viernes, 23 de febrero de 2018

la otra noche de los transistores (y 2)

A ver... que quizá no hubiera sido una «noche de los transistores» no quiere decir que no nos pique la curiosidad de saber qué ocurrió para que Onda Cero hablase de aquel programa como de algo histórico. 

García no hizo esa noche un programa de deportes. Abrió su programa junto con Javier Algarra (que intentaba meter baza cuando García paraba de hablar) y dedicó su programa básicamente a la crisis de Iberia. El comienzo del programa fue así, como escucharéis en este radiochip ibérico: 


Es buenísimo ver cómo parece que García se imitaba a sí mismo. La cosa empezaba con las dimisiones de los pilotos de Iberia, y consideraban que eso de que estaba en peligro la seguridad del personal era trola total. Que si eso era un cierre patronal, que si la decisión de Iberia atentaba contra el derecho de huelga, que si el Ministerio decía que esta decisión no estaba justificada... El PSOE exigía que Aznar saliera a dar explicaciones. 



Hablaban después con gente afectada, leían lo que Iberia decía, las notas de todas las partes... Hombre, si hay algo en lo que coincide el histórico 23-F con esta retransmisión es que es gracioso escuchar cosas de este tipo con el soniquete de García.



Daban consejos desde la propia Iberia. Era divertidísimo escuchar cómo llamaban a las líneas que ponían a disposición de la gente, y comprobar que las líneas estaban colapsadas. En el programa de García ponían en antena el sonido de que esta línea comunicaba. Y por fin le pillaron el teléfono... Ya había pasado media hora de programa. Ojito a la conversación de García con la señora Margarita, que quién le iba a decir a esa señora que esa misma noche iba a salir en antena para toda España. Otro radiochip ibérico: 



Y nada, que desde el SEPLA se decía que la seguridad estaba totalmente garantizada, y desde Iberia, que no. Otro radiochip ibérico: 



Pasaban los minutos y aquello era casi un Carrusel Aeropuertos. Hay que decir que García contribuía a crear ese clima deportivo. Y aunque los aeropuertos no tuvieran actividad de madrugada, aunque no pasara nada, ahí estaban los corresponsales. ¡Minuto y resultado en este otro radiochip ibérico!



¡Antención que en los paneles aparece como retrasado! ¡Ojo, que hay más radiochips ibéricos medio carruseleros! 


Qué genial escuchar cómo García usaba la clásica técnica del periodista deportivo de hacer como que pregunta algo gritando una evidencia. De verdad, es graciosísimo. Aquí lo veréis en este radiochip ibérico, que ya van unos cuantos: 


Y luego ya llamaban a Pedro J. para que opinara. Decía que le imaginaba ahí en mitad del periódico controlando todo. Molaba ver cómo Pedro J. se desdice de dónde le venía la fuente que le decía que... Bueno... Escuchad este otro radiochip ibérico. Van 7. Y la noche continuaba. 



Otro momento garciesco totalmente es cuando reúne en antena a las partes que están en conflicto. Ojo, porque aquí tenemos el momento clave de la noche. Ojo a este rato de radio en el que todo cambia. García en estado puro, yendo al grano y casi presionando a las partes para que se pusieran de acuerdo, y por supuesto, en antena. Espectáculo a la vez que servicio social, señora. 



Es buenísimo, porque fue una cosa que más o menos se encauzó en la antena de Onda Cero. Es genial, porque vais a escuchar hasta cómo García personaliza en sí mismo la situación, cómo él actuó en el pasado y cómo tienen que actuar ellos... No tiene precio este otro radiochip ibérico. 



Bueno... que la noche terminaba, y tras más de 200 minutos de programa, despedían. Daba paso a Cebrián de la manera más garciesca imaginable. Buenísimo. Genial. Divertido, intenso... Un espectáculo. No, no fue una noche de los transistores, porque sólo ha existido un 23-F, y se espera que así sea para siempre. Aunque no fuera ninguna noche de transistores, fue una noche intensa. Quizá ya no nos acordemos del hecho, pero sí merecía la pena rescatar aquel programa. 

5 comentarios:

  1. Super García volaba al día siguiente. Lo arreglo yo o no vuelo, debió de pensar.

    ResponderEliminar
  2. Está claro que nadie ha pinchado en los radiochips. Estoy escuchando y están casi todos desordenados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "No es, evidentemente, la misión de un informador arreglar esto". XDD Yo creo que la gente hacía las paces para que este pavo dejara de darles la lata

      Eliminar
    2. Cuando habla de la dimisión está augurando, sin saberlo, lo que sería su marcha de Onda Cero. De la Cope se fue normalmente, en Antena 3 y la Ser no recuerdo exactamente si fue tan precipitado como en Onda Cero.

      Eliminar
  3. El día que ha muerto Miguel Gila también.

    ResponderEliminar