sábado, 1 de octubre de 2016

7 años de blog

Cuando el blog cumple años, me gusta hacer un poco de «tema libre». Como cuando en el cole te mandaban una redacción... Que tiene un tema, pero no se sabe de antemano. 

Cuando me puse a escribir la primera vez, tuve claras las reglas del blog. Desde hace 7 años, las «reglas» son las mismas. Siempre un radiochip al menos para escuchar, siempre de alguna cadena española, ningún vídeo... Hay más reglas, pero no hace falta que las explique, porque de alguna forma ya las conocéis. 

Pero una cosa que no tuve clara antes de empezar era si los archivos sonoros —los radiochips— tenían que ser o no descargables. Si era una pérdida de tiempo o no poner a disposición de cualquiera esos momentos de radio que había ido coleccionando. Lo tuve clarísimo pasados unos días: tenían que ser descargables. Porque estaba seguro de que habría gente que tendría también archivos de radio —por tanto, de nuestra historia y nuestra cultura y recuerdos— que yo querría coleccionar. Pero sobre todo, porque se supone que la gracia del blog es incitar a escuchar la radio. Así que siempre hay que ponerlo todo lo más fácil posible. 

Reflexionemos un poco más... Mucha gente guarda sus archivos sonoros como si fueran oro. Eso nos ocurre un poco a todos... Y eso que simplemente nuestro trabajo ha sido registrar un determinado sonido. Ni los creamos, ni los financiamos, ni colaboramos en la producción de ese momento... nada. Únicamente los grabamos. Pero los audios «son nuestros». 

Me ocurrió en una ocasión que un chaval me dijo que le había «robado un audio» cuando lo que hice fue enlazar al archivo que había subido él a ivoox, que es una plataforma que otra cosa no... Pero llama a compartir los audios de una manera clara. Me dijo que ese audio «era suyo» y que eso tenía que aparecer reflejado. Claro... ¿Era el autor? No. Simplemente lo había grabado. Pero lo sentía suyo. 

Luego descubrí que tenía un blog y que en ese blog tenía decenas y decenas de vídeos de youtube para ver. Le pregunté si había pedido permiso a todos esos autores de vídeos para subir todos esos archivos. Obviamente, no. Los vídeos de Youtube los sube el Espíritu Santo. 

Y todo este rollo viene a explicar que los archivos de radio tienen una cosa que los vídeos de Youtube no tienen: Parte de nuestro esfuerzo. El estar ahí, registrarlos, pasarlos a mp3, guardarlos años y años esperando a ver la luz... Hay algo que tienen estas malditas grabaciones que no tienen los vídeos o grabaciones de televisión: Que sentimos que nos pertenecen. Lo que vemos en la tele... quizá sentimos que pertenecen a un colectivo. Lo que hemos grabado de la radio, lo que hemos conservado, tiene «parte de nosotros», de esa conexión, de esa creencia que tenemos de que la relación que tenemos por la radio es íntima. Es fácil compartir un vídeo. Nos da igual su autoría. Sin embargo, cuando escuchamos algo de la radio... «es nuestro». Curioso. 

Más allá de tener razón o no, lo que aprendí fue que un archivo de audio es un tesoro preciado. Ahora, cuando es más fácil conseguir casi cualquier sonido de la radio moderna, empezamos a valorar menos estos momentos. Digamos que un trozo de radio de 2013 es como encontrarte un Pidgey salvaje, y que un cachito de radio de 1991 es un huevo que eclosiona y del que sale un Pikachu. 

Y... ¿Qué pongo hoy como radiochip? Pues tendré que poner un Pikachu. No sé hace cuántos años me descargué —a saber cómo, cuándo y de dónde— un trocín de boletín de Onda Cero de 1991. Resulta que este año se han cumplido 25 años del final de la Guerra del Golfo... y me he dado cuenta de que eso no ha pasado por el blog. Así que mato dos pájaros de un tiro en este radiochip Pikachu: 



Yo era muy pequeño y a pesar de que recuerdo la música de los boletines —porque he escuchado ese soniquete muchísimos años después buscando cosas—, lo que me sorprendía era ese musicón de «última hora» con que empezaban el boleto. Una sintonía epiléptica. Como los niños aquellos que vieron al ratón eléctrico en pleno esplendor televisivo.

Por cierto... ¿Quién es el periodista que daba el boleto? Enigma final. 

9 comentarios:

  1. Los jingles serán de Manuel Pacho seguramente

    ResponderEliminar
  2. El nombre de pila empieza por I?

    ResponderEliminar
  3. Vaya ritmo de boletín.

    Qué decir. Muchos años leyéndote y admirándote por tanto trabajo y tan bien escrito. A veces me doy cuenta cuantos años llevas en esto cuando recuerdas por algún motivo un radiochip antiguo.

    Gracias por todo y mucho ánimo para seguir.

    ResponderEliminar
  4. Son Ignacio Jarillo y Óscar Vázquez. O eso creo, por lo menos.

    ResponderEliminar
  5. Son Ignacio Jarillo y Óscar Vázquez. O eso creo, por lo menos.

    ResponderEliminar
  6. Coincido con Alfonso: mucho trabajo, esfuerzo por conseguir grabaciones que a saber lo que habrán costado de encontrar y lo más importante, inspiración por seguir encontrando temas cada día del año para enlazarlos con algún radiochip.

    Muchas, muchísimas felicidades!

    ResponderEliminar
  7. Querido Pacman, muchas felicidades por los siete años de blog, me quito el cráneo con tu quehacer radiochipero... Pero (hablado de peros) que conste que la absorción de Antena 3 fue completamente ilegal, jejeje

    Un saludo y por otros siete años más, por lo menos!

    Abogado A3R

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaj qué cabrito!!!

      Gracias a todos :=)

      Eliminar