lunes, 11 de junio de 2018

el programa que «se inspira» con otras emisoras

Ya lo sabéis... Me encanta «La Vida Moderna». Tienen un lenguaje propio, que es uno de los signos que marcan a los programas que funcionan y fluyen. Cuando un lenguaje propio define a un programa es que se ha montado algo con entidad diferenciada. 

Broncano siempre dice que es un programa para millennials, aunque como todos sabéis, al final lo que sale en la SER lo consumen los de todas las edades. Lo que sí es cierto que la SER ha desarrollado un programa que atrapa al público más joven... Y todos conocemos el ambiente que se crea. 

Mola tanto que al final... gente de otras cadenas, sin decirlo, se nota que son oyentes. 

Es divertido, porque el «PAP» siempre se anuncia como «el programa que no se atreven a hacer las otras emisoras». Ahora quizá el programa que no se atreven hacer las demás está en la SER, y en el «PAP» tiran de los referentes de «La Vida Moderna». 

Para demostrarlo vamos a escuchar los radiochips de hoy. En el primero escucharemos un momento en el que se anuncia el «PAP» (con Pablo Guerola, que es presentador), y claro... tocaba añadir eso de «la promoció». Le dicen a Guerola al final: «Hay que dejar de escuchar radio, que luego pasan estas cosas». Radiochip moderno: 



Vamos a otro momento... Porque por si a alguien no le había quedado claro que esto de «la promoció» no era casual, la cosa se repite. Otro radiochip moderno: 



El siguiente radiochip moderno es definitivo. Pablo Guerola está en medio de una llamada telefónica. ¡Ojo! Porque vamos a escuchar un montón de frases de «La Vida Moderna».



- Borracho por Lacasito
- Hacer un Mortadelo
- Choque de... (bueno, no usó prepus)
- Uso de «jovencitos confusos», a lo Ignatius

Yo no sé si caben más referencias a «La Vida Moderna» en menos tiempo.

Pero no acaba aquí la cosa. No sé si habréis escuchado el programa aquél en que hicieron en directo, en el que Ignatius apareció sin comer bocado y se estaba muriendo de hambre. Pidieron unas pizzas para que se las llevaran a la radio. Si no lo has escuchado, lo puedes escuchar en el siguiente radiochip moderno:



Pues... así fue como pidieron una pizza en directo y todas las peripecias.

¿Y en el «PAP» de Europa FM? Pues también, claro. A la voz de «esto nunca lo ha hecho antes en España...» (en realidad, no sólo antes en «La Vida Moderna», pero bueno) llamaron a un Telepizza para pedir cena. Aquí va este otro radiochip moderno. 



Hombre, en el caso de «La Vida Moderna» tuvo gracia, pero en este caso más que nada es pedir una pizza normal y corriente, sin mucho más, Quizá le faltaba un ingrediente a la pizza: la gracia. Porque no hubo nada más allá que pedir una pizza como lo haría cualquiera en su casa, ni siquiera la música de fondo. No hubo «la promoció», pero sí una variación: «la publicitat». 

Y así es como el programa de Broncano, Quequé e Ignatius se cuelan sin pretenderlo en las emisoras de la competencia. Espero que esto no lo use don Héctor de Miguel para fundirse media sección sin currar absolutamente nada una vez más. Sea. 

9 comentarios:

  1. Hombre, lo de hacer un Mortadelo no se lo ha inventado LVM, aunque es verdad que lo usan bastante. Sin ir más lejos, hay uno en Torrente 5.

    Todo lo demás es obviamente invención suya. Lo que me sorprende es: ¿Sigue existiendo PAP???

    ResponderEliminar
  2. Pues si tienen que tirar de otras emisoras para hacer gracia lo llevan mal.
    Ademas lo de la pizza de Ignatius fue buenísima, no llamaron a Telepizza, mandaron a una chica del público a Gran Vía, la compro, la llamaron e incluso entrevistaron al pizzero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparar a LVM con cualquier otra cosa es como comparar algo con Sardá. Es otra liga.

      Eliminar
    2. Les puedo comparar con lo que A MI me hace gracia, y perderían.

      Eliminar
    3. Estás en tu derecho. También hay gente que prefería a Encarna antes que a Sardá. Yo lo respeto todo.

      Eliminar
    4. (Y dicho esto, puedo entender la fascinación con Encarna. Y desde luego con Julia. Aquellas tardes eran feroces.)

      Eliminar
    5. Ud. perdone. La próxima vez digo que me la suda tu opinión, y me quedo más a gusto. Saludos.

      Eliminar
    6. Pues no es mala solución.
      A ver si yo, por mi parte, consigo que deje de molestarme que la gente piense que algo es bueno, "y no hay más discusión", porque le gusta. (es peor con la comida)

      Eliminar