sábado, 5 de marzo de 2016

gominolas de petróleo

Muchas veces hablamos todos de lo parciales que son muchos periodistas, medios de comunicación, etc. Si son de derechas, de izquierdas, amiguetes de uno u otro... Lo de siempre. Los hay que van a saco, los que dejan hablar a la gente, los que no... Los que buscan un titular, los que buscan una explicación, los que buscan dar leña por dar leña, los hay que ajustan cuentas... Lo típico. 

Hay cosas que no son opinables. Algunas cuestiones científicas lo son. Por ejemplo, si el Universo tiene forma de silla de montar o si es o no parte de un multiverso, o si un día el aumento de entropía será lo energéticamente desfavorecido, o -hasta hace 4 días- si existían o no las ondas gravitatorias. Vale. Cuestiones de ésas hay unas cuantas. 

Pero hay cuestiones que no son opinables. 

La Gemio, el otro día, hizo una entrevista al que lleva "Gominolas de Petróleo", que es un blog que recomiendo, y que trata sobre esas cosas que se dicen de los alimentos, y que intenta responder preguntas que la gente se hace sobre lo que come. Se llama así por el típico mito que dice que las gominolas están hechas de petróleo. 

La cosa iba sobre alimentos, y la Gemio tenía al que lleva el blog -doctor en CTA- y un señor que había escrito un libro -ay, Dios- al que defendía todo el rato la Gemio, y poniéndole al mismo nivel que el científico. Poco menos que el del libro le quería dar lecciones... ¡Ay, ay, ay! 

Nuestra querida y poco ilustrada amiga Gemio vino a decir que entendía que los científicos "son así, y que ve lógico que defiendan la ciencia". ¿¿¿¿¿Cómo????? ¡Pero se piensa que la ciencia es una secta o una religión! 

¡Mira, Gemio! A ver... Te reto a que tires a tu mascota por la ventana. Total, si no crees en la ciencia, la ley de la gravedad quizá sea un camelo y el gato no aparezca muerto en el suelo. ¡Inténtalo! Ya verás qué risas. Podrás hacer minino al horno. Eso no te lo arregla ni el de "Como el Perro y el Gato". 

La ciencia tiene eso... Que sus leyes se cumplen creas en la ciencia o no creas. Porque la ciencia no es una cuestión de creencias. ¡Ahí está la gracia! Como decían en "Crónicas Marcianas", lo que es, es. Quieras o no. La Gemio le daba cancha a un señor que mientras le estaba escuchando yo me estaba tirando de los pelacos. Buf... Aquí va el radiochip petrolero: 



Ser imparcial en política es una cosa difícil. Muchos lo intentan. Hacer una tertulia o moderar un debate de manera imparcial o no partidista quizá sea un poco más fácil. Pero es que hay cosas sobre las que debatir es poco menos que ridículo. La Gemio da voz a las pseudocosas, y pone en duda lo científico. Cree que lo científico es una creencia y se queda tan pancha. 

Es un error que alguien como la Gemio se empeñe en tratar estos temas "para instruir a la gente" cuando ella es completamente no solo es ajena al tema del que va a hablar -que eso es normal-, sino que toma partido -mal- y además pone en duda a los invitados. Y a la ciencia. Tanto pedir que investiguen sobre enfermedades raras... y se pasa la ciencia por el arco de triunfo. Increíble. De traca total. Y sí, han tocado mi corazón de científico. 

Creeros lo que dijo el de "Gominolas". Lo que dijo el otro señor... no. Y escuchar esas defensas de la Gemio son casi pornografía para cualquier científico. ¿Cómo puede ser que esta mujer siga haciendo radio? En serio. Yo es que no puedo con la vida. 

19 comentarios:

  1. Por una vez, y sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con la Gemio. Los cientifistas sois una secta y unos fundamentalistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Um. ¿Quieres decir que si la ciencia no es opinable, no hace falta defenderla como si lo fuera?

      Eliminar
    2. Exactamente. Que los cientifistas defiendan tanto la ciencia es bastante sospechoso.

      La ley de la gravedad no necesita que nadie la defienda, porque nadie la critica. En cambio, esas otras cosas que según los cientifistas son tan evidentes, necesitan ser defendidas constantemente. Deberían hacérselo mirar.

      Eliminar
    3. Y aquí conviene citar al cardenal Ratzinger, para mostrar hasta qué punto la razón produce monstruos: "En la época de Galileo la Iglesia fue mucho más fiel a la razón que el propio Galileo. El proceso contra Galileo fue razonable y justo". Se refiere Ratzinger a que Galileo publicó su teoría del heliocentrismo sin tenerla atada y bien atada. ¡Herejía!

      Eliminar
  2. O no pillo el sarcasmo de C. o se ha convertido en el troll oficial del blog. Es la primera vez que no comparto (para nada) su punto de vista. La opinión no cabe en el método científico, el proceso que más ha ayudado en la historia de la humanidad al avance de la técnica y a la comprensión de nuestro universo. Me entristece que gente con (relativa) influencia mediática se deje llevar (por ignorancia o por interés en audiencia) por argumentos falaces y supercherías con tal de generar falsa polémica con la que dar que hablar. El término cientifista casi siempre se usa peyorativamente por partidarios de pseudociencias y religiones varias para intentar desacreditar a la ciencia, pero ésta no es argumentativa, sino demostrativa, universal y experimentalmente repetible e incluso falsable, por lo que no deja resquicio a lo opinable. Por mí como si Ratzinger hace aviones con papel de fumar, no hace falta defender nada, es muy sencillo rebatir una teoría usando el método científico, para eso está.
    Dicho esto, tampoco he entendido nunca cómo a Pacman le chiflan tanto programas como Milenio 3 (bueno, sí, formalmente es la leche) o mamarrachadas tipo GH (supongo que frívola vía de escape de la realidad cotidiana).
    Ante la ciencia no caben equidistancias, es cierto que la Gemio hace el ridículo (aunque no más que de costumbre) equiparando a sendos invitados. Por mi parte intento mantener cierta salud mental oyendo los programas semipreparados de Del Pino o leyendo a Popper o a Rosenberg a esas horas, que falta hace.

    Saludos hertzianos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, lo de cientifista (el que cree que la ciencia tiene las respuestas para todo, y que además las tiene ya) es peyorativo. Pseudociencia la que tengo aquí colgada. Como bien dices, no caben equidistancias, o conmigo o contra mi. No querría elegir (la ciencia es estupenda, cuando no se usa de forma radical), pero ya que obligáis, estoy en contra.

      Un buen científico es el que acepta que puede estar equivocado y respeta lo que no conoce. El cientifista es soberbio, vanidoso e ignorante.

      En cuanto a Pacman, lo único que le salva de su cientifismo es precisamente que se permita el petardeo de GH. Si no, sería insoportable, como son la mayoría de los cientifistas.

      Eliminar
    2. Ejemplos de lo equivocada que está la ciencia hay montones, pero algunos son tan evidentes que dan vergüenza.

      Ejemplos: el Nobel a la lobotomía. La consideración por parte de la OMS de la homosexualidad como una enfermedad hasta hace nada. Por no hablar de las décadas, siglos, que pasaron hasta que se descubrió lo dañino que era el tabaco. Son ejemplos que a los cientifistas no les gusta recordar porque sería aceptar que pueden estar cometiendo verdaderas tropelías, ya sea por influencia de los lobbys empresariales, o por simple soberbia intelectual.

      El día que la homeopatía haya cometido tantos crímenes como la lobotomía o la OMS persiguiendo la homosexualidad, tendréis derecho a dar lecciones. Mientras, un poco de humildad, mediocres ignorantes.

      Eliminar
    3. Tienes razón en gran parte de lo que expones, pero creo que haces referencia más a la farándula y al factor humano que rodea a la ciencia que al método científico en sí mismo, que es lo que yo defiendo al fin y al cabo en mi argumento.
      Por supuesto que han existido (y existirán) conclusiones científicas equivocadas o parciales, pero lo maravilloso del método científico es que toda hipótesis es falsable antes de tomar rango de teoría, cuyas futuras comprobaciones podrán a su vez ratificarla o complementarla.
      Por supuesto, el método científico no es perfecto, pero es la mejor herramienta de la que disponemos para la comprensión de cuanto nos rodea. Con él es posible demostrar sin duda alguna que la homeopatía se encarga de vender agua o la radiestesia de no encontrarla. Cada cual es muy libre de opinar lo que desee y gastar su dinero como mejor estime, pero la grandeza del método científico estriba en que una conclusión puede ser refutada usando el mismo método científico, en el que se impone la experimentación empírica. Las opiniones aquí sobran.
      Así, resulta innecesario que ninguna persona dé su punto de vista sobre una conclusión científica. Afírmela o rebátala desde el método científico, lo demás no difiere de la charlatanería de los vendedores de crecepelo.
      No confundamos a las personas u organizaciones (con sus egos, intereses, burocracia...) relacionados con la ciencia, con la ciencia en sí misma.
      Me entristece comprobar cómo día sí, día también, se dan en la radio estos ejemplos de divulgación científica tendenciosa, ya sea por intereses comerciales o por ignorancia y amarillismo, como en este caso.

      Saludos escépticos

      Eliminar
    4. "Sin duda alguna". Presumes del método científico, y metes una expresión que es absolutamente incompatible con la ciencia. Escepticismo el que tengo aquí colgado, tienes tus conclusiones hechas y utilizas argumentos cientifistas para justificarlos.

      Sois insoportables, pesadísimos y cabezones a más no poder.

      Eliminar
    5. XD, seguramente sea todo lo que dices en el último párrafo, aunque no conozco a ningún "cientifista"; me temo que no ha lugar el uso del plural en mi caso.
      Sin duda alguna, no seré yo quien instruya a nadie sobre diluciones o el número de Avogadro en el blog de un químico. No presumo de la metodología, sólo defiendo sus virtudes, ya que no necesita de argumentos ni justificaciones verbales.

      Saludos insomnes

      Eliminar
    6. Es que la homeopatía no tiene nada que ver con la química. Es el problema de la medicina moderna, y de la sociedad en general: se fija más en la química que en la física, que es la que viene al caso. Y me temo que yo se más de física que el autor del blog.

      Eliminar
    7. Y menos de radio, que ya es difícil. Y eso es lo que nos reúne aquí.

      Eliminar
    8. C. Retuerces el discurso para tratar de confundir al personal. Ilústranos, por favor.

      Eliminar
  3. De esta diré que una vez escuché un podcast de su programa sobre el colecho, dirigiendo la conversación de manera bochornosa, ridiculizando algo tan inocente como dormir con un bebé, siendo parcial donde casi no hay lugar para serlo, dada la compatibilidad del asunto. Por eso, me da pereza escuchar este radiochip.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un minino, como la mayoría de los mamíferos, si no es sacrificado convenientemente, no estará bueno, ni al horno ni al espeto.

      Eliminar
    2. Lo curioso es que, precisamente, el colecho es propio de gente naturista y homeópata. Lo cual demuestra que la Gemio acierta (en este caso), pero por casualidad.

      Eliminar
    3. El colecho es dormir con tu bebe de toda la vida, eso es lo mismo que decir que plantar zanahorias en la huerta es de naturistas, antroposoficos o biofrikis.Otro tema es lo del apego, tan científico como sentido comun que falta muchas veces en estos casos.

      Eliminar
    4. Lo que es de naturistas es llamarle colecho. Y criticarlo (el hecho en sí, y el nombre), de neocientifistas.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...