domingo, 14 de mayo de 2017

que no se note

Hablaba el viernes precisamente de una sección semanal del «Hoy por Hoy» que va grabada y que se nota demasiado. Además, hablaba de que se notaba que ni siquiera quien presentaba se había escuchado la entrevista en la que se supone que intenvernía... 

Vamos a su viajar a la competencia de Gemma. En el programa de Lucas hay un trocito, después de las 12 h., algunos días, que la hace Alsina. Es la sección que todos llamamos «el tintero», en la que cuenta siempre una historia interesante, curiosa... algo que mola. Algo que no te esperas. Son unos cuantos minutos —grabados— en los que te quedas al otro lado de la radio escuchando algo que te sorprende o que simplemente está bien contado. 

Sí, se nota que está grabado. De todas maneras, Lucas intenta hacer ver muchas veces que dialoga con Alsina. Esto no sé si es un intento de darle naturalidad a la cosa o una manera de quedar en evidencia... Pero bueno, oye, si lo hace así, así queda. 

Lo que pasa es que son unos cuantos minutos en los que se nota que el presentador se ausenta. Pasa de escuchar el contenido de su propio programa. Me acuerdo de una vez, el año pasado, en que Alsina contaba la historia de un caballo al que le adjudicaban unas dotes de inteligencia grandiosas. Y resulta que... Bueno... Es el radiochip equino de hoy: 


Como veis, al principio Lucas hace como que dialoga con Alsina. Luego sigue la grabación... Y aquí es cuando Lucas supongo que pasa de escuchar lo que se está emitiendo en su propio programa. Aquí es donde se nota que pasa mil. Porque resulta que al final, cuando termina la historia y se desvela que el caballo no es tan inteligente como obediente, Lucas termina con un: «Eso es verdad, inteligente era... Bastante para ser caballo.»

Si estás escuchando con atención te das cuenta de que ha pasado millas de lo que estábamos escuchando los oyentes. No sé... Es que como tengo la sensación de que el programa de Lucas muchas veces no se llena de contenidos sino que se rellena con cosas, y que si esto le rellena 10 minutos... Pues venga, a otra cosa. Como si en realidad le importara poco lo que suena en el programa.

Igual es sólo una sensación mía y luego resulta que es una sección que le encanta y que se devora todos los «tinteros» en su casa y que se los baja en podcast... Pero en una apuesta con dinero, yo al negro, un par, y pasa.  

4 comentarios:

  1. Cómo sois los alsinistas. Encima de que Lucas os da, de manera extraordinariamente generosa y nunca bien ponderada, minutos en su programa, ¡queréis que lo escuche!

    ResponderEliminar
  2. A mí lo que me hace gracia es «lo bueno que es Alsina y lo malo que es Lucas», cuando Alsina se está pegando hostias un poco más grandes de audiencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no es eso lo que dice Pacman. Podría mirarlo, pero prefiero que os peléis vosotros. Fdo: Detritus.

      Eliminar
    2. Alsina hace un producto para minorías de buena calidad (aunque venido a menos), y Lucas uno para mayorías de calidad mejorable. El resultado es que ambos tienen audiencia parecida. Salvo que a efectos publicitarios sea más interesante el oyente de Alsina, supongo que a Onda Cero le traen sin cuidado estas distinciones frikis.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...