en los medios que tiene Évole. Welles era un tío que hacía ficción, de manera innovadora, rompedora y montó un espectáculo que parecía verdad, pero que era realmente ficción. Évole hace periodismo, por tanto real, y montó una ficción.

    ResponderEliminar
  2. Lo del 23-F demostró que lo que mejor hace Évole es el follón y el humor. Ahora se dedica a cosas de mayores (tampoco lo hace mal), pero lo suyo es otra cosa.

    ResponderEliminar
  3. El famoso documental de ÉVole,hacía aguas desde el minuto tres.Cuando se decía que Manolo Summer en una lista para el gobierno provisional...Además,Garci no era,por ejemplo,de SS.II. en TVE.Iñaqui Gabilondo era el jefe de informativos.Erquicia era otro de los que vivió el momento.Además,había muchas intencionadas meteduras de pata.Molestó mucho.Casi piden pena de prisión y destierro para ÉVole.Pues hay algunas personas que siguen creyendo en la verdad oulta del falso documental. "...cuando el río suena...". Si empezamos a ver mentiras y verdades,en radio y televisión por reportajes de investigación,empezamos y no terminamos.Évole para inspirarse,copió un documental francés titulado 'Operación Luna'.Dicho programa hablaba sobre la mentira del Apolo XI y el rodaje en unos estudios que hizo Kubrick.Justo en los créditos,salen los participantes contando y destapando el engaño.Algo parecido,pero a mayor nivel,se hizo con 'Alternativa 3'.De todas formas,conocemos cada detalle del Golpe como si hubiéramos estado con Tejero pistola en mano.Se confirma que si sale por televisión es verdad.

    ResponderEliminar
  4. Por no hablar de aquello de Delgado y la URSS... que resultó adivinatorio. Aunque era cuestión de tiempo, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.youtube.com/watch?v=oOPFMcgk1Xk
      https://scriptaverba.wordpress.com/tag/manuel-delgado-ruiz/

      En 1991 se emitió la primera entrega del programa “Camaleó”, ideado por el antropólogo español Manuel Delgado junto con el realizador Miguel Ángel Martín para la segunda cadena de la televisión pública española (TVE2). Dicho programa debía formar parte de una serie de simulacros televisivos en falso directo. La primera entrega fue un falso informativo en el que se relataba, en tiempo real, un golpe de Estado en la URSS y se especulaba con la muerte de Gorbachov. Causó un pequeño conflicto diplomático entre España y la Unión Soviética, el programa fue cancelado y sus organizadores despedidos. Si en el caso de “La Guerra de los Mundos” la asimetría estaba en el desamparo de la audiencia en el tiempo real, en “Camaleó” nos mostraban un hecho plausible, lejano y encajaba con la información difundida durante años con la intención de celebrar un debate tras el programa dedicado a la capacidad de manipulación de los medios. Por si fuera poco, algunas otras emisoras de radio y televisión difundieron la noticia, ampliando la credibilidad de la misma, pese a que el programa había avisado que todo era un simulacro. Tal como el mismo Manuel Delgado comenta en su blog, pocos meses más tarde sí hubo un golpe de Estado en la URSS, muy parecido al apuntado por su programa.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...