domingo, 28 de junio de 2015

censura gaylor

Del último programa de "Milenio 3" habrá que hablar... tras el EGM del jueves, un día de éstos. "Milenio 3" se despide de la radio sin un Ondas, pero con una legión de seguidores.

Vamos al tema de hoy...

En 1985, hace 30 añacos, los Dire Straits sacaron una canción que los que recuerden los "momentos tenientes" conocerán como la canción del "baby, dame queso roñoso". La canción en realidad se llama "Money for Nothing". Y resulta que esta canción fue censurada en la radio canadiense en 2011. 

Resulta que un oyente protestó porque en esa canción, en un momento dado, se pronuncia la palabra "maricón" -aunque en español en aquel momento lo traducían como "mariquita"-. El oyente canadiense, que estaba escuchando Oz FM -así se llamaba esa emisora- escribió a la CBSC (el consejo canadiense que se ocupa de estas cosas de la radio) que dijo que tenía razón el oyente... y ¡hala! Censurada. 

Esto lo contaba José Ramón Pardo hace años en "No es un Día Cualquiera" de RNE. El radiochip faggot es el siguiente:



Después de todo esto, como veis, existe la otra versión, sin el "faggot". Sin embargo, la polémica siguió. Porque claro... No es él el que llama "maricón" a nadie. Es el personaje de la canción el que le llama eso al personaje pinchadiscos de la MTV inventado. Así pues... ¿Estaba justificado esto de poner una queja? Unos decían que sí, y otros decían que a ver si ahora nos íbamos a pasar a ser unos puritanos. Como es el día más gayer del año, cuadraba aquí la pregunta.

De todas maneras, y volviendo al inicio, hay que pensar en la de canciones que nos hemos ido tragando en inglés y que, por no saber inglés bien, las cantamos como si tal cosa. Quien sabe mucho inglés sonríe cada vez que en una fiesta de niños, que antiguamente pondrían a Parchís en sus altavoces, ponen tan felices a Lady Gaga y su "Poker Face" desconociendo que en realidad lo que quiere decir esa canción es "Fóllale la Boca". Y los niños tan felices. Igual hasta van a un colegio bilingüe y todo.

Sin embargo, recuerdo que de niño, escuchando al gran José Luis Velasco, puso una versión de "American Pie" en la que al final sonaba un pitido larguísimo. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no tomaron ningún tren a la costa... Se pensaban que los españoles de la época eran tan listos que iban a entender tal ofensa (¿?) a la Santísima Trinidad, y podían escuchar la canción con eso bajo pitido. ¡Pero si eso no lo iba a entender nadie!

Las canciones, las censuras, el puritanismo, las traducciones, las interpretaciones, el pasar de los tiempos... Los límites se mueven con los tiempos. Los límites de la autocensura y de la censura. 

7 comentarios:

  1. Ya que haces entrada aprovechando el día del orgullo gay, me sorprende que nadie haya comentado la salida del armario de Juan Antonio Alcalá y por qué es el primer periodista deportivo del que tengo constancia que lo haya hecho, mientras que en otros ámbitos de la profesión está mucho más normalizado. ¿Tan cerril es ese mundo como aparenta desde fuera? ¿Son todos Ronceros prototípicos? (dicho desde el total desconocimiento de la opinión de Roncero en estos temas, pero suponiendo lo que opinaría de ser medianamente previsible)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocido es que en el mundo del deporte prima el ir de "machito" por la vida. Queda muchísimo por recorrer, sobretodo, en el mundo del fútbol. Debe ser que hay cosas que se pegan a los periodistas, y mientras en unos ámbitos del periodismo da igual la orientación sexual parece que en otros no lo terminan de entender. O si, pero prefieren no salir de, armario.

      Eliminar
    2. No sé qué va a opinar Roncero de la homosexualidad. Lo suyo es ser fan del Real Madrid, no se mete en otras movidas.

      Hay una idea equivocada de Roncero como fan protofranquista, rancio, y nada más lejos de la realidad. Es como un niño. Prefiero mil veces a los ronceros que a sus presuntamente muy inteligentes críticos, por no hablar de periodistas sesudos como Segurola, que lo que hacen es aburrir a las farolas.

      En cuanto a Alcalá, cualquiera que hubiera echado un vistazo a las cuentas que sigue en Twitter podía deducirlo. De hecho yo hice un comentario al respecto ;)

      Ah, por lo demás, es normal que en el mundo del deporte, tanto jugadores como periodistas haya menos gays que en la media de la sociedad, al igual que en el mundo del arte abundan más que la media. Si este concepto molesta a alguien, que se lo haga mirar. Es la realidad, y es de cajón: el gay es afeminado, y tiende más a las disciplinas bellas, que el hetero, que tiende más a los ámbitos de la fuerza.

      Eliminar
    3. Ah, así que fue usted el que me puso sobre esa pista... A mí tampoco me sorprendió, porque le hice caso y la lista de seguidos era bastante reveladora.

      Siguiendo el razonamiento (que comparto hasta cierto punto) de ese último párrafo, deberíamos tener más deportistas femeninas fuera del armario y tampoco, así que algo pasará.

      Eliminar
    4. Eso es verdad.. relativamente. Tenistas hay unas cuantas, no sé si salidas del armario oficialmente, pero al menos sí conocidas por todo el mundo. (Navratilova es pública y notoria, Novotna, Billie Jean King, Mauresmo). De hecho, durante un tiempo se decía que la mayoría de las tenistas eran lesbianas. Y quitando el tenis, el deporte femenino mueve poco dinero y poco interés mediático.

      Quizás debería haber más atletas salidas del armario, pero desde la RDA el atletismo femenino ya tiene bastante con lo que tiene (me temo).

      En cuanto a las periodistas, hay muy pocas periodistas deportivas mujeres. Y de las que hay, además de Paloma del Río (que acaba de salir, igual que Alcalá), ya sabes que se rumorea de otras.

      Pero en fin: es verdad que salir del armario no es baladí, haya muchos o pocos gays en el deporte. Son debates distintos.

      Eliminar
    5. Lo de Paloma del Río me lo esperaba bastante, lo de Alcalá nunca me había parado a pensarlo.

      Eliminar
  2. Mira que quiero, pero yo tampoco me encuentro de ánimo para hacer mi post de despedida a Milenio 3. Me alegro de que hayas recordado lo del Ondas y la legión de seguidores. Aunque para ser rigurosos y según la amiga Wikipedia serían varias legiones: "Consistía en un cuerpo de infantería pesada de unos 4200 hombres, según el historiador antiguo Polibio,1 que más tarde alcanzaría entre los 5200 y 6000 soldados de infantería y 300 jinetes para completar un total de entre 6000 y 6300 efectivos, según nos cuenta Tito Livio." Un poco de chanza. A ver si lo digiero y escribo. Te sigo leyendo. Anoche recomendaron tu blog, felicidades.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...