domingo, 15 de septiembre de 2019

el primer troleo radiofónico

Hemos hablado del inicio de la radio en España, de las primeras emisiones, de las primeras radios... Y hablamos de los hermanos De la Riva, que estuvieron en aquella primera Radio Ibérica, la primera radio en España. Sí, en 1923.

¿Qué pasa? Pues que a ver si os vais a pensar que el postureo es cosa de ahora. ¡No! La gente española ya era entonces de decir que lo de fuera era más guay que lo nacional, que si ellos viajan y saben qué es lo bueno de fuera y no lo cutre español... Y el español, además, es muy del cachondeo y de trolear al personal. Eso es ahora y hace casi 100 años. Y vamos a ver por qué. Continúo con aquel recorte del Blanco y Negro de 1974. 

Primero, es curioso que en los años 70 hablaran de los 69 años casi como si fuera un venerable vegestorio, cuando ahora sería un señor mayor, pero desde luego ni de lejos moribundo. Y le preguntaba por cierta emisión inglesa... ¿De qué se trataba? 

Como podéis leer, la crítica a lo que hacían no tardó en llegar. ¡Para que luego digan! Decían que lo español... que una mierda comparado con lo extranjero. 

Así que sus mentes pensantes hicieron el primero de los troleos radiofónicos: En una frecuencia distinta se pusieron a emitir a lo loco obras presentadas en inglés y usando los mismos aparatos. Es más: usaban un gramófono. Imaginad cómo sonaría aquello: a rayos, como poco. 

Y ahí llega el postureo local. Que si fíjate qué guay que es esa emisora y no la puta mierda de Radio Ibérica. Encima, lo hacían todo fingido y fatal a posta. Al final, ellos destapan todo el pastel saliendo por su frencuencia real y... ¡pumba! Postureo neutralizado.

El radiochip de hoy es del «Gente Despierta» de RNE en época de Carles Mesa. Estuvieron hablando de las palabras y de las épocas. De cómo ha ido cambiando el lenguaje con los tiempos. Porque claro, en los años 20 no existía la palabra postureo... Pero ahora sí. Pues de eso va este radiochip generacional: 



Distintas épocas con distintas palabras. Tampoco existía trolear... Ni nada de nada. Pero esta historia tiene casi 100 años y la podemos resumir básicamente en eso: Postureo y troleo. Es un lenguaje rico el que hoy usamos, oye. Que podemos decirlo como queramos... Pero, aunque cambien las palabras cambian, nuestro comportamiento lo es bien poco. 

2 comentarios:

  1. Interesante, curiosa y divertida esta entrada.
    Que el hecho de no tener comentarios no haga que dejes de publicar curiosidades como esta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocos comentarios... y ojo, pocas lecturas. De todas maneras son de las entradas que más me gusta escribir.

      Eliminar