jueves, 11 de agosto de 2022

aerolitos

Me recordaba @JoseJuanSaGa el tema de los aerolitos: en enero del año 2000 se hablaba constantemente de aerolitos en todos los medios: unos cachos grandísimos de hielo que caían del cielo. El 8 de enero, en Soria, se dijo que se había encontrado un trozo de hielo grandísimo. No tuvo repercusión hasta que, días después, ocurrió lo mismo en un pueblo de la provincia de Sevilla: casi 2 kilos de hielo encima de un coche. 

Tras lo ocurrido, empezaron a caer aerolitos (supuestamente) en un montón de sitios de España. Algunos pesaban mucho más de 2 kilos. Además, no en una zona concreta, sino repartidos por toda España: cuanto más se hablaba de los aerolitos, más aerolitos caían. Y la gente se preguntaba: ¿serán los aviones? ¿será alguna especie de nuevo fenómeno meteorológico? ¿Sería el cambio climático? 

La cuestión es que cada vez caían más y más. En El País, el 19 de enero del 2000 se publicaba: «La expectación ante la "lluvia de hielo" desata un aluvión de falsos aerolitos en toda España Serias dudas sobre la veracidad de los más de 40 nuevos impactos de hielo comunicados ayer». Los medios hablaban de este tema cada poco, porque era una cosa bien sorprendente. Y oye, que si dicen que ha caído un aerolito es que ha caído. No es cuestión de poner en duda que a una mujer le cayó uno en la cabeza. ¿O sí? Después de días y días hablando de los aerolitos... La cosa se empezó a poner en cuestión. Radiochip aerolito en «La Ventana» de Gemma:


Claro, cuando la gente ya ponía en duda el tema éste de los aerolitos (ya que se multiplicaban según avanzaba el tema en los medios, por igual e independientemente de la meteorología o clima del lugar) aparecía la señora que denunciaba que le caía uno. El alcalde de esa localidad ya estaba poniendo en duda la cosa... Pero claro, en los medios no se hablaba de otra cosa. 

Algunos científicos del CSIC se pusieron a investigar (ya que era una cosa patria, que ocurría curiosamente en España y ni siquiera llegaba a Portugal) y en aquel momento... Bueno, lo mejor es escuchar este otro radiochip aerlolito de «Gomaespuma»:


Así que, a pesar de que los medios no hablaban de otra cosa y en el programa hablaban directamente de «la fiebre de los aerolitos», parece que las primeras investigaciones encontraban que todo era trola. Claro, había capacidad de estudiar esos trozos de hielo. De hecho, recuerdo que hasta hubo páginas en internet más tarde en las que se ponía algo así como «fabrica tu propio aerolito». Una locura... pero no se hablaba de otra cosa: era el tema estrella. 

Pero aunque el tema murió, aunque los medios hicieron un poco de mutis con el tema porque al final fue dar cabida a algo que era un cachondeo, tiempo más tarde ha habido estudios sobre el tema. En el año 2002 se publicó, por ejemplo, que se había validado esto de los aerolitos por unos científicos americanos que lo achacaban al cambio climático. Bueno, la fuente es la revista Consumer Eroski de aquel año, pero yo qué sé. En La Voz de Almería trataron el tema hace unos años y un hombre lo que hizo fue básicamente confesar que fabricó uno y no se atrevió a decirlo. 

Así es la vida... Cosas que aparecen en los medios de comunicación, nadie lo pone en duda, se crea la alarma, la propagación del fenómeno en todo el país... Y luego, como si se los hubiera tragado la tierra, ya no se vuelve a hablar de eso porque... Yo qué sé. Hay un momento en que la credibilidad toca suelo. Pero bueno, esto era un tema simpático, entretenido y que, salvo al que cayó supuestamente encima del coche o a la señora ésta que dijo que le cayó en la cabeza, no podía llegar a crear más que una alarma pasajera que duró menos de un mes. Estas cosas, en el mundo actual, tan conectado, con tanta capacidad de sumar pruebas y testimonios... Esto ya no creo que pase. Además, con tanta empresa que llaman «de fact checking»... eso ya, imposible de todas, todas. 

13 comentarios:

  1. O sea, que a veces los medios insisten tanto en un tema que generan una realidad paralela, haciendo creer que las cosas son como ellos cuentan. O sea, por ejemplo, si por lo que fuera hubiera gente que sufriera ciertas consecuencias de cierta práctica muy apoyada por los medios, a lo mejor los medios podrían conseguir que no se hablara de esas consecuencias. Es solo una idea, desde luego no basada en hechos reales. Además, como dice Pacman, eso ya es imposible que suceda. Los que dicen que los medios mienten son conspiranoicos, salvo por supuesto en este caso, que es Pacman el que denuncia a los medios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro ejemplo fantasioso que se me ocurre: podría ser que los medios generaran pánico en la población insistiendo en la gravedad de un problema que mata a gente que estaba para morirse en cualquier caso, y fuera tal su insistencia que la gente acabara creyéndose que el asunto es más grave de lo que realmente es. Por supuesto, no estoy hablando de gente de 84 años que muere por la ola de calor o por el Covid, que en esos casos, en efecto son emergencias sanitarias gravísimas. Ya digo que son ejemplos imaginarios, lo de los aerolitos y lo de los pinchazos son las excepciones que confirman la regla.

      Eliminar
    2. Pero los pinchazos son buenos o malos? Yo es que ya no sé…

      Eliminar
    3. Depende de si se lo aplica un médico o enfermera colegiado, o un asustaviejas.

      Eliminar
    4. O los pinchazos telefónicos

      Eliminar
  2. Buenas. Como se menciona, la hipotesis de los aviones era la más pausible. A principios de los 80 cayó uno en la propiedad de un vecino (norte de Álava) y el mismisimo JJBenitez acudió a hacer un reportaje. Levó una muestra a un laboratorio que confirmó que el contenido eran basicamente agua y productos desifectantes: lo más probable era que el deposito de aguas negras de los aviones tuviera un cierre defectuoso y ese agua tratada quimicamente saliera goteando con lentitud, se congelara por la altitud y se desprendiera una vez que se formase un masa de hielo lo sufientemente grande. Claro que una vez puesto de modo el fenómeno fue pasto para los bromistas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Chemtrails que nos cascan, verdad ¿C.?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué ganan emitiendo chemtrails. Hay métodos mucho más sencillos de saturar de químicos a las personas. Que, por supuesto, no se utilizan.

      Eliminar
    2. Quien dice químicos dice productos naturales, claro. Porque todos los químicos son naturales, y viceversa. Eso es algo que los magufos no entienden.

      Eliminar
  4. Buena manera de hablar de los pinchazos, sin hablar de los pinchazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aerolito y todas esas cosas al menos daban para humor, lo del pinchazo...

      Eliminar
    2. Jajaja. He pensado lo mismo leyendo la entrada.

      Eliminar