domingo, 17 de julio de 2016

demasiado tarde

Me da rabia cuando tengo en mente hablar de algo y digo: «Bah, ya escribiré más adelante de esto», y al final tengo que hablar de eso cuando acaba. 

Me da rabia además, porque la una de las gracias del blog es decubrir cosas que molan y que así se enganche la gente, podamos comentar, y todo eso. Ya sean cosas que me molan a mí, ya sean cosas que os molen y las mandéis por correo, que las dejéis en los comentarios, etc. Da igual. 

Llevo mil queriendo dedicarle una entrada del blog a las noticias que da(ba) Pablo González Batista en el «Hoy Empieza Todo» de Radio 3. A las 8 y unos cuantos minutos, hacía un informativo que cuando podía procuraba no perderme. ¿Por qué? Por el tono, por lo entretenido, por los referentes que usaba —que conectaban conmigo y con mi generación sin necesidad de impostar nada; de manera natural—, y por ese «intangible» que se tiene o no se tiene. 

Muchos programas despertadores de las comerciales juegan con eso del buen rollo, de transmitir alegría y positividad. No me refiero solo a Los 40, me refiero a absolutamente todos. Y hay unos pocos programas que, escuchándolos, dices: «pues sí, me creo de verdad este rollo». Y hay particularmente dos programas musicales en los que yo pienso: «Me lo creo totalmente». Uno, el de Javi y Mar. Otro, el «Hoy Empieza Todo» de Radio 3. 

Ya lo dije cuando me enamoré perdidamente de su ¿versión? veraniega en RNE. [Nunca está de más rebuscar sus programas en la web de RNE.] Igual que hay programas que los escuchas una vez y dices: «muerte total con dolor intenso, y ojalá les claven agujas debajo de las uñas», hay otros programas que los escuchas una vez y caes rendido ante gente que parece que nació para hacer radio. Me metí hasta en la webcam de RNE aquel verano para ver cómo hacían el programa, y confirmé lo que pensaba: tenían cara de pasárselo de putísima madre cada segundo que hacían radio. Imaginativos, rápidos, simpáticos, originales, atrevidos y poco convencionales. Y eso pasaba en RNE, ahora haciendo «los radioflautas» en el programa de Menéndez, y en el «HET» todos los días. 

Eso difícil que es la «química» entre la gente del programa, ocurría. Lo más difícil, que es la «química» entre los de la radio y los oyentes, también sucedía. De esto que te quedas pensando: «Ay, si les hubiera pillado una radio comercial...» De momento Ángel Carmona tiene un Ondas que hizo extensivo a todo su equipo. Ayer en Twitter esto se notó. Mucho. El «HET» de Radio 3 no tiene muchos oyentes, pero tiene escuchantes militantes. Y de esto puedo dar fe. Este blog está lleno de esta «selecta secta» «gente alternativa». 













Más de 20 minutos estuvo ayer ante el micro entre su sección propia y su despedida. Con mariachis y todo. La radio real es lo que tiene... que te atrapa. Me escuché del tirón todo esto que vais a escuchar, porque... porque sí. Radiochip mariachi pero con acento canario: 



Me da mucha rabia que haya tenido que esperar a esta despedida para hablar de la sección, de esta «química especial» y del programa. Bueno... En realidad, el programa ha aparecido alguna vez en el blog (hablando del «teléfono del rock», de cuando en RNE tuvieron un momento Garcinuño, de cuando Crudo presentó una edición... 

No sé qué futuro le espera a Pablo, pero espero que tenga que ver con la radio antes o después. Y espero —ruego— que sea con Carmona y compañía, sea en Radio 3 o en una convencional, porque para todo sirve toda esta gente. Él, y todos. Notaréis las camisas hawaianas, ya que era viernes. Y veis ahí a los mariachis. Esto es una despedida guay y de verdad, y lo demás, tonterías. 

7 comentarios:

  1. Será difícil de substituir, Hoy empieza todo , es de lejos el mejor despertador, cierto q no conozco mucho los demás, pero dudo q exista algo q se le acerque. Por la música, el tono, el ritmo, es buen rollo puro. Ah y esos clips de radio viejunos q meten y hechas unas risas. Yo también recuerdo la substitución en rne como una joya en la mañana de aquel verano.

    ResponderEliminar
  2. Tuve ocasión de verles en un programa especial de Radio 3 cara al público en el que ambos participaban, y lo que más me llamó la atención fue eso que comentas, aparte de lo buenos que son, lo que disfrutan haciendo radio. Y eso se transmite al oyente (en este caso espectador) que se acaba sintiendo parte del programa.

    A ver qué se inventa Carmona para la próxima temporada, pero le (nos) va a quedar un hueco grande que llenar...

    ResponderEliminar
  3. Huérfanos para siempre de Pablo G., ha dejado muy alto el listón para el que nos venga.
    Llevo casi 8 años quitándome la mala hostia del madrugar. ¡Hasta el puntode dejar puesto el radio-despertador en las escasa vacaciones y puentes q me tocan! Y el viernes me ropieron el corazón.
    Al menos, esperohaberlo entendido mal y que no se haya ido tbn de RNE en general. Así, al menos me kedarán los Radioflautas.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Al ivoox del artículo me remito. ¡Y a mis propios oidos que así lo captaron el pasado #Viernes Hawaiano! El más triste, con diferencia, de mi vida.

      Eliminar
  5. Comparto el sentimiento de tristeza de aquel viernes de despedida mariachi!!! Hoy vuelvo de vacaciones y ayer pensaba que mis mañana no serán lo mismo sin las noticias de Pablo. La mejor medicina para despertarse con una sonrisa o a carcajadas...

    He encontrado este blog buscando cual va a ser su próximo destino, si os enteráis sería de agradecer compartirlo.

    ResponderEliminar