miércoles, 11 de enero de 2017

el día menos pensado...

...va alguien y se pone a rajar tan tranquilo en la radio, como si no estuviera saliendo en antena.

Como bien sabréis, cuando entró el PP, en RNE se cargaron a Lucas y pusieron durante un año a Manolo H. H. Mi teoría es que el programa no se lo cargaron al año por los malos datos de audiencia, sino porque era una chasta. Porque aburría a las piedras. De hecho, como oiréis, el propio protagonista de la entrevista es crítico consigo mismo. A veces, eso sí. 

Igual que Rocío Jurado cuando se fue a Argentina, cuando la gente visita espacios de entrevistas en «régimen de amistad» y además piensa que no le va a oír ni el Tato, larga que no veas. Ojo con las entrevistas amables, porque terminan siendo perjudiciales. Aquí vamos a tener un ejemplo. 

Entrevistador amiguete: César Vidal. 
Entrevistado lenguaraz: Manolo H. H. 
Programa «La Voz» de Gestiona Radio, que sigue coleando. [Este programa se emitía en esta cadena hasta hace nada. Desde hace unos días ya no se emite, vaya usted a saber por qué.]

Fue un amigo del blog, Mario M., el que me puso en aviso de esta entrevista. Me dijo que nunca había imaginado que Manolo H. H. pudiera hablar así. Total, que me puse a escuchar... y sí, sí. Buf... 

Podéis seguirla en este radiochip del dale, dale, toma, toma, hache, hache: 



Empezó César Vidal adulando aquel programa nocturno de Manolo H. H., «La Noche Menos Pensada». En el minuto 4, Manolo H. H. enumeró la de programas nocturnos que había hecho que ellos decían que eran «con contenido». Y así era. Se buscaban temas para la madrugada e incluso se trataban en directo. Se nota que César Vidal era oyente, y hasta H. H. se puso a cantar su sintonía.

En el minuto 7 empezaron a hablar de un mal de la radio que yo comparto: la «twitterdependencia» (sin hablar de ella directamente), y también de eso de que los oyentes «te hagan el programa». Completamente de acuerdo con lo que decía Manolo, aunque estaba hablando de dos formatos como si fueran lo mismo. Uno, sacar un tema de mierda y esperar que los oyentes hablen de ese tema gancho para rellenar tiempo. Otro, hacer un programa como «Hablar por Hablar», que aunque se diga que «lo hacen los oyentes», el peso del programa está compartido con quien entrevista a esos oyentes. El programa con Gemma era distinto al de Fina, éste al de Cristina, éste al de Mara, etc. Otra cosa es que pensemos que es un formato desgastado.

En el minuto 13 hablan del EGM y a la vez de que hablan de que «es mentira». Sin embargo, en un contexto de una medida «de bajada general», él estaba muy contento de que él subía 14.000 oyentes. Como todos sabéis, subir o bajar 14.000 oyentes, en términos de EGM es... ni subir ni bajar. Pero bueno, me encanta cómo hablan de que un estudio es todo mentira y a la vez tomar subidas o bajadas más pequeñas que el error de medida y que se tome como un dato fiable. Genial. Vaya pirueta.

En el minuto 18 habla Manolo de que el que le concedieran la mañana «fue una putada». ¡Venga, hombre! Ahí César Vidal dijo que de los 10 programas que él seleccionaría de los últimos tiempos, uno sería el de madrugada de Manolo H. H... y que Iñaki nada. Que no veía nada interesante en él.

Lo más interesante es cuando Manolo H. H. habla de que en las mañanas no tuvo ayuda, que cometió errores de bulto, que pecó de tener excesiva nobleza... Es como cuando en una entrevista de trabajos respondes al final que tus defectos es que eres muy perfeccionista, demasiado trabajador y que quizá te tomas muy a pecho tus responsabilidades. De paso, César Vidal, que sigue pensando que el EGM es un timo, apunta a la buena audiencia que hizo Manolo por las mañanas. «Le pegó un estirón tremendo», dice sin rubor. Manolo H. H. dice que no tuvo tiempo suficiente y se refiere a Lucas como «Lucas» y a Menéndez como «la persona que está en estos momentos está haciendo la mañana». Desde ahora Menéndez se llama «LPQEEMEHLM».

¿Veis la imagen? Es la audiencia de las mañanas de RNE con sus tres diferentes presentadores en su media por temporada. Manolo H. H. se preguntaba qué podría haber pasado si le dejan a haber dejado más tiempo... Y yo defiendo que la bajada podría haber sido mayor incluso.

Me encanta que tenga tan claro que su trayectoria a lo largo de los años iba a ser segura ascendente —por su discurso se intuye—, pero me hace gracia que no defienda que para que su compañero (LPQEEMEHLM) tenga mejores datos, tenga que esperar algún año más. Y me hace gracia que casi celebre que no es esté yendo tan bien... porque su programa, ése que ha crecido 14.000 oyentes, va justo después. Se mete incluso con los nombres de los programas, y se intuye que todo le parece un despropósito y que es demasiado convencional, por mucho que luego lo suavice.

Y me hace gracia también que cuando César Vidal le pregunta qué tipo de programa haría él... No sabe exactamente qué contestar. Divaga y divaga mucho. Que si haría «un magazine hasta sus últimas consecuencias», que si en la radio hace falta humor... Palabras vacías y un desconocimiento de muchos programas de radio actuales, que básicamente son programas de humor. Hay muchos programas y espacios de humor... y por cierto, muy buenos. Pero lo que más me sorprendió es que hablaba como si actualmente no hiciera absolutamente ningún programa en la radio. Y sí... hace un programa justo después del LPQEEMEHLM. Por cierto... ¿Miramos la trayectoria de su programa, ése que ha crecido 14.000 oyentes? ¡Venga!

Pues a ver... La zona sombreada corresponde al «España Directo». los tres primeros puntos, cuando iba tras Lucas. Los tres segundos, las oleadas en que iba tras Manolo H. H. Y la zona no sombreada es la trayectoria del «España Vuelta y Vuelta», que es el programa que va a la misma hora tras LPQEEMEHLM.

Como veis, unos datos de locura, siendo quinto a gran distancia de las tres grandes, y siendo superado por RAC1. Que no le echo la culpa, pero no son datos como para marcar paquete. Además a esa hora el que más ha crecido en este último EGM es su amigo Herrera.

Luego estuvieron hablando del género de la tertulia radiofónica. ¿Es un formato acabado? Pues decían que sí, aunque en realidad de esto habrá que hablar un día detenidamente... Porque las tertulias son como absolutamente todo: están bien si están bien hechas, y si llevas a cuatros mandangas cualquieras, es una chasta. Más interesante es cuando en el minuto 36 le pregunta César Vidal si Manolo elegía a sus contertulios para su programa de la mañana. Se rió y dijo que por supuesto. Luego se desdijo y respondió algo mucho más normal: Que él elegía a unos y que le «sugerían» otros. Esto ya me lo creo más.

La penúltima cosa de esta entrevista que me llamó la atención: hablando del futuro de la radio vino a decir que la radio sería «5.0». Fue en 2013 cuando se habló de la «Radio 5.0» para un proyecto miérder de Radio 5 que consistía en que pensaban que los oyentes iban a currar gratis para la radio y que encima iban a hacer piezas profesionales. Pues Manolo H. H. seguía hablando de la radio «5.0», creo que sin saber exactamente de qué estaba hablando.

Y finalmente, cuando hablan de cómo titularía Manolo H. H. a un programa futuro —insisto: como si actualmente no estuviera haciendo ningún programa en RNE ni nada— dijo que le llamaría «A Toda Radio». César Vidal le dijo que no podría usar ese nombre, porque era el nombre del programa que había usado Marta Robles en Onda Cero para sus tardes. [Y añadió por un lado que él rechazó ir a ese programa —tan moderno y de izquierdas en esa radio tan plural en tiempos de Telefónica— y que le ofrecieron colaborar con ese programa pero prefirió irse con Fede.] Aquí añado yo que seguramente eligieran ese programa porque en tiempos de Luis del Olmo, él solía poner en sus cadenas programas con nombres de antiguos espacios suyos. «A Toda Radio» fue un programa que hizo Luis del Olmo en sus tiempos también.

En fin... Mucho divagar, mucho divagar... Tirito por aquí, tirito por allá, ensalzar datos propios alegremente y hacer como si actualmente no hiciera ningún programa de radio, y además de todo esto, hablar de unas carencias en la radio que precisamente ahora no existen. Que busquen programas de humor... Me salen unos cuantos y además buenísimos. Que busquen tertulias distintas... Que busquen un poco, que me sale alguna también.

Vaya con Rocío Jurado... Pensó que nunca veríamos las imágenes de su entrevista en Argentina. Que pensaba iban a pasar sin pena ni gloria... pero mira. 

6 comentarios:

  1. Manolo HH sufre el "efecto Manuel Pellegrini": Alguien que hace bien un trabajo modesto, al que de repente meten en algo que le viene grande, y se le va la olla.

    ResponderEliminar
  2. Manolo HH va camino de un GH VIP, tras los pasos de Irma Soriano, Alonso Caparrós...

    ResponderEliminar
  3. Pacman, ¿te gusta más o menos que Isabel Gemio? Porque te quedas a gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que le/me produce más pena que otra cosa. Lo de Gemio es peor, es grima.

      Eliminar
  4. Recuerdo que yo le empeze a seguir, cuando hacía una sección en el programa de Julio C. Iglesias, en la que hacia entrevistas desde un taxi. Por entonces era un tío alegre, pero ahora mismo es cierto, que más que otra cosa, lo que da es pena, de hecho el programa que hace es tristísimo, y hasta él ha puesto a llorar en el programa no hace mucho... Se le nota como deprimido, tengo entendido que ha pasado por situaciones personales malas... en fin, yo le deseo lo mejor, y que se anime!!

    ResponderEliminar