jueves, 25 de mayo de 2017

«diversificación» de una marca

Los 40 han puesto en marcha en su aplicación para móvil 4 nuevos canales. Además de ponerte Los 40 en el móvil (los de siempre, la radio de toda la vida, pero por la red) aparecen 4 nuevos radios interneteras cuyo nombre también es Los 40, pero con distintos apellidos:

- Los 40 Nº1 (éxitos de los últimos años)
- Los 40 Latin (curioso eso de poner nombre en inglés a algo que suena básicamente en español)
- Los 40 Working (para mientras trabajas... Por lo visto, para trabajar vienen bien Sia, Robbie Williams, Bruno Mars, Katy Perry...)
- Los 40 Runners. También se explica por sí mismo... Pero reconozco que eché una carcajada —unas cuantas en realidad— cuando leí lo de que estaba diseñada por los expertos musicales de Los 40 ¡y por preparadores físicos! Me pareció muy flipado, de verdad. 

Luego vuelvo a lo de la emisora para correr, ¿vale? 

Hablaban de que esto de hacer 4 nuevas emisoras interneteras —aunque sacarán más en el futuro según decían— es algo que les pone a la vanguardia, que es una cosa innovadora, que les permitía «traspasar más que nunca la barrera de las ondas»... Ya sabéis que estas frases grandilocuentes llevan siempre a comentario en el blog. 

Esto de innovador... A ver... No. Tengo un amigo que se despertaba hace años con la app de Fun Radio y elegía por la mañana uno de los múltiples canales que tenían para elegir. Creo que recordar que eran 16... Y recordemos que cuando sacaron lo de Radio 4G tenían distintos canales, uno de ellos en 2014 diseñado para correr también. Innovador, innovador... No. Seguro que alguno de vosotros conoce algún caso más. Además, dado que son emisoras en las que no hay locutores, lo mismo casi te da pillarte una radio española para correr que una radio alemana para correr. La única diferencia es que si es de Los 40 sabes dónde buscar, y si es alemana, no. 

Luego, en plan «mimimimimí», eso de «traspasar las ondas»... serán las de radio, porque así, ondas, en general, va a ser difícil que dejen de necesitarlas. [¿Casi?] todo lo que se propaga en este universo es a base de ondas. Así que... Ahí si innovaran, no ganarían oyentes pero sí el Nobel de física. 

Volviendo a lo de correr... Aquí es donde os hago yo la pregunta. Yo, por ejemplo, soy de llevar el mp3, que es más pequeño. Si quiero llevo la radio, y si quiero, mi música. La mía propia. La versión «off-line» de una lista de reproducción. O mejor dicho... Las listas de reproducción son una versión «on-line» de hacerte tú tu cinta o tu cd o tu mp3 a tu gusto. ¿Qué lleváis normalmente para correr? ¿La radio en el móvil? ¿En internet (app) o FM? ¿Lleváis mp3 para escuchar también radio y vuestra música? ¿Os habéis comprado esos mp3 molones que no necesitas ni llevar un aparatito y que son sólo los cascos? Yo en mi frikidad he de decir que durante mucho tiempo corría después de bajarme el «Máxima Reserva» y metérmelo en el mp3. Lo que sería buenísimo es ir corriendo mientras oyes el «SER Runner».

Por cierto... Que dicen que para seleccionar las canciones han usado los mismos sistemas de prescripción y curación que han convertido a Los 40 en una radio líder. ¿Curación? ¿Qué querrán decir con «curación»? 

El radiochip de hoy es interesante si corres mucho. Es del «Entre Probetas» de Radio 5. En un trozo del radiochip corredor de hoy escucharás cómo las zapatillas de correr cambian nuestros pies. 



Volviendo a lo del tema de las 4 radios nuevas, que dentro de un tiempo serán más... ¿Es más importante la audiencia de la radio en sí o el número de conectados por la app? Lo digo porque por un lado es casi hacerse la competencia. Por otro lado, es como publicitar desde la propia radio que ponerse la emisión normal no es apropiado ni para correr, ni para trabajar...

La modernidad en PRISA ha pasado en pocos años de ser ponerse Yes.fm y buscar una lista chupi-guay o hacértela a buscar una radio cerrada en la que no elijas nada y que esté diseñada para que no tengas que hacer nada. Esto puede parecer una chorrada, pero en realidad es probar dos cosas diametralmente opuestas y llamarlas a ambas «futuro e innovación». Como si el futuro fuera uno y unívoco. Como si en vez de convivir cada día con más opciones, modalidades y medios, estuvieran aún convencidos en que el futuro es que todo tendiese a una misma cosa. Y no.

Vosotros diréis si a pesar de todo seguís con vuestros mp3, usando listas, usando radios cerradas... O la radio de toda la vida, que además tienen locutor y al menos acompaña.¿Se hacen en Los 40 la competencia a sí mismos?

Lo que está claro es que cualquier cosa moderna o que quiera sonar como tal, va en inglés. Ya me imagino una de flamenco que se llame «flamenquing» o algo así. 

miércoles, 24 de mayo de 2017

defendiendo al EGM (y 2): el ICP

Pues venga... ¿Qué era el ICP?

ICP significaba Instituto de Comunicación Pública. Quiso ser una especie de estudio continuo y telefónico de la audiencia de la radio. La metodología estaba diseñada por una empresa francesa. 100 entrevistas al día, a los mayores de 14 años y representativo por cuotas de sexo y edad. Y los tramos se separaban en tramos de 15 minutos. Siempre las entrevistas se hacían de 17 h. a 22 h. ¡Vaya! 

Existieron varios estudios del ICP: desde 1990 a 1994. Pero he rescatado datos —lo mío me ha costado— de 1992 a 1994. El resultado es el siguiente: 























No, no sale exactamente lo mismo que en el EGM. Igual un día hacemos la comparación. Pero sí salen cosas similares. Una de las gracias del ICP es que medía las audiencias en verano —cosa que el EGM no hace, porque además... ¿para qué?— y claro... hay unos descensos y tal en agosto muy típicos. 

La cuestión es que... Sí, vale. Lo reconozco. Me habéis pillado. No quería hablar del ICP de las narices. En realidad, con la gracia de intentar tener una medición de audiencias casi continua, lo que por casualidad lo que conseguimos es tener una fotografía histórica de cómo cayó la torre de Antena 3 Radio y cómo se hundió cuando pasó a ser parte de PRISA, y de cómo la COPE revivió una vez más a base de captar a gente de la competencia. La COPE pasa de superar el millón de oyentes (y gracias) a conseguir casi los 4 millones de oyentes según este estudio. 

De cómo los de Antena 3 Radio [de color granate en el gráfico] se fueron a la COPE, y cómo la COPE terminó teniendo una radio líder gracias a eso que siempre denunciaron como «antenicidio», y que a mí me gusta rebautizarlo como «antenisuicidio asistido». Mucho más ajustado a la realidad, yo creo... Siempre digo que la radio aguanta 4 cadenas grandes generalistas y media. Bueno... Pues en este gráfico vemos cómo esta situación extraña —tener 5 radios grandes— se resolvió con la muerte de una de éstas. 

El radiochip de hoy es de aquella Antena 3 Radio en horas bajas. Diciembre de 1993. Este radiochip va de sexo y extraterrestres. Alucinad, porque escucharéis a Jiménez del Oso con este tema tan tróspido. Radiochip sexalienante: 



En estos años se diseñó la radio moderna. Todo se coció en aquellos años. Desde entonces sólo Punto Radio intentó de una manera seria jugar a echar a una de esas 4 —suponemos que a Onda Cero, de una manera consciente o no—, pero no terminó de despegar. 

martes, 23 de mayo de 2017

¡pam, pam!

Esto, «¡pam, pam!», en plan onomatopeya, es lo que suena después de cada noticia en «El Món a RAC1» en el tramo informativo. A ritmo carruselero, ya sabéis... Fondo musical, noticia, cortinilla, noticia... Así todo el rato. 

Y resulta que ayer hubo una caída de tensión (o eso dijeron al principio) en la emisora. Así que a las 6 h. y pico (las horas me las dijo @Alexnaranjo, que estaba ya despierto a esas horas) estaban dando las noticias sin múisca, sin cortes... nada. Las informaciones iban relatadas, un silencio de fondo... Pero nadie decía nada. 

A lo que llegó Basté y empezó a comentar a la audiencia que tenían problemas. Y a la vez que daban las noticias, empezaba el cachondeo. Es lo que se llama «hacer de la necesidad virtud». Mientras os cuento, podéis ir cotilleando en la segunda y tercera hora de programa... Radiochips daletianos: 

     

Claro... Basté a ratos iba dando las noticias, dando paso a la gente... Y diciendo lo que tendría que sonar en cada momento, rompiendo lo que en imagen se llama «la cuarta pared», es decir, haciendo como en «Sálvame» y contando un poco los entresijos de lo que estaba sucediendo.

Y bromeando con rellenar con música, haciendo un hype con qué pasaría a las 8 h. de la mañana, jugando a poner música con el móvil a través del micrófono —buenísimo—... Jugando a sacarse las castañas del fuego. Y después, tras cada noticia, él mismo onomatopeyizaba las propias cortinilas con eso que os digo del «¡pam, pam!», llevando el ritmo con el «tic, tac, tic, tac...», e ironizando con que «es la radio del S. XXI» y todo eso.

Y oye... sin publicidad. Eso es siempre genial.

Es buenísimo cuando de repente, sin avisar, convierte a Sardá, que estaba esperando a la tertulia de después (el célebre «tallat party»), en un locutor improvisado, leyendo la noticia que tocaba en ese momento. Pasadas las 8 h. 30 min. y restablecida la normalidad, Basté explicaba que la culpa era del programa de ordenador... el famoso Dalet, que bautizó como el señor «Josep Mª Dalet». Y explicaba que según su opinión, el éxito de su radio está en la naturalidad. Desde luego, ayer la hubo. Naturalidad, gracia y echarle morro.

Un rato de radio que podía haber sido un desastre, pero que supieron convertirlo en un día de radio que no podía ser que no pasara por el blog.

lunes, 22 de mayo de 2017

defendiendo al EGM (1): lo que dicen ellos

La radio peca de postureo muchas veces cuando da los datos del EGM. Mejor dicho: Los de la radio pecan de postureo muchas veces cuando se dan los datos del EGM. Ya sabéis... «Yo no me creo los datos» y todo eso. 

Lo he comentado mil veces... El error que se suele cometer cuando se posturea con esto de los datos es que suelen terminar criticando las leyes estadísiticas y no al propio estudio. Una cosa un poco loca. Porque se puede no estar de acuerdo en un tipo de toma de muestra, de la manera de priorizar la respuesta de un oyente, o... mil cosas. Pero no se puede ir en contra las matemáticas, porque eso sí que no tiene ningún sentido. 

La SER es poco sospechosa... Casi siempre ha sido líder. Quitando cuando Antena 3 le superó a principio de los 90 y justo después cuando se pasaron a la COPE y ésta fue líder... A la SER siempre le ha ido bien, y pocas críticas han hecho. La COPE... Bueno... la COPE a ratos. Cuando les ha ido bien han dicho que han sido líderes, o que han sido los que más han crecido... O cuando en los 80 escalaban posiciones, hasta publicaban páginas enteras en el periódico hablando de la fiabilidad del EGM. Es una de las imágenes del libro... Pero igual un día le echamos un ojo de cerca. Lo que es cierto es que cuando les ha ido mal han contribuido a eso de «El EGM son los padres», o incluso tuvieron que ser expulsados en 2006 cuando el tema aquel de Abellán... Y lo mismo ahora Abellán metiendo a su radio en el EGM. No se puede luchar contra un imposible. 

Y el resto, más o menos lo mismo. Onda Cero ha publicitado sus datos mucho cuando les ha ido bien. y cuando no... Pues no tanto. Y el caso «gordo» es el de esRadio. Los de esRadio estaban en contra del EGM, no quisieron entrar al inicio, decían que todo era trola, y hasta llegaron a hacerse ellos un estudio alternativo, y lo mejor de todo... Criticaban la bajada de la COPE cuando ellos se fueron, dándole una credibilidad al EGM que rompía todo su hilo argumental. Coherencia a tope. A tope, en este caso, sin la COPE. 

Total... Que los de esRadio hicieron un «si no te gusta el estudio que hay, saca tú otro». Algo parecido ocurrió a mediados de los años 90 con el EGA (Estudio General de Audiencias). Un día en el blog hablé de la comparación del EGA con el EGM

Sé que hay gente a la que siempre le parece sospechoso que la SER gane en el EGM... Pero lo cierto es que es un estudio que sobre todo pagan las marcas. Las marcas quieren saber dónde poner su pasta. Para mí eso es lo que más credibilidad le ha dado siempre a este estudio: el hecho de que el objetivo no sea decir «quién hace programa más molones» sino decirle al que paga: «Tu pasta está mejor aquí, que estos oyentes son tantos, tienen este perfil y tienen este tipo de hábitos». 

El EGA siempre me pareció sospechoso, porque era igual que el EGM —había muchos datos clavados— pero de repente la audiencia de la COPE se incrementaba de tal modo que les daba el liderazgo. De hecho, era la COPE la única que publicitaba a bombo y platillo este estudio hecho por la Complutense de Madrid. Sospechoso. Muy sospechoso. 

Pero vamos a El País, en 1994. Publicaban que la SER era líder. Bueno... Los 40 en realidad, con 2.995.000 oyentes. Luego, la SER con 2.880.000 oyentes. Y apostillaban que el EGM era el único estudio reconocido por todas las cadenas. Es más... Para darle más credibilidad, indicaban que en febrero de ese año, el EGA —que era «su competencia publicitada por la COPE»— también les daba como líderes. Si el EGA lo dice ya... Y si le da a la COPE tercera... 

El radiochip de hoy se lo pillo a un amigo del blog, Roi, que subió una comparativa de cómo dieron los datos del EGM de dicembre de 2013 tanto la COPE como la SER. Radiochip comparativo: 



Pero... ¡Ojo! Es que el EGM, además del EGA, tuvo otro «competidor»: El ICP. Un estudio que no sé por qué aún no había hablado de él en el blog. Pues resulta que el ICP, que por aquel entonces quería ser también una alternativa al EGM, daba como líder a la COPE. En El País ponía:
«Dicha empresa atribuye a la SER la segunda posición en el conjunto de la audiencia de la radio española, seguida de Onda Cero Radio. Pero este estudio de ICP no goza de aceptación entre las cadenas de radio. Por programas, según los datos de la última ola de 1993 del EGM, el espacio Protagonistas, de Onda Cero, es el más escuchado, con 1.880.000 oyentes.
Le siguen en la lista, según el EGM, los programas Hoy por hoy (SER), con 1.553.000; Primera hora (COPE), con 1.209.000; Super Garcia (COPE), con 933.000, y El larguero (SER), con 635.000 oyentes.»
Y te preguntarás... ¿De dónde salía eso del ICP? Pues eso lo dejo para otro mañana porque esto ya está quedando larguete.

Por cierto... La imagen que veis es de un formulario real del ICP. Flipad: «Que la fuerza te acompañe». No me lo estoy inventando, no. Era así. 

domingo, 21 de mayo de 2017

el triunfo del PSOE

Vamos a echar la vista atrás... El PSOE de hoy está en un momento amarguete, pero hace 35 años estaba en el momento más dulce. Hace 35 años estaban a puntito de llegar a la mayoría absolutísima. Así que me he dicho... ¿Por qué no escuchar aquello? 

Yo jamás había escuchado esta grabación hasta que la encontré hace poco en el canal de Radio Madrid, de la SER. En el radiochip de hoy primero hablan de la «explosión de alegría», de las banderas que había por la Plaza Mayor de Madrid (españolas, castellanas, rojas, del PSOE...) y hasta fuegos artificiales. 

Desde el hotel Palace se dirigía al mundo y retransmitía la SER. Radiochip del PSOE: 



Madre mía... La calidad cutre de sonido que había. Tenía que ser complicadísimo aquello para que saliera ni medio bien. Y me da la sensación de que ese discurso que estaba pronunciando lo estaba leyendo... Y ahora que lo pienso, era un poco como de miss, ¿no? Que si la cooperación, la paz en el mundo, que si superar la crisis económica, la solidaridad...

Ahora al grito de «¡presidente, presidente!» aparecería, como mucho, Àngel Llàcer.

Por cierto... que unos pocos años antes la gente por «socialismo» entendía un poquito lo que le daba la gana. Pero esto fue una entrada pasada. Y también fue un radiochip lo de si Cataluña era o no una nación, en debate entre Junqueras y Marhuenda. Pero eso no se lo oyó Pedro Sánchez. 

sábado, 20 de mayo de 2017

los sábados empezaba distinto

Ya sabéis cómo empieza siempre el "Tiempo de Juego", y sabéis cómo empezaba antes el Carrusel. Pepe Domingo Castaño... Que si lo del "hola, hola"... Ehm... No, no. Lo del "hola, hola" y todas las florituras tuvieron que esperar muchísimo para sonar en antena. Antes Pepe Domingo era mucho más "típico" comenzando el programa. De hecho, empezaba con un "Hola, muy buentas, tardes... Comienza Carrusel..." Y ya. 

Yendo atrás en el tiempo, hay que decir que los programas del sábado empezaban incluso distinto. El domingo era el día que comenzaba con eso de "el de los goles, el de la emoción, el de siempre, el clásico..." Pero los sábados, que era el día "de regalo", el día que tenían menos tiempo de emisión, el día que tenían más relleno, Pepe Domingo comenzaba con una entradilla distinta. Os he traído al blog una entrada típica que se emitió el 11 de septiembre de 1997... ¡Hace 20 añazos casi! Pero como el 11 de septiembre fijo que habrá en el blog una entrada sobre algo de las torres gemelas, algo de Cataluña, o vete tú a saber qué, adelanto este radiochip todólogo hasta hoy: 



"Comienza la gran fiesta deportiva del sábado." Y "todos los deportes del fin de semana convierten a la radio en un espectáculo", y a partir de ahí, los "todo". Luego le fue poniendo florituras y efectos a esos todos... Pero éste era el comienzo de los programas del sábado... Distinto al de los domingos, que luego se quedó como presentación única oficial. 

Y de paso... ¿Escucháis la canción que sonaba de fondo? Igual molaría hacer un recuento de las canciones que han servido para comenzar el Carrusel o "Tiempo de Juego" en cada temporada. Que eche una mano Hevia o quien sea... Molaría tener la lista de canciones que usaron en cada temporada. Yo creo que empecé a ser oyente fiel de todos los fines de semana de crío cuando la canción era... ¡"El Venao" "El Tiburón" de Proyecto Uno! La que escucháis de fondo en este radiochip, la canción 1997-1998, es de Gloria Estefan: "Party Time".

¿Hacemos la lista o qué? Que ahora con la tontería... Ya sea en comentarios, por correo o por Twitter, podemos hacer la lista de esas canciones que han abierto el programa. La de Plastic Bertrand y "el parrapa" han pasado a ser quizá los clásicos que más tiempo han sonado. 

viernes, 19 de mayo de 2017

¡UPyD! ¡UPyD!

Si eres oyente de «La Vida Moderna», ahora te gustaría que a tu alrededor hubiera mucha más gente con la que gritar el título de la entrada de hoy. Hazlo conmigo gritándolo en tu cabeza, que seguro que muchos lectores del blog más se están uniendo en silencio:

¡UPyD! ¡UPyD! ¡UPyD! ¡UPyD! ¡UPyD! ¡UPyD! 

Todos os acordaréis de Álvaro Pombo gritando eso en Vista Alegre. ¿En Vista Alegre? Sí, sí, que no me he confundido. Allí fue. Os juro que el otro día en Zaragoza, en el puente de Santiago, cerca del Pilar, había un huevo de gente haciéndose una foto grupal gritando esto como locos. ¿Y por qué hablar de este tema justo hoy? Luego os lo cuento...

Primero, vamos a escuchar a Broncano, Quequé e Ignatius hablar de este grito que define tanto al programa y entrevistar a su flamante jefe, Cristiano Brown, con el que estuvieron de cachondeo. Radiochip copulativo:



Pues resulta que el 19 de mayo de 2007 —¡hace ya 10 años! fue cuando se reunieron en San Sebastián unas cuantas personas que debatieron la necesidad de crear un nuevo partido político que hiciera frente al PP y al PSOE. Y antes de fundar el partido, crearon una cosa que se llamó «Plataforma Pro». Y quisieron que 4 fueran sus puntos fundamentales: el final de ETA, la regeneración democrática, el antinacionalismo y la reforma de la Constitución. 

Y el 29 de septiembre de ese año quedó constituido UPyD. ¿El resultado? Pues a nivel nacional, el resultado fue que en las elecciones de 2008 salió Rosa Díez de diputada. Así que ya que hablaba de UPyD y del grito característico que hoy todos gritamos a través del receptor de radio, vamos a recordar cuando Francino en 2008 habló de la entrada de este partido en el parlamento. Ojito a este otro radiochip copulativo:



¿Veis? Rosa Díez intervenía y de repente todos a gritar "¡UPyD!" El único partido en el que gritar sus siglas es más importante que su sintonía o sus proclamas. ¿No es genial? 

jueves, 18 de mayo de 2017

federalismo

El otro día estaba con unos amigos y salió el tema del federalismo. Resumo las posturas de aquella conversación, porque había 3, y eran lo más tópicas y típicas que os podáis echar a la cara.

La primera, la de los independentistas. En resumen: España era mala, Cataluña era un ente superior en todos los sentidos, y ser una autonomía era casi un insulto. La segunda, la de que España tenía que unificarse, porque no podía ser que cada sitio fuera a su bola, y que eso del independentismo era un sentimiento que salía de la nada, y que venía enseñado desde la escuela. Y luego, la tercera postura, era la del tan famoso federalismo. Oye, ni medio gris nadie. Parecía un chiste... Tres posturas, tres tópicos actuales. 

Yo mantenía que eso del federalismo era un poquito de postureo. Que de hecho ya somos federales en la práctica, por mucho que no nos autodenominemos así, pero que vamos... Que no veía yo mucho la diferencia con otros países que lo son. Total, que tanto los independentistas querían un cambio (claro, a la independencia), como los federalistas. Y yo me preguntaba: ¿un cambio pero... hacia dónde? Y los otros opinaban que todo era un galimatías... Como si en estos últimos años de España de las autonomías todo hubiera sido un desastre fatal y esto fuera Somalia. Debe de ser que antes de la democracia España era un ente genial al que miraba toda Europa o algo así, y yo no me había dado cuenta. 

Busqué por ahí, por los recovecos de las grabaciones de radio, el día aquél en que Rubalcaba en "Hoy por Hoy" habló en 2012 de la reforma de la Constitución para hacerla federal. ¿En qué narices cambiaría aquello? 

Total, que Francino por la tarde invitó a un catedrático de derecho constitucional de la Universidad de Santiago de Compostela. Radiochip federal: 



Básicamente, no existe ninguna diferencia con lo que tenemos hoy, según dijo este catedrático en 2012, cuando el tema estaba ya de moda pero no estaba en los planes del PSOE a nivel nacional. 

Tengo que decir que las preguntas de Francino me parecieron un poco fingidamente cándidas pero muy dirigidas  (del tipo de preguntas en que la respuesta esperada viene implícita), y casi le pedía al profesor que explicara de dónde salía la discusión, cuando según lo que él iba contestando la respuesta sería: "es un problema de quererle poner otro nombre, pero no cambia nada". Daba la sensación de que Francino quería que el hombre contestase impepinablemente algo del rollo: "el federalismo es la solución genial que proponen inteligentemente los socialistas al problema que el resto ha creado, y con eso todo arreglado, ya verá usted". 

Y cuando habló de que eso de federalismo y que es poco compatible con los nacionalismos... ¡Ay! Qué temazo. Un tema que Ignatius resolvería de un plumazo. Como en Bélgica, que según decía, funcionaba fatal... ¡Vaya! Ambos países tenemos el récord europeo de tiempo sin gobierno en Europa.

Así pues, me gustaría que en la radio se diera menos tiempo a los políticos hablando de este tipo de cosas, y que dieran más espacio a gente que analiza estos temas un poquito desde fuera. Sería tan interesante... De cara al domingo, al menos. Y también estaría bien que los presentadores de los programas —muchos, en general— fueran más a por respuestas que a que les respondieran lo que ellos quieren. Pero igual es una sensación mía muy loca... 

miércoles, 17 de mayo de 2017

cosas que pasan

El radiochip de hoy me lo descubrió @paucazorla, que me descubrió un hilo de Twitter de un periodista de la radio en Galicia que se llama Pablo Díaz. 

A ver... La historia que contaba no es nada trascendente, no es nada verdaderamente importante, no es nada que pase a la historia de la radio con mayúsculas... Pero es una historia moloncísima, y que tenía que pasar por el blog por necesidad. Una historia de radio local que merece ser contada. Una historia fuera de lo común dentro de la radio cotidiana. 

Y veréis qué fácil me es escribir la entrada de hoy porque es el hilo de Pablo Díaz, de la SER de Galicia. Copio su hilo:

"A veces me pasan cosas que me hacen amar (más) esto de la radio. Os cuento [...]: Hace un mes, el concejal de urbanismo de Santiago nos llevó a visitar una calle que acababan de terminar. [enlace] Allí no sólo recogí lo que él nos contó, sino lo que opinaban los vecinos de cómo había quedado la calle, totalmente renovada. Cuestión relevante: La calle llevaba varios meses en obras, acumulando varios retrasos. [enlace]
Pero eso... que me puse a grabar opiniones. Que si muy bonita, que si se cargaban todas las plazas para aparcar, que si faltaba farolas... Hubo un señor mayor (jubilado seguro, pensé), de esos que observan las obras, que me dio el mejor audio. Claro que aquello no lo sabía en ese momento. A veces esas cosas pasan.
Me dice señalando a la carretera:
"Ese asfalto lo han echado mal. Cuando llueva, el agua no irá hacia las alcantarillas. Ya verás."

En Galicia no ha llovido mucho estos meses, de hecho ha llovido esta semana más que desde principio de año probablemente. El caso es que el Concello publicaba ayer esta noticia en su página web (después de un día de lluvia constante): [enlace] “A pendente que se lle deixou á calzada é contraria á localización dos sumidoiros”. Lo que me había dicho hacía un mes el jubilado. Hoy [por el 12 de mayo] recupero el audio y se lo enseño al alcalde, ¿su respuesta?: Este hombre en busca y captura ya. Necesitamos contratarlo :____) Pero eso no es lo mejor. A las 12:30 empieza el Hoy Por Hoy de Santiago, donde comentamos la jugada y recuperamos el audio de aquel momento. Medio en broma dijimos que si alguien tenia información de este señor que se pusiera en contacto con nosotros. No creeréis lo que pasó después.
Nos llama un oyente diciendo que ha reconocido la voz de un amigo suyo. Que tiene que ser él seguro. Y nos da el número de teléfono. Decir que estamos llorando de la risa es quedarse corto. Llamamos y efectivamente era el jubilado de pelo canoso que supo analizar a simple vista que la obra estaba mal hecha. Mal terminada. Como no podía ser de otra manera lo pusimos en directo para que nos contase si quería trabajar para el concello. “Ni de broma”. El hombre era taxista. Ni ingeniero, ni arquitecto. Hace un mes vio lo que los técnicos detectaron ayer. Y porque se puso a llover.Lleva varios años jubilado, no tiene intención de cambiar su situación. Pero que a ver como va a gestionar “esto de la fama ahora”. FAN. Y colorín colorado esta historia se ha acabado. [...]
Esto es (también) radio. Radio local, sí. La radio de las esquelas, de los grupos musicales del barrio, a la que llamas para preguntar por un número de teléfono."

No sólo también es radio, sino que lo que contaba @Padiva_ (Pablo Díaz, el periodista de la SER en Galicia) es la propia radio. Y de paso, colgaba lo que es el radiochip de hoy. Tenéis que ir que ir al minuto 4:25, y después a partir del minuto 45:45 de este radiochip jubileta: 



De verdad... estas historias de radio local dan la vida a cualquiera. Pensadlo... lo tiene todo. Es la historia total. El típico ayuntamiento que lleva a la prensa a que vieran qué bonito todo, el becario que se pone a sacarle punta al asunto, el momento de fenómeno meteorológico que es noticia, el momento fonoteca, el momento señor que oye la radio y llama para dar el teléfono, el momento hablar en lengua del pueblo, el momento típico de cortarse la llamada, el que todo vaya en directo, las voces de fondo, el momento en el que el hombre se siente famoso por salir por la radio... Es genial. Todo. 

martes, 16 de mayo de 2017

diseño y mercadotecnia

El otro día leí en El País la noticia (a bombo y platillo) de que «El Hombre de Negro», Pablo Ibáñez, va a incorporarse al «¡Anda Ya!» de Los 40. 

Como curiosidad —que ya lo sabréis, pero bueno— hay que decir que es hermano de Juan Ibáñez, que además de la voz de Trancas y Petancas en «El Hormiguero», estuvo durante muchos años haciendo pareja con Damián Mollá (Barrancas) en el «No Somos Nadie» de Pablo Motos. 

Me dio que pensar. En la noticia hablaban de que fichaba por el programa para hacer «grandes performances» en la radio musical. Después, en la noticia —publinoticia, claro—, comentaban que en el programa estaban Pedro Aznar, Almudena Cid, Skone, Mario Vaquerizo, etc. Y al final ponían: 

«La figura pública de Pablo Ibáñez y su personaje El Hombre de Negro es conocida por el 70% de los consumidores españoles, llegando al 85% en la franja de jóvenes, según datos del barómetro de Personality Media en su informe Personajes más conocidos y mejor valorados realizado a más de 40.000 consumidores.»

Esto es lo que me mató un poco. Este final es lo que me hizo escribir esta entrada. 

Hay despertadores que parece que están hechos por los que hacen los programas (acompañados de colaboradores que forman «su universo») y hay programas que parece que son un estudio de mercadotecnia con patas. Me explico... Cárdenas, por ejemplo, se rodea de gente «de él», como Albert Lesán, por ejemplo, u otros colaboradores. Pablo Motos se rodeó de un equipo con el que ya había trabajado y con el que siguió. Todos muy «de su rollo». Y qué decir de Gomaespuma. Incluso en las convencionales, Alsina tiene a Rubén Amón, Gemma tiene a Millás, Herrera tiene a su «Naran»... Todos los presentadores se rodean de su propio universo. Un programa a veces es como una canción. O como decía Àngels Barceló cuando estrenó el «Hora 25», «como un traje a medida» de cada conductor. 

Y este párrafo que he copiado me pareció que era rollo «necesitábamos a alguien nuevo, y hemos hecho un estudio de mercado que dice que este hombre nos conviene porque es conocido justo en el público objetivo que necesitamos». Diseñar un programa no tanto por el producto en sí, sino porque la persona en cuestión era la que convenía. Y luego en plan «pues que haga lo que cuadre un poco con el programa». Y estas cosas hechas así... No sé... 

Y bueno... Que Los 40 fichan al «Hombre de Negro», pero en realidad él sobre todo dijo ser oyente de Rock FM cuando le invitaron a esa emisora y le entrevistó Marta Vázquez. ¿Que no? Bueno... pues escuchad esta entrevista que le hicieron en «La Colección de Rock FM» el año pasado, en la que contó cómo surgió el personaje y todo eso. Radiochip negro: 



Obviamente, en su selección rockera tenía que aparecer en primer lugar la canción de Loquillo. Temas de rock, más temas de rock... Y oye, descubrimos que iba al colegio con Chicote y que era vecino de Rosendo. Y habló de «El Hombre Linterna», que era el grupo del que hacían «la promoció» siempre en el «No Somos Nadie».

No sé cómo terminar esta entrada... Ah, sí, repitiendo el nombre del título, que lo resume todo: «diseño y mercadotecnia».
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...