domingo, 6 de noviembre de 2016

el ambiente

Que «La Vida Moderna» mola... No voy a descubrirlo ahora. Muy recomendable. ¿Porque hacen gracia? Sí. Pero no sólo. ¿Porque son originales? Sí. Pero no sólo. ¿Porque son una oferta atractiva para la juventud en la convencional? Claro. Pero no sólo. 

Tiene ambiente. Bueno... tiene ambientazo. Ambiente de público, ambiente creado del propio programa, ambiente festivo que no se le hace ajeno al oyente... Y esto no es novedoso en la radio. Es algo que ha recuperado este programa en la convencional nacional a dirario. Lo hacen en «La Competència» de RAC1, lo hacían en «Gomaespuma» en M80, lo hacían en «El Larguero» de De la Morena antiguamente... ¿Os acordáis? Vale, y también lo hacen en «Tiempo de Juego», alguna vez en el «A Vivir...» Y obviamente, en el programa de Berto y Buenafuente, que es teatro. 











El programa tiene un clima de público y un clima «radiofónico». Es media hora —la duración perfecta para un programa así— en la que hay ritmo. ¡Qué importante el ritmo del programa! Es una pasada. De verdad. 

Llevo tiempo queriendo hablar del programa, pero no sabía qué audio escoger. Pero... ¡tachán! Lo he encontrado. Os cuento... Resulta que Ignatius hizo de Pepa Bueno su «ídolo sexual». Y el otro día le llevaron a Pepa al programa. No sé por qué en su propio programa Pepa es tan «poco emocionalmente comunicativa» —eufemismo de que en antena es un poco palo—, y luego la escuchas en este clima distendido y... ¡no! Resulta que es muy maja y se mete en... ¡en el ambiente! El ambiente... o se crea o no. O es creíble o no. Escuchemos a Pepa el otro día. Radiochip pepil:



Estoy usando la palabra «ambiente» cuando en el blog siempre he usado la palabra «clima». No sé si es que reservo inconscientemente la palabra «ambiente» para algo divertido y «clima» para todo lo demás. 

Así que voy a repetir por enésima vez una frase muy del blog: «Un programa es un clima».

Además quería hablar de una chorrada, pero que mola mucho. Los programas de «La Vida Moderna» molan además porque tienen títulos geniales. Y son siempre definiciones de la vida moderna. Y son en sí mismos chistes geniales. Auténticamente geniales siempre. Pongo ejemplos: 

La vida moderna es pedir la exhumación de Franco y llamarlo «unboxing».
La vida moderna es pedir matrimonio con un anillo de placer. 
La vida moderna es que el doctor te diga: «Vas a amochar por 7 sorprendentes motivos. El 4º te sorprenderá.»
La vida moderna es hacer un glory hole y avisar de que te vas a correr gritando: «¡Ahí va el Ebro!»
La vida moderna es tatuarse una frase de Mr. Wonderful y que se te infecte.
La vida moderna es tirar quinoa en la boda de tu prima del pueblo.
La vida moderna es saberte el nombre de todas las actrices porno y no el de tus tías del pueblo.
La vida moderna es poner emoticonos en la lápida del abuelo. 
La vida moderna es hacerse fotos en casa y subirlas en vacaciones para confundir a los ladrones.
La vida moderna es que tu hijo te pregunte si «squirting» es un pokemon de agua. 
La vida moderna es ir de comunista por la vida y ponerle clave al wifi.
La vida moderna es que te pare uno de Greenpeace y decirle que tienes prisa, que llegas tarde a los toros.
La vida moderna es un pico de heroína y después un Danacol. 
La vida moderna es imprimir un botijo en la impresora 3D.
La vida moderna es ver tanto porno que la chica del antivirus ya no te habla. 

Y muchos más títulos, todos geniales. Escuchad «La Vida Moderna». Probad. Os haréis fans de Broncano, Quequé e Ignatius. Si es que no lo erais ya de antes. No sé qué tal les irá en el próximo EGM, pero el programa es buenísimo. La encuesta del año pasado en el blog sobre qué programa de «Oh! my LOL» molaba más... decía precisamente eso. 

20 comentarios:

  1. Lo mejor de la radio. Broncano es muy bueno llevando el programa, Ignatius es mi cómico favorito y Quequé es otro monstruo; los tres juntos se comen a cualquiera y de hecho en Oh My LOL solo quedan ellos, Ortega que es Dios y los de la música que tienen patrocinador... ni Dani Mateo, ni Castelo ni Especialistas Secundarios... todos muy buenos pero LVM se los come y no hay más perro que ladre.

    Además tengo el honor de haber contribuido con una frase: La vida moderna es usar la cámara frontal del iPhone como espejo para cortarse los pelos de la nariz.

    Olrait!

    ResponderEliminar
  2. Broncano está sobrevalorado e Ignatius me pone nervioso. El único que me gusta de verdad es Quequé.
    Dicho esto, no he oído jamás el programa. ¡A ver si voy a tener que oírlo para opinar! xd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de descubrir que Mr. Wonderful no es un invento de El mundo today xdd

      Eliminar
  3. Programazo. Al principio de esta temporada temí que el pasar a programa diario les pesara, pero parece qeu lo han cogido con ganas. De los mejores ratos de la semana

    El año pasado me quedé con ellos, secundarios y el mundo today, asi que no he salido mal

    ResponderEliminar
  4. La Vida Moderna es un oasis en la radio convencional "grande". Uno de los pocos espacios que existen en la actualidad y que se salen de los cánones que marca la tradición.

    Sí que es verdad que la franja horaria en la que se emite en FM les permite ser más libres, y a su vez la emisión en diferido (primero en YouTube, luego en su Web) atrae más audiencia.

    Yo confieso: para mí, esta temporada La Vida Moderna es escuchar la radio en diferido y por YouTube.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está el elefante de la habitación que no ha querído citar Radiochips: ¿es programa de radio o es programa youtuber? Yo lo veo en youtube y ya tengo mis añitos. ¿De verdad alguien lo escucha en directo? ¿Por fin acaba El Larguero a su hora? Además si lo escuchas en la radio te pierdes las peleas de Pollito de Troya ;-))))

      Eliminar
    2. Pues es las dos cosas, pero yo también lo veo por youtube: es más cómodo y se le saca más partido, desde luego.

      Eliminar
  5. Broncano le pone ese sarcasmo rápido e inteligente a medio camino entre lo rural y sofisticado.
    Quequé es un gentelman del humor que pone el contrapunto razonablemente gamberro. E Ignatius es el cómico que de primeras aborreces y que en cuanto le coges el punto se hace indispensable.
    Programazo que disfruto a diario en forma de podcast gracias a Ivox

    ResponderEliminar
  6. Discrepo en lo que leo. Humor pasado por el tamiz de lo previsible. Broncano me parece falso, no entendí la broma que hizo con Gemma Nierga cuando entrevistó a Marhuenda. Ignatius me cae bien pero su humor/filosofía me aburre, y Quequé después de expurgar su fama en las noches de rne1 es lo poco válido del programa.
    Y a los que hacen humor diferente y ladran al amo, a esos de les marea...
    La historia de la radio es un breve pero intenso resumen del pelotazo de medios y figuras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Y a los que hacen humor diferente y ladran al amo, a esos de les marea..."? No lo entiendo o la vida moderna es escribir frases que no se entienden? ;)

      Eliminar
  7. Discrepo profundamente con alguna de las cosas leídas por los comentarios. Si me apuras el que está más flojito de los tres es quequé. Es un monologuista a la antigua usanza, no es ni de lejos, tan ocurrente como Ignacio y le falta velocidad y sarcasmo para acercarse a broncano. Le han tenido que sacar un personaje como el rancius (muy rancio y trillado, como su propio nombre indica) para que tenga un hueco. Supongo que el éxito reside en que son tres cómicos diferentes y a cada persona le gusta uno u otro.

    ResponderEliminar
  8. No entiendo bien que quiere decir lo de que el programa de Berto y Andreu es teatro.

    ResponderEliminar
  9. Lo del humor es increible... como se pueden dar puntos de vista tan distintos sobre el mismo programa. Para mi Broncano es Dios, tiene una agilidad mental increible, un vocabulario riquisiberrimo y un humor negrisimo pero fino fino. Ignatius es una persona con 4 recursos humorísticos poco currados y Quequé es un cómico más de libro por asi decir. Los tres hacen un programa q por lo q sea engancha, a mi me engancha mucho, y me rio, q es lo mas jodido. Me rio mucho. No me reía así desde los especialistas secundarios de hace 3 o 4 años, y antes, mucho antes gomaespuma, lo cual me recuerda lo mucho q añoro las 100 millas de Manhatan... Soy muy fan de J.c.ortega también, genial, descomunal... pero no me rio, no me arranca carcajadas. Volviendo a los diferentes puntos de vista qeria decir, confesar... q no aguanto a Buenafuente, no le veo la gracia y q creo q el programa lo aguanta Berto. Dicho esto Y para terminar La V.M. es la hostia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en lo de Buenafuente: menos cuando imita a Eugenio, es prescindible. Se ha sabido rodear de muy buenos cómicos desde siempre, y la inercia de su experiencia como productor le sigue dando réditos, pero la línea es descendente desde hace unos años. Le falta ritmo, agilidad mental, originalidad y humildad. En ese sentido Berto es un Buenafuente 2.0: más culto y espontáneo, desde luego.

      Eliminar
  10. Qué ganas tenía de que hablaras un día de LVM porque para mí está siendo un programón esta temporada, y hacer varios programas por semana les está sentando genial. Me gustaría saber cómo son las grabaciones, por las ropas de ellos y el público creo que graban dos el lunes y dos el martes.

    Lo que sí creo desde el principio, y algunos de los comentarios lo están demostrando, es que es uno de esos programas que es como el mundo "youtuber"... si LVM no te suena de nada... si lo has oído pero te parece una aberración cómo eso se puede emitir en la radio... o si lo oyes pero no lo pillas y no te hace nada de gracia ninguna cosa... TE HAS HECHO MAYOR.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me habré hecho mayor, porque no me hace gracia Broncano en A vivir. O sea, vale, tiene gracia, pero ni me descojono ni me parece brillante. Un cómico correcto. Quizás influye que con Del Pino todo el humor parece prefabricado: aparentemente gamberro, pero en realidad todo muy políticamente previsible. Nada que ver con Ortega, que a ese sí se le va la olla de verdad.

      El programa se graba lunes y miércoles, según la web oficial. http://cadenaser.com/programa/oh_my_lol/la_vida_moderna/

      Eliminar
  11. Estoy convencido de que ese clima o ambiente lo consiguen gracias a que se conocen desde hace mucho, y, en línea con lo que decía Anaka, se complementan muy bien. Y con esto no quiero quitar méritos a la dirección y el ritmo de Broncano, que me ha sorprendido muy gratamente. Desde su reportaje de los canis ha llovido mucho, pero sigue teniendo la misma chispa. De Quequé, desaprovechado en radio y tele, sin duda, siempre recordaré su reportaje de los tunos, una maravilla. Y qué decir de Ignatius, la unión perfecta de Louis CK, Larry David y Pedro Reyes, desconcertante y a ratos genial. Vaya, una recreación casi perfecta de la Commedia dell'Arte veneciana: Brighella, el Doctor y Arlequín.

    Que no se me olvide: la selección musical es insuperable, ya la quisieran para sí muchos programas de Radio 3.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me han recordado a Seinfeld (Broncano), George (Quequé) y Kramer (Ignatius). Quizás sea también la Commedia dell'Arte. He estado viéndolos en directo, y es un descojone. La seriedad de Broncano equilibra la locura de Ignatius. Entiendo su éxito, aunque quizás todos los días sea demasiado.

      Eliminar
  12. Los cánones clásicos nunca fallan, a partir de un esquema básico se desarrollan las claves del éxito. Que éste sea o no efímero depende de varios factores, entre ellos la exposición, como comentas. Por ahora, me suscribo al carpe diem.

    ResponderEliminar