sábado, 22 de noviembre de 2014

García se esconde en los pequeños detalles

Como el demonio.

Cuando hablamos de García, de que si esto, de que si lo otro, de lo que nos horrorizaba, de si creó escuela, de que si nos parecía lo peor o el gran hombre del deporte, de que si su radio era así o asá... Pues sí, en el fondo de lo que estamos hablando es de que García fue fundamental. 

Lo que pasa es que lo hacemos de forma consciente. De forma activa. Cuando es importante un personaje es cuando se le toma en consideración o se le imita, o se hace referencia a él sin necesidad de pensarlo. De esto que sale solo. Entonces es cuando uno se da cuenta de la actualidad del personaje, incluso cuando lleva más de 10 años fuera de juego (por mucho que se le entreviste de vez en cuando o meta baza, sobre todo hablando de Florentino). 

Lo fácil sería ir a las imitaciones del Grupo Risa, o Juanma Castaño, o cualquiera de las imitaciones típicas en programas en los que reina el cachondeo. Lo chungo es fijarse en una misma cadena y que en menos de 24 horas a los de deportes se les venga García a la cabeza casi sin venir a cuento. 

El primer radiochip de hoy es Héctor Fernández brujuleando. Nada más empezar y hablar de tiempos antiguos y 20 años... Radiochip demoniesco 1:


Porque sale solo. 20 años... de santa profesión... Faltaba lo del diario Pueblo... Lo de que "cuando el "Hora 25" era el programa de antes"... Todo eso.

Menos de 24 horas después, en concreto 20, estaba Víctor Lozano despidiendo el Ona Esportiva justo antes de que empezara el programa de Julia. Y venido completamente arriba, le pareció que eso de empezar a horas intempestivas a trabajar y durante muchas horas, en lenguaje deportivo, es una "jornada maratoniana"... a lo García, sí. Radiochip demoniesco 2:



No cabía otra cosa. Una vez arriba, aunque fueran las 16 h. de la tarde, solo cabía despedirse con un "feliz... madrugada". En el fondo creo que todo periodista deportivo necesita en algún momento sentirse García aunque sea solo durante unos minutos y en forma de imitación. 

Y ahora viene un recorte del Sportyou:





















García, como el demonio, se sigue escondiendo en los pequeños detalles. Aún hoy. Y lo dejó hace 12 años, os recuerdo.

1 comentario:

  1. Muy fan del título.. pero el subtítulo sobra ;) que somos lectores tuyos, no de Isabel Gemio.. xd

    ResponderEliminar