viernes, 16 de septiembre de 2016

la vuelta del exilio

Tendrás que esperar al final de la entrada de hoy para saber la noticia. No hagas trampa y trágate todo el rollo que te voy a meter, que mi rato me ha costado escribir una introducción eterna y tendente al ladrillo. La foto te puede dar una pista. 

Sabemos todos que hay periodistas de izquierdas [hay algunos que buscan claramente que les pongan esta etiqueta como definición vital, ¿o no?] que, cuando les echan o no tienen hueco, se buscan tener voz por su cuenta. Unos lo hacen porque creen en su producto y piensan que pueden sacarle partido, otros porque no les queda otro remedio, y otros porque en su ADN no aparece lo de poderse estar callados. Esto último es muy lógico, porque si no se hubieran metido en otro oficio. Muchas veces aducen «que eran incómodos» en sus opiniones o para sus empresas. 

También existe algún ejemplo en la parte derecha del espectro ideológico, ojo. Gente que también dice que está en contra de lo establecido, que son incómodos, que explican que la libertad a veces tiene un precio... Lo mismo, vaya. Pero del otro lado. 

Es el caso de César Vidal. El segundo de la noche radiofónica durante algunos años. Cuando estaba en la COPE, claro. No le fue mal ni a él ni a la cadena mientras él estaba al frente de «La Linterna». Todo iba coherentemente en la «línea federica». Hasta contaron que la COPE tenía pensado seguir confiando en César Vidal para que no se fuera con Federico a la naciente esRadio. Pero César Vidal eligió irse con su grupete. 

Todo iba bien hasta que César Vidal partió peras con su Fede del alma y separaron sus caminos. A partir de entonces César Vidal estudió algunas ofertas que no le interesaban —según contaba él mismo— hasta que en 2014, en octubre, empezó un programa nocturno que se llamaría «La Voz», que tuvo su entrada en el blog. 

Hizo el programa desde Radio Solidaria o RKM. Y desde Radio Obradoiro. Y oye... vaya culebrón con la cadena ésta «solidaria». Que si hacía el programa, que si luego le prometían una cosa y que luego nada... Que si recurrió al micromecenazgo para financiar su propio espacio, que si se puso a emitir su programa sólo desde su página de internet... El tío hacía su programa «desde el exilio», y ya se sabe... Una voz libre... O se va a hacer las cosas en plan alternatuvo punky, o no es libre del todo, o es demasiado incómodo para las empresas. El discurso de siempre, pero en este caso aplicado a la derecha. Más a la derecha. A ver... Más, más. Más... A ver... Un poquito más a la derecha... Solo un pelín más...

Ahora, ahora.

El radiochip de hoy, de hecho, es César Vidal con Federico en esRadio contando «la verdadera historia de Pablo Iglesias». Este radiochip se emitió en 2010, así que no se metía aún con nadie con coleta. Pero siempre se metían un poco con Cebrián, eso sí. Estos podemitas... Radiochip iglesio: 



Total, que no sé si os acordáis de este verano, que nos pusimos todos a reflexionar de dónde narices sacaba la pasta Gestiona. Una parrilla con mogollón de gente, una nueva cadena que se sacaron de la manga el año pasado (Qué! Radio), una audiencia ausente... Lo gordo de todo esto es que a partir de este lunes, 19 de septiembre, César Vidal vuelve a emitir su programa «La Voz» (sin Jesús Vázquez ni nada), a través de Gestiona Radio y Radio Obradoiro, de 22 h hasta la medianoche. ¡Toma castaña! Este hombre se pasa el día volviendo a la radio. Mi pregunta es: ¿Cómo terminará todo esta vez? Y me pregunto también: ¿Terminará antes la emisora o su programa?

Ayer Federico cumplió 65 años. Pues toma un regalo de cumpleaños. 

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar