miércoles, 24 de junio de 2015

Marujita y la radio

Marujita Díaz ha muerto. María del Dulce Nombre Díaz Ruiz fue una de las grandes, grandes, grandes del espectáculo en los años 50 y 60. Hizo pelis, teatro, tele... En los últimos años era uno de las caras típicas de los programas de corazón... Y hasta en la página de la SER ayer, en la noticia de su muerte, había puesto un tuit de Dinio. ¡De Dinio! ¡En la SER un tuit de Dinio! Marujita fue un icono del espectáculo de los 50 y 60... Pero también nos ha divertido mucho en los últimos años. Eso es así. Nos ha dado también buenos ratos en las dos últimas décadas. 

Pero esto es un blog de radio... Y lo que procede recordar de Marujita es la época que va de 1988 hasta 1996. ¿Por qué? ¡Es obvio! ¡Formaba parte de la mesa camilla de Encarna Sánchez! La "tertulia femenina" que en realidad es el precursor lejano del "Sálvame" de hoy. De hecho en el radiochip de hoy hablan de que si meriendan, que si tal, que si cual... Que sí hablaban de cosas del corazón... Pero no solo eso. Despellejaban al personal, se dirigían a ellos personalmente a través de la antena, contaban cosas personales suyas, se cantaba ahí cuando menos uno se lo esperaba... Menos enfadarse entre ellas delante del público, casi, casi aquello era casi, casi un "Sálvame". 

Marujita Díaz era una de las fijas. Locuras, gritos, cachondeo, salidas de tono... En el radiochip de hoy, que es de 1993, hablan de parados, hablan de que era Marujita era la que escribía las entradillas cantadas de la sección... Escuchad el radiochip marujito:


La canción a la que se refieren de "qué maravilla, la mesa camilla" fue un radiochip del año pasado... Por si alguien quiere cotillear.

Y ahora viene la frikada total. ¿Habéis visto la imagen? Es una rejilla de ésas de ir por la calle... Para hacer de respiradero de un subterráneo. Pues bien, no es el cuarto de las ratas de Zipi y Zape. En todo caso será el cuarto de las ratas de la COPE. Habrá muchísimos madrileños que habrán pasado por la calle, al lado de la radio episcopal, y jamás se habrán percatado que la ventana que hay debajo de esa rejilla, según me contaron, es la que se corresponde con el estudio de Encarna. El estudio de la mesa camilla.

No estoy seguro de si le añade o le quita encanto a todo esto el hecho de saber que aquella sección aún recordada se hiciera en un estudio bajo tierra y con una salida al exterior con tan poco glamour. ¡En un sótano sin encanto! Y lo peor de todo, como último dato friki, es que me contaron que el lunes de la semana pasada fue cuando la mesa -donde Encarna, Marujita y el resto de las folclóricas despellejaban al personal, cantaban y merendaban...- fue desmontada.

Marujita también fue radio durante 7 años. Formó parte de esa cosa esperpéntica que tanto le molaba al personal por la tarde en la radio. Años más tarde también formó parte de esa cosa esperpéntica que tanto mola al personal por la tarde en la tele. Y lo bien que nos lo hemos pasado, oye.  

2 comentarios:

  1. Lástima que en el audio hable tan poco. Pero me encanta que terminen cantando "mírala cara a cara que es la primera [...] Por las tardes te escuchan los españoles, y en un grito te dicen ¡ole!" xD

    Ese respiradero describe algo undeground, subversivo y agitador, justo lo que era esa mesa camilla. No se me ocurre mejor lugar para emitir el show de Encarna que en un sótano a la altura de los ratones.

    ResponderEliminar
  2. El cuartel general madrileño de COPE -sin "La", porque yo lo valgo- tenía, además de la zona de catacumbas, la zona noble en el mismo edificio pero dos pisos más arriba con la sede de damnificados por el aceite de colza por medio (hasta la reforma).

    El ascensor era un lugar fantástico para toparse con algún comunicador/a de fuste y tenerle sólo para ti durante veinte segundos ;-)

    David [eR]

    ResponderEliminar